10 de junio de 2013

Exámenes finales.


Buenas noches a todos. A continuación, y como todos los años por estas entrañables fechas, pasamos a facilitaros uno por uno las notas finales de nuestros lindos muchachitos rojiblancos (tutor incluido). Sin más dilación, empezamos con las mismas:
Nervios Asenjo (4). Suspenso. No es un portero para este Club. Le pesan hasta las rayas del escudo, y transmite una inseguridad notable, lo que implica que termina haciendo  mantas  a sus propios compañeros. Para la historia, pasará su famoso intento de remate dejando la  portería  sola en la Europa League, frente al Rubín en el Calderón, y su posterior trote cochinero bajando hacia su portería  hasta que se dio cuenta de que no había nadie, y decidió esprintar, lanzándose al suelo en busca de la pierna del centrocampista vasco y culminando el mayor de los ridículos. Claro que, las cosas como son, esto no fue enteramente culpa suya. O más bien, no es el responsable final del  tema. Lo mejor para  todos es que se vaya a otro sitio, de forma definitiva.

Erasmus Courtois. (9,5). Sobresaliente. Rozando la Matrícula. Ha puesto de moda el movimiento “Thibauting”, llenado twiter de fotos de gente imitando sus impecables estiradas. Ha subido su nivel un montón con respecto a la temporada pasada. Mucho más autoritario en el área, mucho mejor colocado, tenía una asignatura pendiente frente a los equipos grandes, y en la Final de Copa, lo superó, y con creces, realizando paradas para la posteridad. Si por él fuera, me parece a mí que este no se iba de nuestro Club ni con un cohete en el culo, y, francamente, si por mi fuese, tampoco. No es que debiera de seguir, es que el Atleti debería de intentar su fichaje de manera prioritaria. Al menos, intentarlo. Ya aterrizo de las nubes, ya.
Jolín con Godín. (7). Notable.  Su temporada más regular. Contundente, eficaz, ha estado siempre muy concentrado y muy metido en su faena. Expeditivo, rápido, bien al cruce, ha hecho una magnífica pareja con Miranda, ya que ambos se complementan a la perfección. El uruguayo (auténtico talismán en las finales) se ha convertido en uno de nuestros pilares más importantes.
Filipe Luis o Luis Felipe (8). Notable alto. Otro jugador que va creciendo como la espuma. En el aspecto defensivo ha mejorado muchísimo, y ha dejado de ser ese lateral tímido y blandengue que era en épocas anteriores. Por cambiarle, lo ha hecho hasta la expresión de su cara. Ahora sale a los partidos en más plan Clean Eastwood que de Fred Astaire. Se ha incorporado bien en ataque, y ha anotado hasta algún buen gol que otro, aunque tiene una asignatura pendiente: sus centros al área. Sigue teniendo la costumbre de golpear al balón con buen estilo, pero sin saber muy bien a dónde lo lanza. Ese punto hay que trabajarlo más, mucho más, amigo.
Extrañas escenas dentro de la mina de oro, Cisma (7). Notable. Un fenómeno paranormal, porque para mi ha sido un jugador infrautilizado,  y que ha cumplido más que de sobra las veces (escasas veces) que ha salido al terreno de juego. Bien en defensa, valiente en ataque, a veces, hasta por su peinado, le he llegado a confundir con el mismo Luis Filipe. Creo que no va a seguir,  pero, sinceramente, no entiendo nada de lo que rodea a este chaval.

Estúpido Cata Díaz (0). Muy deficiente. Su nivel deportivo ha sido bastante deficiente de por sí, pero su comportamiento con la afición ha sido sencillamente lamentable. No pierdo ni un instante con el tipo este más: expulsión inmediata ya. Si no lo quiere nadie (que será lo más normal) pues carta de libertad y fuera. De imbéciles está el mundo lleno, y en el Calderón estorban.
Walking Dead Juanfran (5). Aprobado. Desde el dichoso partido de la Selección (malditas selecciones) ha dejado de ser el que fue la temporada pasada, y se ha convertido en un lateral más o menos cumplidor en defensa, y bastante desastroso a la hora de incorporarse al ataque. Está plenamente integrado en el equipo, eso sí, y se le ve bastante identificado con la institución, pero necesita como el comer a alguien que le empiece a comer la tostada y espabile, si no se nos terminará acomodando. Tiene, puede y debe de dar mucho más de sí.
Insúa … ¿Quién es Insúa?. Sin calificar. Extraño fichaje de invierno donde los haya, ya que apenas ha sido utilizado por el Cholo. Yo guardo un buen recuerdo de él de su etapa en el Liverpool, pero, su rendimiento actual es toda una incógnita. Algo huele a podrido en Dinamarca, o, lo que es lo mismo, chanchulleos y farfolleos entre Caratorcida, Cerdezo y Mendecidad tienen pinta de estar detrás de todo esto.
De Mirinda a Miranda (10). Matrícula de honor. Quizás el mejor jugador de esta temporada. Su gol en la final de Copa pasará a nuestra historia. Impecable sentido de la anticipación, rapidez  en sus acciones, y muy peligroso en sus incorporaciones al ataque. Expeditivo cuando hay que serlo, elegante cuando la ocasión lo precia, suele decidir en cada instante su forma de proceder, y, casi siempre, su elección es correcta. Hace bueno a su compañero de baile en la defensa. Y pensar que a este  pibe le hemos  puesto (yo el primero) a caer de un burro. Hay quien lo  compara con  Luis Pereira. Comparación  exagerada, ya  que el bueno de Luis era pura magia (aunque nos lo  pusiese de corbata en más de una y más de dos ocasiones), pero para mi es un jugador absolutamente imprescindible. Indispensable e intocable.
No blanquillo, sino Manquillo (7). Notable. Ha jugado muy poco, pero ha demostrado que, con confianza, puede  ser ese jugador que reclamaba antes para comerle la tostada a Juanfran. Muy serio atrás, valiente en ataque, con personalidad y sin quemarle el balón en ningún instante. Uno de nuestros canteranos más prometedores.
Gominolas Mario Suárez (5). Aprobadillo. Muy irregular, capaz de lo mejor y lo peor en un solo encuentro. Tiene buenos argumentos organizativos, pero, al mismo tiempo, tiene unas alarmantes faltas de concentración, que nos cuesta goles en contra, ya que su puesto es muy clave en nuestro esquema. En las finales suele cumplir (todavía recuerdo  su  maravilloso partido en Bucarest) lo cual me reafirma en que a veces  juega excesivamente sobrado. Debe de mentalizarse de que todos los encuentros son  finales. Escucharía ofertas por él (pero ojo, sin regalarlo ni mucho menos, no equivoquemos términos).
Tiago el Vago (6). Bien, a secas. Aunque desde que  está el Cholo, habría  que llamarle el exvago. Ha tenido lesiones que le han  perjudicado, pero, por lo que se ve, para Simeone es un componente indispensable para la temporada que viene, y va a renovar renunciando a dinero y todo. Se le ve muy integrado e identificado con la Entidad. Mientras tenga claro que no puede jugar ni un solo minuto de cualquier final  que lleguemos, bueno está, aunque yo, personalmente, no le  hubiese renovado.
MilinKo Koke (8). Notable. Ha crecido mucho en su juego, y, especialmente, en influencia en el mismo del equipo. Su personalidad ha aumentado mogollón, y es ahora mismo pieza imprescindible para el Atleti, ya que su fenomenal toque a balón parado, hacen de él un arma letal. Uno de los mayores asistentes de la Liga, todavía no ha tocado  techo, ni muchísimo menos. Ha demostrado que puede jugar tanto de mediapunta como de mediocentro. Es completo en casi todo, y físicamente es un toro salvaje, un portento. Uno de los intocables.
Todo lo que haces lo haces bien, Raúl García (6).Bien. Ya sabéis, jugador debilidad para el que esto os escribe. Me encantaría que fuese el “cinco” del Atleti, aunque a él no le guste ese puesto y se encuentre mejor en la media punta. Su lema  es la disciplina, antepone el equipo ante todo y ante todos, incluido él mismo. Posee gol, mucho gol para lo poco que juega. Pieza básica en el vestuario Atlético, es nuestro auténtico jugador número 12. Sé que tiene muchos detractores por la Ribera del Manzanares, pero para mí es una pieza básica, siempre y cuando tenga claro su rol en el equipo (que lo tiene).
Culongo Turán (7). Notable. Probablemente, el jugador que más clase tiene (junto con Oliver) de toda la plantilla. Mezcla actuaciones y acciones que son geniales  con otras que no lo son tanto. Demasiado Guadiana en su juego, tiene una clara asignatura pendiente en su debe: firmar una actuación soberbia frente a uno de los dos “Grandes” (en presupuesto, que las grandezas hay muchas formas de medirlas). Ahí es cuando más hay que exigirle que marque las diferencias. Ha progresado en su faceta anotadora, eso sí. Pero tiene ese don diferente que solamente poseen los jugadores con duende. Pieza indispensable también para la próxima temporada.
Cebolla Rodríguez (6) Bien. Aporta mucho más cuando sale desde el banquillo que cuando lo hace de titular. Jugador extraordinariamente vertical, tiene mucha fuerza inicial, aunque, me temo, poco fondo físico final. Buen disparo,  es un buen jugador para completar plantilla. No engaña a nadie, y eso me gusta. Va de hincha de Peñarol , pero defiende hasta la última gota de su  sangre la camiseta del Atleti. Para hacer fondo de armario, jugador completamente válido.
Braveheat Gabi (9,5). Sobresaliente. Nuestro CAPITÁN, con mayúsculas. La prolongación del Cholo en el terreno de juego. Representa nuestro escudo y los valores que implica el mismo como nadie. Incalculable el número de kilómetros que habrá realizado esta temporada defendiendo la rojiblanca de un lado a otro, corrigiendo las boberías de Mario, construyendo, repartiendo, cortando …. Eso sí , también tiene una asignatura pendiente (y por eso no consigue el diez definitivo): su lanzamiento de faltas, que en el Zaragoza se hinchó, y aquí ni las huele. Pero aún así, es una de mis debilidades, y yo, personalmente, le perdono todo. Seguramente, sería de la actual plantilla la única camiseta con su dorsal y el nombre que me compraría. Un Atlético de la cabeza a los pies. Ni que decir tiene: completamente intocable.
Dibujos animados Oliver (8) Notable. La joya de la corona. Basta con verle cinco minutos sobre el terreno de juego para saber que es jugador solamente para elegidos, para bocados exquisitos, para paladares excelsos y sublimes. Tiene y apunta desparpajo, personalidad, clase para dar y tomar, visión de juego, técnica depurada  y todo lo que uno pueda soñar de un jugador. No apunta ni a ser Xavi o a ser Iniesta. Apunta a ser Oliver. El Cholo le está cuidando con especial mimo, y fortaleciéndole su  condición física. Para mi es pura magia. Nuestro diamante en bruto. El año que viene tiene que participar mucho más y tener bastante más protagonismo en el primer equipo.
Primo de Zumosol Saúl (7). Notable. Otro que tiene una pinta increíble. Todocampismo en su más puro estado. Poderoso físicamente, buen manejo de balón y buena visión de juego. Yo le veo más de mediocentro. Se me antoja del todo punto imprescindible su cesión (en algún Primera o Segunda con aspiraciones) para que empiece a explotar todo su potencial. Otro diamante en bruto.
Sobao Pasiego Adrián (4). Suspenso. Y mira que me jode, porque es otro de mis ojitos derechos, pero su rendimiento ha sido más bien tirando a lamentable que otra cosa. Goza de toda mi confianza, y estoy convencido de que es un jugador no solamente aprovechable, sino que tiene, además, ese duende  del que os  he hablado anteriormente y que solamente poseen los  genios de esto. Su cambio de ritmo  sigue siendo completamente letal, convirtiéndole en un jugador único  en esa  faceta de juego. Espero que su bajo rendimiento haya sido debido a las dichosas olimpiadas (casi todos los componentes de la Selección han andado para el arrastre, excepción hecha de Mata). Llamadme loco, pero no escucharía ni una puñetera oferta por él. Al menos, este año.
Tigre Radamel Falcao. (10). Matrícula de Honor. No quiero hablar nada de su marcha, porque me indigno de tal manera que ya va teniendo uno una edad y no merece la pena, la verdad. Me parece absolutamente indigno del Club Atlético de Madrid que uno de nuestros mayores cracks hayamos sido incapaces de mantenerle más de 2 años, y no hacer absolutamente nada, ni de lejos, por intentar que, al menos, cumpliese el contrato que había firmado. Pero como todo el mundo tiene asumida la situación, pues nada, me quedo yo solo con mi pataleo y con mi rabia, y fuera. Qué le vamos a hacer. En cuanto a su rendimiento deportivo, pues qué quieren que les diga: colosal en la final de la Supercopa de Europa, decisivo en la final de la Copa del Rey tras destrozarle a Albiol su ya maltrecha  de por sí cintura, maravillosa primera vuelta hasta que se lesionó, y más floja segunda parte de la temporada tras su lesión, en la que, a pesar de todo, siguió anotando tantos y más tantos. Ya es pasado aquí, así que, mientras no te cruces en nuestro camino, la mejor de las  suertes, Tigre.
El bueno, el feo y Diego Costa (9). Sobresaliente. Pichichi de la Copa del Rey que ganamos. No le clavo el diez por sus peligrosas idas de olla. Su rendimiento deportivo ha sido espectacular. Jugador con un poderío físico portentoso, con una movilidad en ataque que da mogollón de soluciones constructivas a los mediocampistas, con gol, va bien de cabeza, valiente, no rehúye el choque, es menos torpe de lo que la peña se piensa (si, Rafita, sí), puede jugar solo en punta perfectamente (a veces hasta pienso que se sentiría más a gusto) … Si se le consigue administrar de forma coherente su indudable carácter, y focalizar a  que lo exprese todo con el balón de por medio, y no con otras absurdas acciones, es un pedazo  de delantero completísimo. Ni que decir tiene, para mí, máxime después de la marcha de Falcao, absolutamente intocable.
Cholo Simeone (9). Sobresaliente. Y mira que me jode no ponerle la Matrícula, pero no me gustó en  exceso  cómo enfocó  el tema de la Europa League, aparte de ser el máximo responsable de la eliminación al ordenarle al patán del Asenjo esa subida a lo loco en busca de no sé qué diablos, la verdad. Por todo lo demás, el equipo no ha jugado tan brillante como  la temporada pasada, cierto, pero su seguridad defensiva y si fiabilidad ha sido ha prueba de bombas. Su mayor virtud  es que la muchachada,  tras cualquier duro palo que haya habido, se ha sabido  levantar y recomponer con  extraordinaria rapidez. De su rendimiento en las finales no digo nada. Alta fiabilidad inclusive ante los rivales más duros y poderosos. La clave  absolutamente de todo esto. Lo de siempre: CHOLO ÚNICO.
Bueno. Pues no sé si me dejo alguno más  por ahí. Como siempre,  serán bienvenidos vuestros comentarios, discrepancias y demás al  respecto. El  que haya llegado hasta aquí,  le doy  también mi Matricula de Honor, porque hay que tener tragaderas para zamparse semejante tocho, amigos. Nos seguimos  leyendo.

3 de junio de 2013

ZARAGOZA 1 - ATLETI 3. EXHIBICIÓN.


No. No me he vuelto más loco de lo que estoy. El Atleti (exceptuando los dos arreones iniciales del Zaragoza en cada comienzo de cada tiempo, que fueron perfectamente solventados por el Zamora más joven de la historia de la Liga española, un tal Thibaut Courtois), y aunque fue infinitamente superior a  un equipo que salió con las siglas R.I.P. tatuadas en su corazón, no es que hiciese un fútbol de ensueño, ni mucho menos, pero si que dio una auténtica exhibición de profesionalidad, por un lado, y de saber estar, por otro.

De profesionalidad, porque buscó en todo instante la victoria, aunque no le iba nada en el envite, hasta el punto de desperdiciar un buen ramillete de claras ocasiones de gol (Diego Costa al larguero, el Cebolla por encima del mismo a puerta vacía, un mano a mano que sacó Leo Franco a Diego de nuevo …), hasta que consiguió el inicial gracias a una fenomenal internada de Arda Turán (que había salido en la segunda parte junto a Oliver, como siempre, fue salir ellos y acabarse el partido para el rival) que el turco transformó en un magnífico tanto.

¿El Zaragoza? Sinceramente, yo pienso que nadie creía en ningún momento en la salvación. Jiménez miraba impotente como los jugadores rojiblancos les superaban en todas las facetas del juego. Y eso se debe, aparte de ser mejores que el rival, a que el Cholo no permite en ningún instante que el Atleti pierda el respeto ni a la Competición, ni, especialmente, al escudo que representan. Pero en todas las facetas, porque luego el comportamiento de mis jugadores fue también admirable, no celebrando ni un solo tanto y mostrando un respeto máximo ante el dolor evidente del rival.

Nos empató el Zaragoza a falta de 4 minutos, en una indecisión entre Miranda y Courtois que aprovechó Helder Postiga (de lo poco algo aprovechable del  equipo local), pero, a continuación, un fantástico centro del debutante Aquino lo remató Diego Costa de volea con el interior del pie que entró como un a exhalación en la portería de Leo Franco. El tercero ya fue anécdota, obra también del brasileiro. Antes, eso  sí, Oliver nos dejó muestras de su indudable calidad, de ser ese jugador diferente con aire de crack por cada poro de su piel que respira, con una jugada de ensueño que acabó en el larguero de Leo Franco tras picarle el balón casi sin  ángulo para el remate.

Eso sí, vista la directiva que tenemos, no me quiero encariñar en exceso mucho con él … ni con nadie. Ya  veo que aquí cada vez  duran menos la gente que triunfa (que te vaya bonito, Radamel, no hemos hecho ni el más mínimo intento por que te quedes, estoy convencido que de haber sido  así lo hubiésemos logrado, pero … el “clink clink, caja” es la política de la entidad, qué le vamos a hacer). Y este no es que vaya para estrella, es que va para estrellón, pero de los buenos.

Poco más. Lo siento por el Zaragoza y por el Depor, especialmente, aunque, por otro lado, me alegré también cantidad por el no descenso del Celta, que para eso tan buenos recuerdos tengo permanentemente de Vigo. Y chapeau para la no rueda de prensa del Cholo, y, reitero, para el saber estar de mi equipo, compitiendo, respetando al máximo al  rival, pero yendo a degüello a por él. Y es que, qué gusto da ser del Atleti desde que Simeone está al mando de todo  esto.

EL CRACK DEL PARTIDO: Diego Costa. Firmó un partido sencillamente soberbio. La ¿defensa? del Zaragoza no se enteró ni del nodo cada vez que pillaba el balón. Justo premio sus dos tantos finales.

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO: La descomposición de nuestro rival, con una grada desquiciada (con razón) en contra de sus delincuentes particulares, y un equipo sin alma ni pena deambulando por el campo. Quién te ha visto y quién te ve, Real Zaragoza.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO (+ 20 GRADOS).

El empate del Mallorca lo dejo pasar, y pongo el  broche de oro a esta temporada con los 3 puntos de la  Romareda, subiéndolo finalmente otros 3 grados más, y acabando la temporada en ¡¡¡¡¡20 grados positivos!!!!! Ni los más optimistas, oigan. Esto tiene una putada, eso sí: para el año que viene será más jodido el tema del termómetro, ya que el nivel de  exigencia va  a subir, y mucho. Pero con acabar en positivo ya será la releche, porque significará mejorar aún más esta  fantástica temporada.

Me despido. Bueno, no. Que la semana que viene, como todos los  finales de temporada,  pondré nota a los chavales. Intentaré no llevarme por la  euforia y puntuar lo más severamente posible, aunque, qué coño, quién se merezca el sobresaliente, cómo no, lo tendrá. Nos seguimos leyendo, pues.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8