7 de noviembre de 2011

Getafe 3 - Atleti 2. El mayor de los ridículos.

Cometí un error inexplicable, cierto: ver antes el Athletic-Barcelona. Ver como once leones rojiblancos casi se meriendan al mejor equipo de todos los tiempos, en medio de un diluvio universal. Fue un espectáculo digno de presenciarse en tribuna en el Olimpo de los dioses. Uno acabó emocionado y todo, qué quieren que les diga. Y lo comentaba con mi hermano: el secreto del Athletic es que no han perdido ni un ápice de sus señas de identidad. Desde el primero hasta el último pibe que está en ese Club, sabe lo que representa esa camiseta, cuál es la idiosincrasia de ese escudo y sus valores que deben de defender con uñas y dientes hasta la última gota de su sangre. Y si ya es un tanto triste ver un Getafe-Atleti de hoy en día un domingo a las 22 h., aún lo es más contemplar cómo un equipo, que va el último y juega con 10 jugadores, es capaz de remontarnos el encuentro hasta en 2 ocasiones. Es como si me pegasen con una bota de punta afilada una patada con todas tus ganas en mi corazón, no lo puedo soportar, así que me tuve que irme a acostar con el 2-1, harto de contemplar a unos tipos de rojiblanco dándome patadas constantemente en mi ya bastante dañado corazoncito colchonero.

Y el caso es que la cosa no empezó demasiado mal. Del equipo local no se sabía ni su existencia, y el Atleti dominaba cómodamente. Así que al principio les reconozco que me divertí y todo viendo a uno de los grandes alicientes que tenía el partido: Pérez Lasa. Hubiese bordado un papel en cualquier película de Sergio Leone del más duro y salvaje genuino oeste. Tarjeta va, tarjeta viene, hasta que señala un flagrante penalti sobre Diego y Falcao pone el 0-1 en el marcador, expulsando el árbitro al jugador getafense. Hasta aquí todo correcto. Mejor no se nos podía poner la cosa. ¿Mejor dije? Ja.

Solo había una forma de que el colista nos pudiese hacer algo de daño en esas condiciones. Solo una. A balón parado. Pues nada. Dicho y hecho. Ese homenaje a la absurdez que se llama Tiago, comete una de sus 345 faltas al borde del área habituales, y un tal Barrada convierte el lanzamiento en gol, ante, por qué no decirlo, la inestimable colaboración de Courtois, que no sé a veces para que mide 2 metros. Con ese panorama se llegó al descanso.

Nada más comenzar la segunda parte, otra esperpéntica falta lateral es rematada por Míchel y Luis Filipe se asegura bien de que entre el balón rematándolo con violencia hasta el fondo de las mallas. El show no ha hecho más que comenzar. Nos remonta el colista, y con 10 pibes. Ver para creer.

A partir de ese momento, fue tal el espectáculo tan sumamente deleznable, soez, impotente, absurdo y ridículo a más no poder que hicieron esta puta gentuza que vistió ayer la rojiblanca, que al enésimo homenaje a la estupidez humana que hizo el Felipe Luis ese, colgando un balón sin ningún sentido desde el centro del campo hacia las manos de Moya, no pude aguantarlo más, me despedí de mi hermano y dije que hasta aquí he llegado, y que no soporto tanto dolor más. Parece ser que luego empatamos con tanto de Domínguez y que, a los 2 minutos, nos superaron de nuevo con un penalti que se inventó Pérez Lasa. Pues muy bien. Ya tienen excusa los sempiternos gilipollas de turno para decir que si el árbitro, que si patatín y que si patatán, y que esto solamente es capaz de pasarle al Atleti. Y mira, hasta empiezo a estar de acuerdo con ellos: solamente a un equipo sin alma, sin corazón, sin furia, sin gallardía, sin personalidad, sin tener ni puta idea de los valores que siempre nos han caracterizado, es capaz de marcarse estos ridículos que tanto me abochornan, me avergüenzan y me entristecen a partes iguales, y que hacen que me levanten en este estado de depresión más absoluta buena parte de los últimos lunes de mi vida.

Señor Gil, señor Cerezo, esto es lo que han conseguido. Ser el onceavo de la liga. Ni siquiera ya los medios de comunicación hablan del ridículo tan espantoso que hicimos ayer. Dan el resultado como normal, una derrota más de un equipo que pulula por mitad de la tabla. No tenemos identidad, ni ambición, ni coraje, ni corazón, ni nada. En otros tiempos, si se hubiese producido algo tan sumamente grotesto, se hubiese montado la de San Quintín. Ahora ya no. Ahora ya da igual. Ahora somos el “ji ji, j aja” del fútbol español, que tanto le gusta caracterizar a nuestro deleznable presidente en los medios de incomunicación. Aquí nunca pasa nada, porque esta es la situación ya habitual en este equipo. Definitivamente, el Atletico de Madrid murió hace ya demasiado tiempo.

EL CRACK DEL PARTIDO: Mi hermano, que se tragó enterito el mismo. Hay que querer mucho a este Club para estar hasta las doce de la noche ayer viendo eso, la verdad.

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO: La mía personal que tuve tras ver el partido previo que vi y lo que contemplé a continuación. La próxima vez prescindiré de uno o de otro. Porque al final termino acabando desesperado del todo.

ÁRBITRO: Pérez Lasa. A mi me encantaría que pusiesen a este tipo a arbitrar un Madrid-Barsa, a ver qué pasaba. No caerá esa breva, me cago en la puta.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO (- 7 grados).

Y sigue bajando, después de haber jugado en casa del último y frente a 10 pibes. Larga vida a Gil Marín&Cerezo.

Y el próximo partido, en el Calderón frente al Levante, en un par de semanas. Mira, el próximo finde no voy a tener ocasión de acabar abochornado, qué bien. Un lunes tranquilo y en paz. No saben lo que se agradece. Si la grada del Calderón tuviese lo que hay que tener, había que recibir al equipo con la mayor pitada que jamás se haya oído en Madrid en toda su historia. Claro que, la afición del Calderón también anda agonizante. Al fin y al cabo, somos otra muesca más en esa fábrica de cadáveres que son Gil&Cerezo.


8 comentarios:

VJ#1 dijo...

Undécimo.

ALEJO dijo...

lo malo es q la gente se dedica a gritar a manzano y no se dan cuenta de q la culpa no es solo de el, sino de los q le han puesto alli. Pq no quiso venir Laudrup, Luis Enrique, Caparros,Kiko, Toni etc....y solo llevamos un tercio de la liga

Tomi Soprano dijo...

VJ#1, siempre tan quisquilloso, oyes ...

Emilio dijo...

¡Qué partido el que se vivió dos horas antes del pseudoespectáculo que protagonizaron los nuestros!

De esos partidos sí merece la pena hablar. Un partido de esos en los que el resultado es lo de menos. Un partido que hace mucho tiempo no vemos jugar a los nuestros.

¡Con lo fuimos y en qué poquita cosa nos estamos quedando, Don Tomi!

Un fuerte abrazo.

Julio dijo...

Yo también vi el Athletic Barcelona y recordé por qué hubo una época de mi vida en que me gustaba el fútbol. Ahora lo veo por tradición, por inercia, pero no porque espere divertirme, ni mucho menos emocionarme.

Al acostarse pronto se ahorró unos minutos de bochorno y ganó unos minutos de sueño, don Tomi.

Un abrazo.

sentir1907 dijo...

Como no se puede ganar en el coliseo getafense ¡ es para coger a to los jugadores rojiblancos y ponerlo a trabajar en un trabajo duro , porque tienen muy poca verguenza . Me acoste un poco antes que acabara y hoy al levantarme...... vi la noticia.
El sabado en el Villamarin los Supporters con una pancarta grande del Frente Atletico ¡¡

Tomi Soprano dijo...

Don Julio, eso me hubiese gustado. Haberme dormido tranquilamente. Lo único que logré fue tirarme media noche dando vueltas en la cama con lágrimas de rabia e impotencia en mis ojos. Ya ve lo sumamente gilipollas que puede llegar a ser uno.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Yo ya ni me enfado un segundo. Todo lo relacionado con el Atleti gilista ni me influye. Sólo me da rabia ver como lo matan, pero no que sigan perdiendo pues ellos llevando hciendo años y años y la gente sigue comiendo pipas.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8