4 de noviembre de 2006

Deportivo 1 - Barsapasta 1. Fútbol en su más puro estado.

Interesante, bonito, por momentos apasionante ... Quizás le faltó algo de calidad técnica al encuentro de Riazor, pero la verdad es que yo me lo pasé pipa viendo este partido, cuyo resultado se puede considerar de justo.

El Deportivo es un equipo que te termina enganchando, es algo más que evidente. Yo, si fuese Deportivista y viese a mi equipo presionar así, luchar así, jugar con ese concepto de todos para uno y uno para todos, con D'Artagñán Caparros como gran Capitán, fijo que terminaría muy enganchado al contemplar el trabajo de este grupo de imberbes pero con personalidad jovenzuelos ... Tienen una fe que mueve montañas, no se desmoronan fácilmente a pesar de su juventud, y presionan como demonios. Lástima que les falte en mi opinión un toquecillo final de calidad en los últimos metros (una pena para ellos que no consiguieran a Jurado, sería la guinda perfecta en este ilusionante a tope Proyecto, aunque, para lo que le está empleando el cagón mariachil, yo intentaría una cesión y todo, y hablo en serio), pero chicos, a mi este equipo, me gusta, y mucho.

Pero también me gusta, y mucho, el Barcelona. Hay que darse cuenta de que venía de jugar un partido de terrible desgaste tanto físico como mental frente al Chelsea, y, este tipo de encuentros, machaca cantidubi. Añadirle, encima, el trágico suceso del padre de Puyol (me afectó hasta a mí, qué bien me cae este chaval) y tuvo mérito también lo que hicieron los culés el pasado sábado. Se sobrepusieron a los malos momentos que tuvieron en la 2 parte hasta que les empataron, controlaron (sin excesiva profundidad, eso sí) el partido durante el primer periodo, y lograron adelantarse en el marcador tras el penalti (justo penalti, Juanma entra como un burro en una cacharrería) que le hicieron a Saviola. 0-1, y al descanso.

Pero los de Caparrós no son presa fácil, y mucho menos en Riazor (les falta bastante personalidad en sus salidas, pero eso es por la juventud), aparte de que físicamente son auténticas motos. El tanto coruñés era cuestión simplemente de tiempo, y, yo creo, hasta Medina Cantalejo (uno de los peores árbitros que se pueda echar uno a la cara) se dio cuenta de tal situación y decidió echar una justa mano a los deportivistas en el penalti que finalmente anotó Juan Rodríguez.

A partir del empate, toma y daca impresionante, con 2 equipos absolutamente verticales y buscando las porterías contrarias como auténticos posesos. Menos mal que uno no se desanima y después de ver lo de Mallorca, tuvo pelotas y le apeteció seguir viendo fútbol, o, mejor dicho, quiso empezar a ver fútbol. Fútbol de verdad. Fútbol en estado puro. Depor, Barsa, gracias por devolver a este sufrido narrador el gusto por tan noble deporte.

EL CRACK DEL PARTIDO: Iniesta, no tengo la menor duda. Dio un auténtico recital. Curra, encara, es rápido, tiene una visión de juego primorosa. Una auténtica delicia. Más de uno tendría que ver el partido del manchego el pasado sábado y después, tener vergüenza ajena y retirarse de esta profesión. O eso, o pedirnos perdón. Sí, ya se, ni lo uno ni lo otro. Por parte Deportivista su conjunto en sí, pero me encantó especialmente Lopo, que hizo un partidazo sublime. Ya me sorprendió el día que le ví frente al Zaragoza en Riazor, porque el menda, aparte de defender, se suele tirar para taponar los disparos de los contrarios con un acierto y una valentía acojonante.

LA DECEPCIÓN DEL PARTIDO: Pues lo voy a dejar desierto esta vez, si os digo la verdad. No hubo ningún menda que me de defraudase especialmente.

ÁRBITRO: Medina Cantalejo. En su línea. Sencillamente, pésimo. Debió de expulsar a Ronaldinho por su criminal plantillazo frente a un Deportivista. También a Verdú al final del encuentro por otra terrible entrada sobre un jugador blaugrana, y, para colmo de males, regaló miserablemente el penalti a favor del Deportivo. Solamente acertó en el que pitó a favor de los blaugranas. Sin criterio definido a la hora de sacar tarjetas, este debe de ser un pelota de los que hacen época, si no no se explica el por qué de su internacionalidad, aunque, bien pensado, hace juego con la inutilidad del Villar, qué duda cabe ....

--
Un saludo.

Tomi. Gruppo Baramba.

¡No me pregunten por qué
los colores rojiblancos
van con mi forma de ser.

Ni merengues ni marrones
a mí me ponen las rayas
canallas de los colchones.

1 comentario:

looop.biz dijo...

Visit www.looop.biz Looop.biz day buy day

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8