26 de marzo de 2010

Atleti 2 - Athletic 0. El último tren...

...pasó ayer por el Calderón, y el Atleti se subió en el último vagón, en ese que no van ni siquiera los pasajeros, ni los animales … En el reservado para las maletas (o los maletas, más bien) y demás y, probablemente, sin merecerlo, visto lo acontecido anoche. ¿A dónde va este tren? En nuestro caso, nadie lo tiene muy claro, pero bueno, en él estamos. De polizonte, entre trastos inservibles, pero estamos.

Lo que está claro es que al vagón de los coches camas ni soñamos llegar (en todo caso, al de los coches mantas). En Preferente tampoco llegaremos, no hemos demostrado nivel. Ayer, sin ir más lejos, el Athletic demostró con fútbol, con clase y con ganas, que ellos sí que tienen argumentos para estar allí. En la primera parte prácticamente nos borraron del mapa. Nos salvamos porque la defensa estuvo sublime toda la noche (os juro que no he bebido ni papa), De Gea lleva toda la vida jugando con nosotros (lo sé, veo visiones extrañas), y al equipo del Bocho le falta experiencia y gol, a pesar de tener a un fenómeno como es Llorente.

Atrás quedaron los tiempos en que el Athletic era ese equipo duro, tosco y ramplón, que era más parecido a cómo se practicaría este deporte en la época del hombre primitivo a lo que se practica en la actualidad. Es más: hasta Caparrós ha abandonado también su impronta que caracterizaba a sus equipos (marrulleros, protestones, escuela cerdillista style), y se ha puesto el disfraz de entrenador que quiere que sus equipos jueguen bien al fútbol. En realidad, lo único que queda del hombre que pronunció aquello de “el Atleti sube fijo” es su sempiterna goma de mascar. Por lo tanto, así que, tras lo visto ayer, solamente me queda aplaudirle a él, aplaudir a la filosofía de su equipo (plagado de canteranos con talento) y ponerme en pie por la valentía y el saber hacer que demostraron ayer en el Calderón. Igual este año se quedan simplemente en el vagón de Turistas, pero como mantengan el bloque y esta filosofía, pronto irán en Primera o Preferente. Ya lo verán.

¿Y, entonces, cómo es que ganó el Atleti, y con un resultado relativamente cómodo, preguntarán? Pues porque en la segunda parte el equipo estuvo algo mejor, consiguió adelantarse relativamente pronto en dicho periodo, tras una excelente galopada de Varela, fantástico pase del murciano (que no, que no he bebido nada, joder) sobre Forlán, y remate inapelable del Uruguayo contra el mundo.

Hablando del Uruguayo. Hoy no le voy a llamar Escándalo. Porque no. Puede que lleve razón en que no vienen a cuento los pitos sobre él, y que no se le valora nada su bota de oro conseguida (empezando por sus propios compañeros, que ninguno tuvo el detalle de acompañarle a su recogida de la misma, pero claro, a esos es más jodido hacerles callar). Pero, ni me creo que los pitos sean generalizados sobre Forlán, ni tampoco creo que, te piten o te bailen una sardana, sea un jugador nadie para mandar callar a la grada (a su propia grada, vamos). Y eso no es lo peor. Lo peor es que luego salga gimoteando por la radio y la tele, embravuconado por el tanto conseguido ayer, como el que va por la calle y se mete con un pibe al que siempre antes cuando se cruzaba con él salía de najas, porque en este momento está acompañado de sus colegas cachas del gimnasio y sabe que saldrá inmune de toda lucha.

Te equivocas, Forlán. Ese no es el camino. Porque donde las dan, las toman. Y los mismos que injustamente, seguro, te pitaron ayer, ahora te estarán esperando a la vuelta de la esquina para tomar venganza. Esto funciona así, por lo que te aconsejo que salgas del callejón y te vayas por la calle principal.

Después, el uruguayo fue sustituido, y, desde mi poltrona de la tele, juraría que salió vitoreado y unánimemente aplaudido. Ah, que esos no cuentan … Ya perdonarán.

Reacciones niñateras aparte, el Athletic, por un lado, acusó en exceso el cansancio de su mejor hombre, Llorente, y la exhibición que dio Javi Martínez a Raúl García de lo crudo que lo va a llevar para jugar allí como el año que viene fiche por ellos. Pero también el Atleti, reitero, estuvo sensacional en su denostada y maltratada hasta la saciedad línea defensiva. Ufaljusi, magistral. Domínguez, de exhibición. De Gea, imperial. Esos tres fueron la auténtica clave. Bueno, va. También menciono a Valera. Estuvo bien, pero es que uno anda ya tan escarmentado con el del pelo a lo Albelda en sus buenos tiempos …

Y claro. Que tenemos al Kun. El único que pudo en todo momento contra la defensa bilbaína. Al único que no supieron frenar de los nuestros. El único que no gimotea luego porque el mártir Forlán ha decidido no pasarle ni un balón, ni a él, ni a nadie, a pesar de que se encuentre en óptima posición para remachar más tantos. El que se mereció conseguir un tanto, tras un rechace en un tiro de Valera que iba a ninguna parte, a pillar el balón en el área, hacerle un lío a San José, creo recordar, y batir de forma inapelable a Iraizoz, al que ya había puesto antes a prueba en un remate de cabeza a lo Don Carlos Santillana (aunque sea vikingo, jamás le quitaré el Don a este señor).

Pero qué grande que eres, Agüero. Por ti, merece la pena prácticamente todo.

Así que ahí estamos. Con el Kun, con De Gea, con Ufaljusi, con Domínguez and company intentando ordenar esa especie de camarote desastre de los Hermanos Marx en el que estamos metidos. ¿Llegaremos al vagón de Turista? Ni siquiera es lo mínimo exigible, pero tal y como está el patio …

EL CRACK DEL PARTIDO: Ulfaljusi. Estuvo sencillamente inconmensurable toda la noche. Está haciendo un temporadón. Honor y gloria para el checo guerrero. Ni que decir tiene, Llorente (¿todavía tiene dudas Del Bosque entre llevarse a este o al mazas del Negredo? Por favor, a éste que se lo lleven al mundial de culturismo, en todo caso) por parte visitante. Empieza a convertirse en uno de mis jugadores-debilidades.

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO: Jurado. No tengo palabras para describir su partido como mediocentro que realizó ayer. Un auténtico despropósito con patas. Claro que, la culpa no es de él, sino del que le pone ahí. Si, ya sé, Quique, chufla, chufla …

ÁRBITRO: Ramírez Putinguez. Sorprendentemente bien, para lo pésimo árbitro que es el colega.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO: (- 12 grados).

Lo subo tres grados más, porque la victoria era una de esas de “vencer o morir”. Sí, hemos vencido. Lo de convencer es otra historia …

Y el domingo el derbi. Uno este año estaba convencido de ir, pero pagar entre 60 y 70 euros, con los tiempos que corren, por ir a determinada zona del norte de Madrid y contemplar una partida de futbolín, como que no le seduce en exceso, la verdad. Uno tiene otras prioridades. Ya saben. Ventajas que tiene el jugar partidos entre semana, ¿eh, vikis?


3 comentarios:

atletista sin solución dijo...

Muy bueno, Tomi.

Poco que añadir, por ejemplo, que las comparaciones son odiosas, pero a veces ilustran.

A Agüero nadie lo ha pitado, pese a que ha estado varios partidos sin marcar. Recuerdo el partido del Valencia, que falló tres o cuatro clamorosas. Pero siempre ha tenido un comportamiento leal y de entrega. Estar más acertado o menos a la hora de meter goles no es importante. Lo que valoramos los atléticos es que se defienda nuestra camiseta hasta el límite y el Kun siempre lo hace.

No así el uruguayo, querido e idolatrado por la afición, pero que si reflexionara un poco debería darse cuenta de que su actitud no ha sido siempre la más honrada.

En resumidas cuentas, anoche poco fútbol, bastante eficacia. Esperemos que la fórmula funcione, también, en otros partidos.

Abrazos, Tomi.

Julio.

Adal dijo...

Me uno al comentario de Julio, a uno le pueden no salir las cosas pero cuando se intenta es difícil ser criticado. Forlán ha pasado muchos partidos fuera de ellos y 14 goles no justifican que hayas podido perder la ocasión de marcar otros 20 pero no se pudo por estar andando abatido lejos del balón. No seré yo quien pite a Forlán (si diré cuando no me gusta su actuación), pero el jugador se debe a su público.
En cuanto a la crónica de Tomi, muy parecida a mis impresiones. Jurado lo sigo viendo blando y miedoso cuando cerca de un balón suelto hay un contrario.
De Gea espectacular, ojalá el domingo no tenga tanto trabajo y el que tenga lo resuelva igual.
Yo tampoco pagaré 60€ por ir al Cuernabéu, ni 20 ni 5, ni un duro mío para ellos, bastante tengo con financiar su TV pública oficial.

Borja Corchado dijo...

Hola Tomi:

Forlán se equivoca completamente, tanto en su desplante a la grada como en sus declaraciones. Es evidente que se mira demasiado al ombligo y le falta autocrítica para reconocer que está rindiendo muy por debajo de su nivel esta temporada. Además, como bien dices, este hecho le puede pasar factura en lo que resta de campaña.

Un abrazo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8