30 de mayo de 1999

JORNADA 36. PARTE I

Los resultados de la Jornada 36 fueron los siguientes:
Athletic 1 – Barsapasta 3. Una cosa es querer, otra es poder.
Un equipo que jugó bien (en especial, el primer tiempo). Un equipo que tuvo multitud de ocasiones de gol (¡bravo, Arnau, excelente partido el tuyo!). Un equipo que jugó por las bandas. Un equipo que dominó, que controló, que achuchó. El Athletic. Pero fue incapaz de transformar un tanto, salvo el que metió Ferreira (Patxi Ferreira, arriba Patxi Ferreira ... ¡qué golazo el suyo! ) que suponía el empate en el marcador.
Enfrente, un equipo campeón. Un equipo que mete goles casi sin querer (vaya manera de hacer el fuera de juego que tiene el Athletic, Sr. Luis Fernández, ¿Cómo practica usted esta jugada en los entrenamientos?), como fue el primero de Kluivert, que adelantó a los azulgrana en el marcador. Un equipo que jugando a medio gas ganó con facilidad (en el segundo tiempo, hubo momentos en los que bailó a los vascos). Un equipo que se permite el lujo de que un jugador, con ánimo de conseguir el pichichi, pierda ocasiones clarísimas de gol (¿verdad, Rivaldo? ¿Verdad, Figo?). Un equipo que tiene a Rivaldo (dos goles, uno de penalty absurdo de Felipe, no llegaba al balón ni de coña Figo, y, encima, le supuso la roja, y otro, desde fuera del área, de disparo durísimo y ajustado al palo, un golazo).
Y en medio de todo esto, un árbitro, Díaz Vega, que, para mí, por una vez, y sin que sirva de precedente, no realizó un mal arbitraje. Eso sí, debió de expulsar a Larrainzar (la entrada que le hace a Sergi, entrada, por cierto, made in País Vasco, es de meterle a ese tío no menos de 5 meses de sanción), pero acertó en el gol anulado al Athletic (Ezquerro toca el balón en fuera de juego, aunque parecía en un primer momento gol legal), y en las múltiples jugadas dudosas que protestó San Mamés (La Catedral ya no es lo que era, saltaron 3 tíos al terreno de juego, 2 vestidos de blanco, que más bien parecían fantasmas que otra cosa, hacen una pañolada por nada ...). Se equivocó, si cabe, en el gol anulado a Pellegrino (para uno que mete el argentino).
En definitiva, me gustó el Barsa, me gustó el Athletic, pero la diferencia entre ambos radica, como con casi todos, en la calidad de sus jugadores. Y, frente a eso, poco que hacer.

Valencia 3 – Oviedo 0. Amunt, Valencia.
Che, collons. No sé ni lo que significa, pero me la suda. Seguro que es algo bueno para los chés, que espero, deseo e imploro para que se metan en Champions League. Eso sí. Si el resto de rivales le da las facilidades que le dio ayer el Oviedo (a Fernando Vázquez no se le ocurrió otra cosa que sacar a todos los suplentes), no creo que tenga mayor problema.
El Piojo, en dos ocasiones, y Mendieta, fueron los autores de los goles, en un partido sin mayores complicaciones para los valencianos.

Un saludo,
Tomi. Frente Atlético. Red Stars
TODOS LOS MOMENTOS QUE VIVÍ,
TODAS LAS CANCHAS DONDE TE SEGUÍ,
ATLETI TU ERES MI VIDA,
TU ERES MI PASIÓN,
SOLO TE PIDO UNA COSA,
QUE SALGAS ESTE AÑO CAMPEÓN

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8