15 de septiembre de 2008

VALLADOLID 2 - ATLETI 1. CONCLUSIONES.

Cómo cambian los tiempos. En otra época no muy lejana de mi vida, este partido lo hubiese afrontado en un mugriento bus del FA, cargado de alcohol por las cañerías de mis venas y apenas, al día siguiente, me acordaría de pocas cosas del encuentro salvo el resultado y gracias. Sin embargo, ayer partimos 3 miembros del Grupo 51 a las 13 h. hacia Pucela me la pela, cómodamente instalados en un coche particular, nos dimos un homenaje en un pueblecito del lugar con unas brochetas de lechón a la brasa que, sencillamente, quitan el sentido, y apenas luego me tomé 2 tristes whiskys antes de entrar al partido. Está plenamente confirmado: me estoy haciendo un puto carca de la hostia. Porca miseria de vida …

Fue un encuentro para sacar varias conclusiones, para mi, sumamente trascendentes en el futuro de nuestro equipo en la presente temporada, a saber:

a) Tema rotaciones. Que se olvide todo el mundo de rotar a la vez al Kun y a Escándalo Forlán. Uno de los dos tiene que estar obligatoriamente en el terreno de juego, no hay otra, mal que nos pese. Máxime cuando a Luis García le da, de nuevo, por convertirse en García Luis, y a Sinama le dejan más solo en ataque que a mis colegas de viaje si les planteo que me acompañen a un concierto de mis idolatrados Beatles. Y es que, ya se sabe. La ignorancia es muy atrevida.

b) Tema laterales. Es curioso este Atleti, mezcla de jugadores sencillamente exquisitos con otros de un nivel Puertabonitero que tira para atrás. Uno se imagina al gran Simao intentando hacer una pared con el Anticristo Pernía, y me pregunto qué se le pasará por la cabeza al portugués. Uno es un pedazo de defensor como Ujfalusi y me dan escalofríos de qué diablos pensará cuando ve que Seitarado, a los 3 minutos del encuentro, hace una de sus desquiciantes acciones de ayer y de hoy, realizando una estúpida falta sobre un atacante local que nos supone el primer tanto en contra. Y la culpa es de Coupet, claro. Es para morirse de risa. O de pena. El griego no es que sea un jugador desquiciado. Lo peor es que es un jugador desquiciante.

c) Tema Aguirre. Entrenador calientapollas por excelencia. Ya no digo nada del tema de los laterales, de que saque un chaval del filial que simplemente, con que sepa defender, me sobra. Qué va. Ahora hay un nuevo caso paranormal para estudiar: el ostracismo de Camacho. O el chaval es un golfo de tomo y lomo, o no hay Dios viviente que me explique su actual situación. Hace tiempo que ya desistí de intentar entender nada de las decisiones que toma el mexicano. A mi es que no me va en exceso el tequila, ¿Sabéis?

d) Derrota justa. En la primera parte ni existimos. En la segunda, veinte minutillos bastante buenos, pero somos así: cuando hacemos lo más difícil, poner el 2-1 en el marcador, aprovechando nuestra superioridad numérica para jugar como Dios manda, buscando el apoyo constante entre los jugadores, tocando el balón con velocidad y criterio, cuando los pucelanos están con las pelotas de corbata, incomprensiblemente, todo Dios pierde su sitio, perdemos nuestra coherencia en nuestro juego, y facilitamos el trabajo al Valladolid realizando un recital de balones absurdos y sin sentido alguno a base de pelotazos (me muero por un Gin-Tonic) en un homenaje al sin sentido sin parangón equivalente. Cuando veo al Atleti así, hago lo que Luis: agacho la cabeza, me paso la mano por los ojos, y espero pacientemente a que acabe ese auténtico suplicio. ¡Qué sabio que eres, Mister!

e) La última moda, el “virus FIFA”. ¿Qué es el “virus FIFA”? Muy sencillo. Es la excusa barata que utilizan los mediocres para justificar su incapacidad manifiesta en la realización de los desbarajustes que realiza su equipo. O su dirección técnica, con el cachondeíto de los vuelos del Kun Agüero en su vuelta a España (manda huevos que alguien ponga en duda el compromiso del argentino con nuestros colores, manda huevos). Al que le valga esta historia que la utilice, me la suda. Pero conmigo no cuela, conste en Acta. Como diría el difunto, “chaus-chaus y voule-vus”. Sin más.

f) Ever Banega. ¿Lo va a utilizar, Sr. Aguirre? Porque si un tío que ha estado disputando las olimpiadas en pleno verano con su Selección, viene bajo de forma, es para morirse, vamos. Un pibe de 19 tacos, encima. Váyase usted a la mierda, hombre. Lo peligroso de tener un 51 en tu poder no es que sea un arma. Lo chungo de verdad es que no tengas ni guarra de utilizarla.

g) En serio, estoy por organizar un concurso. Es muy sencillo: quiero que alguien me logre explicar de qué juega Maxi. El que me convenza de qué y dónde juega en el sistema del Aguirre, le invito a pasar una dulce velada en el Flowers (¿se escribe así, Charlie?). Y aviso, vale un ojo de la cara el garito en cuestión. Pero dicen que merece la pena. A ver si así, de paso, mojo algo yo también. Enga, animaros todos …

h) ¿saben sumar los dirigentes de nuestro fútbol? Le propongo un curioso ejercicio aritmético al presi del Pucela. Multiplique usted 45 x 1500. Sale 45.000. Bien. Ahora haga la misma operación entre 25 y 3000. Salen 75.000. Saque usted sus propias conclusiones. No hay más preguntas, señoría.

EL CRACK DEL PARTIDO: Simao Maravillao. Un auténtico superclase que sin el Kun y el Uruguayo acaba más perdido que yo invitado en uno de los 345.567 homenajes que le han realizado a Di Stéfano en la última semana. Y todavía no se ha muerto, macho. Que Dios le de muchos años más de vida, o yo tendré que emigrar de este Santo País.

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO: Los de siempre. El de la camisa de fuerza, el tal Seitarado. El segundo tiempo del Pernía, García Luis y sus rematitos perfumados con Eau de Rochas ...

EL VALLADOLID: Ordenadito, muy bien plantado en el campo y, como ya he indicado antes, justo vencedor. Eso sí, una pena que tenga a esa perra histérica e histriónica del Mendilíbar como entrenador. La irrespetuosa y llorona compulsiva esa es un elemento claramente distorsionador y provocador. Respeto que nos tenga gato, va. Y esta vez se salió con la suya. Pero no todos los días va a ser fies, estúpido de mierda. Otro acomplejado para añadir en mi colección.

ÁRBITRO: Medina Catalejo (buena falta le harían). Esperpéntico donde los haya. Que alguien en su sano juicio me explique cómo en un primer tiempo en el que ha habido un penalti a favor de un equipo (con todo el tiempo que pérdida que lleva el lanzamiento del mismo entre protestas y más protestas), y una, eso sí, justa expulsión de un atontao jugador local (eres tonto, chico, no le des más vueltas, que no las tiene, claro que, peor aún que lo tuyo, es lo de tu “Míster Balbuceos”), no solamente no descuenta nada, sino que pita el final del primer tiempo en el minuto, exactamente, 44’34”. Eso, por no hablar del penaltito que nos pita (lo estaba deseando el hombre, había que congraciarse con la paletada local) o de alguna que otra acción más que dudosa en el área local sobre Sinama Pongolle. Pero, también quiero que quede claro, no palmamos por la inutilidad con patas ésta. Que nadie me malinterprete.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO: + 1º grados.

No nos vamos a cortar las venas todavía, ni mucho menos. Bajamos un gradito, y a abrigarse tocan. El empatito hubiese sido ideal, pero bueno, dentro de lo que cabe, si todos hacemos examen de conciencia y sacamos nuestras propias conclusiones, puede valernos de cara a un futuro para escarmentar y darse todos muy cuenta de que la Champions es un torneo sencillamente maravilloso de disputar, pero lo que te da realmente de comer en tu día a día es tu currele diario, es decir, el campeonato liguero. Tenemos un huevo de ejemplos de equipos que no supieron adaptarse al rol que implica el jugar dicha competiciones. Aprendamos de los errores, por favor.

Y ahora, el martes a disfrutar. Ese sí que es un torneo para gozar de verdad. Y nos la vamos a correr, convencido estoy de ello. Pero, por favor, que porque un día papeemos en el Asador Frontón, no podemos obviar nuestro menucito diario para poder disfrutar de ese homenaje cómo merecemos. Y Aguirre, las rotaciones no se realizan poniendo los caretos de los jugadores sobre unas cartas, tirándolas al aire, y las que caigan hacia arriba, pues esos juegan. O eso, o busque usted, al menos, en dónde pollas ha metido la carta correspondiente a Camacho y a Ever Banega, que es usted muy despistado. Eternamente agradecida.

PD.- Esta crónica, que probablemente no le gustará una mierda, pero bueno, es que uno ya no da más de sí, qué le vamos a hacer, está dedicada hasta la última letra a mi buen amigo Nacho, con el que fue un placer el que me invitara a un par de cacharritos en mi visita a su ciudad. Y recuerda, amigo, tu recuperación y tu lucha es mi alegría por seguir viéndote siempre que pueda. Te esperamos en el Calderón.

14 comentarios:

cochise dijo...

Has hilao fino. Me quedo con el rayo de esperanza tonto de ese "aprendamos de los errores, por favor". En la idea de que tras no aprender en 11 años, el número apostólico puede hacer milagros por solo eso, ser un número.
Porque, alguna temporada habrá de cumplirse ese marmotesco "este año, sí". Pues no entregarse a la palabreja made in rushmore, llamada "fé", es de descreídos.
Auqnue existan chavales que no sepan lo que es bañarse en Neptuno más que por un 4º puesto. O ganar una previa de Liga de Campeones.

Un saludo.

Miguel dijo...

A mí lo de las multiplicaciones no me ha quedado claro :-P

miguel diaz dijo...

Estos tíos se han cargado la ilusión de un chorro de miles de atléticos en 20 minutos. Todavía sio cabreado. el problema, como siempre, no es perder sino cómo se ha perdido. un abrazo. miguel

Tomi dijo...

@ miguelito.
Siempre tocando los cojones, macho ... Don digo "45x1500" quise decir "45x1000", mamonazo ...

Adal dijo...

Se te nota cabreado Tomi, como todos los atléticos, totalmente de acuerdo en el tema Camacho.

Lo del virus Fifa, efectivamente una excusa, y eso que acabamos de empezar la temporada, que menudo mes de octubre se avecina.

Yo de Pernía paso ya de hablar, sigo sin entender como este tío fue internacional con España, si ni siquiera saca de banda ni una vez bien.

Como es el Atleti nos queda la esperanza de que lo mismo mañana nos da la cara del partido del Shalke.

Un saludo.

Sergio Medina dijo...

Gran crónica, como siempre la más orginial. En Pucela todos los años son 45 euritos, lo tienen establecido y no hay manera de que se bajen del burro.

Tomi dijo...

@Sergio.
Pues son gilipollas profundos, colega. Yo conozco un huevo de peña que no fue porque, el que más y el que menos, quiere hacerse un viajecito en la Champions (yo daré mi vida si es menester por estar en Anfield). Y fui porque por medio de un coleguita mío conseguimos 2 pases de prensa, con lo que solamente tuvimos que sacar una entrada y dividir el importe entre tres, si no le dan mucho por culo al gilipollas ese.

Y, de paso, ya podrían ponerles a ellos también aquí a 45 euros la entrada, ¿no? Vamos, que vale más barato un Liverpool-Atleti en Champions que este partido ... Para morirse.

Gracias por los halagos.

@Adal.
Mañana ganamos fijo. Ya lo verás.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Nunca me ha gustado Aguirre, yo le hubiera echado hace tiempo. El consigue que los jugadores bajen su rendimiento a medida que los entrena. Encima, ahora parece que quiere cargarse a CAmacho para sacar al "cometepenaltis" Assunçao. Un abrazo.

Felipe Ferrín dijo...

Muy buena crónica y muy buen blog.

Te agrego a mis links.

Saludos.

www.motivosdeunsentimiento.tk

Billie dijo...

Qué pasa león? Una cosa, he leído que tú decias que Coupet no tuvo la culpa del gol, pues yo estoy contigo. La pelota le llega muy baja y al área pequeña, yo creo que había que haberla despejado antes.

Aprovecho para invitarte a participar en Be the Champions, un juego que hemos creado en el Pobre Atleti. Saludos.

cris dijo...

De acuerdo con la crónica, pero sigo insistiendo que el problema es estructural:
"Si la escalera no está apoyada en la pared correcta, cada peldaño que subimos es un grado más que le añadimos a la categoría de la hostia que nos vamos a pegar".
Hemos fichado a dos grandes centrales, dos buenos mediocentros y un recambio adecuado para la delantera, pero seguimos contando con un gran tonto en el banquillo. Ante el overbooking que tiene en el centro del campo, nadie le dice a este tío que la solución para el lateral derecho se llama Raúl García, o que plantear un partido de fútbol es algo más que poner a un tipo en la puerta, cinco más a defender y otros cinco a atacar.
Puede que Aguirre maneje muy bien el vestuario en el aspecto humano, pero en el plano futbolístico deja mucho que desear. Con este sujeto la gente que trata bien el balón, como Banega o De las Cuevas, lo van a tener muy complicado, tanto, como nosotros para ver buen fútbol. En fin, quien bien tiene y mal escoge, si sale mal que no se enoje. Aunque los que nos jodemos, como siempre, somos nosotros.
Un saludo y ver si somos capaces de capaces de poner una pica cerca de Flandes.

Tomi. dijo...

@Cris
Yo de nunca he sido demasiado Aguirrista, y le he pegado palos hasta en el DNI a través de mis crónicas (aunque alguna que otra vez también le he reconocido las cosas buenas que ha hecho). Eso sí, aunque sea a trancas y barrancas, hay que reconocerle que el equipo ha ido cumpliendo los objetivos que le han ido marcando desde las altas esferas del club, así que, en ese aspecto, no hay nada que reprocharle.

Así que, uno que ha visto más de medio millón de entrenadores ya, lo menos, echaba de menos a un tipo que pudiese trabajar más o menos agusto durante 2-3 temporadas, y ver qué pasaba. Y el tiempo, al fin, en algo me está dando la razón.

Eso sí, en el momento que no se consigan objetivos ... puerta, y punto. No queda otra.

A ver qué pacha esta noche.

Un salute.

eduardo dijo...

Hola

Respecto a Maxi: El entrenador (para mi el peor entrenador de Primera en cuanto a estrategia, táctica y planteamiento de partidos) quiere que Maxi se convierta en un interior al estilo Simeone de la temporada del doblete.

En aquella ocasión Simeone, desde la izquierda, tenía dos grandes misiones: 1. Hacía mucho trabajo sucio ayudando al gran Vizcaíno (¿cuándo se le reconocerá lo buen mediocentro que era??) y 2. Ayudar en las transiciones para que llegarán más y mejores bolas a los Kiko, Caminero o Pantic. Además llegaba mucho a puerta desde esa posición en segundas jugadas, corners...

Aguirre pretende lo mismo de Maxi hoy, solo que desde la derecha. Que ayude en la recuperación y en la creación y que de paso llegue a gol en rechaces, segundas jugadas, etc. De hecho ya le pone mucho a jugar de mediocentro (segunda parte en Valladolid). Lo mismito que Simeone (que en las primeras jornadas del doblete y hasta que Radomir ajustó las piezas, jugaba por delante de la defensa, con Vizca en el banquillo, Roberto por la derecha y Caminero por la izquierda; Pantic en su sitio). De hecho muchas de las preguntas de la prensa en las entrevistas a Maxi son si se ve como el nuevo Simeone...

Pero no funciona porque:

1) Aguirre es un entrenador muy menor en cuestiones estratégicas y tácticas, así que Maxi no sabe como acoplarse a ese puesto que no es el suyo natural.

2) Tampoco se acopla Maxi a esa posición porque el resto del centro del campo tampoco funciona: cualquier equipito ordenado y que de verdad haya estudiado al Atlético -como el Valladolid- sabe que creando superioridad en el centro del campo (3 medio centros) y presionando arriba tienen gran parte del trabajo hecho. Estamos harto de verlo.

3) Maxi es un mediapunta llegador, no un interior de trabajo y creación. Vale que es sacrificado, humilde y trabajador, pero él necesita jugar más delante y sin tantas obligaciones (que además son obligaciones de "chichinabo" porque el entrenador no sabe decirme ni cómo, ni qué, ni cuándo).

Tomi dijo...

@ edu
Macho, chapeau por tu lección táctica, macho. Me descubro ante ti. Eso sí, no me hagas pagarte ahora la apuesta, que ando canino perdido y quiero ir a Anfield :-)

Un saludo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8