29 de agosto de 2013

Final Supercopa. Vuelta. Barsa 0 - Atleti 0. Y murieron con las botas puestas.


Tal y como vaticiné tras la crónica de la ida. No pudo ser, cierto, pero no menos cierto que el Barcelona, con Neymar, Messi, y su puta madre, fue incapaz  de hacernos más de tres ocasiones de gol durante 180 minutos. Y eso  dice mucho de mi equipo. Dice entrega, dice sacrificio, dice automatismos completamente asimilados, dice espíritu de equipo, dice solidaridad, dice esfuerzo, dice calidad, y dice competitividad. Es una lástima los dirigentes que tenemos, porque estamos ante una oportunidad histórica para realizar un equipazo capaz de plantar cara a cualquiera, simplemente con un par de retoquitos más, que no necesariamente tienen que ser la rehostia puta ni costar 50 kilos. El Cholo ya se encargará de revalorizarlos. Lo dicho. Una lástima.

El partido de ayer siguió casi al pie de la letra el guión que previamente  tenía establecido del mismo. Salida muy dominante del Barsa, el Atleti que aguanta bien los arreones, ninguna ocasión clara por parte blaugrana, y el Atleti que acaba el primer  tiempo dando zarpazos. Todos, en jugadas combinadas y contras perfectamente hilvanadas. La primera, una de Koke que tiró con más inocencia que una monja ursulina realizando yemas  de huevo de Ávila. La otra, de Turán que sacó de forma primorosa Valdes. Hablando del portero blaugrana, si el guardameta del segundo equipo de la  capital de España no es titular finalmente en su equipo, no creo que haya la más mínima duda de que él y solo él tiene que ocupar la titularidad con la Roja en el próximo Mundial. Es justo reconocerlo, Mister Pantunflo. Por mucho que Iker sea un chaval muy majo.

Tras el descanso, cambiaron las tornas y el Atleti salió en tromba … hasta que se desfondó. Pero le dio tiempo a crear otra muy buena ocasión en un remate fantástico de Villa que, cómo no, otra vez  hizo lucirse a Víctor Valdés. A partir de ahí, el Cholo debió de mover la  coctelera, pero, una vez más (y es el único pero que le pongo al argentino) en los  cambios estuvo mal y desacertado. No debió quitar al Guaje. Tuvo que sacar antes a Adrián. No me gusta el automatismo que tiene cambiando siempre a Turán (en pie de nuevo con el partidazo que hizo ayer el turco, es un jugador sublime cuando le apetece). También podría haber sacado a Raúl García (auténtico pulmón para el centro del campo y centrocampista con gol donde los haya). En fin. No hila fino Simeone con las sustituciones (ayer, además, realizados muy tarde). Está claro, nadie es perfecto.

Al final, el show del Sr. Borbalán. Expulsó a Luis Filipe por no permitir a Dani Alves (ese eslabón perdido de la raza humana) jugar al polo utilizándole de caballo. Está claro que eso no se puede consentir. Si un pibe del Barsa le apetece subirse a la espalda de un rival, y quiere que corra la banda encima de él, es válido, hay que permitírselo. Lo pone el reglamento. ¿Acaso no lo saben?

Después llegó el penalti que señaló por un choque entre Pedro y Miranda. Yo es que no veo nada, pero bueno. Luego expulsó a Turán  desde el banquillo, alargó solamente 4 minutos (mínimo el descuento tuvo que ser de seis, más los cambios), pero lo peor, lo que sí que le hace ser un individuo miserable, ruin, rastrero, cobarde y hasta me atrevería de  decir que mala persona, es que en dicho descuento, salte un retrasado al terreno de juego, le de un abrazo y todo a Piqué (correspondido por este, ante la extraña pasividad del dispositivo de ¿Seguridad?) blaugrana, se pierdan no menos de dos minutos, y el sinvergüenza sea incapaz  de añadirlos al descuento, y pite justo a los 4 minutos que injustamente había indicado como descuento. Eso sí que es un detalle de parcialidad total. Pues nada. Habrá que darle la enhorabuena, señor Bobalán. Que usted disfrute el título con salud.

Nada más. Felicitar al Supercampeón (somos del Atleti, recuerden, clase y nobleza obligan) y decir que no tendremos jugadores que valgan 100 millones de euros, ni probablemente 50 tampoco, pero lo que sí que tenemos es hombres cuyo valor se puede considerar en dos millones de corazones cada uno. Justo el de  los  seguidores que laten en cada encuentro que disputan. Hombres que se visten por los pies. Hombres nobles, recios, duros, entregados, fieles y orgullosos. Pibes que no le temen a nada ni a nadie. Individuos que la palabra “imposible” no existe para ellos.  Gente grande. Muy grande. Peña que te emociona, que te hace vibrar, llorar y sentirte cada día más Atlético que cabe. Muchas gracias por todo, muchachada. Y, por supuesto … ¡CHOLO ÚNICO!

26 de agosto de 2013

Atleti 5 - Rayo Vallecano 0. De ciclones y chipitas.


Así fue el partido de ayer: el Atleti, un ciclón imparable, incontestable y hambriento de presión, buen juego y goles. El Rayo, un equipo que no hizo honor a su nombre y apenas demostró alguna que otra chispita sobre el terreno de juego. La verdad  es que la imagen de los vallecanos fue sencillamente deplorable. Está muy bien eso de querer sacado el balón jugado desde atrás y demás, pero chico,  si no tienes mimbres para realizar dicho juego, no puedes ser tan cabezota de seguir insistiendo una y otra vez con lo mismo, máximo cuando se ve perfectamente que el Cholo sabía tal circunstancia y mandó a toda la artillería a presionar nada más sacar Cobeño. Dicho de otra forma, los entrenadores se tienen que adaptar a los mimbres que tienen y actuar en tal circunstancia, y no al revés. Así pasó lo que pasó: se llevaron 5, que bien pudieron ser hasta siete, y a Courtois  apenas le inquietaron en un par de remates de cabeza  que se marcharon por encima del larguero. Demasiado plácido, demasiado cómodo, demasiado sencillo.

Tras previo aviso de Diego Costa asistiendo al Rabino Turán para que este  rematase de cabeza y casi consiguiese el primer tanto para nuestros intereses, en el minuto 17, córner lanzado por Gabi y Raúl García Todo lo que haces  Siempre lo haces bien, remató con habilidad agachándose de cabeza y cruzando el balón al segundo  palo de la meta defendida por Cobeño.

Tres minutos más tarde, nuevo robo de cartera colchonero, Arda se mete hasta la calle Pasayo Fofó y cede el balón a Diego Costa para que este remate a placer. 2-0.

En el 35, jugada made in Atleti, robo de Miranda, vertiginosa contra fabricada entre Diego Costa, Villa y Arda, y definición final genial del turco que transformó el tanto mientras estaba pensando en el próximo baño turco que se daría. 3-0.

Con todo resuelto, ya la peña estábamos más pendiente de a ver si  Villa lograba un tanto que otra cosa. Y a punto estuvo de conseguirlo, en una  perfecta dejada de Adrián, que Villa remató al larguero. Pero, en el fondo, da igual. Siempre lo he dicho. Prefiero que 5 tíos me marquen un gol, que no uno cinco. Y me da que este año el Atleti va a funcionar así, aunque no terminarán faltando ni los goles de David ni los del gran Diego Costa, que ayer volvió a realizar otro partido sencillamente espléndido.

Coser y cantar, pues. El 4-0 ya en la segunda parte, tras una maravilla de pase de Arda sobre la cabeza de Tiago (muy enchufado el portugués, realizó otro espléndido encuentro), que  este remató de forma magistral  marcando perfectamente los tiempos en el remate de cabeza. Un golazo. Y el quinto fue otra vez de Todo lo que haces lo haces bien Raúl García, aprovechándose de una asistencia (¡una más!) de Koke sobre el navarrico, que consiguió su segundo tanto en el encuentro. La rentabilidad de este jugador para lo poco que juega está fuera de toda duda, y sus  números así lo atestiguan. Se que hay detractores, los hay defensores … Sus números mandan. Y esos casi nunca mienten. Probablemente, el centrocampista con más llegada que hay en el equipo, y uno de los mejores de la liga.

¿El Rayo? Pues supongo que en su casa  se hará fuerte y no será tan fácil el doblegarle, pero, desde  luego, como vaya por esos campos de Dios como fue ayer al  Calderón, pues eso … Que manita va, manita viene.

EL CRACK DEL ENCUENTRO: Rabino Arda Turán. Exhibición total del turco. Omnipresente y dejando unos detalles de calidad acojonantes (gol incluido). De 10  total.

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO: Todo bicho  viviente que portase ayer una camiseta negra con una franja roja cruzada. Sencillamente lamentable.

ÁRBITRO: Don Pablo Mármol (su doble, vamos, Iglesias Villanueva). Perfecto. Lo llevan en los genes.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO (+ 20 GRADOS).
Un encuentro así debe de ser de obligadísimo cumplimiento. Sigue, pues, con la misma temperatura que la semana  anterior.

Y, el miércoles, el partido de vuelta de la Final de la Supercopa de España. Ese torneo que “nuestro” Rey no quiso ir porque prefirió un emocionantísimo trofeo Santiago Cuernabeu entre el equipo cervatil y el equipucho del Raulito. Como ya dije en mi anterior crónica, moriremos con las botas puestas. A por ello, muchachada.

22 de agosto de 2013

Final Supercopa. Ida. Atleti 1 - Barcelona 1. Moriremos con las botas puestas.


Me hace mucha gracia la peña que considera este tipo de títulos como trofeos de verano y tal. Existe una gran diferencia entre ambos: a un torneo de verano invitan a cualquiera. A una Supercopa, solamente puede ir un Campeón. Así que el resto de aficiones aborregadas que viven de la envidia  que les produce este tipo  de choques,  que se limpien la mala  baba y que no se ahoguen en sus propias bilis, que ya sabemos todos que la  envidia  es muy mala.

El Calderón, sin embargo, soberano e imperial como siempre, sí que sabe de la importancia  de este tipo de títulos, y lució un aspecto sencillamente maravilloso, sublime, enalteciendo dicha competición con un ambiente como solamente nosotros sabemos crear. Villar no puede tener queja de nuestro compromiso, a pesar del horario chulo-putas en cuestión.

Vamos al partido, va. El Barsa salió a tener la posesión del balón (y la tuvo) y el Atleti a hacer daño a la contra e intentar que no le creasen ocasiones (y lo hizo también). A los 12 minutos, el guión empezó a cumplirse a la perfección: robo de balón nuestro, contra vertiginosa entre Koke, Arda y Villa, y el guaje empalma con una volea dirigida espectacular que se cuela sin remisión ante el marco defendido por Valdés. Un gol maravilloso, tanto en elaboración como en ejecución. Villa lo celebró como un Atlético más. Está integrado el chaval.

Y con un tono físico impresionante, añadiría yo. Anda vivo, con ganas, rápido, algo solo a veces (demasiado solo, para mi gusto) pero le da igual. Es muy inteligente. Y confirmó todas mis expectativas: siendo un jugador completamente diferente a Falcao, pero en calidad futbolística no hemos perdido absolutamente nada con el cambio. Un crack por otro crack, así de sencillo.

A partir de ese momento, el Barsa sobó, y sobó, y sobó, y sobó, y sobó, y volvió a sobar el balón, pero de ocasiones claras, ninguna. Ni de casi no claras, tampoco. A Iniesta uno no le recuerda un partido igual de perdido. De Xavi, sin noticias tampoco. La presión que realizó el Atleti en esta primera parte fue de manual, de enseñar en las escuelas. El concepto de equipo y la solidaridad entre los compañeros dignificadas hasta su máxima expresión. Un pero al Atleti, eso sí: la susodicha presión la realizó demasiado atrás, para mi gusto. No es lo mismo contragolpear recorriendo 20 m. que 40 m. Pero el trabajo de la muchachada, la concentración que tuvieron durante casi todo el encuentro y el currele que se pegaron, no tiene parangón. Dignificaron esa camiseta y ese escudo hasta la última gota de su sangre. Product original made in Espíritu Cholo Simeone.

Y llegó el descanso, con Messi lesionado. La verdad es que es sorprendente escribir esto, pero le vino mejor que peor al Barsa la retirada del astro argentino. Cesc dio mucha movilidad, a Alexis, aunque le critican a  base de bien por Can Barsa, pero es un pibe que no para de moverse y de intentar ofrecer a sus mediocampistas opciones para entrar y abrir el juego, y el Atleti, viendo como estaba el percal, se envalentonó y dio el paso adelante que yo quería  que hiciese. El gol pudo llegar en un casi remate de Miranda tras gran saque de Milinko Koke, pero, amigo, salió al campo un tal Neymar Jr. y la cosa se jodió.

En esta vida hay cosas que suelen ser seguras: la muerte es la principal. Otra era que Villa iba a mojar contra el Barsa fijo. Y, la tercera, que el primer gol en España de Neymar iba a ser contra nosotros, y de forma un tanto extraña, porque uno no le tiene por un gran rematador de cabeza  que digamos. Y ahora vienen los eternos debates de que si fallo de Juanfran, de que si fallo de Courtois … El balón iba muy bien tocada por Alves, Neymar venía desde atrás, remató como mandan los cánones, picando el balón para abajo, y eso para cualquier portero es casi imposible de atajar. Tendemos siempre a buscar culpables por todo en esta vida, y no dar mérito ninguno al rival (pero no nosotros, todos). No le den más vueltas. Neymar es más listo que el hambre, tiene gol para aburrir, y, desde luego, ya les digo desde ya que todos aquellos que le vaticinan como un nuevo Bobinho de la vida, lo más redondo que han visto en su vida es una onza de chocolate. Escrito ha quedado.

A partir del empate, al Atleti le vino todo el cansancio que llevaba encima de golpe, y que la ventaja en el marcador le estaba maquillando psicológicamente, y acabó completamente exhausto, como de si una tonelada de aviones Hércules les hubiese caído encima. Y esta vez no me gustaron los cambios del Cholo. Porque Rabino Turán ayer estaba currando como el que más y fue, para el que esto os escribe,  probablemente su mejor partido desde que viste la rojiblanca (y, ni que decir tiene que el mejor de los nuestros). No merecía el cambio. Me descubro ante el turco, si señor. Y ante Godín, que estuvo imperial toda la noche. Y siguió con mis buenas sensaciones que continúa produciendo Mario Suárez esta temporada. Y Villa está hecho un crío, de la ilusión que derroche en cada lance del juego. Oliver, sin embargo, el ratito que estuvo en el campo, esta vez más parecía un pipiolo de 6 años jugando un partido de hombres. Pero no pasa nada. Todo sirve cuando se está en pleno desarrollo, y la experiencia de ayer sumará en su formación, ya lo verán.

Lástima también el cambio de Koke, más que nada porque al irse el canterano nuestras opciones a balón parado bajan más que las acciones de Bankia. Y, ya que nos ponemos a pedir, una pena también que sea más difícil entender la interpretación del reglamento a Undiano Mallenco que una versión del Corán en chino. Porque si no expulsó ayer a Busquets por doble tarjeta amarilla, probablemente, ya no lo hará nunca.

Pero no hay que lamentarse. Esto es fútbol, y forma parte del juego, nos guste o no. Máxime si andan los do$ (copyright, Don Pablo Mármol) en cuestión.

Lo que sí que tenemos que tener claro los Atléticos es que da gusto ver a nuestra muchachada competir frente al rival más poderoso del mundo, y resulta francamente emocionante contemplar como se pelea cada balón como si del último de nuestras vidas se tratase. Lo genial es poder sentirte tan plenamente identificado con los tuyos y con su manera de trabajar en un terreno de juego, tal y como ahora mismo hacemos los colchoneros. El Atleti es lo más grande (ha sido y lo será), y en el Camp Nou, ganemos o perdamos, lo vamos a seguir demostrando. Que nadie lo dude, no soy bobo, lo normal es que la Supercopa se quede en Barcelona. Pero nuestro corazón debe de seguir latiendo al mismo tiempo que el de nuestros jugadores, como si fuésemos un solo ser. Será señal de que moriremos con las botas puestas.

19 de agosto de 2013

Sevilla 1 - Atleti 3. ¡Ha vuelto el Atleti!


Se acabaron las vacaciones, y ya ha vuelto a comenzar de nuevo lo bueno. ¿Lo bueno? Mejor, digamos que la Liga, que no tenemos muy claro si realmente es buena o no (algunos sí que lo tenemos, vamos). No entremos en debates absurdos, nosotros, a lo nuestro. El equipo empezó en uno de los campos más chungos a la par que hostiles para nuestros intereses: en casa del segundo equipo de la capital hispalense. Nos mostramos con solamente una cara nueva (lo cual, en los tiempos que corren, es una fantástica noticia), la ya bien conocida de Villa por Falcao. Lo demás está ya currelado, y bien moldeado, por nuestro Cholo Simeone. Y, como es obvio, dicha  diferencia se notó en el campo.

Otras temporadas, recuerda uno, era el rival el que se presentaba siempre como un equipo sólido y sin apenas fisuras frente a 345 caras nuevas colchoneras, algunos, fichados a última hora y sin apenas entrenamientos. Sin embargo, desde que Don Diego Pablo Simeone está al mando de todo esto, no ocurre así, sino más bien al verrés: nuestros cimientos están construidos y bien consolidados, y la improvisación rozando la paranoia rondan a nuestros contendientes.

La situación de una y otra escuadra definió perfectamente lo que fue el encuentro: un Sevilla que a basa de arreones cargados de ilusión embestían a un Atleti con los deberes bien hechos, perfectamente plantado en el campo, y que, como casi siempre, mostraba una solidez defensiva y una rocosidad a prueba de bombas. La guerra comenzó, empezando a asustar los locales, especialmente con un larguerazo de Bacca que casi revienta la portería defendida por Thibaut Courtois. Pero, ni nos amedrentamos ni dimos un paso atrás, y comandados por un imperial Mario Suárez, y teniendo en primera línea de fuego a Diego Costa, nuestras acometidas no se quedaban atrás, con un remate al palo made in Villa en una fantástica combinación rojiblanca tras excelente jugada de Juanfran.

Si hay alguien que se mueve como pez en el agua en plena línea de fuego es el (¡gracias, Dios mío, muchísimas gracias!) recién renovado Diego Costa, que aprovechó un fenomenal corner (llevábamos ya demasiados a favor, estaba empezando a mosquearme con el tema) lanzado por Milinko Koke, Miranda peinó y el de Lagarto, Lagarto, estuvo más vivo que nadie para papearse la tostada y poner el 0-1 en el marcador. Parecía que lo más difícil estaba hecho. Craso error.

Porque nuestras rayas rojiblancas deben de inspirar algo entre divino y milagrero a nuestros rivales más desahuciados, y asi Perotti, que llevaba desde el siglo II antes de Cristo sin anotar un tanto, solamente dos minutos después de nuestro gol, le salió el disparo de su vida desde Rosario, lo menos, y se coló como un auténtico misil ante la atónita mirada de Courtoios. Golazo de bandera, si señor.

A partir de esos instantes, el Atleti encaja el golpe, y, sin llegar a caer, pero se veía que se tambalea en el ring. Los de Emery, mientras tanto, se evalentonan. Árbitro, la hora, please. A ver si en el descanso …

Pero no. No fue el descanso tan balsámico como yo esperaba, y el Sevilla siguió a lo suyo, mientras nosotros, ni nos enterábamos de lo que era tener el balón más de dos segundos en los pies. Chungo cubata. Cholo, mueve la coctelera, por favor. Y  se notó. Quitó del campo al tan indolente como maleducado e inoperante Rabino Turán, que se fue acordándose de sus hermanitos musulmanes, y sacó al campo a Oliver. Bien. El equipo recuperó, al menos, el balón, y el Sevilla dejó de inquietarnos.

Sacó también al veloz Batistao por el trabajador Villa (buen debut del asturiano) y la cosa olía más bien a empate que a otra cosa, pero estando un tal Diego Costa en el campo, es muy gratuito realizar tal afirmación. Tiró un desmarque, Koke le puso un excelente  balón que lo hubiese querido Don Fernando Torres para sí en sus tiempos rojiblancos, el brasileño se marcha de Fazio como Paz Padilla de un concurso de belleza, es decir, con una facilidad exultante, y cruza sin remisión ante la salida de Beto. Faltaban 11 minutos, y el Pizjuán enmudeció.

Y de postre, Cebollazo. Genial contra del uruguayo, que sigue confirmando lo que siempre digo: saliendo del banquillo este pibe es una auténtica bala, brillante acción personal marchándose hasta de 3 jugadores contrarios, y definición genial final engañando a todo el mundo y disparando a puerta cuando todos (Beto incluido) esperábamos el centro. Golazo Maradoniano donde los haya, oiga.

Colorín, colorado, esta batalla ha terminado. Se puede empezar bien, se puede empezar mejor, y se puede empezar como lo ha hecho el Atleti. Volviendo a ser el Atleti. Que corra el champlán ….

EL CRACK DEL PARTIDO: Gran partido de Mario Suárez (ya que siempre le ando dando estopa, esta vez no se merece tal injusticia), de Miranda, muy bien Oliver, con mucha personalidad (éste,  y no otro, va a ser nuestro auténtico fichaje estrella de verdad) pero, quien si no, merece hoy la primera medalla de oro de la temporada: don Diego Costa. A base de codazos (fuera y dentro del terreno de juego) pero hay que ver lo que ha crecido este jugador. Qué barbaridad …

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO: Rabino Turán. Ya no es que me produzca hastío su representante (amenazante, curiosamente nada más renovar Diego Costa, como si que una barra libre hubiese comenzado, o algo así, con no sé qué pollas de la Premier, pues ya sabe, oiga, que me tienen hasta el guano todos), es que esa falta de respeto cuando fue cambiado, yéndose directamente a su bola y siendo incapaz de darle siquiera un gesto de apoyo a un chaval de 18 tacos que va a salir a un campo como el sevillista, me parece sencillamente deleznable su actitud. De niñatos consentidos está el mundo lleno, oiga. Pero no portando ni esa camiseta ni ese escudo. La última vez ….

ÁRBITRO: Clos Gómez. Estará siempre en mi corazón este pibe tras la final de la Copa del Buey del año pasado, qué quieren que les diga (aparte de que no estuvo mal, al igual que en la final, por cierto).

TERMÓMETRO ROJIBLANCO (+20 GRADOS).

Halaaaaa … Exagerao …. Pues, tras mucho dudar qué diablos hacer con el dichoso termómetro, he decidido que vamos a partir de la temperatura a la que acabamos la pasada temporada. ¿Por qué me voy a amargar empezando con 0 grados pelao de frío, cuando realmente estábamos hace casi nada a 20 deliciosos graditos tan agradables que son? Pues eso, que la cosa sigue como termina. ¡Qué disfrute todo el mundo!

Y, empieza la no tregua de esta temporada, el próximo miércoles, el Barsapasta in action. A competir tocan, que es una final, oigan, y a nosotros, cuando hay un título en medio, ya saben cómo las gastamos …. Ni tregua, ni perdón. La empresa es no complicada, sino lo siguiente, pero. Un Atlético jamás se rinde. A pesar de los Neymares.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8