13 de septiembre de 2010

Atlietic 1 - Atleti 2. La solidez de un líder.

Y la prestancia. Y la eficacia. Y el saber estar. No me he vuelto loco, el Atleti sigue siendo un líder puramente anecdótico, pero, tras verle jugar el pasado sábado en San Mamés, nadie puede dudar de que también es un líder justo. Un líder eléctrico, tal y como transmite esa espectacular segunda equipación que luce esta temporada (uno es un auténtico enfermo de las segundas equipaciones de nuestro Atleti, no lo puedo evitar). La prueba era de aúpa: jugar el primer partido en San Mamés, un campo en el que el equipo y la afición local aprietan de lo lindo. Y, francamente, la primera parte no defraudó absolutamente a nadie. Fue un primer tiempo con fútbol a raudales, emoción, toneladas de intensidad.

El Athletic intentó exprimir sus armas: presión asfixiante por todo el campo, internadas por bandas, y ese ataque tan característico suyo a base de oleadas. Pero, enfrente, tuvo un equipo que derrochó personalidad sobre el terreno de juego, bastante mejor nivel técnico, misma intensidad y mucha inteligencia. Y, a los 11 minutos, asestó el primer golpe mortal. Atención, porque cuando tres genios del balón se ponen a hacer de las suyas, frótense las manos, porque algo mágico va a ocurrir. El Kun se va de dos, centra sobre Simao, este deja el balón de cara al primer toque hacia Escándalo Forlán, y el uruguayo machaca sin piedad. Pin, pan, pun, fuego. Un gol sencillamente sensacional.

No decayó el Athletic, pero el Atleti ha ganado este año en seguridad defensiva a base de bien, demostrando una fortaleza aérea desconocida tiempos ha.

El segundo tiempo resultó otra cosa. Más trabado, con más interrupciones, y con algo de juego subterráneo. Dijo el Sr. Caparros al finalizar el encuentro que Undiano les desquicia. Joder, pues si a él le desquicia, imagínense lo que puede llegar a pensar un servidor cuando ve a un cabestro (al cabestro de siempre, pásame un gramo, Gurpegui, pásame un gramo) haciendo de las suyas, con una entrada brutal por detrás sobre Agüero, y el buen árbitro pamplonica decide que ni es ocasión manifiesta de gol (se quedaba solo el argentino), ni es tarjeta roja (entrada por detrás sin posibilidad de llegar al balón), ni es penalti (comete la infracción dentro del área). Si usted está desquiciado, Sr. Caparrós, yo estoy bailando fandangos. Farruquito a mi lado es un aprendiz, vamos ... Porque si esa jugada se pita como se debió de pitar, ahí se acaba el encuentro. Ni más, ni menos.

No voy a entrar, por otro lado, con el balbuceo periolísitco de ayer y de hoy con que hay que proteger a tal o cual jugador. Eso es una puta gilipollez como la copa de un pino. No es esa la cuestión. En el fútbol tiene que haber faltas, entradas duras, y, por desgracia, hasta cabestros como el de los gramos. Así ha sido de siempre y así será. Para eso hay un reglamento, y debe de ser aplicado. Punto pelota (dios me libre de ver este programa algún día, ¿Eh? Dios me libre). Es tan sencillo como eso. Aplicar el reglamento a todos los jugadores y en todos los momentos, y ya está. Si el Kun se va en camilla, pues mala suerte. Las lesiones, por desgracia, es algo con lo que hay que contar en una temporada. No es nada nuevo. Al yonqui, expulsión, sanción ejemplar (tiempo que esté lesionado el jugador, tiempo que no puede jugar el colega, siempre y cuando se demuestre que es una entrada violenta y temeraria de verdad, como es el caso) y ya está. ¿Tan complicado es?

A todo esto, que me despisto, el Atleti siguió firme en defensa. A De Gea apenas le vimos. Buena señal, porque, con el paso de los minutos, el desgaste físico se apoderaría de los jugadores bilbaínos, y en alguna contra les pillaríamos fijo. Y así fue. Diego Costa la condujo perfectamente. Escándalo Forlán realizó un movimiento sensacional de desmarque, arrastró al defensor bilbaíno que estaba defendiendo en la última línea, y esto hizo que se quedase solo el trabajador Simao ante Iraizoz. Su primer violento disparo lo rechazó muy bien el guardameta bilbaíno, pero le quedó el balón muerto a Tiago, que, a placer, sentenció.

Al final, relajamiento excesivo, y en el 88, nuestro único despiste supuso el 1-2 de Llorente. Daba igual. El partido estaba muerto, y aún debió de quedar más, si Diego Costa (al que alguien tiene que decirle que ahora es jugador del Club Atlético de Madrid, no del Valladolid) perdió otra fantástica contra por irse al córner supuestamente a perder tiempo, cuando tenía a dos compañeros completamente desmarcados que le acompañaban en la contra. Al final no logró su objetivo, más que demostrar que a su limitadito cerebro aún le quedan bastantes ajustes por realizar. Seguimos teniendo currele, Quique.

EL CRACK DEL PARTIDO: Puedo poner casi a cualquiera de los que jugaron el pasado sábado. Entre el Kun, Forlán, Domínguez y Godín, os podéis pillar el que más rabia os de. Venga, va. Yo apuesto por Forlán. Es sencillamente entusiasmante verle jugar así.

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO: Me defraudó un poco el Athletic. Quizá pecó de ansiedad, pero esperaba más del equipo del Bocho. Colgar balones buscando a Llorente puede ser un buen recurso, no lo niego, pero nunca el único. La testiculina, la épica y demás está claro que va con ellos, pero creo que tienen mimbres para jugar mejor al fútbol y probar cosas diferentes.

ÁRBITRO: Undiano. Mi favorito, que esta vez no aprueba por su gravísimo error en la jugada de la lesión del Kun.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO (+ 3 grados).

Lo prometido era deuda. Estrenamos termómetro en San Mamés, y le subimos 3 graditos, que no está nada mal para ser la segunda jornada de Liga. Este equipo a mi me dejó el pasado sábado un sabor de boca fantástico. Muy contento que me acosté. Pero que muy contento.

Y el próximo domingo, el Barsapasta. Partidazo a la vista. Un partido en el que puede ocurrir absolutamente de todo. Pero antes tenemos que ir el jueves a Grecia. El Campeón defiende su trono. Luego, el líder también. ¿Quién ha dicho que los lunes no pueden ser maravillosos?



9 comentarios:

Paul Marble dijo...

Por primera vez en mucho tiempo parecemos un equipo de fútbol. Da gusto, la verdad.
Estoy empezando a sentir cierta simpatía por Quique Sánchez.
No me sea rácano con el termómetro, don Tomi.
Como crack del partido yo me voy a quedar con Raúl García.
Un abrazo y muchas gracias.

India rojiverde dijo...

Un placer leerte una temporada más, Tomi. Para hoy, yo habría puesto como decepción a Caparrós, pero no sólo hoy sino desde hace mucho tiempo. Dirige a un gran equipo, con mimbres para jugar muy bien al fútbol, y sin embargo insiste en ese concepto suyo tan primario de que con los huevos bien gordos y las dos piernas por delante en cada entrada, se ganan mejor los partidos. Una lástima.

Y del animal de Gurpegui mejor no digo nada. Pero menudo cabreo me cogí, me duró toda la noche. Vaya manera de amargarle a una la alegría de ver lo que ha cambiado el equipo (para bien). Menos mal que al final el Kun no tiene nada.

Un abrazo.

Tomi Soprano dijo...

Don Paul, ¿Simpatía por un ex-madridista? Hágaselo usted ver urgentemente ... Respecto al termómetro, piano, piano. Que ya nos conocemos demasiado bien el percal.

India, yo también me alegro mucho de verte darte un rulo por aquí. Ojo, que yo al Athletic de Caparros sí que le he visto jugar, y a veces, hasta un rato bien, al fútbol. Sin ir más lejos, las 2-3 últimas temporadas ha sido de los equipos más potables futbolísticamente hablando que han pasado por el Manzanares. Su problema el pasado sábado es que quisieron poner demasiado presión en el encuentro, y al final dicha presión se les volvió en su contra, transformándose en ansiedad.

Abrazos y besos a gusto de los consumidores.

Paul Marble dijo...

Me veo en la obligación de sacar su (pasada) admiración hacia Jurado. Lo siento, don Tomi; pero usted me ha obligado a ello. Afortunadamente la dirección del Schlake 04 decidió seguir sus crónicas y llevóle (guiño a la tierra del equipo de Cárabo) junto a Carrito.

Tomi Soprano dijo...

La diferencia es que el señor don Quique Sánchez Flores ha conseguido ya dos títulos Europeos, Don Paul. Algo que, por desgracia, ni sus ojos, ni los míos, habíamos visto en nuestra puñetera existencia. Y ambos llevamos ya un buen rato en todo esto. Así que creo que Don Quiqueeerrrequeerre merece que le empecemos a dar, aparte de respeto, cariño. Aparte de que él siempre se ha considerado Bualensianista de corazón, jamás vikingo. Escuchado por estos mis oidos en varias ocasiones antes de entrenar a nuestro Atleti.

Por cierto, que los del Carrito van de puta madre, ¿No?

Paul Marble dijo...

Don Quique, títulos aparte, está consiguiendo hacernos jugar a algo. No sé si me explico. Forlán y Agüero condicionan mucho a un equipo. Es imposible funcionar con el 4-2-4 con que ¿jugábamos? las últimas temporadas. Ha conseguido que Simão y Reyes se solidaricen con el equipo para formar un 4-4-2 más racional. Assunção y Raúl García no es que estén mejor, es que están más arropados.
Lo del Schalke estaba claro. Es lo que tiene fichar de oídas/leídas. Y en eso somos expertos por el Calderón.

Tomi Soprano dijo...

Lo más cojonudo de Don Quique, Don Paul, es que a mi mis buenos amigos que tengo socios del Valencia, siempre me lo habían vendido como un auténtico barraquero total. Aquí, desde luego, está demostrando ser todo lo contrario. El equipo cada día defiende mejor, cierto, pero da la cara en todo momento y sale siempre a por los encuentros. Ha sido inteligente y sabe que ser barraquero teniendo a gente como ´Forlán, el Kun, Simao y Reyes era una auténtica locura. Y, repito, no somos continuos en nuestro juego, pero hay ratos que da gusto verles mover el balón. Su labor táctica, inmejorable. Su función psicológica, fundamental. Tiene buena prensa (cosa fundamental para no crear estados de ánimo sin fundamentos en contra suya), y ha conectado de puta madre con la afición.

JOSE I. FERNÁNDEZ dijo...

Hola Tomi, siento disentir con la mayoría, pero a mí la victoria en San Mamés no me dejó tan buen sabor de boca.
A decir verdad, el primer tiempo me aburrió. Quizá es que nos hemos malacostumbrado a ganar en San Mamés y me parece fácil, pero después del 0-1 vi al equipo demasiado atrás y, eso sí, gracias a la enorme seguridad defensiva pudimos mantener sin apuros el resultado.

Veremos qué ocurre con el Barça, porque ese partido sí puede ser un verdadero termómetro de nuestras aspiraciones. Aunque, de aquí a la jornada 10, tendremos una importante pueba semana sí, semana no.

Un abrazo y ¿nos vemos el domingo?

Angel dijo...

¡¡¿Pero que está pasando Tomi?!!!. Leo tu crónica y me encuentro con adjetivos como "Solidez", "Prestancia", "Eficacia", "Seguridad Defensiva"... y todos ellos relativos al Atleti!!.

De momento, todos sabemos que el liderato es meramente anecdótico, pero ahí queda. Los puntos que ganemos ahora no nos los van a quitar luego, y yo pienso que equipos como Atleti, Valencia e incluso Sevilla pueden tener opciones de todo si la cabeza les funciona. Esa es la gran diferencia con los dos "cocos", que ellos ganan casi por inercia...


Un saludo desde La Cueva !!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8