24 de noviembre de 2014

Atlet 3 - Málaga 1. La fortaleza sigue intacta.


Me parece acojonante que la brutal racha que lleva el Atleti en el Calderón pase tan desapercibida y tenga tan poca trascendencia en los medios  de comunicación. Eso sí, no me sorprende. Ya saben: aquí se ningunea o se eleva a los altares hasta reventarte los oídos según quiénes sean los protagonistas de los que se habla. Por ejemplo, da igual que alguien por ahí destroce el récord de Zarra de goles en la liga española (mi reconocimiento y mi aplauso para Messi, que lo batió a lo grande, metiendo golazos, no tirando penalti tras penalti). La portada siempre se la lleva el ridículo de siempre, pavoneándose altanamente por haber ganado al todopoderoso Eibar (y encima robando). ¡Qué merito tienen, qué ridículo hacen!

A lo que iba ¿Cuánto tiempo llevamos sin palmar un partido en el Calderón? ¿Cuántos partidos consecutivos (sumando todas las competiciones que hemos disputado)? No sé los datos exactos, pero debe de andar la broma por cerca de 2 años, y no sé cuantos encuentros. Sabemos que no hacemos ningún ruido, pero lo que es una realidad  ahora mismo en el mundo es que no hay campo más inexpugnable que el Calderón. Pero nada, que no he dicho nada, ¿Eh? No se me alteren, y sigan ustedes con lo mismo. Nosotros seguiremos a lo nuestro.

Al grano. El Calderón de nuevo presenta un aspecto sencillamente reventón. Once minutos de juego. Gran combinación del Atleti, dejando pasar el balón Arda a modo y semejanza a como hizo Raúl García en el tanto que consiguió el genio turco en la puta pocilga, lanzamiento de Koke, el esférico rechaza en la mano de un defensor malagueño (Weligton, creo recordar) y uno de los hermanitos Teixeira (mira que los llevo año viendo, y sigo sin poder adivinar quién de los dos es el más tonto, la verdad) pasa de la pena máxima y pita córner. La historia ya se la saben de memoria. Koke bota al primer palo, Tiago se anticipa al defensor, y bate al esperpéntico Kameni (quién le ha visto y quién le ve, con la de partidos que nos ha hecho sufrir en el Calderón el menda). No queda, pues, que terminar dando las gracias al árbitro. Lo dicho: es tan tonto que no se da cuenta que para nosotros un córner es casi mejor que un penalti. Pues nada. Eternamente agradecido, señor.

Y aunque a algunos no les guste este tipo de fútbol, para mi fue un excelente primer tiempo, porque se me cae la baba viéndoles cómo presionan como si cada balón que disputan fuese el último de sus vidas, con qué orden lo hacen, y como minimizan al rival hasta su más mínima expresión, aunque este sea el quinto de la tabla y viniese de una racha de 5 encuentros consecutivos ganando.

Pero resulta que, aparte de todo esto, también saben combinar el balón con velocidad y con precisión, como los putos ángeles, vamos. Buena prueba de ello fue el segundo tanto, en una combinación entre Arda con Mandzukic, el croata le devuelve el esférico con una excelente maniobra, y el genio de la lámpara turca dibuja un pase de tiralíneas hacia el segundo palo, en donde aparece Griezmann para batir a Kameni a placer. Lo miren por donde lo miren, es una puñetera delicia de tanto. 2-0  en el marcador, minuto 41 de juego. Campana, y al descanso, que esto mola.

La segunda parte fue bastante más movida, en parte por el tanto conseguido por Santa Cruz, que aprovecho un gran pase del pajillero del Samu Castillejo (tiene buena pinta de futbolista el chaval, lástima que también destaque por sus ataques epilépticos sobre el terreno de juego), para batir en el segundo palo y de volea a Moya, minuto 18 de juego, y en parte por el festival del humor que se marcó el señor Teixeira repartiendo tarjetas sin ton ni son al personal. Solo le faltaba el megáfono y la muñeca chochona para que el espectáculo hubiese sido completito.

Antes, a  los 8 minutos dispuso de una buena ocasión Gabi, que terminó cruzando  en exceso cuando estaba en inmejorable situación para batir de nuevo a Kameni. A los 14 minutos, Raúl Jiménez entro por el lesionado Mandukic (mira que le tenía  que doler el cuello a Mario para irse del terreno de juego), y, la verdad que el mexicano, aunque no anotó, si que dejó, al fin, una buena impresión sobre el inmaculado césped del Manzanares. Se le vio mucho más ligero y participativo. Si al final resultará que va a ser futbolista y todo, la leche, la Toñi.

Un minuto llevaba  el vikingüey sobre el terreno de juego y remató un excelente centro de Ansaldi de cabeza anticipándose perfectamente al defensor que atajó Kameni. Nada más conseguir el tanto de la intranquilidad el Málaga, dispuso de otra buena ocasión Raúl, que, esta vez sí, tiró quizás precipitadamente de nuevo al muñeco  Kameni, cuando estaba solo, solito, solo Turán a su derecha.

Pero ojito, que el Málaga también había desperezado, y a los 26 de la segunda parte casi Juanmi nos da el disgusto que nos hubiese hecho recordar el encuentro de la  temporada pasada. Menos mal que tenemos a Godín. Su cruce fue espectacular. ¿De verdad  hay algún defensa central en el mundo  mejor que él?

Mientras, Teixeira, a lo suyo. Samu, a la puta calle. ¿Razón? La muñeca chochona. El Málaga se queda con 10, y el Atleti desaprovecha otra excelente ocasión, esta vez de Griezmann, que tira cuando tenía todo para anotar el gol fuera, mal y como desganao. Demasiado sobrado.

El fútbol era bueno, las ocasiones se sucedían, pero el tanto de la tranquilidad no llegaba, hasta que en el 83, Koke pone un excelente balón al área, y Godín termina remachando el gol poniendo ese suspiro final que tanto nos gusta en el Calderón. A todo esto, Kameni, como  en toda la tarde, en su mundo.

Y el partido acabó con Teixeria repartiendo la última muñeca chochona que le quedaba a Gabi. ¡Qué más da! La fortaleza sigue intacta. Siguiente, por favor.

EL CRACK DE PARTIDO: Se notó un huevo y parte del otro la presencia de Tiago (el equipo sube un par de escalones con él sobre el terreno de juego), pero sin lugar a dudas el mejor fue Turán de nuevo. Cuando el genio anda suelto, el Atleti es un ciclón. Un jugador antológico, sin más.

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO: Sin ser decepcionante, pero Moya en los córners tiene más peligro que el pequeño Nicolás en el palco del Cuernabeu.

ÁRBITRO: Teixeira. Un repartidor de muñecas chochonas anda suelto. Excelente feriante donde los haya.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO (+ 8 GRADOS).

Importantísima victoria la del sábado, sin lugar a dudas. Un par de gradazos más a la buchaca.

Y el miércoles, gran noche europea de nuevo en el Manzanares. Tenemos la posibilidad  de sentenciar nuestra clasificación para la siguiente ronda de Champions, y afrontar el frenético mes de Diciembre que nos espera aparcando un tanto esta competición. Y, ¿Saben lo que les digo? No vamos a fallar. Forza el Atleti, Forza Campeón …

3 comentarios:

VJAC dijo...

Grande Tiago. No conozco la estadística, pero con lo que ha jugado, me gustaría ver cuánto tarda en asistir y en anotar de promedio.

Y ahora a por el tocahuevos.

Gracias Luis dijo...

Lo de Tiago en el centro y lo de Godin atrás es de escándalo, alguien duda que es el mejor defensa central de mundo ???, por desgracia los pesebristas si, que les den.
Ayer por una causa o por otras los cambios se hicieron antes y el equipo se encontró mas fresco en esos minutos finales que últimamente nos hacen estar muy metidos atrás y sufriendo.

Paul Marble dijo...

Los últimos partidos en el Calderón están siguiendo un guion similar: el rival sale a no ser vapuleado, el Atlético se adelanta, comienza la segunda parte un tanto dormido, aprieta cuando el contrario le puede poner en apuros y, finalmente, sentencia, con la impresión de haberse de haberse guardado bastante.
El miércoles partido gordo, en el que hay que empujar desde la Grada para sentenciar el pase e ir a Turín a jugarnos el primer puesto.
Un abrazo y ¡FORZA ATLETI!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8