28 de febrero de 1999

JORNADA 24. PARTE I

Los resultados de la Jornada 24 fueron los siguientes:

Atleti 0 – Oviedo 0. Está la cosa mal.
Seguimos sin levantar cabeza en nuestra, con diferencia, peor segunda vuelta de nuestra historia.
En un partido gris donde los haya, el Oviedo sacó un punto del Manzanares con la ley del mínimo esfuerzo: defender a lo bestia, muy ordenadamente, sí, pero a lo bestia, frente a un Atleti que solamente fue capaz de crear en todo el partido 3 ocasiones claras: Juninho, en el primer tiempo, en una buena internada por la zurda, que sacó magistralmente a una mano Esteban (el enésimo portero internacional que veo desfilar por el Calderón), Lardín, en la segunda, tras un zambombazo que sacó de nuevo magistralmente Esteban (se pague una Langosta de esas que le van a dar por el Principado, leñe), y José Mari, que tuvo la más clara del encuentro, en un cabezazo a bocajarro que remató inocentemente a las manos del citado porterito de las narices, tras magistral pase de Valerón.
Por parte ovetense, Dely Valdés, nada más comenzar el encuentro, lanzó una vaselina con mucha intención sobre el marco de Molina, que salió lamiendo el palo. Lo demás, juego insulso por ambos bandos y partido malo, malo, de solemnidad.

Betis 3 – Vikingos 2. Al menos, quedan los goles.
No fue un partido lo que se dice brillante, pero tuvo goles, tuvo emoción, y perdió el Madrid, ¡qué coño!, con lo que moló el encuentro.
De partida, favorcito del Toshack a Clemente (alguna cuenta pendiente tendrían ambos tras haber jugado una de sus partiditas de golf), porque, tiene narices la cosa, dejarse en el banco a “Guti, al loro, la Bibí es Manolo”, el mejor jugador español del momento, y a Savio, que es de los pocos jugadores desequilibrantes en banda que tienen los vikis en la actualidad, pues es dar una considerable ventaja al equipo rival, en este caso el Betis, que en cuando se veía remontado por el empate vikingo, con suma facilidad volvía a poner el marcador favorable para sus intereses.
Se adelantaron los béticos por medio de Fernando, un extraño delantero centro “descubierto” por Clemente, a los pocos minutos de iniciarse el partido. Sin embargo, y tras un saque de esquina que “devora” Prats (no se lo comió, no, se lo devoró, si bien luego mejoró su actuación considerablemente), Raulín el Borr..., digo, Raúl, puso de nuevo las tablas en el marcador. Con este resultado se llegó al descanso, en medio del conformismo de ambos equipos.
Comenzada la segunda parte, de nuevo se adelantaron los béticos en el marcador, tras una jugada muy similar a la del primer tanto, conseguido a placer por Cañas. Sin embargo, el Madrid se metió en el partido a partir de ese momento, y tras una gran jugada de Raúl, Morientes, no sé si por debajo de las piernas de Prats, puso el empate a dos en el marcador, que parecía iba a ser ya definitivo.
Pero, lo mejor del encuentro estaba por llegar, y se produjo, precisamente, en los minutos de descuento. Prats sacó, con una mano (excepcional parada la suya, si señor) un balón que remató Morientes magníficamente. Se lanzó el correspondiente saque de esquina, el Jud..., digo, Mijatovic, aprovechó el rechace y lanzó un disparo cruzado que sacó Ito desde la misma raya (excepcional los reflejos del chaval). Y, sin tiempo para reaccionar, Ito recuperó un balón en el centro del campo, se situó como le vino en gana (le dejaron pensar, masturbarse, fumarse un pitillo y tomarse una paella), y lanzó un pepinazo ajustado al palo ante el que nada pudo hacer el bueno de Ilgner.
En definitiva, enésima derrota vikinga, y delirio monumental en el Villamarín, aunque, sinceramente, ganarle al Madrid, al menos en esta temporada, ya no es lo que era, oiga.

Bilbao 0 – Celta 0. Impresentable.
Parece mentira que un campo al que se le denomina en toda España La Catedral, tenga un estado tan lamentable del terreno de juego como presenta este año cuando llueve por el País Vasco (tranquilo, Arrate, que, como por ahí, apenas llueve ...). Demasiado hicieron ambos contendientes con mantenerse en pie sobre tal patatal (con más mérito, sin duda, para los celtarras, equipo bastante más técnico que los vascos), con que no hubiese lesionados durante dicho encuentro, en un partido que dominó el Athletic pero que le faltó fortuna en algunos lances del mismo (disparo al palo de Carlos García, creo recordar, incluido).

Un saludo.
Tomi. Frente Atlético. Red Stars
TODO EL FONDO DEBE APOYAR,
ANIMANDO AL ATLETI HASTA EL FINAL.

21 de febrero de 1999

JORNADA 23

Los resultados de la Jornada 23 fueron los siguientes:

Vikingos 0 – Athletic 1. Tocando fondo.
He aquí el equipo más goleado de la Primera División española. He aquí el segundo peor equipo de la segunda vuelta. Ver para creer. Nueva derrota del Mandril en Chamartín (y van ...) frente a un Athletic que, con la ley del mínimo esfuerzo, se llevó 3 puntos de oro por mediación de un pedazo de golazo conseguido por Ezquerro (que tuvo como “premio” su inmediata sustitución del terreno de juego, decididamente, cada día entiendo menos a los entrenadores), faltando un cuarto de hora para la finalización del partido.
En la primera parte, lo único a destacar por parte madridista fueron algunas acciones individuales de Guti, uno de los jugadores del momento, qué duda cabe. Por parte del Athletic, nada de nada.
La segunda, sin embargo, comenzó ya avisando el Bilbao con un cabezazo de Urzáiz a placer, al cual respondió Ilgner con una parada de las que hace campeonato. Esa jugada define perfectamente lo que es el Mandril de esta temporada: dejadez, desidia, pasotismo en su grado sumun, etc. Y así llegó el gol de Ezquerro.
Y volvieron los pitos, las broncas, los pañuelos ... Sanz se escondió como una mujeruca ... Ha venido Capello ... Ahora pido perdón ... Ahora digo que paso, que para el año que viene ... El Hiddink está, pero como si no estuviera ... En fin, el caos, en su grado más elevado. De todas formas, que manía tiene Sanz de dejar todo en manos de Capello. ¿Es, acaso, el único entrenador que es capaz de sacar esa nave adelante? En caso de contratarle, y no triunfe (mirad su última etapa en el Milan), ¿Qué haría el bueno del Sr. Mancebo?
En fin, no quiero ahondar más en la herida, porque, entre otras cosas, bastante tengo yo con lo mío. De todas formas, a mí el que me da pena es el bueno de Hiddink ... Visto el trato que está obteniendo, unido al trato que tuvo Heynkess, mucho me pensaría yo dirigir a un club así. Decididamente, mucho.

Racing 2 – Zaragoza 4. ¡Qué viva la Pepa!
Eso parece que se ha convertido ahora el Sardinero. Porque vamos, encajar 10 goles, en tu campo, en 2 partidos, tiene bemoles la cosa ...
El primer tiempo lo único que tuvo fue eso: goles. Se adelantaron los maños con un tanto de friqui de Acuña. Posteriormente, empató el equipo cántabro, obra de Arzeno (¿Cúantos goles lleva ya este tío en la Liga?), pero, antes de llegar al descanso, el Zaragoza ya había remontado el vuelo de nuevo.
La segunda parte lo mejor que tuvo fueron, sin duda, los goles: el de Milosevic, de antología, picándole un balón al borde del área a Ceballos, y clavándosela en la mismísima escuadra. El de Marcos Vales, tras una brillante acción individual.

Extremadura 2 – Betis 1. Tocando fondo (parte II).
El segundo equipo que está en una crisis permanente: el Betis, que pierde hasta en Almendralejo. Ver para creer.
El primer tiempo fue deleznable para cualquier ser humano que le guste medianamente el fútbol. Corramos un tupido velo, pues.
La segunda parte ya estuvo algo más movidita, sobre todo en los minutos finales. Se adelantaron en el marcador los extremeños por medio de un penalty super-polémico, que, a mí, la verdad, no me lo pareció tanto, ya que Fernando da el balón con la mano clarísimamente, por lo que es un penalty de libro. Pero, viendo todo lo que dicen los entendidos, y considerando que estaba en un bareto y no llevaba las gafas puestas, supongo que estaré equivocado ...
Lo más curioso es que toda la peña que estaba a mi alrededor, me daba la razón, en fin. Faltando 5 minutillos, sin embargo, Gálvez, tras una buena contra bética, con, por cierto, otro penalty de libro no pitado incluido, logró poner el empate en el marcador, ante la alegría de los sufridos béticos que fueron a Almendralejo. Pero, en el último suspiro, Duré, en una fenomenal jugada de los extremeños, puso el 2-1 en el marcador, el delirio en las gradas (y tiene que ir allí todavía el Atleti, acojonado, oiga, acojonado), y acentúa más si cabe la crisis bética.
Lopera empezó mal la temporada, y lo mejor que puede hacer es aguantar con Clemente como sea hasta final de temporada, irse ya, eso sí, mirando un entrenador de garantía para la próxima campaña, rezar más si cabe de lo que lo hace porque Alfonso quede bien de la lesión y no tenga más recaídas (causa a la cual me sumo, por cierto), y tener paciencia con el futuro entrenador que fiche, porque el Betis tiene, pienso yo, algo más de equipo que el que se vio el pasado sábado en el campo del Extremadura.

Erreala 3 – Atleti 2. Tocando fondo (parte III).
Ya ni a la Real ganamos. Ni un punto en toda la segunda vuelta. Esto es para morirse. Me veo como en pasadas campañas, viajando en las últimas campañas con 10.000 tíos (acordaros el viaje a Sevilla) para evitar la promoción. Al tiempo.
Y el caso es que en el primer periodo no jugamos mal del todo, pero seguimos teniendo cosas realmente incomprensibles. Por ejemplo, no nos dura la alegría de un gol ni 5 minutos. Por ejemplo, nuestros jugadores no es ya solamente que se lesionan, es que sufren unas lesiones que es que yo alucino. Por ejemplo, la lesión del Petete es de trippi. La entrada de Aranzábal es una entrada dura, de las muchas que hay en un campo de juego. Uno puede sufrir un esguince, un tirón, yo que sé, cualquier cosa ... Aquí no. Aquí se fracturan (le fracturan, en el caso de Juninho) tobillos, se rompen caras, vamos, una media de 5 meses por lesión.
Luego están los lesionados permanentes, caso Jugovic. Lo de este tío realmente es que aburre, me exaspera, me trastorna, no sé. Decididamente, ya no sé que pensar. En fin, me voy a lo deportivo, que es lo que mola.
La primera parte el Atleti fue superior a la Real. Alberto realizó 2 intervenciones (una, en especial, al “uruguayo” realmente meritoria) prodigiosas, y, fruto de este peligro, llegó el primer tanto, de Tevenet, tras rechazar un disparo desde el borde del área de Juhinho. Era el 0-1. Pero, en 2 minutos, Molina se puso a hacer el puto gilipollas (estuvo de puta pena Molina toda la tarde) con un balón a la salida de un corner, y hasta que no le regaló el balón a Aramburu (gran partido del chaval en su debut, desde aquí mi aplauso), no paró, para que consiguiera, a puerta vacía, el empate en el marcador. Sin embargo, las fuerzas todavía no nos flaqueaban en exceso, y así, fruto de otro rechaze, Serena, que fue para mí el mejor jugador del Atleti, consiguió desde fuera del área un chut de los suyos que sirvió para desequilibrar de nuevo el marcador a favor de nuestros intereses. Con este resultado se llegó al descanso.
Pero, en la segunda parte, se tornaron las lanzas, y la Real fue mucho mejor que nosotros. Jugó con más rapidez, con más intensidad, y, para colmo, se encontró nada más empezar el segundo periodo con el gol del empate, obra de De Paula. Ya digo, 2 minutos somos capaces de aguantar una ventaja. A partir de este momento, fue un quiero y no puedo por parte nuestra, y una Real que se fue a por el partido decidida al ataque. Así, y aunque Serena, quiero recordar, tuvo una buena ocasión delante de Alberto, se veía que la Real nos daba mil vueltas físicamente y que el gol de la victoria era cuestión simplemente de tiempo. Así pues, faltando un cuarto de hora, balón en largo sobre De Paula, este se interna ante la pasividad del inútil de Aguilera (este cubre a lo Panucci, en la distancia) y da el pase de la muerte para que otro donostiarra nos haga el 3-2. Resultado, pues, si no justo, sí, inamovible. Para colmo, el árbitro se comió un penalty en el minuto 90 de libro de Loren sobre Roberto. Pero bueno, son cosas del fútbol. También debió echar a Chamot y no os he dicho nada en la crónica, así que, como si no hubiéseis leído este párrafo.
Otra cosa. Pasad los seguidores realistas de las declaraciones del “Gordo”. Disteis cera, sí, pero a mi me pareció siempre viril vuestra forma de entrar a los jugadores, y no vi ninguna mala intención, y, sobre todo, menos en Aranzábal, que me parece uno de los mejores laterales izquierdos que tiene este país. Igualito fue su manera de actuar y comportarse que la del Míchel Salgado con el tema Juhinho, al que, encima, le montaron una manifa y todo por “lo bien que lo hizo”.
Y última consideración: “LOS PAYASOS DE MIERDA (imagino que los gilipollas de los Mújica) QUE PUSIERON UNA PANCARTA EN UN FONDO QUE DECÍA FRENTE ATLÉTICO ASSESINOS, OS LA PODEIS METER POR EL PUTO CULO, COBARDES DE MIERDA). TUVISTEIS OCASIÓN DE “LUCIRLA” EN EL PARTIDO DE COPA DE VUELTA, Y NO TUVISTEIS HUEVOS, ¿POR QUÉ SERÁ? Y a los maderos: ¿QUÉ PASA, ESA PANCARTA SI ESTÁ PERMITIDA POR LA ASOCIACIÓN DE CAZA DE BRUJAS QUE ESTÁ HABIENDO, AL MENOS EN EL CALDERÓN? Repito lo de la anterior jornada: SOIS PATÉTICOS.

Celta 0 – Holanda 0. Van der Sar ha perdido el puesto.
Después de ver el partido que se marcó el Hesp en Balaídos (la parada que le hace a Karpin es alucinante, amén de que tiene su chispa de potra, ya que el balón sale rechazado a la mismísima cruceta) hace que el próximo seleccionador holandés no tenga dudas al respecto sobre cuál tiene que ser el próximo portero de la selección en la próxima Eurocopa de Europa.
Por lo demás, está claro que se acerca la primavera, ya que empieza a florecer, (¡y con qué fuerza!) el puto jardín que tiene en el culo el Van Maal ese, ya que si hubo un equipo que hizo fútbol, ese fue el Celta. Si hubo un equipo que creó ocasiones de gol, ese fue el Celta. Si hubo un equipo que dio espectáculo, ese fue el Celta. Y si hay un equipo que le falta instinto asesino, este también es el equipo gallego, sin lugar a dudas.

Oviedo 1 – Mallorca 3. Aviso para navegantes.
En toda la temporada he mantenido una fe ciega (y vosotros lo sabéis) en el Mallorca de Cupperfield, y, con el paso del tiempo, me sigo reafirmando. A estos tíos les da igual haber jugado Copa hace 3 días (¿Has visto, Aguiar, como se puede ganar habiendo jugado Copa, y frente al Depor, nada más y nada menos?), les da igual que el Oviedo haya ganado a todos los que se presuponen grandes en su estadio. Y esta vez alineó a 3 delanteros, dato significativo de que iba a por los carbayones. Si encima, a los 20” de juego se adelantaron en el marcador con un tanto de Dani, apaga y vámonos. Y eso que en 4 minutos, Pompei (otro tío que lleva ya unos cuantos chicharritos), de friqui, puso el empate en el marcador. Bien es cierto que al cuarto de hora le anularon un gol legal al tonto del Onopko, pero, lo que también es cierto, es que el Mallorca, en la segunda parte, le dio la vuelta al marcador, con tanto de Paunovic (otro de los que tenemos por ahí cedidos, triunfando plenamente, si bien es cierto que también se lesionó, ya sabéis, el que tuvo, retuvo), y de Dani, de nuevo, que hizo justicia en el marcador y que confirma al Mallorca como un serio aspirante al título. ¿Cómo? ¿Qué os reís? Dentro de un par de meses hablamos ...

Valencia 0 – Valladolid 1. Leer crónica semana anterior del Valencia.
Os vale perfectamente. El gol pucelano, obra de Peternac.

Espanyol 2 – Deportivo 2. Buen encuentro.
El que disputaron en Montjuic el Puta Espanyol frente al Depor, pudiendo considerar el resultado como justo. Se adelantaron los periquitos con un tanto de Iván Helguera (ahora dicen, por cierto, que el Mandril ya no lo quiere, Pirri es otra de los males que tiene ese club). Sin embargo, en un minutejo, el Depor dio la vuelta al marcador, con un golazo de Fran, de volea, y otro del Turu Flores, que se tragó el bueno del Toni (¿no se estará contagiando ya de que viene la temporada que viene?). Sin embargo, el Espanyol está en un buen momento, y no es fácil que se desanimen así como así, y, Martín Posse, un muy buen jugador, por cierto, se encargo de conseguir, a falta de 9 minutos, el tanto del empate espanyolista.

Salamanca 1 – Villarreal 0. Hidalgo y sus primas.
¿No ganan bastante los jugadores charros, que necesitan que el Sr. Hidalgo, este impresentable que quería hacer una colecta popular para comprarle al “pobre” rey un barquito, ya que el que tenía estaba muy viejecito, el pobre, les dé 5 kilos por ganar al potente Villarreal? Pues parece ser que sí, visto el resultado de ayer, el cual podemos considerar como justo, visto el resumen del encuentro.

Alavés 3 – Tenerife 1. El regreso de Julio Salinas.
Partidazo del bueno de Julito, que participó activamente en 2 de los goles del Alavés, que sirvieron para remontar el tanto inicial conseguido por Juanele (el Tenerife sigue dando pena), en una jugada, al provocar un claro penalty que supuso el 2-1, y, en la otra, al realizar una internada por banda derecha y servir en bandeja el balón a Berti, para que consiguiera el 3-1, que a la postre fue definitivo.

Un saludo.
Tomi. Frente Atlético. Red Stars.
FRENTE ATLÉTICO: UNO, GRANDE, ETERNO Y ANTIMADRIDISTA.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8