29 de noviembre de 2000

REFLEXIONES SOBRE LA INTERCONTINENTAL

1.- Es realmente incomprensible e inaudito que a un equipo con el prestigio y la solera del Madrid, le claven 2 goles en los primeros 5 minutos iniciales, cuando un equipo se supone que debe de salir, máxime en una final, con la máxima tensión y el mayor grado de concentración posible.

2.- Palermo. Demostró lo que es, un auténtico hiper-crack. 2 ocasiones que tuvo, 2 chicharritos que te crió. El segundo, además, es toda una exhibición de potencia. Solamente he visto un 9 con parecidas características, un tal Christian Vieri.

3.- El segundo gol. Independientemente de que Geremi es indigno de jugar en cualquier equipo de fútbol que se le presuponga con ciertas aspiraciones de grandeza, no es menos cierto que para mí, y en esta ocasión (luego hizo un partidazo, conste) Casillas tampoco estuvo demasiado fino. Estoy convencido de que si no se le hubiese caído el larguero a la cabeza, podía haber llegado a ese balón antes que Palermo.

4.- Árbitro. Los 2 goles de Boca me parecieron legales. El supuesto penalty a Hierro, como no lo repitieron, no puedo opinar. La mano, sin embargo, es clarísima, si bien entra dentro del criterio arbitral si se considera o no voluntaria, es decir, si el árbitro la consideró involuntaria, su decisión fue correcta.

5.- Roberto Carlos. Todo el mundo que me conoce sabe mi animadversión hacia este jugador, que aparece más en la prensa que el mismísimo Aznar. Ahora bien, hoy por hoy, quizás sea el mejor jugador del mundo (por supuesto, en su puesto). La pregunta es: ¿Cúal es su puesto? Porque yo en este partido, por ejemplo, en el segundo tiempo, le hubiese puesto de interior, y no me hubiese cortado ni un pelo. Ahora mismo él es el jugador más peligroso del Madrid. Incontestable.

6.- Riquelme. Grandioso, aunque le veo excesivamente frío para jugar en Europa. ¿Algún entrenador europeo le va a permitir que no luche y presione? Yo os digo la respuesta: ninguno.

7.- Delgado. La gran sorpresa para mí. No sé si su nivel habitual será el que mostró el otro día, pero me pareció una pesadilla constante.

8.- Boca. Me defraudó. Ganó bien, fue justo vencedor, pero su fútbol aburre a los muertos. Quizás si no se hubiese adelantado tan rápido hubiésemos visto otro partido, pero pensaba que era un equipo con más ambición.

9.- Bianchi. Se empapó a los vikingos. Chapó para su organización defensiva. Sus contras resultaron letales, si bien esto se debió a la calidad técnica-táctico-física de sus 3 figuras: Palermo, Guillerme y Delgado. Debería de contragolpear con más efectivos, en mi humilde opinión.

10.- Raúl. Criticadísimo, una de las claves, independientemente de que el chaval esté mal, que lo está, es en la posición en la que juega: A Raúl jamás le pueden dar un pepinazo al aire, y que sea él el último tío que tenga que bajar el balón al suelo y aguantar a que vengan sus compañeros de equipo. Eso lo puede hacer Palermo. Lo puede hacer Vieri. Lo hacía majestuosamente Kiko. Incluso el Sr. de los Codos, más conocido por Urzáiz, podría valer. Raúl, decididamente, no.

11.- Del Bosque. De admirar cómo hace tocar el balón al Madrid, y como no permite que a ningún balón se le maltrate. De criticar su falta de estudio a los rivales. Yo soy partidario de que sean los demás los que se preocupen de mí, pero, claro está, siempre y cuando los demás no tengan individualidades que superen las mías, y, hoy por hoy, tanto Riquelme como Palermo superan el nivel ACTUAL vikingo.

12.- Afición de Boca. MAJESTUOSA. Los que estuvieron, no pararon de animar pero ni uno solo de los segundos que duró el partido. No me quiero ni me puedo morir sin presenciar un partido de Boca en la Bombonera.

Un saludo.
Tomi. Frente Atlético. Vieja Guardia
PATIS SIEMPRE PRESENTE

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8