25 de febrero de 2009

ATLETI 2 - OPORTO 2. ¡ESTAMOS VIVOS!

Boca pastosa. Sueño a raudales. Garganta tocada. Voz tomada. ¿Alegría? ¿Tristeza? Alegría, porque no me han terminado de joder el viaje a Oporto. Tristeza, porque en el Calderón nos domina hasta el Villaconejos, si algún día se digna a presentarse por aquí.

Botellón. Tifo impresionante. Ambiente espectacular. Portugueses muy majos, grande su animación. Nosotros, en nuestra línea, sencillamente soberbios, máxime cuando vemos lo que vemos, y recibimos lo que recibimos. Grande el Oporto. Nos pudo meter cinco. Grande Leo Franco. Se ha ganado la renovación de por vida. Triste Abel. Esperpéntico el nuevo cambio del Kun. ¿Sabemos lo que es un jugador desequilibrante? En mi diccionario viene el que, sin estar haciendo nada en el terreno de juego, es capaz en un solo instante de construirte el mundo. Ahí reside la magia de los cracks. Parece ser que aquí nadie lo entiende. Luego nos quejaremos si se va, claro. Ya sabéis el cántico: “Jugadores, mercenarios”. Aquí paz, y después mierda.

Mismo equipo de siempre. Mismos esperpénticos laterales. No entiendo nada. Si algo has visto que no está funcionando, ¿Por qué no cambiar? ¿Por qué no probar cosas nuevas? Si solo tenemos un centrocampista en condiciones, ¿Por qué no se cuenta con Banega? Si sabemos lo que ya de sí Assunsao, ¿Por qué ni un minuto a Camacho? ¿Por qué no de las Cuevas (salvo para los minutos de la basura)? ¿No hay ningún lateral en las categorías inferiores que sea capaz de defender?

Otra cosa. ¿Qué preparación física tenemos? Con solo verles 5 minutos, parece que estás contemplando a un grupo de rezagados que visten de rojiblanco y que están llegando a los metros finales de la maratón de New York. Esto es un horror. Un horror sin solución, me temo.

Partido de regalos. Partido de dos-tres llegadas al área portuguesa por parte nuestra. Así es imposible. Una, golazo de Maxi cogió su fusil. Delirio. Locura. Bendita pasión. Pero trankis, Pablo nos devuelve a la realidad. La generosidad, nuestro lema. Y la del Oporto, añado. Nos perdonó la vida. Un equipo en condiciones. Ambicioso. Con unos delanteros rápidos e incisivos. Con unos laterales envidiables. Y con centro del campo, señores. Con centrocampistas. Ese extraño desconocido. Eso sí, su portero, de traca (¿te quieres venir al Atleti, chaval? Este es tu equipo). El gol de Forlán es indigno del uruguayo.

Ya queda menos para el suplicio. En apenas 15 días, lo normal es que ya no aspiremos a nada en Liga, estemos fuera de Champions y nos vendan la moto de que van a fichar a Fulalín (renueva el abono), para que luego venga Patatán (gracias, gilipollas). La historia de siempre. De siempre mientras sigamos teniendo a los dirigentes que tenemos.

Envidia. Mucha envidia del Porto. Honrados, profesionales, agradecidos a su gente. Acaba el partido, y a saludar a su afición. ¿Recordáis Liverpool? (y tantos y tantos sitios).

Un último apunte. Ojito a Hulk. Pinta pero que muy bien el brasileiro ese. Hay equipos que tienen ojeadores y que saben lo que fichan. Otros también lo sabemos.

En fin. Pasajeros al tren (más bien al bus). Todos a Oporto, viva el hooliganismo. Cada año se acorta más la temporada. Y ojito, la próxima, pinta fuera de Europa de nuevo. Ni UEFA siquiera. Otra vez. Acordaros de lo que os digo. Disfrutad, que ya nos queda poco.



23 de febrero de 2009

SEVILLA 1 - ATLETI 0. LA CRUELDAD NOS MUESTRA SU LADO MÁS OBSCURO.

Está claro que Dios nos sigue poniendo a prueba un partido sí, otra semana también. Otra vez en el minuto 87, otra vez injustamente, encima en posible fuera de juego. Qué más da. Esta vez sí que se ha pasado con nosotros. No importa la Champions, no importa el que este equipo siga sin saber lo que hace cuando recupera el balón. No importa para nada que el rival directo se nos vaya ya casi definitivamente. No importa que presionemos más. Estamos acostumbrados a la mala suerte de ese palo de Forlán cuando lo tenía todo hecho para adelantarnos en el marcador. O a la estúpida suplencia del Kun, que lo único que nos hace es costarnos puntos innecesarios.

No importa que Abel tardara tanto en sacarlo. No importa el partido del martes (tengo poquísima fe en que vamos a pasar la eliminatoria). No importa la degradación de la imagen que cada día se agiganta más envolviéndonos en un estado de depresión y de mediocridad del que veo ya muy jodido el salir de él.

No importa el FA, no importa el Grupo 51, no importo yo, no importa que el Madrileño se vaya de cabeza a tercera … Hoy, solo importa una cosa: Diego. Ese chavalín que defendiendo nuestra camiseta, se debate de una forma injusta y caprichosa entre la vida y la muerte. Él es lo único que importa. En él tenemos todos que estar concentrados y darle toda la fuerza que el chavalín va a necesitar. Porque este partido sí que hay que ganarlo sí o sí, no queda otra.

Bastante mal estamos, bastante triste futuro tenemos por delante, bastante trabajo le queda a hacer por Abel, bastante nos queda por gritar a todos en contra de los que nos han llevado a esta lamentable situación. Ya está bien, Dios o como se quiera llamar el hijo de puta que anda por ahí arriba jugando con nuestros sentimientos, con nuestra desesperación, con nuestra moral, con nuestro espíritu. Vale que el Numancia nos empate de penalti injusto en el 90 y tantos … Vale que también lo haga el Getafe en el 87. Vale también el gol de Navas de ayer también al final. Vale lo de Liverpool, otro penalti inventado, y también en el 94. Admito también la derrota del derbi en el 98, y en nuestras propias narices. Vale el bochorno de Barcelona. Pero esta vez te has pasado 3 pueblos, colega. Por esto sí que no paso. Diego no se merece esto. Los Atléticos, tampoco. Su familia, qué decir … En serio. Me parece muy bien que, semana tras semana, pongas a prueba nuestra fidelidad, nuestro grado de compromiso, nuestra animación, nuestra moral … Todo es válido. Pero la vida de Diego, no, macho. Por ahí sí que no paso. Espero que recapacites y nos devuelvas su vida. Ni es su hora, ni ha hecho nada para merecer eso. Ya está bien de que siempre lo tomes con los Atléticos. Estamos hartos de tener que dar siempre ejemplo de todo. Espero que me escuches y me hagas este favor, que bastante jodido ando ya por otros motivos …

Hoy el crack del partido es Diego. Lo vamos a conseguir.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO ( + 2º).

Está claro que, poco a poco, estamos tocando fondo cada vez más. Se nos acaba el tiempo, y los objetivos no se cumplen, aunque … ¿Realmente importa esto hoy?

9 de febrero de 2009

RECRE 0 - ATLETI 3. ¡AL FIN ES MARTES!

Lo reconozco. Me pasa casi todos los lunes. Me levanto sumamente apático, me cuesta más de media mañana despertarme, apenas hablo con nadie y se me me hace un mundo hasta el simple hecho de abrir un correo. Todo se convierte en una cuesta arriba permanente.

Dejo peticiones sin atender, avisos sin registrar, material del almacén sin dar entrada … Languidezco prácticamente dejando pasar el día hasta que llega las cinco y media, y, al fin, me piro para queli. Hasta, inclusive, a veces me escaqueo de mi clase de spinning con mi profe favorito. Vivo ausente de todo y de todos.

Pero, después de un lunes gris, tristón y de permanecer en ese país excesivamente visitado por mi mente denominado Babia, siempre luego llega un martes. Y ahí voy como una puta moto. Digo los buenos días, empiezo a leer los correos como un poseso, aprieto el acelerador y en apenas dos horas estoy ya prácticamente con mi día a día perfectamente actualizado.

Ya os lo he dicho muchas veces: yo soy el Atleti, el Atleti soy yo. Es tal nuestra simbiosis que a veces, sencillamente, me asusta el tema. Tras un mes en estado de lunes permanente, ayer nuestros lindos muchachos vestidos de rojiblanco decidieron que era martes, y consiguieron, en 35 excelentes minutos, dejar el partido visto para sentencia, realizar buena parte de todas sus tareas pendientes, a saber: presionar, tener actitud, concentración, voluntad y fe en sí mismos.

A los tres escasos minutos, Sinama realiza por banda una excelente jugada individual, dejando un pase medido al Kun para que este rematase de cabeza de forma sencillamente inapelable. El mismísimo Santillana hubiese firmado tal testarazo. 0-1, y la cosa pintaba bien.

El Recre avisó de que todavía teníamos deberes pendientes de hacer, y a punto estuvo de darnos un disgusto en una vaselina que se fue por poco cerca del palo. Pero ayer el Atleti salió con la concentración y ganas necesarias para desarrollar su trabajo como Dios manda, y un Kun enormemente trabajador sirvió para que Escándalo Forlán demostrase su extraordinaria clase como rematador y, en media horita, el Atleti se pusiese al día como cuando yo en un par de horas lo hago un martes. Dos chicharritos del Uruguayo. Asunto liquidado. El tema quedó ahí visto para sentencia.

¿La segunda parte? Yo diría que para olvidar. Demasiadas imprecisiones, voluntad por parte local, el Atleti nos volvió a demostrar que ni aún ganando 0-3 podemos estar relativamente tranquilos, pero, sinceramente, tampoco en ningún momento me dio la impresión de que el resultado peligrase.

En fin. Que da la impresión de que el equipo, en apenas tres días, ha trabajado más que en tres años en el aspecto táctico. Era muy importante la victoria, frente a un rival en plena racha de forma y de resultados, y ante el Angliru que se nos avecina, no está mal que de vez en cuando los martes hagamos los deberes. Esperemos que el próximo domingo sea miércoles, y no lunes. Los que hayáis llegado hasta aquí entenderéis el por qué.

EL CRACK DEL PARTIDO: Escándalo Forlán. Aunque quiero dedicarle un artículo para La Vida en Rojiblanco, ayer volvió a demostrar el pedazo de jugadorazo que es. Con él y el Kun enchufados, los lunes al sol son una especie en extinción.

LA DECEPCIÓN DEL PARTIDO: Lo voy a dejar hoy en blanco. Bueno, en blanco no, que ese color me da grima. Mejor lo dejo desierto.

ÁRBITRO: Mejuto. Bien, sin complicaciones.

EL RECRE: Mucho ruido, pero pocas nueces. A pesar de que su entrenador es un especialista en amargarnos partidos de segunda, de primera, eliminatorias de Copa, ayer no pudo ni supo cómo meternos mano en ningún momento. No todos los días es fies, Luquitas (es un buen tipo y me cae bien, conste).

TERMÓMETRO ROJIBLANCO (+7 grados).

Efectivamente, lo subo un par de graditos. Por el estado de forma en que se encontraba el rival, por el socavón en el que andábamos nosotros, por todo lo que me alegro por Abel, y, por ende, por todos los Atléticos que tantos dolores de cabeza solemos tener con este bendito equipo. Alabado sea el Señor.

Ojito, que ayer fue martes, pero aunque hemos dado un apretón sacando bastante currele que teníamos pendiente, aún no tenemos todos los deberes hechos. Tendremos que repasar mucho y bien nuestra lista de tareas pendientes. Si lo sabré yo …

2 de febrero de 2009

ATLETI 1 - PUCELA 2. II EDICIÓN PREMIOS POYA 2009.

¡Ya están aquí! ¡Los ansiados y esperados Premios Poya 2009! ¡Rechace imitaciones de pseudoactoruchos del tres al cuarto! ¿Quién ha dicho que hay crisis? Menuda ostentación de poder y derroche ... Estos lo único que tienen de “rojos” es la alfombra que pisan. Pero no perdamos el tiempo en absurdas menudencias de ayer y de hoy. ¡Qué empiece el desfile!

- Premio Poya al mejor cantante 2009. Leo Franco por “El rociero”. Sus salidas vendimiadoras son sencillamente inigualables.

- Premio Poya a la interpretación más genuina y dura 2009. Perea por “La justicia soy yo”. ¡Ni un solo tobillo se libra de su guadaña!

- Premio Poya especial al género abstracto. Pernía, por su brutal interpretación en “La empanadilla”. El argumento trata de un tipo al que no le gustan ni las empanadillas de bonito, ni de atún, ni de queso, ni de tomate, ni de bacalao … No le molan más que las empanadillas vacías. Rellenas de nada … o de aire. Eso es el inefable Mariano. Una empanadilla vacía. Un ser abstracto. Algo intangible. ¡Viva el género jarronil! ¡BIBA!

- Premio Poya a la dignidad, profesionalidad y superación 2009. Pableras, por su interpretación en la peli “Un hombre decente”. Al menos, ayer lo demostró. El único.

- Premio Poya al género cómico 2009 Charlie Chaplin a Heintinga, por “Veo a un tipo, dentro del espejo, que me mira, con cara de conejo”. ¿Y cómo pollas te va a mirar, tonto del haba, con ese puto careto de estar en babia y esas putas paletas que te sobresalen de tus morros? Este no es empanadilla … Este es “empanao”, directamente …

- Premio Poya a la interpretación más absurda, a Maxi por “No me mires, que no te veo”. Nadie sabe ni dónde está, ni de qué juega, ni por qué lleva el brazalete de Capitán … Una mota en la montaña de polvo.

- Premio Poya a la mejor canción, a Simao, por “Los Pajaritos”. Su estribillo dice así: “Tironcitos por aquí, torceduras por allá, siempre lesionado está, LA LA LA LA”.

- Premio Poya al declive más vertiginoso, a Raúl García por “Cuesta abajo a toda mecha”. Quién te ha visto, y quién te ve, virgen del amor hermoso …

- Premio Poya a la incapacidad personificada, a Assunsao, por “¿Y qué pinto yo en todo esto?”. Me parece que no entendiste bien la amenaza de los hinchas del Oporto, querido. El tiro en la rodilla te lo van a dar como vuelvas para allá a jugar con ellos, machote …

- Premio Poya a la desolación, a Forlán, por “Depresión total”. Trata de la transformación de un fantástico jugador en un zombie deambulando por un terreno de juego.

- Premio Poya a los efectos especiales, a Maradona, por “Cenas en la intimidad con el Kun”. Sencillamente soberbio lo que ha conseguido el suegro con el muchacho. Ver para creer …

- Premio Poya a la posteridad, al Sr. Aguirre, por “Visto para sentencia”. O lo largan, o ¡A SEGUNDA, A SEGUNDA, OEEE, OEEE, OEEEEE!

- Premio Poya Honorífico, a la Afición del Atleti, por “Volver a empezar”. Ayer, al fin, se centralizaron las iras sobre quién hay que hacerlas. Casi me emociono al escuchar a casi todo el campo eso de “Estoy hasta los huevos, de la familia Gil”. Un diez para todos ellos por lo que aguantamos ayer, por lo que sufrimos, y a todos los que luego fuimos a la puerta cero a esperar a “nuestros dueños” y dedicarles lindas estrofas tarareadas todos al unísono …

- Premio Poya al gilipollas del año 2009 (canjeable por más años mientras nos sigan dirigiendo el dúo sacapuntas) al que esto les escribe, por “No eres más tonto porque no te entrenas, colega”. Un domingo de nevada espectacular, de lluvia constante, de frío intenso, con lo bien y a gustito que estaba en mi casita con mi bata, mis pantuflas y mi pijamita, habiendo comprado el partido para que lo padezca mi pobre familia, y voy y me piro al Calderón … Sin comentarios.

- Premio Poya a la proyección deportiva, al Valladolid, por “Somos un equipo de fútbol”. No son once figuras, probablemente, pero hacen cosas que a mi ya se me ha olvidado el verlas en mi equipo de mercenarios y que me emocinan, como es el saludar a su afición, celebrar sus goles con ellos, luchar todos unidos por cada balón, tener fe y dar la cara en todo momento, y defender con dignidad y dedicación la camiseta que defienden. Ni que decir tiene … Justísimos vencedores.

- Premio Poya “Por los siglos de los siglos, Amén”, a Rafa Nadal por “¡Qué grande eres, chaval”. En mi vida he sentido por un deportista tanta admiración como profeso por este pibe. Representa todos los valores que se puede admirar en una persona que se dedica al deporte en general. Sabe ganar, sabe perder, tiene un espíritu de no dar jamás una bola por perdida y un afán de superación sencillamente encomiables, y todo adornado con una sincera humildad y saber estar insuperables. En los tiempos que hoy corren de papanatos engreídos y medio faltos, el contemplar a Rafael Nadal es una bocanada de aire fresco muy gratificante. ¡Enhorabuena, y a por el Gran Slam!

POTÓMETRO ROJIBLANDO (+ 5 grados).

Tres grados menos bajo de golpe. Y ojito ojito, que he echado números, y podemos acabar Marzo en posiciones de descenso tranquilamente. Escrito queda. Ojalá y que no tenga que volver a buscar esta puta mierda de crónica.

¡¡¡¡¡ ESTOY HASTA LOS HUEVOS, DE LA FAMILIA GIL ¡!!!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8