28 de agosto de 2011

Atleti 0 - Osasuna 0. Estos puntos no valen, ¿No?

¡Qué putada empezar la temporada palmando 2 puntos en casa, leñe!

Tranquilo, hombre. Que estos dos puntos no valen. Y si hubiese empezado la temporada el fin de semana pasado en Donosti, como hubiese sido lo normal, tampoco hubiese pasado gran cosa. Y si el equipo hubiese caído en las previas de la Europa League, da igual. Somos el Club de la Comedia, en la que nuestro principal cometido es hacer dinero en la venta de jugadores, y el interés deportivo da igual. Exactamente igual. Es lo de menos. Por eso jugando un jueves fuera de España competición europea celebramos con cohetes el disputar jornada dominical en domingo a las 12 h. en pleno mes de Agoso y en Madrid, que ya saben el fresquibiri que suele hacer por aquí. Ole, ole y ole. Y, ya que estamos, muy pobre la entrada para lo esperado, ¿Se habrá dado más gente de baja de lo que pensamos? Curioso, curioso.

Por eso, es perfectamente explicable que, con 2 jornadas teóricas disputadas en el campeonato nacional de liga, y con las mencionadas previas europeas, el equipo se permita el lujo de tener a su fichaje estrella en el palco, por “problemas burocráticos” (en cristiano, que no hemos pagado todavía, vamos). A nadie extraña que nuestro actual crack, todavía jugador del Club Atlético de Madrid, para los no iniciados, esté también en el palco viendo el encuentro a la espera de que se le pague su finiquito, parece ser, para irse al Inter. Tampoco es tan raro que el otro futbolista supuestamente fichado para intentar marcar diferencias, permanezcamos atentos a las pantallas para que un conjunto alemán se baje no se sabe muy bien de qué burro para supuestamente traérselo en el último minuto y por la puerta falsa. Y si el plazo de fichajes fuese hasta el 30 de Noviembre, pues no pacha nada, se espera y punto. Los puntos que se vayan cayendo por el camino son un simple efecto colateral, sin mayor importancia. El Club de la Comedia funciona así, y al que no le guste, pues hala, a chupar candados, que diría aquel.

Menos mal que, a pesar de los pesares, al equipo, a los once cabrones que jugaron esta mañana en el Calderón con la rojiblanca puesta, no se les puede reprochar absolutamente nada, porque confirmaron mis buenas sensaciones del pasado jueves, y disputaron un encuentro de fútbol más que aseado. Quizás a veces pequen de excesivamente cuadriculados en su juego, pero es un placer para el que, al menos con esto les aburre, ver a mi equipo rasear en todo momento el balón, buscar las bandas, los apoyos, dominar todo un partido de cabo a rabo y jugar al fútbol, en líneas generales, bastante bien. Faltó el gol, sí, pero no ha habido suerte esta vez. 2 disparos a los palos de Salvio y Reyes, dos manos a manos delante del portero del propio Salvio (muy activo aunque denota una falta de resolución alarmante) y pocos apuros en defensa, salvo uno final en una contra provocada por un tonto resbalón de Gabi, fue el único peligro visitante serio. Lo demás, poco trabajo y bien atajado por Courtois, guardameta titular parece ser finalmente en el Atleti. A mi me da mucha pena por Joel, pero, sinceramente, y tras ver en acción a uno y al otro, yo también me hubiese decantado por el belga, qué le vamos a hacer. Eso sí, no deberíamos de estar fogueándoles jugadores a un tal Chelsea, pero, son nuevos tiempos, y el orgullo no queda más remedio que tragárselo uno y aguantar lo que echen sin rechistar, no sea que se nos despiste en una curva el máximo accionista de la M-30 y se nos caiga al puto río de una puñetera y santa vez.

¿Y cómo miramos al futuro, entonces?

Felices y contentos, hombre de Dios. Ya pagaremos por Falcao. Ya vendrá Diego. Mientras, Forlán que se tome el tiempo que quiera, que en el palco siempre cabe uno más. Disfrute usted del sol, de la buena compañía, del veranito, de las comisiones, y mande al carajo esas tontadas de planificaciones deportivas, acoplamiento de jugadores y demás sandeces sin sentido. Si estos puntos no valen, que se lo digo yo.

EL CRACK DEL PARTIDO: Me gustó bastante otra vez Silvio, incansable al desaliento toda la mañana, también Gabi (aunque ya saben que a mi siempre me gusta Gabi) pero empiezo la temporada dándoselo a Adrián, que volvió a hacer cosas de auténtico crack. Cada vez lo tengo más claro. No sé cómo se las apañará Manzaneque, pero el asturiano, hoy por hoy es titular indiscutible e incontestable aquí. Y no hay nada más que hablar.

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO: Mal Filipe Luis, que estuvo mucho menos decidido que en la pretemporada, muy discreto Ardan en los minutos que disputó, y espantoso Juanfran en el rato también que salió. Este muchacho vive en un estado de ansiedad insoportable. Reitero, un par de tilas para él antes de saltar al terreno de juego, por favor.

ÁRBITRO: Ayza Gámez. “Mister penalti en contra del Atleti” esta vez no hizo de las suyas. Demasiado temprano hasta para él.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO: (- 2 grados)

Vuestra sección favorita ya está aquí, de nuevo, para que me deis estopa para dar y tomar, como habituáis, vamos. Obviamente, mal empieza la cosa si dejamos a escapar puntos tontos en casa. Eso sí, esta vez le salva solamente el infortunio final, porque su trabajo lo hicieron y cumplieron con su deber para con la camiseta. Esperemos que los goles terminen llegando. Por cierto, ¿Qué equipo era ese? ¿El Osasuna? ¿El Celta? ¿El Oviedo light? Pero qué puto traje, por Deux. Odio eterno al fútbol moderno.

Y el finde que viene, el maravilloso y siempre enternecedor parón liguero de cada principio de temporada por las putas Selecciones de los cojones. Lo más triste es que nos viene de cine el tema, a ver si algún día empezamos ya a cerrar la plantilla y vamos entrenando todos juntitos y esas cosas. Y el caso es que, por mucho que lo escriba, no termino de tragármelo del todo. “que estos puntos no valen, cabezón”, “estos puntos no valen, cenutrio”, “estos puntos no valen, Marcelocotón”, “estos …

26 de agosto de 2011

Vitoria Guimaraes 0 - Atleti 4. Para enmarcar.

Quiero aprovechar estas líneas para dar mi más sincero aplauso desde nuestro entrenador hasta el último de los jugadores que empezaron en esta pretemporada por la seriedad, la concentración, el saber hacer y la profesionalidad que han demostrado durante el desarrollo de la misma, poniendo ayer el broche de oro realizando un partido de fútbol completísimo, de verdad, de esos que dominas desde el minuto uno hasta el 90, demostrando ambición y espíritu de superación constante a pesar de tener la eliminatoria relativamente resuelta.

Cierto es que se nos puso de cara todo muy pronto, al picar el árbitro inglés señalando un inexistente penalti sobre Salvio del portero local, tras fantástica asistencia de Tiago (incomprensible, por otro lado, que posteriormente no lo expulsara, de todas formas, extrañas escenas dentro de la mina de oro), y que lanzó con maestría Gabi, que estuvo sencillamente imperial durante todo el encuentro. En un solo minuto, fin al partido y a la eliminatoria.

Porque, a pesar de los intentos de los periolistos de hacernos creer que nos esperaba un auténtico infierno en las gradas, nada más lejos de la realidad: estadio semivacío en el que solamente se escuchaba durante todo el encuentro los cánticos de los colchoneros que poblaban todo un fondo. Con esos condicionantes, era difícil que los portugueses lograsen ya la machada, y el Atleti lo aprovechó.

Pero lo aprovechó bien, jugando al fútbol en todo momento, no relajándose ni un instante, y demostrando todos sus jugadores una capacidad de trabajo y de superación que hacía tiempo no contemplaba en nuestras filas. Tocaron el balón, por el pasto, como mandan los cánones, con desdoblamientos continuos de los laterales, con movilidad absoluta de nuestros delanteros, con firmeza defensiva. Un auténtico rodillo rojiblanco pasó ayer por Guimaraes, y ese fue el Atlético de Madrid. Ni siquiera el chaparrón de lluvia de la segunda parte deslució el nuestro de fútbol total. Fue una auténtica tormenta rojiblanca.

Dicho esto, ahora es cuando yo me planteo cuánto se o no sé de fútbol. Voy a poneros un ejemplo clarividente, Adrián. Que si no tiene gol, que este tío cómo va a sustituir al panchito traidor, que si no me gusta nada. Le han llovido palos de todos los colores, pero, como a mi no me duelen prendas en reconocer mis errores, desde ya pido perdón al asturiano por haberle prejuzgado de manera tan caprichosa e injusta como hice con él.

Es un delantero como la copa de un pino. Un auténtico jugador de fútbol, de equipo, con una notable técnica, un apoyo incansable para sus compis de zamarra, ofrece un montón de variantes en ataque, y sí, señores, hasta mete goles y todo. Ayer, otros dos más a la buchaca. Uno, aprovechando una gran asistencia de Salvio, y otro, de oportunismo puro y duro tras aprovecharse de un rechace del guardameta tras remate en plancha de Reyes. Sinceramente, cada día me planteo más cuánto realmente se o no sé de fútbol. Quizás ahí resida precisamente la grandeza de este deporte: nunca te deja de sorprender y nunca termina uno de aprender.

El cuarto lo consiguió otro de mis objetos de ira continua, Salvio, tras excelente remate de volea con el interior del pie desde dentro del área. La verdad es que fue justo premio al partido que se marcó el argentino ayer. Francamente, el resultado no fue más amplio porque Dios no lo quiso, porque tuvimos ocasiones para dar y tomar (remate de Gabi al palo incluido).

¿Quieren que les destaque a uno? Pues no voy a hacerlo, señores. Voy a destacar a todos: El poquito trabajo de Courtois lo solventó de forma notable. Fantástico Silvio, que no solamente sube la banda como los ángeles, sino que sabe centrar, y muy requetebién (todavía tengo pendiente el saber si sabe defender, ojo). Miranda y Perea, bien. Filipe, muy activo también. También notable Tiago, de menos a más Mario Jackson Suárez, y espectacular Gabi (y no saben lo que me alegro especialmente que triunfe este chaval en nuestras filas, uno de los nuestros, pero de los de verdad). Menos atolondrado Salvio y con muchas ganas, bien Reyes, y soberbio Adrián. Y hasta los suplentes de ayer no desentonaron para nada: proactivos a tope Koke, Elías y Juanfran.

Así que, señores, el equipo ha terminado aprobando, y con excelente nota, este examen previo en que ha sido esta caótica pretemporada, llena de noticias y declaraciones asquerosas, y aún con nuestros supuestos mejores jugadores aún pendientes de jugar o, inclusive, de fichar, desde aquí quiero dar las gracias a los que mientras, se han evadido de todo y nos han sacado las castañas del fuego, y, por supuesto, esto incluye a nuestro entrenador Manzaneque (me encantó su planteamiento de ayer, atrás quedaron tiempos pasados de mezquindad en su fútbol, parece). Gracias por vuestro esfuerzo, equipo. Me habéis devuelto la ilusión, y no era tarea ni mucho menos fácil el conseguirlo. Y enhorabuena. A seguir así.

23 de agosto de 2011

Falcao Maravillao.

Les reconozco que me ilusiona mogollón este fichaje, qué le vamos a hacer (ya saben, el bufandero descerebrado nunca escarmienta). Me parece un excelente rematador, un tipo de esos que tiene el gol en la vena, un clásico nueve de esos que ya están casi en especie de extinción, hombre de área, excepcional rematador de cabeza (y ya era hora que tuviésemos a un tipo así por el Calderón, que desde los tiempos de Gárate no recuerdo a un nueve cabeceador auténtico), jugador de equipo de verdad. Es un menda que transmite ilusión, alegría, ganas de triunfar y de hacer las cosas bien, y que, encima, viene del Oporto (con el aval que supuso Futre para nosotros y todo lo que significó). Al fin una sonrisa en este árido y áspero verano. Además, ya saben los que me conocen cómo es uno para los nombres. “Falcao”. Suena bien, suena a crack total, joder. Esto es un fichaje de verdad. Y de nombre, Radomel. También me vale, va, aunque si hubiese sido Radomir, ya es que me corro vivo. ¿Se imaginan? Radomir Falcao. Suena de la hostia, no me jodan. Demolition Man, killer total.

Pero, cómo no, los vikingos, siempre nerviosillos ellos, subidos en mi chepa todos los días metiendo el dedo en el ojo, siguiendo a pies puntillas las enseñanzas de su amable y simpático entrenador. “Es un fichaje muy caro”. “El Kun valía solamente 5 kilos más y es mejor” (primera vez que muchos de ellos tienen a bien reconocer su valía, qué cosas que tiene la vida, oyes). Manda bemoles que esto me lo digan aficionados de un equipo que paga 30 kilos por un lateralucho con el pelo tipo Valera (larga vida al Getafe), y que ha sido desecho del Zaragoza, por poner un simple ejemplo de los múltiples que usan en esa casa.

Señores, no se engañen. El gol cuesta caro. Siempre lo ha costado, y siempre lo costará. Es lo más caro del mercado. La razón es tan sencilla como evidente: en este deporte, se trata de meter más chicharros que los demás. Pues coño, si tenemos a uno que los hace como churros, obviamente, se tiene que pagar. No sé si el Atleti, o el tal Mendes, pero esta vez no quiero empezar de nuevo a joderme el día, que ya tendré tiempo de cagarme en los muertos de quien sea, va.

Pero no está todo hecho. Hace falta rodearle de buenos proveedores sobre el terreno de juego. Reyes debe de ser uno de ellos. Arda Turan (buen pelotero también, ya me darán la razón) otro. Juanfran también me puede valer cuando supere el ataque de ansiedad permanente con el que parece que ha empezado esta pretemporada. Luego está el caso de Diego, que es tan buen pelotero como incógnita total su rendimiento final si es que al final viene para aquí.

Lo más inteligente sería darle los galones al otro Diego, el Uruguayo. Decirle que jugase como lo hace en Uruguay, que retrase su posición y que se convierta en el auténtico líder del equipo. A él ese papel le va, y condiciones futbolísticas le sobran por todos lados, pero ya saben, se le ha metido por el ojo derecho al señor Miguel Ángel Gil que se tiene que ir, y se irá, ya lo verán.

Pero bueno, sirva esta reentré tras el veranito (más movido de lo que a uno le hubiese gustado) para darle la bienvenida a Falcao Maravillao. ¡Ojalá y logremos que cumplas tu contrato con nosotros! ¡Forza Atleti!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8