26 de enero de 2009

MÁLAGA 1 - ATLETI 1. LA VIDA ES COMO LA QUIERAS VER ...

Domingo por la tarde. Mesa camilla. Un buen Chivas presidiendo la mesa, unos vasos acorde para la ocasión, unos estómagos agradecidos, y una tarde de domingo desapacible en lo atmosférico, pero, sobre todo, futbolera. Ideal de la muerte.

Un sevillista. Un Atlético. Uno del paleto-real. Uno del Valencia. El del Madrid, se siente. Como siempre, fuera de lugar ¡Árbitro valiente, Burrul hijo de puta! Y hablamos. Y comentamos. ¿Conclusiones? Mini de manzanilla para la peña. Ahora van las explicaciones.

Más que una partida de mus entre colegas, parecía el funeral del tal Obawa ese … El negrata ese que nos va a librar del paro, del hambre, de que seamos un país tan tercermundista que por una simple racha de viento medio Galicia se quede sin suministro eléctrico (siempre lloran los mismos, siempre mi corazón con vosotros), o de que ese pseudopaís ultramoderno y vanguardista llamado Cataluña siga siendo ejemplo … No sigo. Los niños de Sant Boi no lo merecen …

En fin. Al balón. ¿Por qué parecía un funeral? Os explico:

- El del paleto-real (copyright by Arias). El hombre que ha pasado de cultivar tomates … a cultivar trofeos (o eso es lo que se creen, jamás entenderé el por qué los retrasados de la SEXta les llaman “GRANDES” ¡todos somos Iker Jiménez!). Lo más redondo que ha visto en su puta vida … una onza de chocolate (Abdul, tranki, esto no va contigo). Llega y me comenta el colega que vaya putada, que si tres más al Valencia, que si tres al Sevilla, que si tres al Atleti … Al final nada ….

- Minuto 20 primera parte. El del Valencia. Vaya mierda. Tres los ensaimadas. El Jurado ese … desecho del Atleti (no pacha nada, el Atleti busca medio punta … Que no sea joven… que no haya sido vikingo … Da igual que juegue al fútbol como los ángeles … No encaja en nuestro “esquema”). ¡Vaya oportunidad perdida! Aguirre, a todo esto, su conciencia tranquila … ¿Verdad? ¿Y a los talibanes rojiblancos, que porque el chaval empezó por el camino equivocado … nada, no. Tranki, masas alborotadas … nos hace falta un media punta … a ser posible: que no sea vikingo, que no sepa defender, que no bese el nuestro escudo cada 5 minutos, y, sobre todo … Aunque lo bese: que no haya sido “madridista”. Hasta ahí podríamos llegar ( ni puta idea de hasta dónde podremos llegar). Afición de acomplejados, equipo de acomplejados. Envido, y la carta veo, vamos …

- El Atletista. Un empate. ¿Para qué? Para nada. Menuda oportunidad hemos perdido de volver a Champions (como si esta jornada fuese la definitiva para ser … o dejar de ser … ja ja ja ja)

- El Sevillista. El señorito. El mundo a sus pies. Al final …sus pies besan el mundo. Una pena la vida del cerdillista.

Y, a todo esto, aparece el Tomi. Nadie lo duda. El más Atlético. El más crítico. El más chiflado. Los más avezados piensan … “el Tomi éste es como el tiempo … Hoy llueve, mañana marejada tranquila, pasado día primaveral, el mes que viene el fin del mundo …”.

Y sí. El Tomi apareció en esa partida de cartas. Como es su estilo, con las suyas sobre la mesa. Confío en mi equipo. Confío en su aptitud. Confío en lo que ví ayer: ganas, profesionalidad, sentido de la responsabilidad de lo que representan, y, sobre todo, APTITUD.

Ya. No ganamos. Cierto. Pero fue por circunstancias “comprensibles”. Personalidad no faltó. Ganas, tampoco. Merecimos ganar: por dominio, por ocasiones, por ambición, porque no es normal encajar un gol después de que un tal Apoño (quién si no nos iba a clavar un chicharro, espacio libre para que el Berto se descojone hasta que los huevos se le caigan como escarpias) después de rebotar en la panza de la mujer embarazada del pobre Assunsao, nos meta el 1-0 sin compasión … Cosas que pachan. La vida es así.

Pero de esta forma, definitivamente, sí ... No vamos a palmar demasiados partidos. Ni tan siquiera a empatarlos. Ese es el camino. Que la fuerza os acompañe. Porque cuando se crean ocasiones, cuando hasta hay una jugada ensayada tras el saque de un falta, cuando se domina (con más o menos acierto) un partido en el que nos esperaban como leones, cuando, en definitiva, uno da la cara en la vida y no esconde, es de agradecer. Y, para mí, ayer el Atleti lo hizo. Y ese es el camino …

EL CRACK DEL PARTIDO: Aparte del Doctor Villalón, por no recuperar al Pernía … sin lugar a dudas … a Antonio López. Tengo una máxima en esta vida: no discuto cosas triviales. ¿Antonio López? ¿Pernía? No me lo puedo creer … Por parte visitante, Luque. Sé que es un golfo, un gilipollas, un digno portador del socio número tres del Real Mandril, pero … Lo digo y lo mantengo: es un jugador aprovechable. Creo (y digo creo) que he dado con la clave para convencer a Aguirre para que vea si debe de ser titular Antonio López o el Anticristo. Señor Aguirre … Pregunta: ¿A quién se follaría usted antes? ¿A la Patiño o a la Pataki? ¿Creéis que por fin he dado finalmente con el clavo? No las tengo todas conmigo … Tenedlo en cuenta … Las dos empiezan por “P”.

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO: Conjunto vacío. Algún oportunista de mierda me dirá que Sinama, pero yo pacho. ¿Argumentos? Poned en una nota minutos de juego jugados … tantos conseguidos. Y después, hablamos ..

EL MÁLAGA. Peleón, tiene mucho mérito hasta dónde han llegado hasta ahora … Pero vamos, que no son el Milán de Sachi. Un equipo que acabará el … Vale. Me callo.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO: + 8º grados.

Esto sí que es fe. ¡ A muerte con mi gente! En el peor momento de casi nuestra puta vida … Y ahí estamos. El que quiera andar por ahí arriba … No es vuestro día de suerte. AQUÍ ESTÁN, ESTOS SON … LOS HINCHAS DEL CALDERÓN …

21 de enero de 2009

LA RAZÓN DE LA SINRAZÓN.

¿Y qué extraño embrujo tendrá esto de ser del puto Atleti, que cuando más desanimado estoy con lo que veo y leo por ahí, cuando más pereza me da, inclusive, bajar algunas veces al Templo Madrileño por Excelencia (Estadio Vicente Calderón, para los no iniciados), cuándo más claro veo que con estos dirigentes difícil exigencias de futuro observo de cara a lo que me gustaría volver a ser, fui y que no soy, que cuando peor me encuentro de la dichosa espalda me voy a meter un viaje casi de 14 h en un bus, que cuando más chungo ando de pelas tendré que hacer de nuevos malabarismos para poder realizar el mismo a tope (no entiendo la vida de otra forma, ya perdonaréis), arriesgándome inclusive a que tenga un mal resultado en la ida (bastante probable, visto el brillante estado de forma en que se encuentran los lindos niños que visten la rojiblanca), cuando hace apenas una semana estaba dispuesto inclusive a mandar todo a la mierda definitivamente?

Pues sí, señores. A Oporto que me voy. Y, además, uno de esos viajes que, esta vez sí, fijo que me va traer grandes recuerdos del pasado, ya que voy en un bus con mis viejos colegas del FA.

Mis colegas del Grupo 51, por supuesto, también estarán allí presentes (y yo con ellos, espero, si es que logran conseguir entradas, obviamente), pero, su situación económica les permite hacer un viajecito algo más relajado y es probable que hagan inclusive 2 noches allí. Y bien que les envidio por ello, ole sus pelotas.

Pero, por otro lado, tampoco os voy a engañar: también me apetece mogollón el volver a meterme en un bus del Frente. Trankis, no os pongáis nerviosos ya. Por supuesto, prometo crónica detallada de viaje y de partido (de lo que me acuerde, al menos). De hecho, esta mañana el Berto ya me ha enseñado alguna que otra palabreja en portugués (a alguno de estos voy a hacer que le pidan a una camarera una brocheta, tío, por mis huevos).

Y, por lo visto, no soy el único que está dispuesto a “dejarlo todo por tu amor”, ya que, inclusive, hubo peña que hasta se pasaron la madrugada del domingo al lunes en busca de la localidad perdida. Y claro, ahora vienen los problemas.

Los portugueses han dado solamente 2500 entradas. Los sponsors de los Clubs hacen estragos en este tipo de viajes. Sí, ya sé que dan pelas, que tienen derecho a su parte del pastel, pero es muy injusto tener de compañero de grada allí a un pibe que trabaje en Kiocera y que, a lo mejor, hasta resulta que es vikingo y todo, mientras otro Atlético de verdad no ha tenido ni siquiera la opción más mínima de conseguirla por sus propios medios. Y, ojo, que éstos son los que más pillan de todos.

Luego añadirle las que se llevan los jugadores, las que se lleva el Frente (para mí, más que justificadas, para eso están siempre presentes en todos los partidos que juega el Atleti), pero resulta que ahora se ha puesto de moda en este bendito Club darle una buena parte también de las mismas a la Asociación de Peñas … A la Asociación de Peñas, claro está, que besan por donde pisan Cerezo y Gil, porque luego hay otra que también son un buen número de ellas, que esas, por supuesto, figuran en el olvido más absoluto de nuestros dirigentes (menos, probablemente, para pasarles el recibito del abono es cuestión, que está la cosa muy jodida ahora con esto de la puta crisis, tontos no somos, no).

Y claro, aquí viene el principal problema de todos. Imaginaros que yo no fuese miembro del Frente, y quisiese ir a mi bola, porque, simplemente, me apeteciese así hacerlo. Tengo un 2.041 de socio. Hasta aquí todo correcto. Pues bien, tiene, seguramente, muchas más posibilidades de pillar entrada un pibe que pertenezca a una peña de, por poner un ejemplo, Cuenca, sea el número de abonado que sea (si es que, inclusive, lo es, que ni siquiera sé si se comprueba a ciencia cierta este dato), que yo, que llevo ya casi 35 años yendo a todo lugar que he podido realmente hacerlo y en donde hubiese algún acontecimiento que llevase la palabra Atleti en el cartel de la correspondiente función.

¿Es justa esta situación? Rotundamente, no. Pero el espectáculo está así montado, así que no queda otra que estar espabilado y saber buscarse la vida como buenamente le dé a uno Dios a entender.

Y todos estos nervios, disgustos, enfados, prisas, gastos, dolores de cabeza, llamadas a un lado y otro … ¿Para qué?

Ser del Atleti cada día lo tengo más claro: es la razón de la sinrazón. Esta situación me recuerda a una estrofa de mi admirado James Douglas Morrisson: “¿Dónde está el próximo Whisky-Bar? No me preguntéis por qué, no me preguntéis por qué …”.

19 de enero de 2009

ALMERÍA 1 - ATLETI 1. ACTITUD SIN CALIDAD.

Es lo que yo aprecié ayer en el campo del Mediterráneo. Vi ganas, pero no ví ideas. Ví actitud, pero no termino de ver orden. Veo faltas resolutivas y peligrosas, pero más por inspiración de nuestros atacantes que de por un orden establecido. Ví intensidad, pero no clase. Llamadme loco, pero Forever Banega es válido. El problema que tiene es sus ganas de agradar, el saber que se juega el puesto en cada jugada, en cada pase. Convencido estoy de que si el entrenador le diese los minutos que merece su visión, sabría encauzar esas ganas de agradar y de hacerse con el puesto con más inteligencia. Da igual. Me conozco el percal. Mañana la guadaña la tendréis afilada a por su cabeza. Es vuestra especialidad.

La portería sigue igual, pasada de moda como las camisas de cuadros con pantalón vaquero. La defensa sigue haciendo aguas, pero es por una simple razón: desorden táctico. El centro del campo siempre será la pregunta del millón de dólares de los Atléticos. Y el ataque es insuperable, pero, sencillamente, no podemos exigir a nuestro pichichi que meta goles cuando él tiene que ser el que se regatee a medio Andalucía desde el centro del campo, y queramos que llegue con ideas y claridad a la hora de rematar, o cuando sea el encargado de sacar un balón de gol en las postrimerías del encuentro a un jugador almeriense, que bien nos podía haber costado el punto conseguido.

Por otro lado, al Kun le falta chispa, y le sobra, probablemente, suegro. Pero yo le veo a más, mi confianza en él es sencillamente ciega … y volverá (si Aguirre lo permite) a poner en el Calderón ese grito de guerra que tenemos como sacado del cementerio indio que tenemos debajo de nuestro estadio … Cosiche, Elena, José Ignacio, Atletista sin Solución, Billie … Todos, a un solo grito: ¡KUN KUN KUN KUN!. La próxima que tenga delante de un portero la meterá. Dadlo por seguro.

¿Qué es un córner para el Atleti? Eso es como preguntarle a Solbes qué es un monólogo de Buenafuente. Una puta utopía en su discurso. Para mi que los lanzan ensayados para que las defensas contrarias puedan realizar todo tipo de movimientos para defenderlos: tu te encargas de pedir las cañas, yo las bravas, el lateral izquierdo pone el mantel, y el derecho, los vasos.

Otro mal endémico: no construimos juego. Pero no lo hacemos, porque, directamente, el balón no pasa por nuestros medios: son ellos los que lo tienen que perseguir el balón igual que cuando yo persigo a esa rubiaja en el Space que me hace un guiño durante todo el resto de jornada que ando rulando (je je je je) por la disco.

¿Resultado justo? Lo es. Lo que no puede ser es que nuestro Antonio López (jugador recuperable si la basura humana de entrenador que tenemos la utilizase dándole la confianza necesaria, al igual que a Banega, al igual que inclusive a Sinama, que no lo hizo nada mal por banda, en el Liverpool ya jugó allí) sea el cerebro del equipo.

El pasado sábado me tragué el Cerdilla-Numancia. Chicas, no os engaño, chorizo para todo el año (perdón, que esto no iba aquí). Los numantinos juegan con mucho más orden que nosotros. Tienen jugadores que la tocan técnicamente mejor que los nuestros. Ni un solo mal patadón, ni un solo esférico sacado desde atrás sin sentido. El Atleti es la rifa permamente. Así acaban nuestros delanteros: con complejo de Indiana Jones en busca del balón maldito.

Poco más que decir. Añadir que, a partir de ahora no os voy a dejar más. Que esto lo vamos a superar, estando todos unidos, y enfocando realmente nuestras iras a partir de quién hay que hacerlo. Es tarea difícil, lo sé. Por eso tenemos que hacer ver a la peña, con inteligencia, los errores de nuestros dirigentes. Con argumentos, no con descalificaciones. Yo voy ya a proponer uno para que os haga pensar a todos, a ver si empiezo a tener éxito: ¿Es lógico que, cuando mejor está el fútbol español, cuando a todos nuestros cracks se los rifan en las mejores ligas europeas, el Atleti (nuestro Atleti) no tenga apenas ningún jugador de aquí? Pensadlo. No es muy difícil. Comisiones, liadísimas comisiones …

EL CRACK DEL PARTIDO: La lesión de Pernía. Doctor Requesón, deje de follar compulsivamente como si Rocco se hubiese pimplado un mini de viagra durante unos días y dedíquese a pensar en cómo no volver a recuperar a ese ¿jugador? (Ja ja). Prometo tatuarme su nombre en mi hombro.

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO: Leo Franco que estás en los cielos. Ahora sí que lo veo claro: no hay que renovarte. Aún así, siempre estarás en mi corazón. Para mí has cumplido con honradez, profesionalidad, carácter y con un notable rendimiento deportivo, tu paso por nuestro Atleti. Siempre estarás en mi corazón. No lo dudes. Los Atléticos somos agradecidos.

ALMERÍA: Peleones, guerreros, valientes por momentos. No deberían de bajar.

ÁRBITRO: Para mi lidió bien el encuentro, que tuvo, por momentos, su historieta.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO: + 8º grados.

Sorprendente, ¿Verdad? Varias razones para que a pesar de estar con 8 graditos, el equipo no esté en donde a todos nos gustaría que estuviese. La primera, el ritmo infernal impreso por el Barsa. La segunda, el que el año pasado, equipos como el Cerdilla o el Violencia estuvieron a medio gas. Este año lo estamos notando, pero, de verdad, no está todo perdido. A pesar de Gil, A pesar de Aguirre, a pesar de Cerezo.

Dos últimas reflexiones más que os dejo:

- Partido de Copa anterior. El Kun Agüero se retira en camilla. La gente blaugrana se pone a silbarle y a insultarle como si un violador se tratase. Hoy, sin ir más lejos, jugada similar con Capi en Pucela me la pela. Los vallisoletanos, puestos en pie, aplaudiendo a rabiar al bético. Y eso que los blaugranas tenían ya todo a su favor. Tengo mis dudas a este respecto: no sé si los Atléticos les damos cien mil vueltas al “senny culé”, o que somos gilipollas profundos por aplaudir a Messi por irse de esa inutilidad llamada Pernía en un slalom que lo haría Rafaela Aparicio mientras hace punto en una máquina de coser. ¿O es que será que el senny ese es finalmente nuestro?

- El Madrid (Boludos mediante) siempre estará arriba. Lo de ayer a Juanfran es uno de los mayores escándalos de este siglo. Dos penaltis incontestables, indiscutibles. Casillas lo reconoce. El jugador queda expulsado. Esa es la diferencia entre unos y otros, chavales. Cuando unos estamos mal, lo estamos (y merecemos estarlo, seguramente). Cuando otros lo están … lo levantan. Demasiados periódicos, demasiado dinero, demasiado poder mediático … Demasiada MIERDA. Es lo que hay: MIERDA LLAMA A MIERDA.

ROJIBLANCOS SON LOS COLORES DE NUESTRA BANDERA: NO HAY ORO PARA COMPRARLA, NI SANGRE PARA VENCERLA.

12 de enero de 2009

Atleti 2 - Athletic 3 ¿Tiramos la toalla?

La verdad es que lo que me pide ahora mismo el cuerpo es hacerlo. El Atleti es como una puta droga. Mola, flipas cantidad, alucinas a veces … pero sus efectos secundarios son mortales. Y yo creo que, ahora mismo, mi panorama se presenta sencillamente desalentador. Estoy con sobredosis total.

Los medios de incomunicación nos tratan como la sección de humor de los espacios deportivos. La afición que vamos al campo estamos como anestesiados, pasamos de todo (a lo mejor es así como realmente hay que tomárselo, y no como yo me lo tomo). Mis colegas del Grupo 51, hastiados de tanta decepción, ya tampoco me acompañan al fútbol (Rafita aparte). Lo que veo en el campo me entristece, me desanima, me deja hecho polvo, me quema la ilusión … Y yo me pregunto. ¿Todo esto merece la pena?

Pues no lo sé. Pero yo estoy ya por tirar la toalla. Y ojo. Que no es por perder en Valencia (se puede perder, no pacha nada). No es por perder con el Barsa (están sencillamente imparables). Es por esa imagen de dejadez, de desidia, de no saber qué hace cada uno, de no saber yo tampoco muy bien lo que debo de hacer en la grada. ¿Animo? ¿Aguirre vete ya? ¿Cerezo vete ya? Lo último, probablemente, sería la mejor solución, pero yo me pregunto. ¿Realmente sirve de algo? ¿Tengo yo algún poder para echar a esa peña?

La respuesta creo que es evidente. NO. ¿Y entonces, qué hago? ¿Sigo yendo al campo? ¿No voy? ¿Animo? ¿No animo?

Estuve en Valencia, estuve el día del Barsa, estuve ayer … Y, francamente, no sé a qué voy al fútbol. ¿A pasármelo bien? Pues yo diría que no. De hecho, estoy deseando que el árbitro pite el final para que se acabe ese suplicio, esa agonía, ese pasar de todo. ¿Qué hace esta peña en los entrenamientos? Pues no lo sé tampoco. Desde luego, esas cosas como presionar, realizar jugadas ensayadas, movimientos a balón parado tanto en ataque como en defensa … O son tan sumamente sublimes que ni me entero, o es que no entiendo de fútbol. Será lo segundo, seguro.

Luego está el hecho de ver con la rojiblanca a determinados individuos: gente como Pernía, gentuza como lo que hizo ayer Maniche (tenía frío, íbamos ya 1-3 y no tenía más ganas de jugar … hijo de puta. Yo, sin embargo, permanecí en la grada, si alguien tuviera vergüenza, orgullo y dignidad en este puto Club, este individuo jamás vestiría más la rojiblanca … ¿Qué he dicho? ¿Vergüenza? ¿Orgullo? ¿Dignidad? ¿Y todo esto que es?

Hoy no hay termómetro. Hoy no hay crack. Hoy no hay decepción. Hoy no hay nada. Porque es en lo que se ha convertido esta pasión que yo tenía. En nada.

Lo siento. No sé me ocurre nada más que escribir. Tampoco me apetece hacerlo, la verdad (y eso que vengo de vacas).

Y, lo que es peor … Estoy agotado. Ya no tengo de donde tirar más. Y como yo no voy al fútbol de “ju ju”, “ja ja” y mierdas similares …. Pues eso. Que tiro la toalla. No sé si será temporal, me durará un día, dos, o 15 años. Lo único que sé es que quiero dejarlo. Lo siento chicos, es lo que hay.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8