23 de junio de 2011

Bye, Thomas. Thanks, Reyes.

Una semana más, continua esa fuente inagotable de buenas noticias denominada Club Atlético de Madrid a seguir ilusionando al personal día tras día. Esta vez se han encargado de traspasar a nuestro guerrero Apache Ufaljusi al todopoderoso Galatasaray, que ha visto en las huestes de los dos delincuentes el sitio perfecto para comprar bueno, bonito y barato. Como en el rastro, vamos.

Algunos me dirán: traspasar a un defensa de 33 tacos por 2 kilos, y que acaba contrato la temporada que viene, es un excelente negocio. Pues puede ser, oiga, pero eso, como negocio. Porque si consideramos que ha sido el jugador más regular en defensa durante las temporadas en que ha vestido la rojiblanca, y en que el bueno de mi tocayo era el único que aportaba algo de carácter en ese vestuario lleno de individuos que, en su gran mayoría, ni sienten ni padecen, anestesiados convenientemente por el listón de exigencia que les inculcan nuestros dirigentes, pues, una vez más, hemos realizado una pésima gestión deportiva, que, les recuerdo a todo el mundo, es o debería de ser el principal objetivo de este Club de la Comedia, y nunca otro.

Se le desea, pues, al checo, lo mejor de lo mejor en su nueva andadura, mientras que los ladrones siguen embolsándose los bolsillos impunemente. Que siga la fies.

Y no se crean que el tema ha terminado aquí, no se crean. Han intentado también por pasiva y por activa vender a José Antonio Reyes. Yo creo que aún hay gente que desconoce cómo funciona aquí el tema. Se lo explico en un instante.

En cualquier club serio, formal y con aspiraciones serias de hacer algo en la vida , cuida, mima y construye sobre sus principales activos, que son, en este orden, afición y jugadores. Aquí no. En el Club de la Comedia de Madrid todo funciona al contrario. De la afición se ríen, menosprecian, insultan, vejan, mofan y hasta se mean encima si les es menester, aprovechándose de que, para lo bueno y para lo malo, este Club es sumamente especial y es muy pero que muy jodido que un Atlético termine de romper su vínculo de forma definitiva con el Club que llevan (llevamos) tan adentro, a pesar, si, de esta puta gentuza que nos humilla constantemente. Con los jugadores pasa 3 cuartas partes de lo mismo. Aquí, en cuanto hay un activo con futuro, con base sólida y con esperanza para empezar a soñar y a construir algo que pueda ser importante para todos de cara a intentar construir un proyecto deportivo serio y con aspiraciones reales, se desmenuza ante el más mínimo interés que haya por cualquier jugador, porque lo importante no es el proyecto ni el éxito deportivo, sino el económico. Los bolsillos, siempre rebosantes. Nuestro lema de ayer, de hoy y, por desgracia, de mañana.

Aquí no se dice que no se escuchan ofertas de nadie. Que va. Aquí cualquier oferta se traslada al jugador, que no importa nada si tiene contrato con el Club un1 año, cuatro o doce. Y si los tiene, tampoco pasa nada. Se le renueva bajándole la cláusula y prometiéndole marcharse cuando desee, solo faltaba. Eso de que la Entidad está por encima de todos y de todo pasó a mejor vida. Malos tiempos para la lírica, buenos para la bolsa.

Menos mal que en el caso de José Antonio el tiro, de momento, les ha salido por la culata. El pibe ya ha estado fuera, y no tiene o no parece tener ganas de más aventuras, máxime cuando ha encontrado aquí la estabilidad que toda persona necesita. Porque sí. Aunque yo también lo dude a veces, Reyes se trata también de una persona. Y tiene un crío y todo, ¿Saben?

De todas formas, no canten victoria, que Derribos Sacapuntas no han dicho todavía su última palabra. Gracias, Jose, de todas formas. A pesar de que me fío menos de ti que de la objetividad de ese trabajador incansable denominado Gonzalo Miró, o estómago agradecido similar, auditando las cuentas de Gil&Cerezo, muchas, muchísimas gracias. Al menos, a uno, le ha subido un tanto la autoestima. Y eso, en los tiempos que corren ….

12 de junio de 2011

¡Ánimo, Goyo!

- Pues no. No estoy dándole a la bebida últimamente. De todo el mundo es conocido mi animadversión al entrenador que hemos fichado para la siguiente temporada, en esa fuente inagotable de grandiosas noticias que sigue siendo el Club Atlético de Madrid. No me mola su forma de plantear los partidos, la mezquindad de su fútbol, y la incapacidad manifiesta que demostró en su anterior etapa (quién sabe si, inclusive con unos mimbres mejores de los que dispondrá en la siguiente campaña, que esa es otra). Pero, al menos en lo que se refiere por mi parte, soy de los que pienso que todo el mundo tenemos derecho a una segunda oportunidad, si es que la caprichosa y puñetera vida le da por hacernos ese favor. Me quedo con su frase “cuando te llama el Atleti, uno tiene que dejar todo lo que tenga entre manos y acudir a su llamada”. Él, al menos, así ha actuado, y yo se lo agradezco en estos tiempos en los que el descrédito que sufre la entidad está llegando a cotas sencillamente insospechables, hasta el punto de que entrenadores imberbes prefieran pirarse a la esperpéntica liga italiana antes que fichar por nosotros. Lo dicho, Don Gregorio. Pongo el contador (forever) a cero y le deseo lo mejor de lo mejor. Va a necesitar mucho más que suerte para aguantar lo que se le avecina.

- La gota de agua en el desierto, va. Una espectacular noticia ha sido el regreso de Don Juan Vizcaíno. Quién no le recuerda como jugador en ese tándem maravilloso que formó con Don Bernardo Schuster, ese trabajo encomiable en el centro del campo, ese chut seco y demoledor a media y larga distancia. Un jugador que hablaba única y exclusivamente en el terreno de juego, como debe de ser.

- Y es que, la cosa va de medio centros, porque con él del mano viene el Pipo Baraja, jugador que conviene recordar a los advenedizos de ayer y de hoy, a los que siempre están pasando factura por todo y por todos, que fue traspasado por el señor Jesús Gil (repito, TRASPASADO) al Valencia cuando se consumó nuestro descenso, camuflada la operación de acuerdo con el señor Pedro Cortés (presidente Ché por aquel entonces) en una fraudulenta rotura de la cláusula de rescisión, por aquello que es la auténtica especialidad de los Gil&Gil, la enfermedad favorita de la famiGILa: engañar, como siempre, a la afición. La calidad de Rubén como jugador es indiscutible e incontestable: uno de los mediocentros más completos que uno ha visto sobre un terreno de juego. Trabajo, gran visión de juego, muchísimo gol, peligrosísimo en sus remates de cabeza, buen chut a larga distancia. A mi el Pipo me cae muy bien, siempre ha hablado maravillas de nosotros, y, obviamente, le deseo también lo mejor de lo mejor. El Atleti es su casa, al igual que la tiene en Valencia, que por algo ha sido jugador santo y seña allí, y consiguió todo lo que obtuvo. Suerte también para ti, Rubén.

- Cómo no, el padre deportivo de todos ellos salió a escena, Don Radomir Antic, demostrando el cariño que tiene por la rojiblanca, aconsejando y apadrinando desde fuera la llegada de esos sus muchachos que tanto le dieron, y dándole el recadito de rigor (sin falta de razón alguna) recordándole al asqueroso panchito que con él en nuestras filas el Atleti ha quedado a más de 40 puntos del primero. Gracias, Rado, por tu fidelidad. Todos tenemos claro dónde se encuentran focalizados todos nuestros males, pero no está mal, de vez en cuando, poner a cada uno en su lugar. Y como nuestros delincuentes pasan de todo, se agradece que al menos, alguien por ahí siga teniendo algo de orgullo y demostrar al mundo que la entidad está por encima de cualquier repelente fruto seco argentino.

- Días convulsos los que se viven entre los Atléticos. Metidos andamos todos en interminables discusiones sobre si hay que darse de baja, hacerse socio no abonado, o multiplicar por 3 el importe del abono para demostrar aún más si cabe nuestro cariño y fidelidad por nuestros colores. Algún día aprenderemos a respetarnos, a admitir como válidas cualquier forma de lucha siempre y cuando estemos dispuesto a eso, a recuperar lo que más queremos en este mundo, Nuestro Atleti. Y no es fácil dar el paso de darse de baja. Uno pasa unos días hecho polvo. Se siente un traidor, un sin patria, un alma que divagará a partir de ahora sola sin rumbo fijo. Es como si formásemos parte del grupo mixto del fútbol español. Nunca doy consejos, pero permítanme que les de uno que me está resultando para no perder la fe Atlética, aparte de que siga siendo socio intentando no recuperar ese 1869 de mi corazón. Mi deseo y la esperanza infinita de que más temprano que tarde volveré. Eso sí, no a cualquier precio, también lo tengo claro. Pero volveré.

- Estamos sin fútbol .. ¿Quién dijo que estamos sin fútbol? Ayer ví, probablemente, el partido más bonito, disputado y emocionante que he contemplado durante toda la presente temporada. ¡Cómo juega el Granada! Un lateral izquierdo llamado Sequeira, un chilenito que se llamar Orellana, y especialmente, un jugadorazo de esos diferentes, especiales, me hicieron deleitarme con él y disfrutar como hacía tiempo no lo hacía viendo a un pelotero de fútbol: me refiero a un mallorquín llamado Dani Benítez. Se marcó un partidazo de los que hacen época, aparte de que uno le ve el aspecto que tiene y dice sin dudarlo: “ese pibe juega al fútbol pero de cojones, vamos”. Tuvo los santos cojones, eso sí, de fallar 2 penaltis durante el trascurso del encuentro (segunda parte y primera parte prórroga, respectivamente), y lanzó un tercero en la tanda final que, al fin, logró transformar. Le preguntaron cuando acabó el encuentro que qué había pensado cuando vio el tercer penalti transformado al fin. Contestó el chaval que “vaya puta mierda de 2 penaltis anteriores que había lanzado, me cago en la puta”. ¡CRACK!

- Pero me he quedado sin el Celtinha en primera, joder. Ya saben que un hermano mío vive en Vigo, y que soy un completo y perdido enamorado de la ciudad viguesa. No lo merecieron, pero lo pudieron conseguir, y lo tuvieron en su mano en ese penalti final lanzado por Michu que mandó al limbo. Eso sí, al niñato del Aspas, que le den 2 collejas de mi parte. ¿O es que acaso quiere jugar en el Madrid? Y Trashorras, en el banquillo. ¿En qué estaba pensando el entrenador? Cómo juega ese pibe, mi madre (recital copero en el Calderón aparte).

- Acabo. Caminero eligió entre la terna, buscando estabilidad en el equipo. Ojito, porque de eso nos sobra, José Luis. Estamos muy estables deambulando por la zona media de la tabla, temporada sí, temporada también. Si es ese tipo de estabilidad la que buscamos con el Señor “Manzanos” (no, no me he equivocado, así le llamó no menos de cuatro veces nuestro ridículo presidente en la Cope), avísenme, que me bajo en la próxima. Manzanos y Cerezos. ¿Dónde anda la licuadora, por favor?

5 de junio de 2011

Más cojones que el caballo de Espartero.


Don José Luis Pérez Caminero, nuestro nuevo director deportivo, y uno de los grandes ídolos que ha tenido el que estas líneas os escribe. Como jugador, era un fenomenal pelotero, polivalente, que igual te podía jugar de defensa, que de libre, que de centrocampista organizador, que en banda, que de media punta, y, si me apuran, hasta de delantero puro y duro, porque tenía mucho gol. Pero lo que más le caracterizaba era su clase en el terreno de juego, su elegancia, su exquisito trato del balón y su técnica depurada. Inolvidable el cuarto gol aquel al Barsa de Romario, Stoickov and company, remontando el 0-3 con que nos fuimos al descanso, o su famoso regate a Nadal, O su inolvidable Mundial de Estados Unidos. Un auténtico 10 en el terreno de juego. Sé que viene de segundo plato, pero a mi, especialmente, el primero es que no me terminaba de apetecer, ¿Saben? Así que dejémosnos de gilipolleces de sucias e improbadas imputaciones y demás, y apoyémosle lo más que sepamos, que buena falta le va a hacer con la fauna que tiene encima.

- Mientras, también tenemos director de cantera, nuestro Aguilera, Agui Aguilera. Recuerdo sus comienzos de extremo puro en el Madrileño, en el que apuntaba pero que muy alto, demostrando una velocidad y un regate dignos de admiración. Finalmente, por estas cosas del fútbol moderno, terminó acabando jugando de lateral, y aunque fue un buen pelotero, no llegó a cumplir las expectativas que tenía depositadas en ese 7 de nuestro filial. Que yo sepa, no tiene experiencia alguna en un puesto de este tipo. Esperemos que no sea una marioneta de los de arriba. Atlético es, está claro. Ese gol fallado a puerta vacía en Tenerife le delatará hasta que se muera.

- Por este, sin embargo fíjense lo que les digo, sería capaz de volverme a hacer abonado y todo, si así le garantizaba que iba a triunfar en el Atleti en su nueva etapa tal y como hizo de jugador, por todo lo alto. Me estoy refiriendo al extraordinario Milinko Pantic, el auténtico rey del balón parado. Me produce muchísimo descojone el temor y la admiración que produce determinado tipo portugués simplemente por el hecho de haber costado lo que ha costado y estar en el equipo en el que está por su, en su gran mayoría, absurdos disparos a puerta sin ton ni son cuyo único mérito tiene la potencia en el golpeo. El gran MIlinko, aparte de eso, le pueden añadir su extraordinaria precisión suiza a la hora de colocar el balón en el punto de mira que elegía. Pero era mucho más que un excepcional lanzador a balón parado. Tenía un regate eb seco muy característico de él, mortal de necesidad, buena visión de juego, velocidad tanto mental como física y, aparte, era (y es) una gran persona y mejor profesional. Cómo no contar la anécdota de Kiko, cuando le preguntaron que había mejorado muchísimo su registro anotador de cabeza, a lo que el jerezano, tan genial como era en el campo, respondió: “a mi no me digan nada. El mérito es de Sole Pantic. A mi simplemente en balón me da en la cabeza, y entra. Él hace todo lo demás”. Suerte, Sole. Ojalá y que ese ramo de flores que hay en tu honor siempre en el Calderón, no se marchite nunca.

- Estamos de enhorabuena los Atléticos, porque por fin, después de Fernando Torres, va a debutar otro chaval de nuestra cantera en la Selección Absoluta. Hablo de Manu del Moral. Una pena que aquí se les dé más bola a los Diegos Costas de turno que a nuestra propia gente, cuando, además, se le veía que apuntaba mazo de maneras. Qué quieren que les cuente que ustedes ya no sepan. Nos hubiese venido de perlas tener un tercer delantero así en la plantilla.

- Mi Niño Torres, otra vez poniendo los puntos sobre las íes y diciendo las cosas como son: “es normal que los jugadores del Atleti se quieran ir a otro Club de Fútbol cuando nos saca todas las temporadas 40 puntos de ventaja”. Pero como a nadie le importa nada, pues en esas estamos, Fernando. Séptimos, y tan contentos. Y encima, leo por ahí que el malo eres tu, macho. Ver para creer.

- ¿Cuántos entrenadores llevamos ya según el Marca? Fichados, lo que se dice fichados, dos: Luis Enrique y Caparrós. Toma ya. Pero estos no son rumores ni negociaciones abiertas, ¿Eh? Son fichajes consumados, según el planfleto de Concha Espina. Dónde quedaron periodistas fiables y contrastados como José María García, en el que el valor de una exclusiva era tan sagrado como la autenticidad de dicha noticia. Ética, esa vieja palabra cada día ya más en desuso en todos los órdenes de la vida.

- Y qué daría yo por tener en mis filas a un Cazorlita, o a un Silva, el más claro ejemplo de uno de los jugadores más infravalorados que hay en España, y que se encuentra al mismito nivel de los Iniesta, Xavi, Xabi Alopnso and company. Productos nacionales, además. Con el gran canario sería capaz de liarme la manta a la cabeza y volver a hacerme abonado y todo. Ya. Ya dejo de hacer el gilipollas, ya …

- Por cierto, un consejo les doy a todos ustedes: cuando se les caiga un panchito al suelo, no lo recojan, písenlo con toda la fuerza que puedan.

- Voy a ir acabando ya, no sin antes reconocer el mérito de Don Rafael Nadal, que acabo de verle ganar su sexto Roland Garros consecutivo. ¿Qué los franchutes van con Roger? Pues que bien. Y mi madre también iba con él, que la mujer, cualquier cosa que huela a madridista, no puede con ella. ¿Algún problema? El año que viene, a por el Séptimo, y fuera. Ya saben. Ladran, luego cabalgamos.

- La última: acabo de ver en Canal + Liga uno de los fenomenales reportajes que están echando del Atleti cuando consiguió el Dobleti. Es una entrevista a Radomir Antic, que me ha hecho emocionarme como un puto crío recordando aquellas fechas aún no tan lejanas y que siempre estarán grabadas a fuego en el corazoncito colchonero que late en mi interior. Tranqui, Rado. Tendré ochenta años, y seguiré cantando el “Radomirrr te quierroooooo” con la misma fuerza e intensidad, con la que te lo canté aquel día que coincidí contigo en la celebración del doblete fuera del Calderón, y en el que te di las gracias por todo, a lo que me contestaste visiblemente emocionado: “vosotros sois los que os merecéis todo”. ¿Ven como de vez en cuando la prensa algo nos dedica y todo? Eso sí, no esperen ningún especial dentro de 10 años del séptimo clasificado del campeonato nacional liguero. Por muchos acuerdos estratégicos que firme nuestro Consejero Delegado.

- Por si queda alguna duda, desde fuera, desde dentro, desde mi casa, desde el tercer anfiteatro, he vivido, vivo y seguiré viviendo más allá de la muerte por esa pasión inagotable que se llama Club Atlético de Madrid. Lo siento, pero lo de Suciedad Absurda Destructiva ya es que no me sale. Feliz semana a todos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8