24 de septiembre de 2009

Atleti 2 - Almería 2. La maldición del Chiscón.

Cada vez que estoy yendo últimamente por el Calderón, hay un nuevo virus que está afectando seriamente a mis colegas y al que esto os escribe. Se le conoce por la maldición del Chiscón, y sus efectos son devastadores. Pueden afectar gravemente a tu estómago. Por supuesto, afecta a tu bolsillo y, si al día siguiente eres uno de los gilipollitas que te tienes que levantar más bien temprano para ir al dichoso trabajo, puede ocasionar dolores de cabeza, malhumor general, boca pastosa y toneladas de sueño. Muchas toneladas de sueño.

Es cierto. De momento, no he sido contagiado. Pero noto como el virus se va acercando una y otra vez más. Lo que es peor, cada día está más acecho, me ataca con más virulencia, y no sé si terminaré cayendo.

Ayer era un día ideal de la muerte para caer en sus garras, de hecho. De primeras, un rival con no demasiado gancho, como es el Almería. Un rival, por cierto, que nos dio un baño en el sentido táctico y de saber estar sobre un terreno de juego bastante considerable, que quede dicho todo. De segundas, el Atleti. Este Atleti. Un equipo sin alma, sin esquema definido de juego, sin garra, sin ilusión. Lo que siempre os cuento: ni se les ve, ni, lo que es peor, se les espera.

También es un atenuante para dicho virus las rotaciones de Abel, porque somos el único club del mundo que rota para perder o no ganar el siguiente encuentro. Que tiene bemoles el asunto, vamos. Es decir, dejamos a los buenos (o ex - buenos, en el caso del Simao), palmamos, pero les seguimos reservando para el siguiente encuentro, con el fin de, efectivamente, no ganar también. Sencillamente acojonante. Y el Chiscón ahí. Con su cervecita, con sus cubatitas, con sus aperitivejos, con su tele, por si quieres de vez en cuando fustigarte viendo a esta peña. Pero nada. A pesar de que me tengo que subir casi al Himalaya para ver el puto partido, arriba que voy. Con la mochila, con la tartera de la comida del curro, con el sueño, con el cansancio. Da igual. Démosles otra oportunidad.

Y empieza el partido. Más gente de la esperada en las gradas. Bastante más, desde luego. Pero da igual. A estos no les motiva nada. El Almería, para no perder la costumbre de cualquier equipo que se precie visitarnos, nos domina y nos crea ocasiones. “Chiscón … Chiscón …” empieza a resonar en mi mente. Agito la cabeza y me vuelvo a quitar la absurda idea del perolo.

¡Coño, qué ven mis ojos! Iturralde nos pita un penalti a favor. Joder, jódete, Chiscón, que estos van a pillar ya la recta. Lo tira Forlán. Es como si vas por la calle, te encuentras con un vagabundo sobao tirao en un banco, y le dices que si le apetece tirar un penalti. Más o menos esa fue el interés que tuvo el Uruguayo al lanzarlo. Fallar un penalti es jodido. Pero que no vaya ni a puerta, es sumamente jodido. Así nos luce el pelo.

¡Chiscón … Chiscón … Chiscón …! El puto virus ataca de nuevo. La primera víctima, de hecho, ha caído. Mi colega el Charlie no aguanta más y se pira del campo. El Chiscón se ha adueñado de él. Ya no tiene salvación posible. Yo aguanto. Me agarro a mi asiento. Estoicamente. “No vayas, Tomi. No vayas”. Me digo una y otra vez. Aguanto la primera embestida.

Pero, como bien sabéis, en el caso de este bendito Club, todo lo que va mal, puede ir siempre un poco peor. Y claro, lo que tiene que pasar pacha: el Almería se adelanta en el marcador con gol de Piatti. El mamón este le pillé el año pasado en un juego parecido al de la Liga Fantástica Marca que juego con la peña del grupo de fútbol en donde suelo escribir, y no metía un gol ni al Acueducto de Segovia. Don’t worry. El Calderón es mágico. Quedas convertido por arte de magia en un goleador que los mete a pares. Y a todo esto, que el virus ataca de nuevo sin piedad: ¡CHISCÓN! ¡CHISCÓN! ¡CHISCÓN! Cada vez suena más y más fuerte. Apunto está de apoderarse de mí, cuando, zas …¡Pero coño, si ha metido un chicharro el Espantapájaros del Santana! ¡Virgen del amor hermoso! ¡Y no ha sido ni en propia meta ni nada! ¡Lo ha hecho en la otra, vamos, en la suya, joder, en la que lo tiene que meter, vosotros me entendéis! ¡Toma, Chiscón! ¡Toma y toma!

Y con dicho resultado, nos vamos al descanso. Qué vamos a hacer ahora. Menudo coñazo. El Charlie me llama. Le digo que si va a subir a ver la Segunda Parte con nosotros. No hay nada que hacer. El virus Chiscón es su nuevo amo y señor. Dios mío. No, no puede ser. Otra baja en nuestras filas. Rafita no aguanta tampoco, Rafita también se pira. Ha sido también contagiado. Y de nuevo vuelve a retumbar mi cabeza. Es una presión insoportable. “Chiscón”, “Chiscón”, “Chiscón”, “Chiscón”. Ahora suena así, a toda hostia repetida y consecutivamente en mi cabeza. Me voy al baño. Me mojo la cara y la cabeza. Tengo que aguantarlo como sea.

Bueno. Venga. Que empieza la segunda parte. Joder, qué puto coñazo otra vez. Ni juego, ni ocasiones, ni nada. Aburrimiento y más aburrimiento. Espera. Joder, qué regalo. Vamos, Forlán. Quítate el puto disfraz de vagabundo. Goooooooooooooooolllllll. Joder, coño ya, me cago en mi puta vida. A tomar por culo todo, ahora sí que ya no se nos escapa nuestra primera victoria. Mi mente queda lúcida y despejada.

Sin embargo, el virus del Chiscón este es listo. Muy listo. Y sabe perfectamente cómo utilizar sus armas. Ahora emplea como sujeto pasivo a “Morros de choto viejo”, más conocido por Abel. Por Dios, qué cambios. Mira cómo mola, que va a quitar a Maxi. Ya verás como saca a Keko. Me cago en mi estampa. ¡Pero si me saca al Simao! ¡Pero si está de pena! ¿Qué pollas pacha con la cantera? “Chiscón, chiscón, chiscón”. Dioss, qué dolor de cabeza. Espera, que ahí va otro cambio. Coño, va a sacar al Kun. Bueno, y me quita al Sinama. Para un día que estaba medio haciendo algo. Espera, que va el tercero. Quita a Forlán, y saca a Koke. ¿Para qué queremos tres mediocentros, Dios mío? ¡Pero si estamos jugando contra el Almería! ¿Acaso nos vamos a poner a defender en las trincheras, con esos baluartes denominados Juanito Valderrama, Pableras y Piernas de Seda Perea? Me quiero morir. “Chiscón, chiscón, Chiscón, Chiscón, Chiscón”. Otro ataque como el del descanso. Me sujeto a mi silla y a mi compañero el Capo. ¡No caigamos ahora, Capo! ¡No caigamos!

Minuto 89. Lo que tiene que pasar, pasó. Empate de Piatti. A tomar por culo bicicleta. Cara de gilipollas habemus. ¿Chiscón? Pues sí. Es lo que debería de haber hecho. Haberme dejado contagiar, joder. Larga vida al Chiscón.

EL CRACK DEL PARTIDO: Le doy 3 puntos a Jurado, que es lo único que me viene ahora como jugador de fútbol en el Atleti, 2 para Sinama, a pesar de su incomprensible amor a la deportividad (que sí, Sinama, que no importa si la próxima vez que te vayas a quedar solo delante del portero le sacas ventaja a tu defensa, hombre, no tienes el por qué esperarle dentro del área para volver a salir juntos de nuevo, de verdad, colega, que Dios no te va a castigar por ello, créeme) y uno al Espantapájaros Santana, porque, más o menos, los pases de 2-3 m. los dio medio en condiciones (no pidamos más distancia todavía, por favor, vayamos poco a poco).

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO: - 3 a Morros de Choto Viejo, por el auténtico recital que dio el colega con esos cambios que introdujo, , - 2 a elegir entre la terna formada por Pableras, Juanita la Vendimiadora o Perlán Perea, y -1 a Assunsao el atontao, aunque, en realidad, podéis poner a cualquier jugador del Atleti en esta sección, y en cualquier orden. Siempre acertaréis. Hasta sin ver el partido. Os puedo asegurar que no es en absoluto un requisito indispensable.

EL ALMERÍA: Muy bien. A mi me gustó bastante. Saben a lo que juegan, que a mi ya con eso me ponen cachondo y todo …

ÁRBITRO: Partiendo de la base que era el Itu, no estuvo mal del todo. El penalti fue de libro.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO (- 5º grados).

Récord histórico desde que cree esta sección, aunque, más bien ,debería de decir, récord histérico … Porque cinco grados bajo cero en tan solo 4 jornadas disputadas y frente a los rivales que nos hemos enfrentado, es eso, una ceremonia al histerismo en su más puro estado.

Y encima, este año, con el rollo del Mundial, no tengo bastante con mis cabreos luneros, sino que ahora también los tengo aderezados entre semana, me cago en mi puta calavera. CHISCÓN, CHISCÓN, CHISCÓN, CHISCÓN, CHISCÓN …

17 comentarios:

Paul Marble dijo...

¡Qué pasa, tron!.
De un tiempo a esta parte (tres años) me posee este virus. 4 ó 5 partidos por temporada me quedo tomándola. Ayer fue uno de ellos. En casa ya ni digo que voy al fútbol. ¡Hasta dónde hemos llegado!.
Puntuaciones:
-Assunção: 1 puntos.
-El resto: 0 puntos.
Saludos.
P.D.1: estuve con su colega.
P.D.2: enhorabuena por su número de abonado.

Tomi Soprano dijo...

¡Hola Paul!

Oyes, que no sé si te explicó mi coleguita que leí tarde el tema de lo de las cañas. Que gustosamente, si te apetece, quedamos para el próximo suplicio que nos toque padecer en ese estadio, y, quién sabe, igual hasta me quede contigo y todo tomándola. ¿Hace?

PD.- Espero que mi colega no te comiera demasiado la oreja :-)

atletista sin solución dijo...

Eres el crack entre los cracks. Vaya tela, lo que me he reído. Y eso que no estamos para muchos chistes que digamos.

Ayer no fui al campo, y mira que soy uno de los fieles, pero entre unos asuntos personales y que estos hacen perder la fe a la monja más piadosa del mundo, pues que nada que me quedé en casa e iba escuchando a ratitos por la radio.

Es que sabes, tampoco aguanto a los de la radio. Desde que se retiró García, ya no me motiva ninguno. Lo que echo de menos esas broncas al Roberto Gómez o al Pipi. Eso era radio-emoción-en-directo, y no lo de ahora.

A lo que iba, que esto no lo arregla nadie. El virus ése del Chiscón se ha debido de adueñar también de los despachos, del vestuario y del entrenador ¿no te parece?

Habrá que hacer búsqueda y captura del susodicho bicho para aniquilarlo. Si no de este Atleti no van a quedar ni los cimientos del estadio.

Un placer, como siempre, Tomi.

Paul Marble dijo...

Por supuesto que hacen unas cervezas. Es la única manera de soportar esto.
Si le soy sincero, yo creo que "voy al fútbol" para ver a los colegas. Eso sí, hoy estoy hecho una mierda.
Saludos.

Tomi Soprano dijo...

Atletista, García era también mi puto ídolo. Y sí, me encantaban sus broncas a cualquier tipo de enviado especial que tuviese.

Y tranki. No te perdiste nada (salvo que te hubieses quedado en el Chiscón, obviamente, aunque, por lo que parece, ahí ya dejó el pabellón bien alto Don Paul, ji ji)

Un abrazo.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Estoy harto del equipo, de la Directiva y de la afición. Todos lamentables. La afición, como siempre la mayor parte, volvió a ejercer de comepipas y borregos. El Frente Atlético culmina su festival de borreguismo y estómagos agradecidos. Los viajes y las entradas gratis surten efecto. Y esos dicen querer al Atleti jajajaja Esos quieren seguir con sus privilegios, así de claro.

un abrazo.

Paul Marble dijo...

¡Qué obsesión con el Frente Atlético, don Fernando!.

fernando dijo...

Ninguna obsesión, sólo denuncio quien se comparta de tal manera cuando el Atleti se hunde. Ellos no quieran al Club pues no hacen nada por luchar por el futuro del Club, sólo quieren entradas y viajes gratis y que les dejen sus tamborcitos y megáfonos. Luchar, protestar, implicarse, mojarse, entregarse y aspirar a Atleti mejor, les da igual. Cantan como borreguitos al dictado del megáfono y las órdenes de Gil Marín. Si fueran atléticos, actuarían de otra forma.

y luego están los comepipas y los borregos del resto del campo. Echo mucho de menos la auténtica y tradicional afición rojiblanca. Claro muchos se han ido, cansados y hartos de tanta gilipollez.

Un abrazo.

Tomi Soprano dijo...

Fernando, te lo he comentado en varias ocasiones, colega: No tienes ni puta idea de lo que es el FA, tronko. Lo siento, sabes que me caes muy bien, pero en este tema no tienes ni pajolera de lo que hablas.Y, evidentemente, aquí no te lo voy a explicar. Ni es el sitio, ni es el lugar, ni me apetece tampoco en exceso el hacerlo, francamente.


Ya te he dicho que el Frente ni mete goles, ni ficha, ni gestiona el Club, ni hace cambios, ni nada que se le parezca, colega. Eso sí, tu puedes seguir opinando de oídas lo que quieras. Porque eso. Hablas simplemente de oídas.

Y corto aquí el debate, que no quiero que esto se termine convirtiendo en un Frente Sí, o Frente no. Tu has expresado tu opinión. Bien. Dicha queda, al igual que la mía. Y se acaba aquí el tema. Gracias.

fernando dijo...

Pues me lo tienes que explicarme en persona, así quedaría todo claro. Un abrazo.

fernando dijo...

Eso sí, nunca hablo de oídas. Hablo de lo que veo, oigo, leo, estudio, analizo y escribo desde hace muchos años, no ahora. Algo sé del Atleti y de su afición y su comportamiento a lo largo de los años y no sólo del Frente sino de toda la grada.

Pero mejor hablarlo en persona pues es un tema con muchas aristas y amplio de debatir. Un abrazo.

JOSE I. FERNÁNDEZ dijo...

Pues yo antes paraba mucho por el Chiscón. A ver si el próximo partido cuando venga el Zaragoza, que ya estaremos colistas, nos tomamos una (pero esta vez de verdad...).
Pero antes de que empiece el partido eh, que a mí aún me sigue gustando ir arriba a verlo. Seré masoquista.

Saludos!

Anónimo dijo...

no se puede generalizar,pero los que mandan ahora en el frente,está claro que estan a favor de los que les facilitan las cosas,y cuando hay pitadas éstos se ponen a animar a muerte con el megafono,diciendo que si el que pita es vikingo o no quiere al atleti,cuando el que pita es que esta hasta los cojones de aguantar tanta mediocridad.

miguel diaz dijo...

Qué tal, Tomi

Genial la entrada que te has marcado. Yo llegué a casa depre y no tenía ninguna gana de contar nada. Me fui al estadio sobre las 18.15, llegué a las 18.45, me pasé por la puerta 0 y no había ni Blas, el ambiente estaba de lo más flojo (Chiscón incluído), me fui a tomar una cerveza en el antro ese del museo y me soplaron 2,5 euros por una mierda de caña en vaso plástico, salí medio cabreado, me metí en el Estadio a ver el calentamiento (a mi me gusta verlo, y me suele dar una idea de los que va a venir) y a "disfrutar". Llegué a casa sobre las 23.00 sin cuerpo de nada.

En fin, 3 puntos para Jurado (este chaval es lo único que se está salvando de la temporada), 2 para Kun (le veo con ganas y machacándose) y 1 para Cléber (no lo hizo mal esta vez). -3 Abel (mal, muy mal), -2 Forlán (le veo demasiado apático y no me gustan sus caritas), -1 Simao (mal, muy mal)

un abrazo. miguel

Santi Riesco dijo...

Casi me descojono de risa leyéndote. Muy bueno el post, pero que muy bueno.
Ahora, cada vez que pase por el Chiscón, lo miraré y sonreiré pensando en esta crónica con la que he pasado un rato genial.
Por cierto, menuda publi para el Chiscón. Que se te paguen unas birritas o unos cubatas.
Ahora, cada vez que el Atleti juegue mal deberíamos cantar "Al Chiscón, al Chiscón, asl Chiscón, al Chiscón, al Chiscón, al Chisco-on..."

Swif Panchis dijo...

If anybody grow his/her own herbs and live in an area where the winters are cold, gather them before the first frost. we can try and grow them indoors or use them for their travajos. If they are going to use it, use them fresh or hang them ups and down with stems facing upwards.

Banos Quita Maldicon

Stave Bentod dijo...




How do you know who will be a good site for you?
I have never needed the services of one as of yet, but I have always been curious what makes a good Consultas Espirituales.I would say about my topics.
Talk about something out of the part.


Banos Quita Maldicon

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8