23 de diciembre de 2010

Atleti 1 - Espanyol 0. Superlativo Kun.

No soy tan ingenuo. Obviamente, no creo que el Kun sepa ni siquiera de mi modesta existencia. Los que me seguís asiduamente, sabéis que este año he puesto mi vara de medir sus actuaciones un poco más elevada que al resto de los mortales. Quiero que, por fin, esta sea su temporada y que de ese paso definitivo para consagrarse como lo que estoy convencido que es, un auténtico crack de los de verdad, un jugador diferente, especial (que no espacial, la galaxia poco nos importa), de los que merece la pena desplazarse ayer a ver un partido a nuestro Calderón a pesar del día de perros que hacía en Madrid.

Y sí. Ayer no mojó (aunque acabó empapadito, como todo Cristo viviente que pisó ayer el Manzanares), y tuvo bastantes ocasiones para hacerlo, pero dio ese paso hacia delante que yo exijo a un jugador así. Se sobrepuso a la lesión nada más empezar de Forlán (lástima que haya despedido tan mal esta excelente temporada el Uruguayo, pero yo soy de los que aunque ahora no esté, le espero), que, como bien saben, es su fiel escudero para luchar frente a las defensas rivales. Pudo siempre cómo y cuando quiso contra cualquier rival espanyolista con los que se topó en su camino. Hizo que no se notase durante buena parte del encuentro nuestra inferioridad numérica por la absurda expulsión de Reyes, se echó a todo el equipo a la espalda, hasta que acabó absolutamente extenuado, provocando además mediada la segunda parte la igualdad numérica tras la justa como pardillesca expulsión de Víctor Ruiz. Cuando un jugador es capaz de realizar todo esto, teniendo, encima, como rival, a uno de los mejores equipos que hay actualmente en el campeonato español, no hay más que aplaudirle y darle las gracias por su compromiso, su saber estar, su profesionalidad y el sentimiento reflejado en cada acción por la camiseta que está defendiendo. Un lujo tenerle por aquí en nuestras filas, Don Sergio.

Como también ha sido un lujo contar con Simao, que ayer se despidió del personal del Calderón, y tuvo que salir de nuevo al terreno de juego a corresponder al tan merecido como brillante homenaje que le tributó el Frente al terminar el mismo. En nuestras retinas quedarán sus cintas, su velocidad, su técnica depurada, y, sobre todo, un ramillete de golazos de esos sutiles, de jugador de clase, que serán difíciles de olvidar para los buenos aficionados al fútbol. Ayer consiguió su último tanto, de penalti (una jugada un tanto confusa, no por la mano en sí, que es clara de Amat, sino porque no termino de tener claro si la misma estaba fuera o dentro del área, su cuerpo sí que estaba fuera, pero su mano …), aprovechándose del buen hacer colchonero durante todo el encuentro.

Partido que, por cierto, fue bonito, intenso y jugado con mucha más cabeza por nuestra parte que el de Liga. El Espanyol, por su parte, intentó jugar igual, y demostró que Osvaldo no fue flor de un día en su partido liguero. Ayer fue también otro incordio para nuestra defensa (Perea ni se enteró) mientras que Dátolo también superaba siempre a un inadaptado al terreno de juego Ufaljusi, que pareció ayer que le fichamos de la Liga de Arabia Saudí, vista su torpeza al desenvolverse en un campo mojado y encharcado. Menos mal que De Gea estuvo providencial (por no decir sensacional), y sacó dos balones que se colaban, uno en cada tiempo (para balonmanera en la primera parte, mano prodigiosa a remate a bocajarro de cabeza en la segunda del citado Osvaldo).

Y eso que, como no, el árbitro condicionó lo suyo el desarrollo del mismo. El penalti, como ya les he contado, es dudoso, no por la mano en sí, reitero, sino por la posición de la misma. La expulsión cerca del primer tiempo de Reyes es caprichosa, muy caprichosa. Vale que nuestro sevillano tiene menos luces que Belén Esteban en un Congreso de filología inglesa, pero, la acción de ayer considero que no era merecedora de roja ni de cachondeo. Dátolo le da tarascada va, tarascada viene, hasta que le derriba, encima le premia con un balonazo intencionado sobre José Antonio, éste se semirevuelve contra el revolucionado jugador, y el árbitro amonesta con amarrilla al visitante y roja al local. De locos. ¿Alguien se cree que en Inglaterra un árbitro hubiese actuado así? Posteriormente, no aplicó el mismo rasero con Chica, que también se revolvió tras un encontronazo con Assunsao. En fin, la historia de siempre. Son muy malos.

¿El resultado? Magnífico para nuestros intereses, pero, ojo, tampoco insuperable ni muchísimo menos para los periquitos, que todos sabemos cómo se las gastan en Cornellá. La eliminatoria, pues, sigue apasionante. Por cierto, ¿Han visto los tanteadores de ayer? 5-3 en Sevilla, 4-3 en Almería ... Goles, emoción, eliminatorias superigualadas ... Con ustedes, fútbol en vena. Con ustedes, la Copa del Rey.


8 comentarios:

Julio dijo...

Estoy absolutamente de acuerdo con usted en todo, don Tomi.

La entrañable despedida de Simao, al que recordaremos siempre por formar parte del equipo campeón de Europa por dos veces, el partidazo descomunal de Agüero y la expulsión de Reyes. Que vale que le da con la cabeza en el pecho, pero oiga tras recibir dos patadas y un balonazo. Es que vaya tela.

Emotiva despedida de un jugador grande y mejor persona, dicen los que le conocen.

La eliminatoria en el alero, pero creo que vamos a pasar y disfrutar con un enfrentamiento en cuartos contra los vikingos.

Feliz Navidad para usted, los lectores de este blog y toda su familia. Se lo deseo de corazón.

Julio.

Paul Marble dijo...

Partido bonito, que no bueno. Nunca cerramos el partido. Pudimos haber sentenciado ... y haberla jodido. Muy buen resultado.
Gracias, Simão.
FELIZ NAVIDAD para don Tomi y toda la tropa. Muchos excesos para ustedes y todos los suyos.
Un abrazo.

Tomi Soprano dijo...

Igualmente, Don Pablo. Ya sabe que le deseo lo que se merece: lo mejor de lo mejor. A usted, y a los suyos, compañero.

Un fuerte abrazo.

Emilio dijo...

Esperemos que en el 2011 no abandonemos la senda de los triunfos de 2010.

No quiero repetirme con lo que he escrito en el blog de Don Julio, pero aún así me gustaría decirles que para mí, uno de los regalos del 2010 es haberles conocido y poder compartir con ustedes nuestra gran pasión.

Un abrazo agónico a todos.

Julio dijo...

Igualmente, don Emilio

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Sólo un pero al Kun: le falta meter más goles. Si consiguiera marcar más tantos, sería un crack mundial, entre los 10 mejores. Debe mejorar en esa faceta. Un abrazo y Feliz Navidad

sentir1907 dijo...

Eliminatoria en el aire , hombre teneis un gol de ventaja si , pero recuerdas que jugais en Cornella y el estadio barcelones es un feudo inexpugnable , ¡¡ saludos ¡¡

JOSE I. FERNÁNDEZ dijo...

Tomi, entonces cuando le bajen la cláusula a 45 ó 55 millones (espero que sólo se atrevan a lo segundo) los indirigentes, ¿seguirás diciendo que es un precio prohibitivo que nadie pagará?
El día que le vendan, ¿por quién merecerá la pena ir al Manzanares cuando haga un día de perros?
Tuvimos mucha suerte de que el Kun explotara y llegara a este nivel cuando salió Torres. Pero me temo que si el Kun sigue el mismo camino, no tendremos tanta suerte de encontrar otro ídolo...

Lo de esta directiva es de cachondeo. Que regalemos a mitad de temporada a un tío que es el segundo capitán, el lanzador de faltas, un titular indiscutible... En serio, cada día lo entiendo menos...
El año pasado con Maxi, a principio de temporada Jurado...
Sacamos a grandes jugadores, con peso en el vestuario e historia en el equipo (sobre todo Maxi y Simao) por la puerta de atrás y de forma atropellada e improvisada.
¿Cómo puede dejarse salir a un futbolista que el entrenador quiere aprovechar "hasta el último segundo..."?

En serio, me hierve la sangre. Encima anoche no pude ir al Calderón a despedir a Simao.

Un abrazo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8