28 de agosto de 2012

Atleti 4 - Athletic 0. Preparados para el Rock&Roll.

Al menos, tras lo visto ayer, frente a, eso sí, un Athletic de Bilbao sencillamente deplorable. No esperen que les mencione a Courtois en esta crónica, porque si  se hubiese puesto a comer pipas con  algún familiar suyo en la grada viendo  el partido, absolutamente nadie lo hubiese echado en falta. Se llevaron 4, pudieron ser muchos más (Iraizoz realizó un gran encuentro) y el equipo está preparado para la caña de verdad, que tendrá lugar el próximo viernes en Mónaco frente a nuestro Niño Torres.

Está claro que los del Bocho están notando en exceso el aire tan contaminado que se respira por allí. La cosa  empezó chunga con la vena  albañileril de Bielsa que encontraron total oposición en la directiva con las obras esas de El Escorial  que andan haciendo en Lezama. Después está el  caso de Llorente, de Javi Martínez, de Amorrebieta … Es lo que tiene. Una vez rompe uno de los mercenarios la puerta, los  demás se envalentonan y la emprenden todos a golpes. Personalmente, admiro en este caso la postura firme del Athletic. Los contratos están para cumplirlos, con sus cláusulas correspondientes y demás, y si no, pues chico, que  se lo hubiesen pensado antes de firmarlos. Lo que no tiene pies ni cabeza es que Bielsa esté emperrado en no utilizarlos. De momento, la broma les ha costado ya 6 puntos que, de haber estado ellos en el campo, quién sabe lo que hubiese pasado (porque no creo que fuesen a meterse goles en su propia portería, vamos). Difícil, muy difícil panorama tiene el Athletic, aunque reitero, en este caso, mi apoyo total a Urrutia por mantenerse firme y no recurrir a esa asquerosa frase de “los jugadores juegan donde quieren” y “si se va Llorente vendrá uno igual o mejor”. Algunos hombres se visten por los pies e intentan defender lo mejor posible a la institución que representan. Otros, para nuestra desgracia, ya sabemos de qué pie cojean.

Al grano, que me pierdo. El partido fue un auténtico monólogo de principio a fin. Fuimos un rodillo total con una defensa impecable, un centro del campo arrollador y una delantera en la que un tal Falcao sigue demostrando día a día lo que es,  el mejor nueve del mundo sin discusión posible. A los 19 minutos, aprovechándose de un desmarque tras un saque de  banda, se va de San José (más Santo que nunca el chaval, todo hay que decirlo también) como si estuviese siendo marcado  por un crío de 12 años, y ante la salida de Iraizoz, le pica el balón con clase y maestría.

Al borde del descanso, y en pleno festival rojiblanco, hizo el colombiano también el 2-0, tras aprovecharse o, mejor dicho, hacer bueno un centro de Godín  (quién sabe hacia dónde iba realmente) y anotar un tanto estilo Cruyff frente a nosotros o Fernando Torres frente al Betis. El tema estaba sentenciado.

La segunda parte, aún fuimos más superiores que la primera, y el recital no paró un solo instante. Ocasiones a go-gó, penalti que transformó Falcao, haciendo su primer hat-trick del año, y broche de oro final tras zambombazo desde fuera del área de Tiago por toda la escuadra. Fiesta en la grada (lástima de horario, porque el lleno hubiese sido de impresión de haberse jugado a una hora medio decente), y satisfacción final por el juego desplegado.

Mientras, los rumores se disparan por todos lados: que si vamos a ceder a Silvio, que si hemos  fichado a Cisma, que si Diego, que si Godín,  que si  Raúl  García … Lástima que en víspera de jugar toda una final de Supercopa de Europa andemos todavía con  estos pelos. Veremos cómo acaba la cosa al final, que ya sabemos todos lo dados  que son nuestros delincuentes a realizar la Heitingada de todos  los años a última hora.

EL CRACK DEL PARTIDO: Obviamente, un tal Radamel Falcao.  Crack de primera línea mundial donde los haya. No tiene nada que envidiar a nadie. Porque nadie tiene sus características. Un  jugador único,  que cada día que pasa crece más y más.

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO: Todo el Athletic menos Iraizoz. Un equipo sin alma, sin ilusión, sin fe, sin garra. Ni la sombra de lo que fue la temporada pasada.

ÁRBITRO: Teixeira. El penalti que nos pitó a favor  fue incontestable, pero el segundo tanto de Falcao no debió de subir al marcador al encontrarse en fuera de juego previo Godín, que es quien dio la ¡ejem! Llamémosle “asistencia” …

TERMÓMETRO ROJIBLANCO (+ 1 GRADO).

No se sube esta vez  el termómetro, porque era nuestro debut este año en casa y es partido de obligado cumplimiento. Pero vamos, llevamos ya dos semanas consecutivas que está en positivo. Ni los más viejos  del lugar …

Y el viernes, la gran final frente a nuestro Niño del alma. Mucha gente considera este título como un torneo de verano más (curiosamente, los que no la juegan nunca, qué cosas) pero no, señores, se juega la supremacía europea, pese a quien pese, joda a quien joda y eche espuma  quien eche espuma. Yo ya estoy de los nervios, ¿Y ustedes?

20 de agosto de 2012

Levante 1 - Atleti 1. Nueva temporada, viejos ridículos.


Da igual quien esté de entrenador, de jugadores, de presidente, de utileros o de cocineros. Que más da que allá en las gradas más de 1000 Atléticos dando una vez  más una a auténtica exhibición de animación. Lo mismo da que el partido se dispute en este horario chuloputero  que se han inventado los chupópteros de turno, por supuesto, con la aquiescencia y condescendencia  de nuestros dirigentes-delincuentes,  que lo único que han  hecho  ha  sido patalear para terminar como siempre, haciendo el ridículo, bajándose los pantaloncitos y ale, que disfrute  todo  el mundo del enculamiento general.

El Levante en su casa  frente al Atleti lo tiene claro: hay que salir a  morderles  a la yugular, porque estos salen agilipollados  perdidos.  Y a fuerza  que consiguen siempre su propósito. Ya  el dubitativo Dubois casi  se come una a los  dos minutos. A los 5, balón rechazado  al borde del área, y el Zhar remata a placer ante la  atenta mirada de Arda,  que era el que se supone estaba con  él en la marca. Una vez  más, otra nueva exhibición de concentración, de salir a hacer bien las cosas, de  tener la mente puesta  en  donde se tiene que tener y de tener las ideas claras. Todo  por parte del Levante, claro. Lo nuestro no tiene remedio.

Así  que tocó, una vez más, nadar contra corriente todo  el resto del  encuentro. Menos mal que relativamente pronto Arda  se rehízo de  su error inicial y se inventó un chutazo  desde fuera del área que entró por la mismísima  escuadra del desquiciado  a la par que desquiciante Munúa. Golazo lleno de rabia y de corazón, demostrando que la  única manera que teníamos de hacerles daño a los granotas era así, con chuts lejanos, ya que del juego combinativo del Atleti mejor olvidarnos todos.

Dominamos el balón, sí, aunque el término más concreto fue que lo sobamos. Pero alguna buena noticia hubo también, como fueron los debuts de Oliver (que no estuvo afortunado, pero es bueno que vaya ya pillando minutos en encuentros que no sean  precisamente en el Calderón y ganando ya 3-0) y de Kader, que estuvo bastante bien el rato que jugó, dando profundidad  y rapidez al  equipo. Lástima que nuestros delanteros  no la olieron ayer. Falcao lo intentó todo, pero no le  llegó nada mínimamente potable. En cuanto Adrián, el hombre yo creo que todavía sigue desfilando  en Londres por lo de los juegos Olímpicos y tal.  Que alguien le avise de  que esto  se ha acabado ya, por favor.

Referente a los nuevos, el Cata estuvo sobrio (término que se  utiliza generalmente para decir que ni fú ni fa, sino más bien todo lo contrario) y el  Cebolla Rodríguez demostró que es un pibe más  que válido, a pesar de la brutal agresión que sufrió de manos de  angelito de la humanidad denominado David  Navarro, o trozo  de carne con ojos putrefacto. Pero de  Clos  Gómez hablaremos más adelante.

Me gustó del  equipo (salvo el  atolondramiento característico inicial) el dominio que luego ejerció y los  huevos que le echaron al tema. Comprometidos  con  la causa están, y eso es una excelente señal. Silvio, por cierto, bien. Irá mejorando si va  teniendo  minutos. Y el sustituido  no debería de  ser Juanfran precisamente, sino el intrascendente casi siempre Luis Filipe. Raúl García debió de salir antes al terreno de juego, pero por lo demás, nada  que reprocharle al Cholo.

¿Resultado  justo? Verdaderamente el Levante es un hueso jodido de roer en su casa, pero yo soy de la vieja escuela y creo que es un campo en  el que deberíamos de haber ganado. Al  menos, se intentó, aunque tenemos que encontrar la fórmula para que nuestros delanteros no se vean tan  desasistidos como en  el día de  hoy. Un tal Diego tendría la llave de tantas cosas  …

EL CRACK DEL PARTIDO: Cebolla Rodríguez.
Me gusta este jugador. Carácter, personalidad, profundidad, trabajo, pelotas y profesionalidad parece su bandera, no todo  ello exento de calidad. Tiene que muy pero que muy buena pinta. Y ojo, mención especial a los desplazados a Valencia. De 11 sobre 10. Qué gusto dio oírles a grito pelado desde el minuto uno hasta el 90. Y qué  pelotas que tienen. Se merecen todo.

LA DECEPCIÓN DEL  ENCUENTRO: Courtois.
Ha empezado la temporada transmitiendo una inseguridad de cojones. Cada balón colgado lateralmente crea un desasosiego por sus  no salidas que, de no  empezar a   espabilar, pero ya, nos van a costar puntos, muchos puntos. Y precisamente el  inicio de la temporada es vital no  descolgarse demasiado. Crédito el chaval tiene, está  claro, pero tiene que pegarse una buena duchita y  quitarse de  encima  el torrijón que lleva.

ÁRBITRO: Clos  Gómez. Esperpéntica actuación la suya. No se quiso enterar de nada. Hubo 3 jugadores  del Levante que debieron de ser expulsados, a saber: agresión incalificable del claramente calificable David Navarro (de profesión, sus carnicerías) al  Cebolla Rodríguez (le reventó prácticamente la cara), roja flagrante a Juanlu por criminal entrada por detrás a  Gabi, roja más que evidente a Munúa por coz incalificable sobre Godín en un  balón que ya tenía controlado  el guardameta (y penalti a favor, por cierto) más otro más que posible  penalti sobre Falcao de dos defensores levantinistas. Hemos empezado de  putísima madre con  los señores de negro, si señor. Claro que, al pájaro  este  ya le tengo yo calado y bien calado, desde que anuló ese gol a Perea en el derbi frente a los vikingays.  Pasan las  temporadas, pero estos siguen también manteniendo las más viejas  tradiciones.  Son unos  inútiles e incompetentes  redomados.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO (+ 1 grado).
Empecemos  el año con  optimismo, y consideremos ese punto como válido. Así que ya tenemos un gradito positivo en nuestro particular marcador. Hacía ya tanto tiempo …

Y ahora, a esperar a un Athletic en plena guerra civil, el lunes, a las  22 h.  cuando el viernes siguiente jugamos la final de la  Supercopa. Curiosamente a otros equipos cuando juegan este tipo de torneos hasta les aplazan la jornada de liga y todo para que tengan más descanso y lo  puedan  preparar concienzudamente. Sin embargo, a nosotros no, se nos putea de manera vil, canallesca y vergonzante y se ríen  y mofan en nuestra puta cara. Al igual  en que en  la del Athletic, que también tiene participación  europea el  jueves,  por cierto. Pero nada, aquí calladitos, y a tragar y demás. Y luego, encima, le pediremos cuentas al Cholo. Así somos de patéticos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8