24 de septiembre de 2002

CHAMPIONS LEAGUE. JORNADA 2. FASE I

Galatasaray 0 - Barsa 2. Superioridad total.
Partido con poca historia el disputado en el supuesto infierno turco ese (a mí me parecen mucho más temibles los ambientes griegos y algunos italianos) entre el Galatasaray y el Barsa. Y tuvo poca historia, porque los culés son infinitamente superiores, con lo que, a poquito que saliesen mínimamente concentrados, ganarían el partido con comodidad, como así resultó finalmente.
El mejor jugador que juega al primer toque de espaldas a la portería del mundo, oséase, Kluivert, metió un gol de nueve puro al sacar petróleo de un centro vaya usted a saber dónde de Santiago Motta, y de remate seco y con la colaboración de Mondragón, puso el 0-1 en el marcador a la media hora de juego. Con este resultado se fueron al descanso.
La segunda parte fue igual que la primera: el Barsa siempre bien colocado, siempre presionando bien, y, sin realizar un fútbol de otra galaxia, sí que volvió a demostrarse mucho mejor que el equipo turco y, al cuarto de hora, aproximadamente, el incombustible "Air Luis Enrique" (se mantuvo en el aire el tío en el remate de cabeza como si de un pivot NBA se tratase) confirmo su dulce estado de forma al rematar a gol un córner sacado por el Barcelona. Y poca historia más, la verdad. Alguna oportunidad que otra de los turcos, el Míster Proper Farlópez ese del Hassan Hass que volvió a meterse un "disparo" de impresión antes de salir en el 2º periodo, la inestabilidad de Víctor Valdés ... Y la clasificación para la siguiente ronda en el bolsillo, que es lo importante.

Deportivo 0 - Milán 4. Grazie, Peña.
Fueron las primeras palabras del técnico milanista en la rueda de prensa ... Grazie, porque me pusiste el partido a huevo. Porque jodiste un partido que podría haber sido tremendamente bonito. Porque minaste la moral de un equipo que empezaba a estar lanzado, especialmente en Europa. Especialmente, quien más jodido estaba era Makaay, que no veas, el hombre, si le echó de menos. Os juro que antes de comenzar el encuentro se lo dije a mi vieja: "Mama, este partido lo pierde el Depor, y por goleada". Lo presentía, y, desgraciadamente, esta vez sí que acerté de pleno.
¿Y por qué lo presentía? Pues porque este Milán está un escalón por encima del resto de equipos italianos, para empezar. Tienen el magnífico orden defensivo de casi cualquier equipo spaguetti, pero, además, es que, de centro de campo para adelante, hacen temblar al más pintado. Y menos mal que al final fallaron lo que no está escrito, que si no, la goleada podría haber sido sencillamente de bochorno ...
De primeras, se vio que el Depor, en ataque, no tenía la frescura de ideas que necesita un equipo en ataque cuando juega frente a una defensa tan ordenada como la del Milán (especial mención a Nesta, cómo me gusta este pibe). Y, para mí, el bueno de Jabo se equivocó en el planteamiento inicial, porque, al faltar el grancanario, debería de haber situado, en mi humilde opinión, a Tristán por detrás de Makaay. Es evidente que el sevillano no está en su mejor forma, pero también lo es que tiene mucha más visión de juego en los metros finales que Sergio, un hombre para salir más desde atrás que otra cosa y sorprender desde ahí. Así las cosas, Seedorf, ante la pasividad de la defensa gallega, a los 15 minutos de juego, ya puso el 0-1 en el marcador. Mientras, el único recurso que tuvo el Deportivo fue el de bombear balones sin ton ni son. Y eso, para el Milán, es coser y cantar, señores. A la media hora de juego, un, para mí, excesivamente retrasado Acuña (¿En el Zaragoza no jugaba así, no, maños?) canta por solerares a la hora de despejar un balón, y Pippo Inzaghi fusila al pobre Juanmi (que está demostrando en el Depor ser algo más que un simple portero suplente). Con este resultado se llegó al descanso.
Después, pequeña reacción del Deportivo, que pudo acortar distancias en una pardillada que hizo el portero milanés, pero que desaprovechó Fran lastimosamente (la tenía que haber tirado bien el Toro o bien Makaay, joder...). Si llega a meter ese chicharrito, hubiese creído en la remontada ... Se saca al Aldo Dusher, se saca a Pandiani ... (¡Ah, que Pandiani está en el Mallorca, una lástima, porque para este tipo de partidos, era el jugador ideal ..!) y se remonta, hostia ... Pero, lo que es el fútbol: de estar a punto de marcar el Depor, con libre indirecto clamoroso dentro del área en despeje de chilena de un defensor italiano, se pasó al 0-3, obra, como no, de Inzhagi. A partir de ahí, el partido se convirtió en un suplicio para el Deportivo (vaya partidito se marcó el Scaloni, su banda parecía la Gran Vía en vísperas de Reyes), y un paseo militar para el Milan. Inzaghi de nuevo hizo el cuarto, y, ya digo, no hicieron más porque no quisieron.

De todas formas, hay aspectos positivos que sacar de este partido, a saber:

1.- Que el Milán es un candidato para la Champions (este solo es positivo si juega la final contra el Madrid, conste).
2.- Que el Depor sigue segundo de grupo. Ya sabíamos todos que este grupo era jodido, pero jodido, jodido ... No hay excusas.
3.- Que un gran equipo no puede depender de un solo jugador. Es tan perogrullada como verdad. Si no está el Valerón el Depor tiene que tener (y tiene, de hecho) mimbres suficientes para sacar esto adelante. A lo mejor el tema es tan sencillo con, o bien probar a Dieguito Maravilla Tristán en dicha posición, o, igual más aún, con cambiar de sistema de juego, que haberlos, hailos, y muy diferentes.
4.- El más importante: la reacción de Riazor. Me recordó un 0-5 que nos metió el Barsa en Copa, con los culés bailándonos por completo en el Calderón, y todo el estadio, puesto en pie, en los 5 últimos minutos finales, y cantando nuestro himno a garganta pelada. Lo de ayer no fue para tanto, pero los coruñeses, dirigidos, supongo, por los Blues, demostraron que ellos sí que superaron el síndrome Valerón.
Ahora les toca a los jugadores y entrenador demostrar que también lo han superado. Y Peña, lo dicho: tiene usted pagado un viajecito a Milán, con parada en la Scala esa con entradas en Tribuna para ver la ópera. Sí, se puede usted llevar también al Sr. Moré ... Sin problema.

-- Un saludo.
Tomi.Frente Atlético . Vieja Guardia
PATIS SIEMPRE PRESENTE

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8