20 de septiembre de 2010

Atleti 1 - Barsapasta 2. Quiero y no puedo.

¿Qué ven mis ojos? ¿Un partido en domingo a las 19 h., dices? ¡No me lo puedo creer! Y no, no puedo faltar, máxime con el día tan precioso como amaneció en Madrid. Es de esos días en los que pasear por los alrededores del Calderón es un placer sencillamente irrepetible, con miles y miles de personas con la rojiblanca puesta de aquí para allá. Y luego, una vez entras al campo, y ves esa grada repleta completamente de camisetas del Atleti por todos lados, hace que uno se transforme y se prepare especialmente para vivir un partido de los de verdad, de los que gusta de ver, saborear y disfrutar desde el primer hasta el último minuto. O eso pensaba, claro está (pero qué ingenuo puedo llegar a ser a veces, Dios).

Porque el partido en sí resultó infumable para el que esto os escribe. La desigualdad que hubo sobre el terreno de juego se demostró desde el minuto uno hasta el 90. Y si el resultado no fue más abultado a favor de los blaugranas, fue por la excelente actuación que tuvo De Gea, el único de los rojiblancos que estuvo a la altura del partido esperado.

Uno, recordaba con los colegas de grada partidos anteriores, y tenía la imagen de ver a un Atleti eléctrico, presionante, valiente, decidido, fluido y rápido, siempre muy rápido. Sin embargo, ayer, por la intensidad con la que afrontó el partido, más parecía que se estaba disputando mi añorado Villa de Madrid que otra cosa. Era un Atlético apático, conformista, dejado a su suerte, timorato, sin personalidad, como queriendo conquistar el Everest en patinete, sabiendo que lo que iba a afrontar era un reto imposible de realizar.. Hay partidos en los que con ver 5 minutos de juego ya sabes cómo se va a desarrollar el resto. Así paso con el encuentro de ayer.

Se adelantó pronto el Barsa con un gol de Messi, pero ni siquiera eso despertó al Atleti. Empató diez minutos después Raúl García a la salida de un córner, pero tampoco eso despertó al Atleti. Volvió, otros diez minutos más tarde, a adelantarse de nuevo el Barcelona en un córner en el que Piqué le dio tiempo a parar el balón, acicarse un poquito el pelo, posar para la foto y fusilar sin piedad desde dentro del área, y tampoco eso despertó al Atleti. El Calderón intentó rugir y espabilarles del letargo durante toda la tarde, pero el Atleti era como yo un domingo por la mañana después de una noche de copas. Me doy la vuelta para un lado, la vuelta para el otro, pero no me mueve de la piltra ni la Schiffer realizando un strip-tease en mi habitación.

¿El Barsa? Pues el Barsa jugó bien, pero no demasiado bien. Tampoco le hizo falta apretar más el pedal, supongo. Y aún así, nos pudo golear (y debió hacerlo, de hecho). Y eso a pesar del esperpéntico traje con que salió al campo el Barcelona (feo, ero feo de verdad). El Atleti, por su parte, siguió sin terminar de desperezarse en la segunda parte, aunque algo (muy poco) más espabilado si estuvo. Pero, en el fondo, fue durante todo el rato una demostración de impotencia supina. Como si Quique les hubiese dicho que no malgasten fuerzas para ganar este partido, que no tenemos nada que hacer. Y al pie de la letra que se lo tomaron los chavales, oiga. Y así transcurrieron los minutos, viendo ocasión tras ocasión marrada por el Barsapasta, hasta que a Ulfaljusi, en una demostración clara de impotencia, decidió hacer la tontería del día y se autoexpulsó del terreno de juego. Me jode porque no es un jugador ni mucho menos violento, pero, obviamente, jamás podré aplaudir su actitud en esa jugada. Eso sí, me hubiese gustado la misma firmeza arbitral el pasado sábado en Bilbao, pero bueno, ese es otro cantar.

Eso sí, prepárense para la campañita de marras que nos espera en contra del bueno de mi tocayo. Ya ayer estuve vomitando sangre amargamente escuchando a 15 millones de tertulianos, a esos mismos que, curiosamente, hace apenas 7 días, apenas si dijeron esta boca es mía cuando pasó el tema del Kun, qué cosas.

¿Y la grada, qué hacía mientras? Pues la grada estaba confundida, oiga. Porque desde el campo, por ejemplo, desde mi posición, la jugada no pareció ni falta (y no, solamente me había clavado un gin-tonic, ni más, ni menos). Y al final la tomó con el argentino en un gesto muy feo por nuestra parte. Si criticamos a San Mamés por la pitada al Kun cuando salió en camilla la semana pasada, debemos de ser consecuentes y no emborronar la atronadora ovación que se llevó Iniesta cuando salió del terreno de juego silbando, insultando y mofándose de un jugador que sale lesionado en camilla. Mal, muy mal ese detalle por nuestra parte. En el fondo, no dejó de ser una muestra de impotencia más, como la de nuestro equipo. Todo el partido fue igual, un quiero, pero no puedo. Y ayer hasta dudé de si los jugadores del Atleti realmente quisieron.

Y colorín colorado, este cuento se a acabado. La marea rojiblanca abandonó el estadio más bien resignada que otra cosa, y eso es, precisamente, lo peor que nos puede llegar a ocurrir. Porque esa resignación nos puede terminar sumiendo en la mediocridad más absoluta. Y eso sí que no hay Dios que lo aguante.

EL CRACK DEL PARTIDO: Sin lugar a dudas, David de Gea, por nuestra parte. Realizó 4-5 paradas de altísimo nivel técnico. Un porterazo como la copa de un pino. Y, por parte blaugrana, pues se puede escoger a gusto del consumidor casi a cualquier jugador, la verdad. Que si Busquets, que si Puyol, que si Iniesta, que si Messi, que si Villa, que si Piqué …

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO: Raúl García estuvo horroroso toda la tarde (a pesar de su tanto) pero hoy tengo que ser consecuente conmigo mismo y darle el premio negativo a Ufaljusi. Pero es que además eres tonto por partida doble, porque encima hacérselo a quien has tenido la osadía de hacerlo … No sabes dónde te has metido, hermano.

ÁRBITRO: Fernández Borbalán. No le culpo absolutamente de nada, pero en todas las jugadas divididas o con dudas, tuvo siempre muy claro hacia donde inclinar su balanza particular. Pues nada, que le aproveche, oiga.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO (0 grados).

Lo bajo los 3 grados que lo subí la semana pasada, y más por la derrota en sí (que nadie se engañe, el Barcelona está hoy por hoy 2-3 escalones por encima nuestra, lo siento, es lo que hay), es por la poca ambición, lo frío que me dejó y lo poco que me transmitió el no-juego del Atleti el pasado domingo. Desde luego, así no vamos a ningún lado.

Y el miércoles, vamos a casa del líder. Si, el auténtico líder, no ese ficticio con el que nos estuvieron dando la barrila durante todo el puto sábado por la noche. Y es que hay cosas que, definitivamente, nunca cambiarán. En teoría, supongo que este encuentro sí que entrará en los planes de los señoritos el intentar algo. Veremos si se da la talla. Y sí. También se puede perder en Mestalla. Pero, por favor, demos otra imagen. Seamos un equipo valiente, agresivo, decidido, rápido. Volvamos a ser lo que somos: el Atleti.


15 comentarios:

Paul Marble dijo...

Hoy no estoy de acuerdo con usted. Mejor dicho: prefiero no estar de acuerdo con usted. Yo creo que nos ganó el Bar$a porque fue mucho mejor que nosotros y no nos dejó opción para hacer absolutamente nada. Guardiola preparó un partido espléndido (nos tenía muchas ganas don Perfecto Perfectísimo) retrasando a Busquets y no hubo manera de contrarrestarlo. En definitiva, nos ganó un Bar$a que, por no dejarnos, no dejó que diéramos ni imagen.
¡FORZA ATLETI SIEMPRE!

Tomi Soprano dijo...

Puede ser, Don Paul, que uno no tiene ni muchísimo menos el don de la verdad absoluta, pero a mi el Atleti es que no me gustó absolutamente nada de nada. Vi a los jugadores sin chispa, muy resignados a su propia suerte. Demasiado, a mi gusto.

Un abrazo.

Paul Marble dijo...

No me ha entendido: el Atlético no nos gustó absolutamente nada a ninguno de los dos. La diferencia es que usted culpa al Atlético y yo al Bar$a.

Santi Riesco dijo...

Tomi, yo estoy más con Paul que con usted. Aparte del cansancio que traían los chicos del palizón en Grecia (Forlán y Simao estaban fundidos desde el inicio, y el Kun todavía sin recuperar), Guardiola colocó muy bien a los suyos y anularon completamente al Atleti. Salieron con Busquets más retrasado con una línea defensiva de cinco que luego en ataque se desdoblaba y dejaba nuestro centro del campo siempre en desventaja. En fin, que el Atleti estuvo muy por debajo y que el Barsa (a mi gusto) estuvo rácano y especulador. Nos podían haber caído media docena, como en la despedida del Niño...

Paul Marble dijo...

Lo de Busquets fue una genialidad de tal calibre que no sé cómo frenarlo en el futuro. ¿Habrá que inventar el cuatribote?

Tomi Soprano dijo...

Pues seguramente llevarán ustedes razón, Don Paul y Don Santi, ya que ven el partido con bastante más perspectiva que un servidor, en el que solamente se fija en los nuestros. Pero, reitero, he visto a equipos superiores al Atleti y nosotros afrontar el encuentro con otro espíritu, con otro carácter (me viene a la memoria, por ejemplo, el partido del Chelsea de Champions la temporada pasada en el Calderón). A mi ayer es que estos no me transmitieron absolutamente nada. Me dejaron completamente gélido. Aunque puede ser que sea por el buen hacer del Barsa. Ojalá sea así.

Un saludo.

Tomi Soprano dijo...

Lo de Busquets es una genialidad de Don Perfectísimo Guardiola (copyright, Don Paul), pero lo que más me gusta es la valentía que ha tenido dicho entrenador en jugársela y confiar en un chaval de la cantera que hace apenas 3 años jugaba en esos campos de tierra de Dios. Al igual que con Pedrito. Ya podían aprender otros.

Y algo que me empieza a preocupar sobremanera es Filipe Luis, o Luis Filipe. De ninguna manera es de recibo tener 12 millones de euros en el banquillo. Lo que no sé es si es culpa del que le trae o del que le tiene que poner. Algo huele a podrido en Dinamarca.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Mi enhorabuena por tu crònica. Me ha encantado como criticas la pésima actitud de parte de la afición. Debemos ser más coherentes y deportivos. Yo aplaudí a Iniesta pues es un gran tipo.

Del partido poco que decir, el Barcelona nos dio un baño.

un abrazo.

Billie dijo...

Buenas. Yo creo que ayer el Barça jugó un partidazo de manual ante un rival que aprieta, presiona, mete la pierna y se entrega. Al Atleti de ayer no se puede pedir más porque no da para más: Falta calidad. Tenemos cuatro jugadores, cuatro, que se salen de la normalidad y con eso ante el Barça hay que hacerlo muy bien y tener algo de potra (de hecho ayer, eran tres porque el Kun no estaba).

El Barça salió ayer con lección muy bien aprendida y así lo dijo Guardiola en rueda de prensa. Había que parar a Simao y Reyes para parar las contras y así lo hicieron. El Barça, con mucho arte y oficio forzó una falta cada vez que perdía un balón en ataque y así impidió al Atleti jugar sus contras. No hay más historia.

Este equipo no tiene fondo de armario para suplir a los cuatro intocables y lo poco que había, léase Jurado y Salvio ya no están. Este equipo no tiene un cambio y cincuenta partidos, sin contar posibles lesiones, no se aguantan.

Una pregunta, los once kilos de Filipe Luis más los doce de Jurado ¿no se podían invertir en un Luis Suárez, por ejemplo?

Saludos

Tomi Soprano dijo...

¿Qué tal, Billie?

Yo también hecho de menos en la plantilla un delantero más, la verdad. El problema de Luis Suárez es que no le veo un jugador que asuma el rol de ser suplente del Kun y de Forlán. Ahí reside el quid de la cuestión. A ver si Borja se nos recupera pronto, y a rezar para que las lesiones nos respeten. No nos queda otra.

Un saludo.

Angel dijo...

Tomi!!. Que pasa!!. Hoy por primera vez en mucho tiempo, no puedo coincidir contigo. Yo vi una gran diferencia entre este Atleti y por ejemplo, el del famoso 0-6. El equipo no le perdió la cara al partido, solo que enfrente, el Barça jugó un muy buen encuentro, solo empañado por los fallos de cara al gol.

Nos sorprendio mucho la posición tan retrasada de Busquets, nos hizo mucho daño porque el Barça no tuvo problemas para mover el balón. Aparte, notamos muchísimo la baja del Kun (porque aunque jugó, no era ni medio Kun), que es el jugador que puede revolucionar un partido por si solo, y está demostrado que para que nosotros le mojemos la oreja al Barça necesitamos un partido "loco".

Un saludo crack!!.

PD: Asco profundo de todo el país "deportivo" por la campaña de acoso y derribo a Ujfa. Mañana mismo mando mi camiseta a que le pongan el nombre.

Billie dijo...

Yo creo que minutos no le faltarían... entre bajas y rotaciones, por otra parte ¿y por qué no tres puntas de vez en cuando?

pato dijo...

ola compañero espero que todo vaya bien con tu sitio lo vi y esta muy interesante

quiero pedirte si puedes incluir un enlace mio en tu pagina,yo voy a poner uno tuyo en mi pagina

mi web es http://aprendetecnicasdefutbol.blogspot.com/ no es gran cosa recien estoy empezando y me si me pudieras ayudar con eso t agradeceria mucho

si quieres un intercambio de banners pasame el tuyo y lo pongo con mucho gusto

pero aunq sea un enlace ,me hiciera mucho bien

T agradezco de antemano y ya t voy a enlazar a mi sitio espero tu respuesta amigo

felicidades por tu sitio web.

t deseo lo mejor suerte

salu2

Paul Marble dijo...

¡Vaya, vaya! El torpe pato que tengo arriba ha perpetrado esta atrocidad: "A Ujfalusi lo debieron mandar directo a prisión después de esa entrada criminal contra Messi". Yo, si me permite don Tomi, le voy a mandar a la mierda.

Tomi Soprano dijo...

Don Paul, ni me he dignado a entrar en su bloq, pero, por lo que veo, me ha ahorrado usted el trabajo sucio, así que, canto al unísono con usted: "Señor Pato, váyase usted a la mierda plácidamente".

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8