19 de septiembre de 2013

CHL: ATLETI 3 - ZENIT 1. VOLVEMOS A ESTAR AQUÍ.


Y, obviamente, queremos permanecer muuuuucho tiempo, aún  sabiendo la dificultad que esta Competición conlleva, y la competitividad de la gran parte de sus  equipos. Ayer, nuestra reentré fue contra el Zenit de San Petersburgo. Yo, sinceramente, les tengo pánico a los equipos rusos. Probablemente este trauma me viene desde mi juventud, cuando me desplacé a Lyon a ver la final de la Recopa del Atleti frente a un tal Dynamo de Kiev. Juro por Dios que en mi vida  ví jugar a un equipo así. Eran jugadores sencillamente supersónicos, ni los veíamos. Y pasa lo que pasa,  en cuanto veo a un ruso, me echo a  temblar. Y si, encima, tiene al  delantero centro de la selección brasileña (cómo sabía que Hulk nos mojaba, cómo lo sabía), ni les cuento.

Eso sí, los tiempos  han cambiado, y los conceptos futbolísticos también.  El partido comenzó con un Zenit perfectamente plantado en el campo, y con un único objetivo: impedir a base de  apelotonar ordenadamente peña cubrirnos todos nuestros espacios atacantes. Pero el Atleti fue listo. Supo que era un partido de paciencia, de mucha fe, y de bastante trabajo. Y de  estas tres cosas, hoy por hoy, andamos bastante sobrados. Ayer fue buena prueba de  ello. Se movió el balón con inteligencia, con tranquilidad, controlando en todo momento la  situación, liderados por un Mario Suarez colosal. ¿Qué por esta banda no? Lo intentamos por la otra. ¿Qué por la otra tampoco? Volvemos a la anterior, y así sucesivamente. Además, siempre tenemos  una última bala en nuestra recámara: el balón parado. Ese que tanto inculcó Don Radomir Antic a los Atléticos (entre ellos al propio Cholo), y que, además, teniendo como principal lanzador a Milinko Koke, todo resulta mucho  más fácil.

Minuto 39, y la película se empieza a  llamar “Conexión Letal”. ¿Protagonistas? Koke and Miranda. Por el Bernabéu ya saben cómo se las gastan. Los del Zenit, a partir de ayer, también. Perfecto lanzamiento de córner de nuestro canterano favorito, e impecable cabezazo de Miranda al  fondo de las mallas. Un golazo como otro cualquiera, y que hacía justicia en el marcador. Lástima que Godín, sin embargo, tuviese un extraño ataque de tortículis durante toda la noche, porque la generosidad de Koke es infinita, y quiso que hubiese para todos. Otra vez será, uruguayo.

Tras el descanso, Spalleti movió ficha.  Quitó a uno de sus quinientos centrales, y sacó a un centrocampista. Y nada. Que a  los rusos  les dio  por demostrar que ellos  también saben jugar al futbol. Avisaron poniendo a prueba  a ese extraordinario portero llamado Courtois, que hizo una parada en un cabezazo a bocajarro, y que iba ajustado a la  esquina inferior del palo, sencillamente prodigiosa, considerando  sobre todo las condiciones  físicas que tiene el belga. Brutal hasta decir basta, no se cansen de verla.

Y, en una contra fantásticamente lanzada por los rusos, superando a los atléticos como si de un partido de rugby se tratase, dejaron que Hulk controlase el balón en profundidad y con espacios. No le bastó nada más al animalito. Lo que no sé es cómo  no destrozó las redes. Están a prueba de obuses, está claro. Golazo, empate, e inquietud, elevada a su máxima expresión en  el Calderón cuando Kherzakov lanzó una falta al larguero justo a continuación.

A partir de ese momento, a su majestad Arda  Turán le dio por tirar de su varita, y se echó al  equipo a la espalda. Y contagió a todo el equipo con su fe. Esa misma que le hizo  aprovecharse de otro envenenado a la par que fantástico saque de falta de Koke, y después de 334 rechaces en el área, viese cómo el último da en el jugador turco para entrar en la portería  visitante. Locura total, porque ya  el Atleti fue un vendaval. A Adrián le partieron la cara (muy buen partido el del asturiano, aunque puede y debe superarse), Mario Suárez sabía  que  estaba Del Bosque  en el palco e hizo un partido descomunal (el mejor del equipo, para mí), y Baptistao salió, corrió, aprovechó una excelente asistencia de Arda y puso con mucha clase el 3-1 final. La felicidad  es  infinita. La Champions ya está aquí. El acuerdo  es inmejorable: nosotros  vamos a disfrutar de la mejor competición del mundo, y la mejor competición del mundo  tiene la suerte  de  contar con el  equipo con más  fe, más  trabajo y más solidario del mundo. El genial, el incomparable, el genuino, Club Atlético de Madrid.

4 comentarios:

Julio dijo...

Yo vi el partido complicado al inicio de la segunda parte, pero este Atleti tiene la gran virtud de adaptarse a todas las circunstancias del juego y, siempre, termina superándolas.

Confío, igual que usted, en que esta competición sea muy larga para el Atlético de Madrid.

Un abrazo, don Tomi.

sentir1907 dijo...

Que grande el atleti ¡¡¡ y hoy nos toca a nosotros con el Olympique a ver que pasa ¡¡¡
Saludos fenómeno ¡¡¡

Adal dijo...

¿Y Falcao?, me parece que nos da igual, el Cholo reconstruye un equipo herido por la marcha de un jugador y potencia el nivel de los que se quedan, aqui puede marcar cualquiera, es muy difícil acertar en una porra los goleadores del Atleti, grande Cholo

Vicente dijo...

Como me gusta leer sus crónicas y apreciar algo que no he visto resaltado como merece, ¡el partidazo de Mario Suarez!. En el campo me pareció que había hecho un buen partido, sin más, pero cuando vi a las tantas de la noche el resumen de TDP me quedé completamente anonadado. Estuvo en todos los cortes...
Y que todo el mundo tenga claro, que con el Cholo, mientras le dejen, hemos vuelto para quedarnos, pero no va a ser fácil, ningún partido. Llevamos 6 partidos y ya por un lado euforia desatada hablando de ganar la CL... y por otro la gente, algunos, en el campo gritando que se aburrían... ¡q se vayan a ver gran hermano, por favor!.
Quiero felicitar al Frente Atletico porque animaron, una vez más, sin desfallecer.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8