11 de noviembre de 2019

Atleti 3 - Espanyol 1. Panis et electionibus (by, Don Pablo Mármol).


Lo siento en el alma, pero don Dueño me ha vuelto a pedir colaboración. Cualquier queja, reclamación o insulto debe ser dirigida a su persona (o a Cascorro), ya que servidor hace de simple colaborador, esperemos que no necesario.
----------
Se presentaba un domingo, decían, criminal, climatológicamente hablando. A pesar de las amenazas de frío y lluvia, despertó un día casi primaveral. Día de elecciones, por cierto, lo que restaría horas más tardes algún aficionado al Metropolitano. Día, por cierto, demasiado habitual últimamente, ¿no?
Si me permiten, de un tiempo a esta parte, pongamos cuarenta y dos años, para su seguro servidor, el día de elecciones es un día muy flanders, un día en el que millones de personas se levantan de un talante buen rollista, en la confianza que algo vaya a cambiar, para que, finalmente, nada cambie y volvamos al talante oscuro habitual. Mola ver que han sido agraciados en el sorteo la simpática vecina del tercero, presidenta de mesa, el pesado del quinto, vocal, el serio del ático, voluntario y esforzado apoderado de la esperanzadora opción X, …. Pero sobre todo mola, no nos engañemos, no ser agraciados. En la calle y en los colegios, todo sonrisas, besos y abrazos. Ains. Y luego, por supuesto, al bar. Todos al bar. Desayuno, aperitivo, comida y/o merienda. Cena no, que habrá que analizar los resultados de los comicios en casa (como Eurovisión), escogiendo el canal que nos informe según queramos la información.
Todo muy bonito, muy entrañable, muy flanders, en definitiva. Pero jugaba el Atlético.
----------
Después del horripilante partido jugado en Alemania, nos visitaba el Español, equipo que está haciendo una excelente campaña en Europa, pero que se presentaba (o así debiera haberse presentado) con sumas urgencias en Liga. Por su parte, el Atlético está haciendo una temporada a ráfagas, en busca de encontrar un empujón definitivo, que no termina de llegar, pero que nos mantiene ahí, al acecho, sigilosos mas contestados, pero con una confianza ciega en que se mejorará. Seguro.
Y comenzó el partido. Raro. El Atlético apretaba de inicio ante un rival que parecía haber venido a pasar el trámite (de la derrota), salvo que se le pusiera el encuentro muy de cara. Después de un par de buenas ocasionas marradas por los nuestros, especialmente clara una de Morata a pase de Vítolo* (casi clónica del segundo gol), los españolistas consiguieron adelantarse tras un despropósito encadenado de medio Equipo. Es destacable, y muy preocupante, los nervios que atenazan a esta defensa en diferentes momentos de partido. Felipe, que hace diez días era un Godín de la vida, parece excesivamente atenazado; Hermoso es un flan todo él. Thomas, en momentos, tampoco ayuda a esta defensa, arriesgando balones en zonas donde nunca debe hacerlo. Con el 0-1 hubo momentos de pánico, pero afortunadamente un buen pase/gol de Morata fue cabeceado por Correa. Gil Manzano, muy bien toda la tarde en la defensa perica, estuvo a punto de evitar el gol, pero su esfuerzo, encomiable, fue baldío.
Los inicios de la segunda parte, impulsados por el empate, fueron tremendos. El cambio de Thomas I por Thomas II fue fundamental; ya que el Thomas de la segunda parte solventó las dudas que dejó el de la primera. El Atlético atacaba en oleadas, pero el gol no llegaba. Gil Manzano se erigía en coloso de la zaga blanquiazul, pero no pudo evitar el segundo tanto. Muy buen balón de Vítolo y perfecta definición de Morata. Se siguió, pico y pala, en busca del gol de la tranquilidad, pero se marraron ocasiones clarísimas por definiciones que rozaron el absurdo. Y a punto estuvo Herrera de repetir una de éstas, dejando pasar un balón franco que casi sorprende hasta el mismísimo Koke. No fue así. Afortunadamente.
No me pareció tan buen partido como leo por ahí. Hubo momentos buenos, otros no tanto y alguno malo. Un muy flojo Español creó más problemas de los que tenía intención crear. Bien el Equipo de centro del campo hacia delante, a pesar de tantas ocasiones falladas, y bastante peor hacia atrás. Muy bien nuestro Angelito (emotiva su declaración de amor al Atlético), Vítolo, Morata, Koke y Thomas II. Floja la defensa, especialmente Hermoso, e impreciso Thomas I).
Y así nos vamos al parón, esta vez, parece, deseado. Se hace vital recuperar gente y, sobre todo, sensaciones. Obviamente, no hay nada perdido, pero hay mucho que mejorar y, por qué no, ganar.
----------
TERMÓMETRO ROJIBLANCO (+ 10 GRADOS).
Vamos a ponerlo en una temperatura razonable, como don Dueño suponía. Si quieren les digo que se sube porque había cuatros grados, sumamos tres por los puntos ganados y añadimos tres de los goles marcados. No quiero mentirles, se sube porque sí. Como el Atlético, los mejores porque sí.
----------
Una vez en casa, lo de siempre: todos han ganado las elecciones salvo los ciudadanos. Sí, con segundas.


*Si para Simeone es así, así es para nosotros los mortales.


7 de noviembre de 2019

Bayer Leverkusen 2 - Atleti 1. Bloqueados.


Cuando uno ve a Oblak, (el portero que susurra a los delanteros, un tipo frío, impasible, que no tiene miedo a nada ni por nadie), nervioso, algo dubitativo, con problemas en las salidas tras los 453 mil córners que concedimos ayer, inclusive encarándose con un rival (el tal Tah ese, joder, que se pone delante y se hace de noche de repente, sus muertos, qué tipo), es que algo no está funcionando bien en este equipo, en nuestro estado mental.

Cuando uno observa que la muchachada se las ve putas para defender un córner, que siempre fue tirado de la misma forma, y en que en ningún momento supimos contrarrestar, más bien al contrario, caímos una y otra vez, y nos tragamos prácticamente todos. La estrategia era simple: lanzamiento durísimo y al primer palo, 500 tíos creando barullo alrededor del mismo, y chico, cada uno fue como una puñetera extracción de muelas sin anestesia, como verse envuelto en medio de un enjambre de abejas rabiosas. Ya estuvo a punto Felipe de marcar en propia meta tras uno de los primeros saques de esquina de este tipo, repeliendo el balón en la escuadra, ante la mirada atónita de Oblak. Otro lo sacamos bajo la línea de gol. Otro más no se qué tipo de lapsus mental le dio a Thomas para rematar en propia meta de la forma tan sutil y colocada como lo hizo. No sé. Yo recuerdo esos córners que lanzaba Pantic (como los putos ángeles), SuperLópez peinaba en el primer palo, y en el segundo aparecían el Penev o el Kiko de turno para rematarlo.  Los de los alemanes fueron muy bien iniciados, probablemente menos elaborados tácticamente, pero altamente efectivos. Y no fuimos en ningún momento del encuentro capaz de superar dicha circunstancia. Más bien al contrario, hicimos el papanato concediendo cada vez más y más córners. De locos, vamos. A mi me parece un pobre recurso táctico para tocarnos tanto las bolas, pero la cosa fue yendo de mal a peor. Qué partidito, madre, qué partidito.

Nuestros delanteros, sin embargo, poseen una regularidad asombrosa. Morata siempre enchufa uno, y, a los 5 segundos, falla otro mucho más fácil y sencillo que el que acaba de meter. Bueno está, porque al menos se le ve en el campo. Diego Costa, por el contrario, se ha convertido en el hombre invisible. Yo ya he llegado a un punto en el que ni detecto muchas veces si anda en el terreno de juego o no. Preocupante es poco lo de Don Diego.

En fin. La verdad es que de ayer hay poco que salvar. Buena primera parte de Hermoso (conste que para mi no la caga tanto en el segundo tanto alemán como dicen, el Volland ese hace un movimiento fabuloso, control y disparo en seco, un tanto de puro nueve, ya podían aprender algo otros), sigo pensando que Vitolo podría aportarnos algo más de ser más utilizado (es de los pocos verticales que tenemos que, al menos, intenta algo), Arias estuvo bien, Lemar, el rato que estuvo, no me disgustó, pero fueron acciones prácticamente en cuenta gotas. Y así es muy jodido intentar ganar un encuentro, y menos de Champions, y fuera de casa.

Yo no creo que sea un problema de actitud, tal y como parece ser indicó ayer Saúl, sino de bloqueo. Tanto físico como mental. Y, lo que es peor … Por parte de todos. Jugadores como Koke, que corren sin parar como pollos sin cabeza, estando al final en ninguna parte, o como Saúl, que anda en tantas posiciones distintas en un encuentro que no acaba de centrarse al final en ninguna (del partidito de Correa ni les hablo, desesperante a más no poder, pásenme el cuchillo de cortarme las venas, por favor). Añádanle que Don Diego Pablo, le veo también muy carente de ideas para cambiar, ahora mismo, esta situación tan extraña como atípica que andamos padeciendo (especialmente en lo sangrante de estas primeras partes desperdiciadas tan absurda como ilógicamente). Y, lo malo, esta situación nos termina también desesperando a los aficionados, que somos siempre tan dados a decapitar y buscar culpables a lo loco. Así que así anda la cosa.

¿Cómo se soluciona esta situación de bloqueo? Ay, amigos, si yo lo supiese, probablemente ni siquiera estaría dañándoles la vista en estos momentos tras la lectura de mi crónica. Lo único que me dicta la experiencia, es que hay que seguir estando, que en el fútbol las rachas (tanto malas como buenas) son pasajeras, que yo sigo teniendo fe en este equipo, en este Míster, que he visto pasar a demasiados entrenadores en mi vida como para saber que no creo que sea esta la solución, ahora mismo, a nuestros problemas, y que somos del Atleti, y que nuestras malas rachas actualmente consisten en haber perdido 2 partidos de 12, bastarnos con un empate en casa frente a los rusos para pasar a la siguiente ronda de la Champions, y andar a un punto del líder de la competición liguera en estos momentos. Todos los que critican al equipo probablemente lleven razón, no lo niego. Y entiendo su desesperación. Pero yo también la llevo, porque les estoy dando ahora mismo datos y números (que sí, que yo también los odio, pero que nunca mienten). Y mientras estos nos sigan manteniendo con vida, seguiremos estando. A sí que, demos todos un Control+Alt+Supr mental, y a por el partido del domingo frente al filial de los indeseables. “Ni la muerte nos va a separar” …

3 de noviembre de 2019

Sevilla 1 - Atleti Otro. ¿Mi última crónica?


Hay gente que piensa que sí. Qué le vamos a hacer. Todo viene por un comentario que hice de que, ante tanta crítica en un grupo de guasap (si, de esos que carga el diablo), comenté (con más o menos acierto, seguramente lo último) que parecía que estaba más en un guasap de un palco del Bernabeu que otra cosa. Lo que ha venido a continuación …. No lo pienso comentar aquí. Hacedme, eso sí, un entierro digno, por favor. Y dejo mi bloq en herencia (que es lo único de algo de valor que tengo en mi vida) a Don Pablo Mármol. Se que cuidará mucho y bien de él. En fin. Poco más os puedo decir.

¿Mi pecado? Decir que el Atleti, salvo el despiste terrible del gol sevillista, es considerar que, tal como se desarrolló el encuentro, me enloqueció la forma de esa rabia colchonera con la que reaccionó en la segunda parte, esa demostración de amor propio, ese defender nuestro escudo con la gallardía, saber estar, y pasión, como vi al Atleti hacerlo en dicho periodo. Ese Thomas imperial, ese Costa a por todas, ese Correa genial, ese Arias disfrazado de cuchillo punzante . Ese Atleti. Nuestro Atleti …. Enamorado del Atleti, no lo pueden entender …

¿Qué te anulan un gol bien anulado, pero tras una jugada excepcional? Lo siento, me siento orgulloso. ¿Qué no bajamos los brazos en ningún momento? Lo siento. Me siento orgulloso. ¿Qué fallamos un penalti? Me jode, pero Diego Costa junto con Arias comandaron la espectacular reacción del equipo en la segunda parte. ¿Qué me enloqueció el tanto de Morata? Lo siento también. Es un punto de mierda, no vale para nada. Es lo que hay que decir, ¿no?  ¿Qué el Barsa palmó? Lo siento también, no nos hace ver en la puta mierda de estado en el que nos encontramos. ¿Qué el Mandril no ganó al Betis? Joder, vaya puto día llevo. Todo es culpa mía. Todo esto, la llegada del otoño, las melancólicas lluvias sobre Madrid … Todo es culpa mía. Todo.

Así que, visto el panorama con el que me enfrento, no sé si será mi última crónica con la que os aburro. Lo siento un montón. Vaya si lo siento. Agradezco la amistad de toda mi gente. Siento ser tan torpe en mis comentarios. Más siento la mierda de vida que me ha tocado vivir. Es lo que hay. Las circunstancias no las elige uno, más bien al contrario, le eligen a uno. Probablemente ya no escriba más. ¿Para qué? No tengo bastante mierda encima, como para enfrentarme a todo esto. Ni tengo edad, ni ganas, ni creo que la humanidad vaya a tener una gran pérdida con mi marcha. Siento ser del Atleti. Lo siento por mis amigos , y por los 4 desgraciados que me seguís. Ellos saben que tienen que entender que siempre será un problema mío. Y aunque saben que no tengo ni media hostia, soy de los que mueren matando. Lo siento por todos. De verdad. ¿Mi última crónica? Nunca se sabe. Igual, sí. Lo siento también.


EL CRACK DEL PARTIDO: Arias (y el Cholo por sacarle). Comandó la revolución. Y lo siento por Costa también. Ayer hizo mucho más de lo que tuvo por recompensa. Esto no falla, amigo. Cuando van mal dadas, nos las llevamos por todos lados …


LA DECEPCIÓN DEL PARTIDO: Pues Lodi en en gol palangano no anduvo muy fino, si y … ¡Oblak tampoco! Y mira que me jode escribir esto, pero …

ÁRBITRO: Hernández al cuadrado. No voy a entrar en más consideraciones, salvo que me gustaría tenerle enfrente, y cómo en una última jugada, en la que hay mano, un flagrante empujón a un delantero nuestro y una escandalosa retención ilegal del balón, cómo, todo eso, se puede convertir en nada. Espero vivir para que me lo cuente (no garantizo ninguna de ambas circunstancias, conste, eso sí, aún esto, reconozco que es usted un mago, me descubro, por Dios).

TERMÓMETRO ROJIBLANCO (+ 4 GRADOS).
Lo bajamos 2 grados por no ganar en Vitoria, y lo dejamos igual por lo de ayer. De todas formas, ya no se preocupen en exceso por esta sección. Mi Don Pablo les dará en el futuro la alegría que necesitan, no desesperen.

ARBITRO: Hernández al Cuadrado. Ni entendí el penalti que nos pitó a favor, ni tampoco comprendí la resolución final de la última jugada. ¿Conclusión? Un gilipollas al cuadrado. También, sí.

Y, el miércoles, el Leverkusen. ¿Llegaré  con vida a él? Admitan apuestas, pero de las de antes, no de la mierda que tiene infectado mi puto barrio. Por si aca …  “Desde el cielo te voy a animar, ni la muerte nos va separar” ….

27 de octubre de 2019

Atleti 2 - Athletic 0. Las 4 patas de la mesa.


Afición.
Inconmensurable ayer. El Frente, espectacular, animando sin parar y haciendo cantar y ser partícipe al resto del campo de lo que, se supone, todos queremos: “¡¡Forza el Atleti Campeón!!” … “¡¡LOLOLOLOLOOOOLOOOO!!” Probablemente, los amantes de la alcachofa del chirincirco hasta se diesen cuenta del daño que andan haciendo al equipo con sus graznidos contra Koke (uno de los tuyos, escoria), o sus silbidos cuando la Muchachada del Frente se pone a cantar al Cholo. Dicen que rectificar es de sabios. Sinceramente, esta peña no creo que se merezca tal calificativo, pero bueno, ayer, al menos, escondiditos y mascando sus pipas sin parar. Mejor así, por el bien de todos. Aquí no hay fórmula mágica, que anda todo inventado. El que quiera estar, que esté. Si no se quiere animar, perfecto. Cada uno tenemos claro nuestro papel en todo este rollo. Eso sí, al menos … no molesten. Eternamente agradecido.

Equipo.
Buen partido del Atleti. La defensa va claramente a más (con Felipe a los mandos, con Hermoso creciendo, con esos laterales que Dios nos ha dado, y con ese Oblak, que, probablemente, sea, hoy por hoy, nuestro Dios más real y terrenal. Habría que inventarnos una oración por él, joder – juraría que en alguna crónica anterior lo intenté y todo, ya recordaré-). ¿Cuánto vale esa mano al remate de Iñaki nada más comenzar el encuentro tras la salida de un córner? ¿Y esa otra tras fenomenal chutazo de nuestro Hermano Don Raúl García, todo lo que haces, lo haces bien? Lo de este portero es para no parar de alabarle. Personalidad, frialdad, saber estar … Es un auténtico espectáculo. Y, a todo esto, más que correcto partido de nuestro Capi Don Koke Resurrreción, fenomenal trabajo de Saúl (primer tanto incluido, tras escarceo eléctrico de Correa dentro del área), el señor Morata que cumplió su función de seguir sumando, tras otra espectacular asistencia de, cómo no,  Correita, y el resto del equipo, participativo en un trabajo sólido, compacto, en el que todos son para uno, y uno para todos. Equipo. Esa es la mejor lectura que hago del encuentro de ayer. La palabra “Equipo” elevada a su máxima expresión. Orgullosos, pues, de ustedes, colchoneros.

Rival.
Un partido que siempre apetece ver. Este es un clásico lleno de rivalidad, pero futbolística, oigan, de aguaceros en San Mamés, de eléctricas jugadas de Futre, de majestuosos goles de Escándalo Forlán, de remontadas inverosímiles del Atlhetic … Buen Athletic, por cierto. Valiente, mandón por momentos, algo decepcionante en la segunda parte (solo recuerdo un remate de semichilena de Muniaín como ocasión de peligro), pero nunca bajaron los brazos, tuvieron personalidad, y crearon sus opciones. Igual hasta jugaron mucho mejor de lo que les describo, pero oigan, una previa de 3 horas es lo que tiene: un par de Gin-Tonics, tropecientas birras, saludando hermanos de aquí para allá sin parar, cariño, amistad, fidelidad. Me siento uno de los mayores afortunados de la tierra de andar siempre rodeados de Atléticos 101%, pata negra, auténticos 24x7. No puede haber nadie en este mundo tan feliz …

Entrenador.
Nunca echa balones fuera. Siempre asume su responsabilidad. Que el equipo se echa atrás (cada día ando más convencido de que él no les indica eso, pero bueno), por mi culpa. Que Diego Costa anda espantoso, por mi culpa. Que la muchachada anda escasa de creatividad, por mi culpa. Que hay lesionados, por mi culpa. Que la gente pita, por mi culpa. Que hace frío, por mi culpa. Que no me suben el sueldo, por mi culpa. Que andan haciendo el papanato paseando una momia por el cielo de Madrid de aquí para allá, por mi culpa. Todo por mi culpa. Sepa usted, Don Diego Pablo, que, por su culpa, por su culpa, por su gran culpa, uno cada día anda más vivo, con el espíritu rojiblanco a flor de piel, con toda mi mente y mis sentidos puestos en ustedes. Vivo por vivir con vos, y su muchachada. Vivo por ser del Atleti. Soy del Atleti. ¿Se puede pedir algo más a la vida? Gracias por su puñetera culpa, Don Diego Pablo Simeone.

EL CRACK DEL PARTIDO:
A Angelito hay que quererlo como a un hijo. Con sus virtudes y sus defectos. Yo, fíjense ustedes, me siento muy identificado con él. Muchas veces soy capaz de lo peor y de lo mejor. Por eso me cae tan bien. Y oigan, cuando se pone, esos regates en una baldosa, esas filigranas rodeadas de contrarios, esos giros de sentido con el balón pegado en los pies, ese chut seco y colocado con el que de vez en cuando nos deleita, ese reinado que tiene dentro del caos, esa tarascada absurda y que siempre le genera la tarjetita de rigor … Es que le quiero con locura, joder … Reitero. En muchas partes de mi vida ando rodeado de caos. Y es cuando más disfruto de todo. ¿Conclusión? Correíta … Don Ángel Correa, siempre, siempre, en mi equipo. El que no adora a este jugador, no me aprecia a mí. No hay más.

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO:
El tema de la multa de la pancarta de agradecimiento por lo de Luis, nota informativa del Club incluida haciéndose el sueco cuando oye la palabra “Frentista” (no es que esperara mucho de ustedes, pero bueno, me dan mucho asquito, de verdad. Pero mucho). Lo de Antiviolencia no tiene nombre. Al tal Ibarra ese es que oiga …lo único medio decente que conozco con tal denominación es una marca de espárragos. Busca sus minutos de gloria con nosotros. Siga en el intento. De verdad, no quiero amargarme en esta crónica. Somos los Ultras del Atletiii, nadie nos puede paraarrrr …

ÁRBITRO:
Hernández al Cuadrado. Pues no me gustó en exceso, pero bueno. Me echo otro Gin-Tonic por él, y mira, hasta me ha servido de excusa y todo.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO: (+ 6 GRADOS).
Oigo los caballos cabalgar hacia mi como si de una manada de Dothraki rabiosos me acechasen a la vuelta de la esquina con sus espadas sueltas y dispuestas a decapitarme sin piedad. Da igual. Soy un Lannister. Pagamos nuestras deudas, y el termómetro, precisamente, es el que me debe grados a mi, y yo no a él, gracias a la barra libre que nos obsequió Don Meñique Pablo Mármol y sus interesadas huestes. ¿Conclusión? NO-SE-TO-CA. PUNTO. ¡Dracarys para ustedes!

Y el martes, el Alavés. Hemos pasado un tramo duro y complicado. Lo de pasado mañana no va a ser nada fácil, ya les anticipo. Partido tosco, áspero y duro donde los haya. Da igual. Pienso seguir cantando sin parar … “¡FORZA EL ATLETI CAMPEÓN … LOLOLOLOLOOOOO!”.

23 de octubre de 2019

Atleti 1 - Bayer Leverkusen 0. Día de fútbol otoñal (by Don Pablo Mármol).


Me pide don Dueño, que se ha puesto en modo empleado de Metro de Madrid, que intente juntar unas letras y hacer una casicrónica. Con más voluntad que acierto, servidor se va a poner a ello, cuando no pasa de ser un Bicinius de las letras. Ustedes verán.

No hay estación más melancólica que el otoño y no hay mejor sitio para el otoño que Madrid.  La melancolía es sinónimo de tristeza. El de ayer fue un partido melancólico, triste.
No fue un buen día, eso está claro. Mal comenzó la cosa, cuando el autobús de la Peña Rock & Roll sufrió un accidente saliendo del bar (el conductor no había entrado, que les conozco). Parte y punto. No habían pasado cien metros, cuando se produjo un nuevo percance. Parte y punto, pero la hora pegada. El caso es que llegaron, a Dios gracias, los viajeros al Metropolitano sobre el pitido inicial. Un día podríamos hablar, largo y tendido, sobre la doble fila en días de lluvia para comprar, por ejemplo, el pan.
El día estaba perfecto para la práctica del fútbol. Buena temperatura y ligera llovizna (don Dueño dirá, no le hagan caso, que frío estepario y lluvia torrencial). Muy buena entrada, para completar. Pero salió un encuentro francamente malo. En la primera parte se apretó un poco, muy poco, de inicio. La lesión de Giménez fue como si parara en seco todo interés ofensivo y, puede decirse, ahí terminó el primer acto.
En la segunda parte cambió un poco, muy poco, el panorama. El Bayer tuvo la posesión de la pelota, sobó y sobó de centro del campo para atrás hasta la desesperación, pero las pocas, muy pocas, ocasiones fueron del Atlético. Héctor Herrera amenazó primero, Diego Costa cabeceó fatal un centrogol de Trippier y Morata decidió con otro centrogol de Lodi, tras una apertura de libro de Lemar (a ver si se anima el francés). El Bayer lo intentó, pero su capacidad ofensiva fue nula. Y así se llegó al final, con tres puntos importantísimos, pero con dudas, muchas dudas.
Del Atlético muy poco que destacar, a no ser los cuatro de la defensa (a partir del minuto 15, defensa completamente nueva), con un Felipe realmente Augusto. Delante de éstos, sólo Thomas intentó algo, desacertado filtrando balones, pero bien sosteniendo al Equipo. Parece ser que Lemar estuvo bien cuando salió (digo parece ser, porque no me dio esa impresión y en la vuelta lo comentaba en el autobús gran parte de la parroquia) y Morata clavó la que tuvo, que no es po

Un par de apuntes, que no van a ser breves:
Apunte 1: En vísperas del Inglaterra-Australia de cuartos del Mundial de Rugby, Eddie Jones, entrenador de los primeros, le pedía a su Capitán, el gran Owen Farrell, que se olvidara un poco de ejercer de Capitán y se aplicara especialmente en el juego. El tal Farrell, para el que no lo viera, ejercería en el encuentro de medio de apertura e iba a ser el encargado, en ataque, de la distribución de juego para la línea. Hizo un partido magnífico. No sé si ya han adivinado por dónde voy. Tengo la personalísima impresión de que a nuestro gran Koke le está lastrando en el juego la Capitanía. Ésta supone estar pendiente de muchas cosas que, para el que no está acostumbrado, por supuesto que influye en el juego. Y ahí tenemos un problema, porque al haberse marchado todos los pesos pesados de un tiempo a esta parte (Tiago, Gabi, Godín, …), que soportaban impertérritos el peso del Brazalete, no veo un Capitán, al que no le influya ser tal, que no sea Oblak.
Apunte 2: No sé dónde he leído/oído que el guerracivilismo estaba instalado en el Metropolitano. Sólo les ha faltado decir ¡por fin! Nada más lejos de la realidad. La prensa afín al presidente de ACS, toda, lleva de un tiempo a esta parte dando cancha a ciertos personajes que venden su alma al diablo con tal de tener su minuto de gloria en la televisión. Luego se manipula el asunto, se pone un titular del tipo la Afición del Atlético se harta de Simeone (o de Koke) y ya tenemos el enfrentamiento. No hagan caso. Ayer hubo silbidos hacia Koke, cierto, pero fueron muchos más los gritos de aliento tras ser sustituido, cosa que, por otra parte, no leerán en ningún medio. Cierto es que tampoco estuvimos bien desde la Grada respondiendo a los silbidos. Con esta respuesta se consigue dar pábulo a unos personajes que saldrían poco después atropelladamente buscando el medio de manipulación que les diera la cancha que no tienen (ni deben tener) dentro del Estadio.
Apunte 2 (anexo): En donde sí percibo ese guerracivilismo es en twitter, red social donde se malmaneja el que suscribe. Creo que no hay que darle mayor importancia a lo que se opina y ser algo más cuidadosos en la aceptación de los twitteramigos. Tengo la sana costumbre de opinar sólo de lo que ponen mis Amigos y me he encontrado, sorpresa, con que no he tenido que discutir con ninguno de ellos. Acepten este humilde consejo por cuenta de la casa.

Y poco más que contarles, que no sea pedirles disculpas por haberles hecho perder el tiempo. Sean felices y pongámonos TODOS a subir el termómetro.

FORZA ATLETI SIEMPRE.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8