14 de marzo de 2011

Almería 2 - Atleti 2. Se pudo ganar, se pudo perder ...

Pues eso. Que al final se empata. Más que se pudo, se debió de ganar, que para eso el Almería va el penúltimo, pero el Atleti nos deleitó en la primera parte con una de sus ya clásicas salidas empanatoriam sumum de aquí no te menees. Pero David De Gea (que sigue sin renovar, cómo me mola el tema, sigue sin renovar) y sus paradones, por un lado, unido a una genial asistencia de Tiago sobre el Kun, y a la brutal definición del mismo, realizándole un amago con el cuerpo a Alves mortal de necesidad, lograron que se convirtiera en lógica una gran injusticia, como era que el Atleti se adelantase en el marcador durante ese periodo. Con el 0-1 en casa del penúltimo, y faltándole a su gran y máxima figura (Piatti), a un equipo medio serio, medio decente y medio que sabe hacer las cosas le debe de sobrar y de bastar. Ninguno de esos conceptos van en este Atleti actual.

Después comenzó el segundo periodo, en el que el gol del Almería se volvía a mascar de nuevo nada más empezar, porque no es lógico, no es normal ni es hasta yo diría que decente, que cada vez que se acerque un rival a tu área, cree una ocasión de gol. Y si no lo hace, pues aparece nuestro ínclito Perea, que se lía, o que da un brevazo de los suyos sin ton ni son, o te deja de cabeza un balón muertecito al borde del área para que Cruxat te fusile el empate sin piedad. Una vez más, los errores de este individuo nos siguen costando puntos, muchos puntos, demasiados puntos. Podía haber despejado a córner y no complicarse la vida, pero eso ni va en él ni parece que le importe en exceso al entrenador que siempre sigue emperrado en ponerle en el terreno de juego. Si supieran hasta dónde está ya uno …

Pero, lo que son las cosas, el Atleti el pasado sábado de centro del campo en adelante fue un equipo aseado, comprometido, rápido, veloz, y tuvo también fantásticas ocasiones para haber conseguido más tantos durante esta segunda parte. El Kun estuvo en plan Superstar, realizando un partido sencillamente épico, Forlán sigue recordando al de la Selección Uruguaya, bajando al centro del campo a distribuir juego como los ángeles, y Reyes, tres cuartos de lo mismo. Con este panorama, a intercambio de golpes, el Atleti siempre tiene las de ganar, como así demostró de nuevo, en otra soberbia jugada del Kun que acabó poniendo el 1-2 que parecía definitivo, e, inclusive, pintaba a goleada y todo el tema.

Pero, señores, con un Ufaljusi que por muy bien que nos caiga lleva una temporada más bien lamentable, con Luis Filipe reculando hasta Marruecos, con Perea y sus cosas, y Godín contagiado, se les sumó un nuevo aliado: Mario Suárez, que, tras presenciar un balón colgado al área nuestra sobre la cabeza de Goiton, decidió, vaya usted a saber por qué diablos, dejar de perseguir al sueco untado de betún e hizo que consiguiese a placer batir de un certero y cómodo cabezazo poniendo de nuevo el empate en el marcador. Sencillamente lamentable.

Los últimos 20 minutos fueron de asedio colchonero, pero esta vez no lograron acertar ni Ufaljusi cuando estaba solo dentro del área y envió una asistencia quién sabe, a E.T. o algún bicho de esos que viven por el Universo, otra puta genialidad del Kun que se disfrazó de Romario y su balón pasó lamiendo el poste, y otra fantástica asistencia del argentino que Godín envió al palo con toda la portería para él solo y sin portero. Así que no me extraña el cabreo de Sergio al final. Pero no es una cuestión de suerte, mala suerte o demás, Agüero. Igual le digo a De Gea. No es una cuestión tuya, David. El tema es mucho más profundo. Tenemos unos defensas que son, probablemente, el hazmerreír del fútbol español. Y así, no se va a ningún lado, más que a empatar, en casa del penúltimo, reitero, porque, por mucho potencial que tengas arriba, no es serio y no es normal que cada aproximación del rival nos lo tengan que poner siempre de corbata. ¿Cuándo cojones dicen que le queda a esta temporada?

EL CRACK DEL PARTIDO: Kun Agüero. Partido de ponerse el fraq (chaqué incluido), y, una vez finalizado el mismo, ponerse en pie y darle una ovación hasta que se le pongan las manos a uno coloradas a rabiar. Se fue de todos, consiguió dos tantos, trabajó en defensa, clavó 2 chicharros. Emocionante lo de Sergio. Sencillamente emocionante.

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO: Uffaljusi vs Perea. El primero físicamente está como si hubiese disputado 5 maratones seguidas de Nueva York, y, a continuación saliese al terreno de juego. No puede ni con las rayas (malpensaos, siempre pensando en lo mismo, ¿Eh?) Del colombiano prefiero ya no decir nada. Por la mañana vi un rato el Rayo-Granada, y en Vallekas no serviría ni para ajustarle la faja a Doña María Teresa Rivero, eres un Travelo.

ÁRBITRO: No sé ni quién era, buena señal. Impecable trabajo el suyo.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO ( - 1 grado).

Hemos remontado un punto al Valencia, así que le subo un gradito. Supongo que para el 2050 igual hasta les pillamos y todo.

Y, el sábadito que viene, otro nuevo derbi a la vista. Si supiesen la pereza que me da el tema, y lo poquito que me apetece …


7 de marzo de 2011

Atleti 3 - Vila-Real 1. ¿Espejismo? ¿Realidad?

Si me hubiesen dado a elegir un guión para escribir sobre un partido del Atleti antes que comenzase el mismo, desde luego, hubiese escrito algo muy similar a lo que les voy a contar hoy. Por muchas razones.

Las de nivel puramente futbolístico se refieren a un equipo que juega con velocidad en todas sus líneas, presionando al rival casi en todas las partes del terreno de juego, jugando con apoyos constantes, desmarques y con un fútbol, por momentos, bastante vibrantes y eléctricos. Qué mejor manera de empezar una crónica de tu equipo que iniciarla con un gol de antología, con un tanto de esos que le hacen levantarse a uno de sus asientos, con un chicharro de esos que antes llenaba un estadio de pañuelos por todos lados. Y así, nada más empezar, a los tres minutos, en un balón que pilla Reyes, realiza un par de recortes, se la acomoda a su mágica izquierda, y la toca de una forma bellísima marcándose el balón una parábola que se clava por la mismísima escuadra de Diego López. Un tanto por los que merece la pena ir a un partido de fútbol, y que reivindica a Reyes como el superclase que es … cuando no se pone su dichoso y odiado disfraz de coche de choque, evidentemente.

Del Vila-Real no se supo ni su existencia, la verdad, salvo en su primer tiro a puerta (dichoso primer tiro a puerta, añado, que siempre nos tiene que terminar en gol en contra) de Rossi, tras un gran lanzamiento de falta que se coló como una exhalación por la meta defendida por nuestro David (que sigue sin renovar, sin prisa, señores, que no hay prisa).

Pero daba igual. A quién no le hubiese gustado escribir que a su equipo le dio igual dicho revés, que siguió con la misma lucha, con la misma intensidad, con personalidad y realizando el mismo buen juego que hizo durante todo el encuentro, con un Luis Filipe que, al fin, decidió empezar atisbar aquel que tanto nos gustaba en el Deportivo, realizando una extraordinaria jugada en el segundo tanto, con pase al hueco hacia el Kun, que éste se llevó con esa bravura que Dios le ha dado y logró superar a Diego López de toque sutil por encima del marco. Un 2-1 justo. Un 2-1 corto.

Pero hubo más. Porque el equipo no paró. Elías, a falta de mayores detalles que destacar en él, al menos se le vio trabajar lo indecible durante todo el encuentro. Tiago fue esa manija que puso temple y ardor a partes iguales en el centro del campo, bien secundado por Mario Suárez. Luis Filipe y Ufaljusi estuvieron impecables, y Godín y Domínguez demostraron que son la pareja de centrales que tiene que tener este Atleti. Reyes, por su parte, asistía a sus compañeros con mayor celeridad, el Kun se reencontró con el gol (aunque le sigo viendo un pelín bajo) y Forlán … al fin, fue de nuevo Escándalo Forlán. Jugó como si estuviese en su Selección, bajando, defendiendo, distribuyendo, lanzándolo todo, lleno de compromiso, tirando desmarque va, desmarque viene, y, al fin, reencontrándose con el tanto tras una maravillosa pared con Reyes, que batió al guardameta visitante con la maestría y clase que los grandes cracks solamente saben hacer. Otra delicia de gol, que sirvió, además, para tapar algún que otro artículo publicado esta semana por ahí.

Fue un partido completo, en el que el rival apenas existió, esta vez sí, por méritos únicos y exclusivos nuestros. Fue un auténtico partido de fútbol, de esos que hace tiempo que no se veía por el calderón, con continuidad, intensidad, y sí, señores, sí, fútbol de bastantes kilates, con golazos exclusivos, dignos del mejor paladar.

Hasta la grada estuvo impecable y maravillosa toda la noche, apoyando al equipo cuando andaba sin ventaja en el marcador, y acordándose de los dueños del Club cuando llevábamos ventaja en el mismo. Fue una afición sabia, que supo estar en cada momento tal y como yo siempre he soñado que hicieran.

¿Será un espejismo? ¿Será la realidad? Desde luego, era un rival no directo (por nuestra desgracia) pero sí que ha estado haciendo bien las cosas hasta la fecha, y, al menos, es un primer paso para intentar reencontrarnos con lo que deberíamos de ser, y por desgracia no somos. Futbolísticamente veremos cómo seguimos, al igual que la grada. Esperemos que aunque encadenemos una buena racha de resultados, no se olvide de dónde estamos y dónde deberíamos de estar, y se siga señalando con precisión, valentía y sin excusas el auténtico cáncer, sin temblar el pulso a nadie.

Es verdad lo que os decía antes. En el momento actual en el que estamos ahora, no me podrían salir de mis teclas una crónica más ideal con respecto a mi pensamiento. Mi corazón rojiblanco late más fuerte. JUSTICIA PARA EL ATLÉTICO.

EL CRACK DEL PARTIDO: Todo el equipo estuvo espléndido, pero me mojo con Luis FIlipe. Este es el jugador que yo recordaba que jugaba en el Depor. A ver lo que dura.

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO: El Vila-Real en sí. Solamente le recuerdo el tanto que nos hicieron como disparo a puerta. Y conste que para mi fue mérito del Atleti, no demérito de ellos, pero, aún así, esperaba más, mucho más de ellos.

ÁRBITRO: Iturralde. Para mi se comió un penalti en la primera parte de Bruno, creo recordar, sobre el Kun, pero vamos, por lo demás, impecable su arbitraje (raro es).

TERMÓMETRO ROJIBLANCO: ( -2 GRADOS).

Esta vez subo 3 grados sin que me tiemble el pulso. Por juego, por lucha, por entrega y por sensaciones. Hay que seguir subiendo esta temperatura como sea.

Y el próximo sábado, a Almería, un campo que no se nos suele dar nada bien (claro que, hay tantos). Un partido para salir con el cuchillo entre los dientes, pero que se disputa en un campo grande, con una afición más bien pachorrona y que suele tener siempre el césped impecable. El equipo tiene que seguir con las ideas claras, y la grada también. Esto no ha hecho más que empezar.


3 de marzo de 2011

Getafe 1 - Atleti 1. ¿Quiere usted que su marido deje de ver partidos de fútbol?

¿Está harto de que sus hijos no le dejen ver sus telenovelas favoritas? ¿Echa de menos salir a cenar un sábado por la noche, o comer un domingo con su familia, o salir a un teatro entre semana, o disfrutar de un polvo en condiciones a la hora del día que más le apetezca (ya sabe, a cualquier hora, y en cualquier día, siempre le puede obstaculizar el tema un dichoso y maldito partido de fútbol)? ¿Hace cuánto no ve una película con su gente juntos en el salón? ¿Odia las conversaciones de qué por qué este jugador juega, el otro en qué posición lo hace (el jugar, digo) o por qué este árbitro nos pita siempre en contra, que es una vergüenza, joder?

Aquí está la solución a sus problemas, señores. Producciones Hasta el Nardo Bernardo Ilustraded lanza un nuevo producto en el mercado. Su manejo es sencillo y simple, no tendrá mayores complicaciones en hacerlo. Simplemente tendrá que realizar una mamad … digooo, llamada telefónica, y su vida cambiará. Las instrucciones son las siguientes:

Cuando observe que alguno de sus seres queridos le ignora por completo porque se va a poner, una vez más ,delante del televisión, haciéndole menos caso que cualquier ciudadano de a pie a las medidas contra el paro que propone Zapateiro, no dude en llamarnos al siguiente teléfono: 91-555-55-55. Marque usted la opción cuando oiga la locución “por el culo te la hinco” pulsando, obviamente, el nueve, y, automáticamente, aparecerá sobre las pantallas del interfecto en cuestión imágenes exclusivas del encuentro que disputaron (jaja, jeje, jiji, joju) Getafe y Club Atlético Tordesillas, digoooo … Atlético de Madrid. Créanme, resultará infalible el tema. Saldrán sus personas amadas anestesiadas, hastiadas, asqueadas … Da igual que los especímenes estén drogados, vayan hasta el culo de pelotis o de anfetas. El efecto es sencillamente infalible. No volverá a soportar contemplar un partido de fútbol más. Da igual que sea la final de Champions, de Copa, de Intertoto o de Intercontinental (¿He dicho Intercontinental? Prepararos … “ .. y al besar la red un gol de Ayalaaaa”).

Desde el momento en que pulse la citada tecla, emitiremos una señal que se introducirá en su televisión y contemplará las imágenes en detalle de dicho encuentro. ¿Cómo puede ser tan infalible? Sencillo, mi querido melón. Muy sencillo.

Hemos desarrollado una selección de imágenes en el que en el primer tiempo podrá contemplar (hay que disimular un poco para lograr crear el ambiente necesario para que el enfermo se crea que está contemplando un partido de fútbol, ya comprenderá), rápidamente, un gol local, obra de Manu del Moral (la que tuve yo para ver el puto partido, no te jodes). Pero no … No será un gol bello, elástico y demás … Será un tanto que rebote en la chepa de Jolín con Godín y que el pobre De Gea ni se entere de por dónde le han clavado el tema. Angelito …

A continuación, se desarrollará el primer tiempo en la que el Atlético Benavides intentará atacar, sí, pero entre la precisión suiza de Raul García, los desplazamientos en largo de Naomi Perea y sus piernas de seda, ese trotar atolondrado de Valera es la pera, ese Tiagolpes dando estopa a diestro y siniestro, ese Reyes chocando contra todo lo vivo e imaginable que uno pueda imaginar, y, por si fuese poco, la gran novedad: aún después de todo esto, si vemos que el conjunto colchonero puede llegar con algo de peligro a la meta local, hemos puesto a un linier que levantará el banderín, una vez sí, una vez también, con un mando a distancia que le proporcionaremos con la adquisición del producto, cuando vea que el equipo visitante se acerca con peligro al área del Getafe. El resultado les resultará terriblemente demoledor, créanme.

Por otro lado, tampoco se preocupe en exceso del equipo local, ya que hemos introducido en sus filas un infiltrado nuestro que se encargará de vivir en el fuera de juego directamente, abortando cualquier intento de medio jugar al fútbol por parte de los propietarios del terreno de juego. Se llama Bunga Bunga Colunga, y no , no es negro (innovador donde los haya, reconózcamelo).

Así se llegará al descanso, en la que sus amigos irán al servicio, o a beber, o a cenar, o a machacársela sin piedad, buscando una extraña razón que les haga aguantar otros 45 minutos viendo el espectáculo.

Tranquilos. Sabemos que finalmente se sentarán, y volverán a las andadas. Que nadie pierda la fe. La oferta de la segunda parte de imágenes que hemos seleccionado son sencillamente impagables: una auténtica colección de despropósitos van, despropósitos vienen, no, píllala tu, no, mejor que la lleve el otro. Balonazo sin sentido para acá. Melonazo para allá, brevazos por doquier (me los quitan de las manos, oigan, que me los quitan de las manos), el Atlético Fuensanta que no da una, y los de Cara con anuncio de Burguer que están pensando más en la hamburguesa que en matar el encuentro.

Para que todo el mundo quede descontento del todo, lograremos que el Atlético Policarpo logre empatar finalmente el encuentro a falta de 9 minutos, con un tanto de Elías el Mesías … ¡¡¡¡¡de cabeza!!!! El gol es un chicharrazo, cierto, pero es que hay que dar al menos una pequeña dosis de algo parecido a un partido de fútbol, para que el paciente carabanchelero se crea que no le están engañando, y que está presenciando un encuentro de verdad.

¿Conclusión? Al final, sea uno de uno o del otro equipo, terminará diciendo ¡¡¡¡¡BASTA YAAAAAA!!!!! y se levantará del sofá ipso-facto con ganas de ver un musical de Malena Gracia, aguantar un striptease de Paz Padilla, escucharse la discografía entera de Yurena Seisdedos (¿Qué hará con el sexto dedo la colega? Humm …), tragarse entera la filmografía de las pelis de destape producidas por mi querido Cerdezo, o irse a cenar y pasar una velada romántica con Carmele Marchante. Será suyo para siempre. Hará cualquier cosa que desee, cualquiera, menos contemplar de nuevo otro partido de fútbol. Palabra de Dios, te rogamos Señor …

TERMÒMETRO ROJIBLANCO: Marcaba - 5 grados antes de metérmelo por el puto culo.

Hala, les dejo tarareando una preciosa canción de Nino Morcillo … “LIBREEEEE, COMO EL SOL CUANDO AMANECE YO SOY LIBREEE, COMO EL MARRRRR” …


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8