11 de abril de 2008

¡Qué razón tenías, Gary!

He de confesaros una cosa: jamás pensé que en mi bloq escribiría un post dedicado al Getafe. Jamás. Ni es un equipo que me haya caído especialmente bien (es más, siempre he considerado ese pueblo un nido infectado de vikingos), y, mis recuerdos de allí son los más tristes que recuerdo como Atlético. Recuerdos de un ascenso no conseguido. Recuerdos de transistor, de cómo iba el Lega frente al Tenerife. De ese gol que metieron los chicharreros faltando 20 minutos. Recuerdos del gol del gran Luque, de un estadio (odio llamar a eso Coliseum) con más peña del Atleti que cualquier otra cosa. Recuerdos de un lunes resacoso levantándome para ir a currar, y cuando me iba a despedir de mi vieja, como siempre hago, ponerme a llorar amargamente porque pensaba que jamás lograríamos volver a Primera. Recuerdos del abrazo que me dio mi hermano ese lunes por la noche, diciéndome que no me preocupara, que el año siguiente sí que subiríamos (como a la postre, así sucedió). Recuerdos de decidirme a hacer un tatuaje de mi club en mi brazo izquierdo como señal de decir “nadie podrá conmigo ni con mi sentimiento rojiblanco, por mucho que el mundo se empeñe en lo contrario”.

Pero, independientemente de lo que uno pueda pensar o sentir, hay otro sentimiento que suele aflorar en mí y es el de la justicia. Justicia al reconocimiento de un equipo que ha salido auténticamente de la nada, y ha conseguido en 2 años lo que ya hubiésemos querido realizar otros. Juegan con ventaja, es evidente: no conocen sus jugadores el significado de la palabra “presión”, y eso, en el fútbol de hoy en día, tiene mucho peso. Solamente son conscientes de la ilusión que tienen (y que, a la postre, generan y terminan contagiando a todo Cristo). Ayer, os puedo asegurar, Madrid estaba, por primera vez en mucho tiempo, prácticamente paralizado. Los unos y los otros nos olvidamos de nuestros colores predominantes y terminamos poniéndonos la azul. Y, francamente, mereció la pena.

Mereció mucho la pena el partido de ayer, frente a todo un Bayern, con 10 jugadores (y encima, expulsado el mejor). Mereció la pena todo el fútbol que desarrollaron, porque, fobias y filias aparte, engrandecieron este deporte. Ya solamente ver cómo celebraron su pase a semis los alemanes es todo un auténtico éxito por parte de los azulones. Y considero necesario que este humilde servidor junte estas cuatro letras para expresarles mi admiración por lo que han hecho y mi reconocimiento. Y no es flor de un día. Recuerdo: el año pasado finalistas de Copa, con remontada épica frente a todo un Barcelona incluida. Este año fueron el primer equipo en ganar en el Bernabeu después de sabe Dios el tiempo. Ayer unieron a toda una ciudad (hablo de lo que percibí en la noche madrileña) y lograron emocionarnos y entristecernos a la vez. Pero, que nadie se equivoque, fue una muerte dulce, y, sobre todo, un fallecimiento más que digno.

El miércoles que viene tienen oportunidad de resarcirse. Lo de ayer fue un palo duro, y mal harán como empiecen a enfocar el tema con que si el fútbol me debe tal o pascual. Parece mentira. El fútbol no se acuerda jamás de deudas, ni lleva sus cuentas. En el fútbol, sencillamente, las cosas, se consiguen o no se consiguen. Y como vayan con ese planteamiento, ya os vaticino, el Valencia les destrozará.

Ya acabo. Qué razón tenías Gary. “El fútbol es un deporte de once contra once que siempre ganan los alemanes”. Una matización: ayer fue de diez contra once, pero el resultado de la ecuación viene a ser el mismo.

De todas formas, enhorabuena, Geta. Considero que es de bien nacidos el reconoceros el excepcional espectáculo que nos brindasteis ayer. Y al que no le guste, que se muera.

7 comentarios:

Cárabo dijo...

Sólo veo una explicación a lo de ayer: "Y es que con Raúl en el campo, es imposible pasar de cuartos". :-P

otomano dijo...

La verdad es que lo del Getafe, como pongo en mi blog, encuentro paralelismos con el Deportivo de principios de los 90. Ahora hay que ver si son capaces de reponerse y ganar su 1º Copa.

futbolsevilla dijo...

Hola que tal.

Yo creo que ayer cuando el árbitro pitó el final todos nos sentimos igual, con la sensación de que no podía estar pasando.

Cuando se acabó el partido se me vino a la cabeza los 2 uno contra uno que tuvo el Getafe para rematar el partido (creo que de Braulio), y que se cayó en uno y perdió de vista el balón en el otro.

Como dijo el entrenador del Bayern, los habían tenido contra las cuerdas durante todo el partido y tenían que haber pasado.

Que manera tan cruel de caer eliminados.

Un saludo.

drarenas dijo...

Ya nos paso a nosotros en la infausta final de la copa de europa....que tendrá este puto Bayern que siempre tiene que marcar en los descuento. CABRONES!

Billie dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Billie dijo...

Qué hay león?

Ya no te dejas caer por el Pobre Abre Atleti? A mi también me jodió lo del Geta, es un equipo madrileño y español... siempre mejor que un alemán. Aunque ahora que lo pienso soy un falso por que los ciervos son madrileños y españoles y nunca he querido que ganasen a nadie pero bueno, son la única excepción. Saludos.

Álvaro dijo...

Hola,estoy de acuerdo contigo Tomi aquella noche de primavera que se recordará unió a toda España,o por lo menos lo que vi,llegabas al instituto y todo el mundo hablando del partido,ibas a cualquier parte y seguían,solo se hablaba de eso.
El Getafe nose mereció caer por fútbol que le pasó por encima al Bayern con uno menos.Fue una pena.

Un saludo.

www.hablemosdfutbol.blogspot.com

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8