29 de noviembre de 2010

ATLETI 2 - ESPANYOL 3 - ¡QUE ALGUIEN ME AYUDE!

Hacía mucho tiempo que un partido de fútbol no me había dejado sentimientos tan contradictorios como me pasó el pasado sábado el del Calderón. Por ejemplo, no sé si realmente el Espanyol fue un justo vencedor, ya que el empate creo que no hubiese sido tampoco del todo injusto, y que, inclusive, hasta la victoria nuestra tampoco lo hubiese sido, considerando de que tuvimos más y mejores ocasiones que ellos. Lo que sí que sé es que el equipo catalán fue superior en bastantes fases del encuentro, demostró mucha mayor concentración de salida en ambos tiempos y que tenían muy claro que este partido lo habían considerado vital para sus intereses, mientras que nosotros … pues no sé, oiga, no sé.

No tengo tampoco claro el desarrollo de algunos de los tantos que se produjeron. El primero de los de Cornellá fue de una supuesta falta de Ufaljusi que no cometió. Eso sí, en el posterior lanzamiento de la misma, lo que sí que tengo claro es que en la barrera hay que poner hombres, y que alguien le debería de decir al señorito Reyes que el Atleti, tuvo, sí, sección de voleibol en su día, pero en la actualidad ya desapareció. Claro que, no entiendo tampoco por qué algunos árbitros sí que sancionan esas acciones, y otros no, tal y como ocurrió, sin ir más lejos, el pasado domingo en Anoeta, en otro lanzamiento de falta del propio Reyes que despejó como si del Pascual ese se tratase Xabi Prieto. El lanzamiento lo consiguió transformar Luis García, que, cómo no, nada más anotar el mismo, se dedicó a provocar a todo el personal, haciendo piruetas, golpeando el banderín y realizando su show particular de todos los santos años en sus visitas al Calderón. Ya saben, el organillo y el taburete. La cabra ya la personaliza a la perfección él mismo. Decididamente, este tipo no es un jugador de fútbol, sino un auténtico parásito de esos que pululan por esos campos de Dios, y que como no logran destacar por sus cualidades futbolísticas, hacen que se hablen de ellos por sus payadas sin fronteras sobre el terreno de juego. Algún día alguien se dedicará a exterminar a este tipo de parásitos que tanto daño causan al fútbol y que tanta violencia generan.

Del empate, al borde del descanso, no tengo tantas dudas. Un córner que sacamos, que Kameni pudo con Tiago en primera instancia, con Godín en segunda, pero que a la tercera de nuevo el portugués logro introducir el balón al fondo de las mallas. Fue un empate tranquilizador, pero engañoso, no se crean. Porque no entiendo cómo los goles psicológicos a nosotros siempre nos afectan, y sin embargo al rival, el pasado sábado, ni le inmutó, siguió haciendo las cosas igual de bien, no se rindieron jamás. Y todo con un equipo plagado de jóvenes canteranos. Por momentos, la envidia me corroía.

Sin embargo, el 1-2 (ya en el segundo periodo) me volvió a generar un mar de dudas, ya que viene precedido de una acción de Verdú (magistral toda la noche, también dicho quede) sobre Perea, que creo más una falta sobre el colombiano que una simple carga legal, ya que alarga el brazo para quitarse al defensor colchonero(que estuvo en su línea, como siempre, capaz de lo más mejor del mundo y lo más peor también del universo). Lo que sí que tengo claro, es que la jugada posterior, es una soberana cantada de De Gea al dejar muerto el balón al propio Verdú, que logró, probablemente, su justa recompensa al excepcional encuentro que realizó sobre el Calderón.

Empató de nuevo el Kun, tras una gran asistencia de Forlán, con maestría y sangre fría, y ahí pensé que el partido, ya sí que no se nos podía escapar. Hasta el empate daba por bueno. Pero, lo que son las cosas, y cuando sí, esta vez sí, por primera vez el Atleti era dueño y señor del encuentro, llegó el golazo de Osvaldo, en un remate que le entra uno dentro de un millón que haga, pero que no deja de ser igual de válido e igual de impresionante golazo. Y el 2-3 fue una losa que ya sí que no pudimos ni acercarnos de nuevo a levantar. Eso sí, mención especial al marcaje que le hace Perea al citado jugador argentino. A Luis Amaranto alguien le ha dicho que las miradas matan, y que con eso vale. Por favor ,que se le explique que es una fase hecha, nunca un hecho demostrado.

No sé si Simao jugó bien o estuvo sencillamente desastroso toda la noche a la hora del remate a puerta, ya que tuvo hasta 3 ocasiones clarísimas de las que él jamás suele errar. Lo que sí que sé es que el centro del campo españolista fue superior en control del juego al nuestro, dejando bien a las claras nuestras carencias en dicha parcela, que ya vienen desde bastante lejos.

No sé si el Atleti solamente aprieta cuando va por detrás en el marcador, y, mientras el mismo se encuentra igualado, se dedica a contemporizar esperando la genialidad de los dos de siempre. No sé si es una táctica, un vicio adquirido, o una puta paranoia mía. Lo que sí que sé es que el equipo ha perdido toda la fortaleza defensiva que tanto trabajo nos había costado lograr, y me pregunto, ingenuamente, si la desaparición de Assunsao y Domínguez de las alineaciones titulares tendrán algo que ver con dicha circunstancia. 5 goles en los dos últimos partidos, frente a un recién ascendido y un equipo que solamente había conseguido un tanto en el resto de sus anteriores encuentros como visitante. Al uno parece que nos dice su entrenador que es que se le ha muerto un tío, y digo yo que se le estará muriendo uno por semana, porque si cualquier trabajador cuando se nos muere un familiar nos tirásemos un mes sin acudir a nuestro puesto de trabajo, apañados iríamos. El canterano, sin embargo, dice que es un problema de baja forma. Curioso, porque el último encuentro que disputó en el Cuernabeu a uno le pareció de lo poquito salvable de dicho partido. Uno, sin embargo, ve a Spartaco Ufaljusi que comete fallos (de Perea ya ni les comento) y, curiosamente, no existe la misma vara de medir para ellos. No sé. Presiento que, por lo que sea, Domínguez no le cae bien a nuestro querido entrenador. Cojonudo, oiga. Sencillamente cojonudo.

Tampoco tengo claro si el Espanyol aguantará mucho tiempo ahí. Me dicen que solamente había conseguido un tanto en todas sus anteriores salidas, como ya he expuesto anteriormente. Tampoco sé el fondo del armario que tiene. Pero sí que tengo claro es que si aguanta todos los encuentros al ritmo que se marcó en nuestra casa, será difícil, muy difícil, echarles el guante. Eso sí, que no se engañen. No todos los rivales les van jugar tan abiertamente al ataque como lo hace el Atleti. Y ya veremos qué tal de desenvuelven en esas lides.

Menos aún tengo claro si son un equipo duro, rocoso o decididamente violento. En distintas fases del partido, tuve las 3 impresiones (Baena realizó una entrada criminal sobre Tiago que el árbitro ni siquiera sacó tarjeta, ver para creer). Ahora bien, lo que sí que sé es que si vemos que ellos nos dan, por qué nosotros también no damos, la verdad, que para eso estamos en nuestra casa. Es como si se enfrentasen un equipo de un orfanato contra uno de un colegio de pago. Y a nosotros el papel de niños pijo jamás no ha ido, la verdad.

Acabo ya de tanta duda. No sé si mis jugadores es que no tienen sangre, ni orgullo, ni dignidad, para ponerle de una puta vez las cosas claras al parásito ese que nos visita cada vez que viene por aquí (ya les he hablado de él, no quiero darle más importancia a dicho despojo humano), o es que a mi entrenador es precisamente lo que le sobra, realizando el lamentable espectáculo que hizo al final del partido cuando se fue a por el citado “Capitán Parásito”. Lo que sí que se es que, en un club normal, en todo caso, lo que suele pasar es al revés, el mister tiene que parar a sus pupilos, jamás al contrario. Es decir, el mundo al revés, situación que define a la perfección lo que es hoy en día el Atlético en su más cruda realidad.

EL CRACK DEL PARTIDO: El Kun por parte nuestra, que fue un peligro constante para la zaga periquita, y en el Espanyol, aparte del citado Verdú, me encantó también Márquez.

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO: Quique Sánchez Flores. Un entrenador, por mucho que lleve razón y que un parásito como el Luis García haga lo que le venga en gana como siempre dando uno de sus famosos ya recitales de provocación, chulería y no saber estar (recuerden de la casa que viene, recuerden), no puede hacer el ridículo tan espantoso que hizo saltando como un puto gitano en busca del payo que le ha quitado el cocido de sus niños. Solo faltó el lanzamiento de huevo y la mierda de la Sole. Aparte de que, durante un encuentro, es absolutamente incapaz de realizar cualquier variante táctica para intentar modificar el desarrollo del mismo. No tiene ninguna imaginación, sus cambios son siempre sota, caballo y rey, cambio de cromos, y a otra cosa, mariposa. De Domínguez y Assunsao no hablo, reitero. Prefiero no tener que calentarme en exceso más de lo que estoy.

ÁRBITRO: No teníamos bastante con un Teixeira, que resulta que hay dos y todo. Horrible todo el encuentro, sacó tarjetas sin ningún criterio, perdonó otras evidentes … Pero el problema no es de él solo, es un mal endémico de todo el colectivo. Mientras sigan sin unificar criterios, y cada uno utilice a su bola el que Dios le ha dado a entender, será imposible que un arbitraje pueda contentar a nadie, porque siempre habrá un antecedente que diga la contrario. Un auténtico desastre.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO (0 grados).

Lo pongo a como está la temperatura hoy lunes por aquí, y lo bajo, obviamente, 3 grados. Eran 3 puntos vitales, que nos hacen devolvernos crudamente a la misma situación en la que estuvimos en la pasada temporada. Y no hace falta que les recuerde cómo nos fue en el presente campeonato liguero.

Pocas más dudas tengo que comentarles, la verdad. Tengo que reconocerles que me llevé un palazo de los que hacía bastante tiempo que creía ya tenía superado. El sábado me acosté casi con lágrimas en los ojos, no pude dormir, y el domingo estuve todo el día mustio en casa sin querer saber nada ni nadie con respecto al fútbol. Y es que, la verdad, tampoco sé si merece la pena que siga mi fe Atlética durante más tiempo para recibir lo que estoy recibiendo a cambio. Por favor, que alguien me ayude.


7 comentarios:

Julio dijo...

Pues yo me pasaba por aquí, oiga a ver si usted me daba un poco de ánimos y veo que estamos más depres que Montilla.

Era uno de esos partidos en los que si hubiéramos ganado estaríamos metidos arriba, todo lo arriba que se puede, claro. Pero, volvimos a fallar. Empezó el partido con uno de esos penaltis que sólo pitan en algunas ocasiones y, mire usted que raro, que esas ocasiones suelen ser contra nosotros. Pura casualidad.

A pesar de eso, vi al equipo con más empuje que otras veces, a tirones, si usted quiere, pero con empuje.

Donde sí nos dieron un baño fue en el centro del campo. Pero, el problema don Tomi, es que nos lo da casi cualquier equipo que viene al Calderón. Desde el 98 no tenemos un centro del campo de la calidad que se merece el Atleti. Y créame que de ahí vienen todos nuestros males. Los defensivos y los atacantes.

El árbitro "mu" mal, han tardado exactamente una semana en cobrarnos los regalos de Anoeta, en el caso de que fueran regalos, que habría que discutir mucho al respecto. Pero, en caso de duda, ya sabe, al Atleti, que le den.

Genial la frase "Ya saben, el organillo y el taburete. La cabra ya la personaliza a la perfección él mismo".

Bueno, don Tomi, que por fin juegan hoy el puto clásico, que le dicen ahora y a ver si nos dejan tranquilitos hasta el partido de vuelta y hablan un poco más de nuestro Atleti, aunque con estos fiascos, no sé, no sé.

Abrazos.

sentir1907 dijo...

Completamente de acuerdo , no se donde iba Reyes.... pienso que por meritos de uno y de otro , el espanyol fue muy superior amigo , esperemos que sea solo un desliz ¡ saludos ¡

Tomi Soprano dijo...

Hombre ... "muy superior" ... Por número de ocasiones ni de coña, compañero. Pero bueno, que ya da igual.

Emilio dijo...

Grande Don Tomi, yo pienso que la clave es que al entrenador se le está empezando a acabar el crédito, por su falta de reacción, por sus filias y fobias no justificadas, etc...

La plantilla tiene carencias, de acuerdo, pero no es para sacar el bagaje de puntos que llevamos con los que están por encima de nosotros.

Esperemos, pero ya oigo a lo lejos el clamor....¡Quique vete ya!

Tomi Soprano dijo...

DOn Emilio, no me gustaría nada escuchar ese dichoso cántico, pero, por favor, que vuelva la cordura a este hombre ya ... ¿Es mucho pedir?

Anónimo dijo...

hola,quique se comporto como un gitano,porque es gitano,jaja,recuerda que es sobrino de la gran lola flores.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

me cae mal el Espanyol y más el tal Luis García. No me agradó nada perder contra ellos. Pero nos tomaremos la revancha en la Copa.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8