25 de abril de 2011

Atleti 4 - Levante 1. Los niños se merecen todo.

Buena noticia: parece que ya le vamos cogiendo el tranquillo a jugar partidos de Liga celebrando algo. Bienvenido sea, porque los más de 9.000 niños que poblaron ayer el Calderón bien que se merecen eso, y mucho más. Todos hemos sido críos alguna vez y, la verdad, los de mi generación Atlética nos podemos sentir unos auténticos privilegiados por haber visto a nuestro Atleti disputar prácticamente todas las Competiciones que disputaba hasta el final, haciéndoles sombra al Madrid y al Barcelona, por más dinero que ellos tuvieran.

Como bien saben, los tiempos han cambiado, y ahora nuestro tope de exigencia ha bajado hasta un cuarto puesto (que casi nunca se consigue), y hemos pasado de disfrutar a jugadores como Ayala, Heredia, Pereira, Leivinha, Dirceu y Alemao a que se convierta en nuestro jugador que más minutos ha disputado de nuestra historia Piernas de Seda Perea. Los primeros jugadores los he disfrutado yo y la peña de mi generación, mientras que el colombiano han sido al que más han visto en su corta existencia Atlética en la actualidad. El descenso, pues, de calidad futbolística es más que evidente, por más que, aún así, me alegre por Luis Amaranto, porque es un buen tipo, gran profesional y que ha mezclado encuentros memorables con otros sencillamente calamitosos. Sea lo que sea, la culpa no es suya, sino de quienes ustedes ya saben. Como no quiero caer en la mediocridad de repetir siempre lo mismo, dejémoslo estar por hoy.

Porque ayer, al menos, el Atleti se pareció al equipo con el que yo disfrutaba como un enano de cani. Buen partido en líneas generales, jugado frente a un rival que era la auténtica sensación en esta segunda vuelta del campeonato, y que en ocasiones confundió un tanto la intensidad con la violencia. Así las cosas, a los 18 minutos de juego, pudimos confirmar que, al menos, Elías es brasileño, al golpear con maestría una falta al borde del área de forma verdaderamente magistral, como solo ellos saben hacer. Poco a poco (muy poco a poco) vamos descubriendo nuevas cosas de él. Esperemos que no tenga que cumplir 50 tacos para terminar de degustar todas sus cualidades futbolísticas, si es que realmente las hubiera o hubiese.

El partido estaba, pues, controlado, perfectamente encarrilado y tenía pinta de ser una tarde plácida en el Calderón, hasta que Mario Suárez decidió que, para divertir más al personal, él tenía un disfraz mucho más divertido que el que lleva el Indi, el de elefante. De tal guisa entró en el área en busca de Caicedo, y, como no podía ser de otra forma, lo terminó arrollando sin ton ni son. Penalti más que evidente que el negrito que se peina metiendo los dedos en un enchufe de electricidad durante 6 minutos los transformó con maestría. Con este resultado se llegó al descanso.

El caso es que lo de charca se lo empezaron a creer en la segunda parte, y Jefresson Montero puso a prueba a De Gea (un bonito regalo para los nenes rojiblancos hubiese sido anunciar su renovación, ¿No creen?), que sacó una excelente mano en buen disparo suyo. Lo bueno para nosotros es que tenemos a un tal Kun en nuestras filas, que ayer volvió a estar de crack total, tal y como nos tiene acostumbrados. La primera falta se la cometieron a él, que fue el tanto del 1-0. Después, realizó una buena jugada, hizo la pared con jugadores granotas, y aprovechó dicho rechace para empalar un disparo duro, seco y ajustado que entró pegado al palo de la portería defendida por Munúa. Nuestra chavalería volvía a sonreír.

Después sentenció otra vez el Kun, al transformar un extraño penalti que cometió Ballesteros sobre el siempre ya de por sí extraño y misterioso Diego Costa. Empiezo a acostumbrarme a que todo lo que centre en este jugador sea así, confuso, patidifuso, trompicado. 3-1 y el Calderón era una fiesta.


El cuarto tanto nuestro fue ya de tragicomedia, en un balón semi rematado por Raúl García que Munúa decidió por su cuenta y riesgo que merecía el mayor de los honores posibles. Goleada, buen tiempo, fiesta y algarabía final. Da la impresión de que este equipo, en cuanto no tiene la presión de conseguir la Champions porque la ve perdida, se quita toneladas de presión de encima y le da por jugar al fútbol, a ratos, hasta bastante bien y todo. Pero ojito, ayer perdió el Vila-Real. Nos volvemos a acercar. La experiencia me indica que toca cagada. Y no saben las ganas que tengo de equivocarme. Aunque solamente sea porque esos niños logren al final que, el día de mañana, sea el Kun quien bata el récord que ostenta hora Perea. AL final y al cabo, los niños de sueños también vivimos. Y los Dalton se lo merecen, ¿No cree, Don Paul?

EL CRACK DEL PARTIDO: Kun, suma y sigue, sumado al buen encuentro de Juanfran (llámeme loco, pero para mi este chaval es indiscutible) y lo que vamos descubriendo de Elías.

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO: La gente que pitó a Forlán cuando salió al terreno de juego. Todos tenemos claro que el año que viene no va a seguir aquí, pero tampoco creo que sea para merecer ese trato por parte de la grada. Pero bueno, ya saben que yo con la grada del Calderón ando completamente desenganchado, soy un auténtico extraño entre muchos de ellos.

ÁRBITRO: Estrada Fernández. Debió de expulsar a Ju-Ju-Ju-Juanfran por su entrada criminal sobre nuestro bronceado caribeño Juanfran. Por todo lo demás, intachable.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO: + 6 grados.

Pues tengo que echar cuentas desde mi ausencia, veamos. El derbi lo dejo como estaba (es perder tiempo, dinero y categoría, que se lo digo yo), Pamplona sí, no jodan, con lo que se nos quiere por indagorrinolandia, y encima remontando, 3 grados más sí o sí. Teníamos -1, pasamos a dos positivos (¡milagro!). ¿Después qué hicimos? Victoria ante la Real, pero bueno, equipo recién ascendido, no contabiliza, solo faltaba. Seguimos con + 2. A continuación, Espanyol. Un empate que debio ser victoria, pero como en liga no habíamos rascado bola allí, lo damos por bueno, y subimos un gradito más, hala. Vamos por + 3. Nos queda uno, el de ayer. Como es el día de nuestros cachorrillos, va, ¡3 graditos más para el personal! No me digan que no he vuelto de bueno humor, ¿Eh? Así que, al final, vamos + 6. ¿Seguimos subiendo?

Y lo dicho, el sábado que viene, a comer percebes y pulpito. Esperemos que no se convierta en que nos den la del pulpo. Y ojito, que el Depor se juega la vida. ¿Acusaremos de nuevo vértigo? Vamos, Quique and company. Háganlo por ellos, por nosotros, por ustedes mismos. Olvídense de su acomodatorio, placidero y paradisiaco mundo en el que levitan, y hagan un último esfuerzo final por si sonara la flauta. Que los niños sigan teniendo ilusión por ser del Atleti.

PD. Don Paul, Monje, Don Emilio, Don Vicente. Las gracias a ustedes por soportarme, solo faltaba. Con público como el que tengo, ¿Qué más se puede pedir?

21 de abril de 2011

Final Copa del Rey. Barcelona 0 - Real Madrid 1.


El torneo: Me digno a escribir una crónica de este encuentro en particular, por más que me joda el hacerlo, más por el respeto que tengo siempre a esta Competición que por los rivales que en sí han estado en la final en esta edición, conste en Acta. Que si partido del siglo, que si la final de las finales .. . Es curioso el protagonismo que adquiere este trofeo según sean los protagonistas los que anden por medio. Una final más, señores, sin más. Cargada de emoción, con un ambiente precioso, con dosis elevadas de alta tensión … Tal y como son todas,. Los que descubran ahora la magia de este torneo, es su problema. Es la misma Copa que ganó el año pasado el Sevilla (fijo que algunos ni se acuerdan). Exactamente la misma.

El Campeón: Justo y merecido. Su primer tiempo fue espléndido, admirable. El sentido de la colectividad y de la solidaridad mostrado por el Madrid durante la primera parte fue digna de los mayores elogios, demostrando que este deporte es cosa de 11 pibes, no solamente de unos cuantos. Muy parecida en concentración y en saber estar sobre un terreno de juego a la final de la Supercopa que mi Atleti ganó al Inter en esta temporada. En la segunda parte supo capear el temporal blaugrana, con un Casillas una vez más genial, y en la prórroga supo aprovechar una gran contra con fantástico centro de Di María (ese jugador que era suplente en el Benfica mientras usted le entrenaba, que Dios le guarde a usted la vista muchos años, Sr. Quique Sánchez Flores) y espectacular testarazo de Cristiano Ronaldo (que al fin se le vio en una cita importante de verdad) poniendo justicia en el marcador y decidiendo la balanza a favor del equipo blanco. Enhorabuena a los premiados, aunque a uno personalmente le sigan desagradando sobremanera individuos como Marcelo (un tipo que celebra una expulsión de un rival o un penalti a su favor como si de un tanto hubiese conseguido su equipo, repelente hasta decir basta), como Pepe, que aún erigiéndose en el gran protagonista de los dos choques que ha jugado su equipo frente al Barsa, tiene licencia para prácticamente todo (incluido repertorio de cortes de manga convenientemente obscurecidos por la máquina mediática del Sr. Florentino), como Di María, fenomenal pelotero pero que en muchas ocasiones busca más el contacto rival que el desarrollar su juego (el Capel del fútbol argentino). De Cristiano y de su plañidera de entrenador ya ni les hablo. Ha conseguido su objetivo el Sr. Mourinho, cierto, pero el precio que paga por ello, en mi opinión, es demasiado caro y de dudoso gusto, hasta el punto de convertir a uno de mis ídolos, Xabi Alonso, modelo de corrección en un terreno de juego años ha (de sus cualidades futbolísticas prefiero no hablarles, me faltaría espacio para hacerlo), en un pibe desquiciado que protesta todo y que busca o deja de buscar tarjetas a su antojo, según les apetece a los señoritos. El día del Atleti protagonizó un espectáculo deleznable agarrando impunemente a rivales del cuello, y realizando entradas criminales hasta conseguir su asqueroso objetivo.. Afortunadamente, luego el Sporting puso a cada uno en su sitio. Para que te vuelvas a reservar otra vez si eso, machote.

Por cierto, que no se me me olvide, mención especial a Khedira. El primer partido que le veo al nivel que se le presupone a un jugador cuando viste esa camiseta. Estuvo inconmensurable toda la noche.


De todas formas, les doy mi enhorabuena, sí, más que no hayan hecho más que cumplir con su puta obligación con todos los medios y dineral que disponen. Gane lo que gane el Madrid, siempre será un simple aprobado, sin más. El mérito será de cuando los tontos de la clase logremos alcanzar algo, no de ustedes, vikingos.


El Barcelona: La primera vez que veo al Basa ser incapaz de durante 45 minutos tirar una sola vez a puerta. Está acusando en exceso el estado de hibernación galopante que sufre Villa (parecido a lo que le está pasando al Niño Torres, ¿A qué vuelve el Raúl a la Selección? Ayer ya escuché voces reivindicando dicha barbaridad, átense los machos, señores). Segundo tiempo muy bueno, pero, no acertó, y ya en la prórroga no le quedaban fuerzas ni lo que es peor, ideas, para meter mano al equipo blanco. Dicho esto, si hubiesen ganado ellos la Copa, también hubiese sido justo. Yo iba con ellos a muerte, lo reconozco abiertamente. Dentro de que es probable de que ambos fundamenten su poderío en la misma mierda de poder económico y mediático que tienen a sus espaldas, qué quieren que les diga, siempre estaré mucho más identificado y me gustará mucho más la forma que tienen de ir por la vida de los Iniesta, Xavi y Puyol que de los Ramos, Higuaínes y demás niñatos.

La clave: El gol (bien anulado) a Pedrito. Estaba por una simple pierna en orsay, sí, pero lo estaba. Si ese tanto hubiese entrado en el marcador, ahora la fiesta sería en Canaletas, pero … Esta es la grandeza y la miseria de este deporte, señores. Que parecemos nuevos, coño …

El árbitro.: Borch sé que me va matar, pero para mi Undiano estuvo soberbio. Dicho esto, el problema reside en por qué tengo siempre la impresión que hay un reglamento para este tipo de partidos, y otro para el resto de los humanos. No es de recibo que con cada simple falta pitada en el centro del campo tengas a 15 tíos de uno y otro equipo a tu alrededor diciéndote de todo. Mi pregunta es: ¿Eso se permite en un Levante-Málaga? Ustedes son inteligentes, sabrán responderme sin problemas. Otra cosa: si esta final la pita Pérez Lasa, ¿Cuántos jugadores hubiesen acabado en el terreno de juego? Lo llevo diciendo mucho tiempo: en España no es lo importante el conocer el reglamento. Lo importante es saber quién será el encargado de interpretarlo.

Himno: La borricada nacional del año es poner el mismo a todo volumen para que no escuchen los silbidos, como si de una sesión de Puzzle se tratase. ¿A quién quieren engañar? Es una falta de educación el no respetarlo, cierto. Probablemente, igual de grave y, lo que es peor, consecuencia directa, de que otro equipo se haya apoderado vilmente de nuestra bandera nacional como se de su propio trapo se tratase. Lo de ayer clamó al cielo. ¿Qué pinta Sergio Ramos o Casillas recogiendo el torneo con la bandera de España puesta? Lo siento, igual hasta yo también silbaría, si no tuviese tan claras y diferenciadas mis ideas respecto al uso de nuestra bandera nacional según sea quién la porte y en qué momento lo haga.

Futuro: De ambos dos. Sigo apostando firmente por el Barsa en la eliminatoria de Champions, a pesar de la falta de profundidad de banquillo que tienen (ayer, en el banquillo del Madrid estaban Haztemayor, Benzemas e Higuaín, en el del Barsa, ¿Quién había?) Pero Villa ha de despertar sí o sí, para ayudar a Messi en su cruzada. Culés, si veis chungo el tema, avisadme con tiempo, que me vuelvo al 12 de Octubre sin problemas, ¿Eh? Esto no hay quién lo aguante.

PD.- Muchas gracias a todos por vuestros mensajes de ánimos. Ya sabéis lo que siempre os digo: UN ATLÉTICO JAMÁS SE RINDE.

20 de abril de 2011

Pulsad F9, merluzos.

¡Pulsad la puta tecla para que me actualice, coño! ¡Pulsad!




- El derbi. O lo que ha pasado de ser el partido más ilusionante de la temporada a ser el que más pereza me da de todos volver a aguantar. Misma historia de siempre, misma dosis de mediocridad, misma desesperación, mismo aburrimiento, mismo hastío. Esta situación se resume en el cántico de los fuleros: “¡Échale huevos, Atleti échale huevos!”. Triste hasta decir basta.


- “A Pamplona hemos de ir, con una mierda, con una mierda, a Pamplona hemos de ir, con una mierda desde Madrid”. Eso cantaba yo en mis 6 años que estuve yendo a los SanFer de fiestuqui. Y sí, fuimos con una mierda de titular, que les estalló a los indargorrinos en toda la puta cara. Diego Costa, ¿Qué te tomaste, tron?


Mientras tanto, a los de la Real el tema del descenso les ha descentrado un tanto y se creen que el Calderón era el estadio que solía. Espabilad, donostiarras, espabilad. Y tomad nota del domingo que viene con el Levante. Eso era otro Atleti, eso era otra historia, eso era otro sentimiento. O, mejor dicho, ese era el auténtico Atleti.


- Manifa. Yo ya no vuelvo a machacarme más contra el mismo muro. Lo tengo claro: 1000 tíos no se pueden imponer a lo que 50.000 quieren. 50.000 que no les importa el Atleti cómo esté, por qué esté luchando y esas cosas. Otra cosa es que yo ya no me sienta parte de esta masa social, que, francamente, me encuentro a años luz alejada de la misma, ideológicamente hablando. Ya solo tenemos e n común el escudo que portamos, y, todo se andará, señores. Todo se andará …


- Espanyol. Es la historia de siempre: la ambición del Kun frente al mejor delantero que pueda tener un equipo en el mundo: Piernas de seda Perea., con Quique de cómplice necesario al seguir teniendo en el más absoluto de los obstracismos a Domínguez. Está uno de un cansado …


- De Gea. Está más vendido que Méndez al servilismo del Sr. Cerdezo. ¿Apuestas?


- ¿Dónde he estado este tiempo? Quitándome un tumor en el estómago que andaba dándome la barrila en exceso. El partido no se ha acabado, pero nadie puede fácilmente cantar victoria cuando tiene enfrente a un Atlético como rival. ¿Qué se esperaban? Les he añorado un montón a todos, que lo sepan …

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8