28 de noviembre de 2005

Atleti 1 - Espanyol 1 . YA TENGO EL MOLDE PARA ESTA TEMPORADA


Es lo que tiene el tener un equipo tan sumamente regular. Al fin, han conseguido su patrón de juego y, por lo tanto, tengo ya un estereotipo de crónica que puedo utilizar para el resto de temporada. Dabuten, así no me tengo que quebrar demasiado la cabeza a la hora de realizarlas.
El primer molde utilizable es el de la salida en tromba. Se puede traducir o no en gol, pero, generalmente, el equipo empieza de puta madre sus encuentros. Con ganas, presionando, con profundidad, mordiendo ... Ayer, además, tuvimos la sorpresa añadida del golazo supino de Luccin. Mejor no se podría poner la cosa.
El segundo molde puede ser el de realizar la jugada gilipollas de la semana. La semana pasada fueron los encargados Oliver Pablo y Benji Franco. Esta le tocó el turno a Agamenón Perea, que se complicó la vida por hacer el palurdo a la hora de sacar un balón controlado (no te esfuerces, querido, ni lo has hecho en tu puta vida, ni lo lograrás nunca hacer, sencillamente, no sabes, colega, mentalízate de una vez). Esto provocó el córner que de manera tan espléndida remató Jarque. Empate a uno en 11 minutos. Cojonudo.
El tercer molde ya es el de siempre. Un auténtico desastre por todos los lados. El balón es un marrón que se pasan de los unos a los otros. Los centrocampistas se encojen, los delanteros ni las huelen, el balón se convierte en el principal enemigo y el público nos exasperamos ante tan esperpéntico espectáculo. Así hasta que el árbitro pita el fin al suplicio.
El cuarto molde se le puede aplicar también al rival, a cual peor todos los que he visto hasta la fecha (salvo el Barsa, al que, curiosamente, ganamos, ver para creer). Si ayer el Espanyol es un equipo mínimamente decente, nos masacra vivos. Y si Lotina hubiese sacado a Iván de la Peña de principio, probablemente, también. El segundo tiempo que hacen es para que lo vean los pericos y se lo estudien profundamente. Patetismo en su más puro estado.
El quinto molde se le puede aplicar al Sr. Bianchi o a cualesquiera de sus 3 trillizos (¿Qué frío hacía ayer en el Calderón, eh, querido? No salió ni una puñetera vez del banquillo a dirigir al equipo ... Eso de tener calefacción en el banquillo tiene estas cosas, indudablemente) y sus exasperantes a más no poder cambios, o su no realización de los mismos. El quitar a Kezman en un partido que vas empatando en casa es completamente lógico, qué duda cabe. El sacar solamente cuando el partido está agonizando siempre al pobre Galleti también tiene su miga. Y el desaprovechamiento de Ibagaza, que, por lo poquito que le hemos visto este año, parece que está por la labor de volver a ser el del Mallorca, ni os cuento. Sin lugar a dudas, el Sr. Bianchi vive paralelamente al espectáculo que ofrece su equipo, que ni juega, ni presiona, ni marca, ni se desmarca, que no practica fútbol, en definitiva.
Y el sexto y último molde se le puede aplicar al árbitro de turno. Ayer fueron solamente 3 penaltis los que se comió a nuestro favor (el que le hacen al Niño clamoroso, aparte del empujón a Galleti al final del partido y la mano un defensa espanyolista dentro de su área en la primera parte). Si alguien en el club tuviera la más mínima dignidad posible, pondría los medios necesarios para que el Sr. Daudén no nos vuelva a arbitrar más en su puñetera asistencia. Pero como aquí ya da todo igual ...
En fin. Lo dicho. Para la próxima jornada, seguramente, simplemente tendré que sustituir Espanyol por Athletic, algún que otro nombre de jugador, y poco más, Nicolás. Ventajas que tiene uno al escribir sobre el Atleti.

SOBRESALIENTE: Los 40.000 gilipollas que fuimos al igloo del Calderón ayer.

NOTABLE: Valera. Al menos le puso ganas a raudales.

BIEN: Luccin, por su golazo. Esperemos que no se tire otros 2 años para conseguir el siguiente.

SUSPENSO: Petrov. Paupérrimo su encuentro ayer, sin profundizar absolutamente en casi ninguna jugada, quitándose el balón de encima sin ton ni son y no viendo los desdoblamientos que le dió el pobre Antonio López, jugador que, por cierto, me parece que centra bastante mejor que él (al menos que el Petrov que me tocó padecer ayer).

EL ÁRBITRO: Lo dicho. Que vuelvan las recusaciones, please. Que los clubs se unan y que las implanten de nuevo. No hay derecho a que este individuo nos haya robado ya 2 partidos tan fulgurantes como el de ayer o el de Coruña.

Un saludo.
Tomi. Frente Atlético. Sección Baramba.
SI EL ATLETI LO ES TODO, TODO ESTÁ JUSTIFICADO.

21 de noviembre de 2005

Celta 2 - Atleti 1 . EL MILAGRO DEL PUTO PINTO


Todavía recuerdo cuando ví esa película en casa de Juan el Niusero (si me lees, te envío un abrazo muy fuerte, Juanito, y recuerda que me debes un correo), con el Querubin, el Zu, el CHLM y no recuerdo si alguien más. No es que fuese mala, es que tuve pesadillas y todo con ella. Ayer, con el otro "milagro del Puto Pinto", tres cuartas de la mismo.
Porque ayer el Atleti sí que jugó bien. Dominó el partido de cabo a rabo, en la segunda parte embotelló al Celta de forma abrumadora en su área, tuvo infinidad de ocasiones para machacar el partido, pero, esta vez sí, no tuvo ni pizca de suerte. Pero ni pizca, vamos. Eso, y que el Puto Pinto demostró lo buen portero que es. Sacó una mano prodigiosa en un lanzamiento de falta envenenado de Luccin. Realizó otro intervención sensacional en un remate de Pablo prácticamente a bocajarro, y le salvó un gol más que cantado en lanzamiento de falta de Antonio López que, para colmo de males, luego no supo aprovechar el rechace Varela cuando tenía todo a favor para batir a los vigueses portugueses, por rematar como un becerro, sin ton ni son. También sacó un Galletazo made in argentino en paradón prodigioso.
Valera. Apunta muy buenas maneras, pero hay que darle continuidad, por un lado, y que alguien le diga que profundice un poquito más, córcholis, que tiene la manía de centrar nada más recibir el balón.
Pero el partido también tuvo más nombres propios. Por ejemplo, se notó muchísimo la entrada en el equipo de un motivadísimo Ibagaza (si bien su rendimiento fue de menos a más). También me gustó la movilidad de Galleti (a pesar del gol que falló de manera tan lamentable sin portero, vaya remate que se marco el colega, la madre que me pario), me chanó el centro del campo del Atleti, cómo sacó el balón jugado y controladito desde atrás, pero nos faltó punch final. Igual con Kezman lo hubiésemos tenido, pero claro, como este es el club de los iluminados por excelencia, resulta que al serbio se le caducó el pasado viernes su permiso de trabajo que tenía por 3 meses. Lamentable que el jugador no se diese cuenta de esta incidencia puramente bananeril, aunque ya sabemos que los mercenarios son niñatos consentidos que pasan de todo y hay que dárselo todo mascado. Pero aún más bochornoso si cabe es que en el club nadie supiese dicha circunstancia. El Real Club Deportivo Carabanchel tiene, seguramente, mucha más organización en este tipo de cosas que nuestro bendito club. Una vez más, somos el hazme reír de España. No pacha nada, estamos acostumbrados.
¿El Celta? Pues le regalamos el primer gol de forma lamentable entre Oliver Pablo y Benji Franco (no pasa nada, los 2 jugadores están siendo de lo mejor del equipo) y se aprovechó de la falta magistralmente lanzada por Cannobio (falta inventada, por cierto, cuando el linier había pitado fuera de juego, el enésimo error arbitral en nuestra cuenta que nos cuesta puntos). 2 de 2. Mayor efectividad, imposible. Pero, francamente, a mi, salvo el milagro del Puto Pinto, detallitos de Silva y Cannobio y el partidazo de Sergio, por lo demás, nada de nada. Solo le salvó el infortunio continuo y constante que persigue a mi amado club. Tenemos que seguir en la brecha, no hay más remedio.

SOBRESALIENTE: El Puto Pinto de los cataplines, sin ningún género de dudas.

NOTABLE: Antonio López. Fue el mejor atacante nuestro, y logró un bonito gol de cabeza.

BIEN: Gabi. A ver si poco a poco se hace el dueño indiscutible del centro del campo.

SUSPENSO: Fernando Torres. Es carne de banquillo hoy por hoy. Jugamos con un tío menos. Un mesecito de descanso le vendría de perlas al chaval, y, de paso, que reflexione, porque ahora mismo no se va ni de una tortuga embarazada con reuma.

ÁRBITRO: Pérez Burrul. Excelente arbitraje, salvo la falta del golazo de Cannobio, pero bueno, eso entra dentro del cupo que tenemos en cada partido los atléticos. Asumible por nuestra parte.

Un saludo.
Tomi. Frente Atlético. Vieja Guardia
SI EL ATLETI LO ES TODO, TODO ESTÁ JUSTIFICADO

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8