4 de diciembre de 2014

Hospitalet 0 - Atleti 3. ¡Al fin, fútbol!


Tras unos días en los que he estado un par de peldaños por debajo de mi estado natural de moral, la verdad es que el partido de ayer me vino como perlas, porque fue justo la medicina que necesitaba. Solo fútbol. Sin cánticos desagradables, sin ambiente extraño, sin acciones violentas, sin el bombardeo constante de preguntas por mis conocidos y amigos diversos ... Única y exclusivamente fútbol. Y es de lo que les voy a hablar. Porque, entre otras cosas, tenía ganas de ver jugar a los jugadores que sacó ayer el Cholo. Y, a pesar de la evidente debilidad del rival, del césped artificial, y de la incesante lluvia, se vieron cosas a destacar.

Una de ellas fue Cerci. Yo pensé que el italiano, debido a  todos los condicionantes que les acabo de contar, iba a estar un tanto como sobrado, desganado. Pero no. El  hombre lo intentó una y otra vez. Y durante todo el partido. A los 10 minutos ya tuvo su primera buena  ocasión, que atajó el guardameta desviando a córner, a los 18,  en otra buena acción, le puso el balón a  Raúl Jiménez, que remató al larguero. Veinte minutos después, otro buen disparo suyo desde fuera del área pasó lamiendo el palo. Y ya en la segunda parte, le hicieron el penalti que transformó Gabi poniendo  el 0-2 en el marcador. ¿Conclusión? Esa es la actitud que tiene que tener el italiano si quiere triunfar en el Atleti. Ese, y no otro, es el camino. Al menos, con el Cholo en el banquillo.

Otro a destacar fue Raúl Jiménez, pero en el lado negativo. Ni siquiera jugando contra un rival de menor categoría le logro ver ese algo que le haga ser un jugador merecedor de jugar con la camiseta rojiblanca. Hablo de nivel futbolístico, claro. Ganas no le faltan al chaval. Pero con eso no basta. Aún así, a los 17 minutos le  hicieron un posible penalti, a los 29 minutos de la segunda parte disparó cerca del palo en una acción  a la media vuelta, y a los 36 le anularon un tanto por fuera de juego de Cerci (una lástima, porque era un buen tanto). En definitiva, estuvo participativo pero le sigue faltando algo más. Seguiremos observándole, de todas formas.

El siguiente que no me gustó fue Mario Suárez. Su actitud en el campo fue grotesca, con un aire de superioridad lamentable, como si él fuese mucho para tan poco plato. Encima, a la media hora de juego casi comete penalti en una acción que fue falta fuera por poco (el árbitro, ni la pitó, vaya tela también, como por, cierto, el gol que anuló a Jiménez el central, que era completamente legal). Mariete, las cosas se hablan en el campo. Y ayer demostraste poco. Hoy por hoy, suplente, macho. Lo siento, es lo que hay.

Sin embargo, uno de los míos es el Cebolla. Juega poquísimo, apenas habla fuera del campo, pero su actitud en lo poco que sale al terreno de juego es admirable. Siempre lo da todo, y, sinceramente, uno echaba de menos ver de vez en cuando  alguno de sus famosos cebollazos. A los 45 minutos de la primera parte ya avisó con uno que salió lamiendo el larguero. Y justo al final también de la segunda parte, otro terminó al final golpeando con violencia la red y poniendo el 0-3 en el marcador. Se marchó eufórico el uruguayo atendiendo a la chavalería que invadió el terreno de juego. Un diez para él.

Y otro diez le vamos a dar a Griezmann, que no es suplente del todo, y que para mi debería de ser titular indiscutible. Ayer él solito con su entrada en la segunda parte revolucionó al Atleti, participó prácticamente en todas nuestras acciones atacantes. Al minuto un centro-chut suyo fue al larguero, después lanzó un disparo que fue lamiendo el palo a los 17 minutos de la segunda parte, a los 21 se aprovechó de un buen centro de Gámez para que el francés batiese de cabezazo picadito poniendo el 0-1 en el marcador, y ya con el tiempo cumplido hizo lucirse a Oliver en un remate a bocajarro. El mejor del encuentro, sin dudas. No se puede hacer más en menos tiempo.

Del resto de equipo, Oblak apenas tuvo trabajo (vaya saque de puerta tiene el menda con la mano, parece Popeye recién tomado un mini de espinacas, la leche, la Toñi), Gámez y Lucas cumplieron (alguien me explicará algún día como este jugador tiene ficha en el primer equipo y sin embargo no  se considera que tenga la suficiente calidad  para que sea titular en el Madrileño, así nos va, 6-1 nos clavaron el otro día los cachorros bilbaínos, vaya puto desastre de gestión que está realizando, señor Aguilera), Saúl estuvo muy flojete, y Siquiera, cumplió, sin más.

Así que ya sabemos, eliminatoria casi encarrilada, y a pensar ya en el Elche. Por cierto, señores dirigentes del fútbol español, les quiero dar mi más cordial enhorabuena: cada temporada clavan unas paladas más para terminar de enterrar a la Copa del Rey. Las cosas se pueden hacen mal, se pueden hacer peor, y como las están ustedes haciendo. Qué pena.

7 comentarios:

Santi Riesco dijo...

Joder Tomi, qué alegría volver a leerte. Hacía demasiado tiempo que no me pasaba por aquí.
Muchas gracias por el cronicón con el partido de ayer. Sólo lo pude ver entre baños y cenas de las enanas. En plan intermitente. Pero después de leerte me ha quedado clarinete el asunto. Gracias.
En cuanto al remate final sobre el asunto de la Copa no puedo estar más de acuerdo contigo. Creo que es una de las competiciones más bonitas y, sin ningún lugar a dudas, la que menos cuidan y más maltratan.
Con lo que molaría un sorteo directo y que los pequeños tuviesen opciones reales de ganar un título nacional.
En fin...
Un abrazo.
Haré propósito de enmienda y me pasaré más por aquí.
Por cierto, he entrado porque te he visto en twitter.

Paul Marble dijo...

Buenas, don Tomi.
Partido sin historia, resuelto con seriedad. El partido de vuelta sobraría, pero …. El formato actual de la Copa es infumable e injusto. La Copa a partido único, en campo del más débil (o elegido por sorteo), sería mucho más atractiva. Pero la tele lo quiere así ya que, con el mencionado sistema, madri$ y bar$a caían a las primeras de cambio. También es de traca que con un partidazo como el Rayo-Valencia den en abierto el Huesca-barça.
Un abrazo.

Tomi Soprano dijo...

Don Santi, ya sabe que esta es su casa, y que, como tal, puede usted entrar y salir libremente, como usted plazca. Las enanas bien, ¿No? Serán colchoneras como es marca de la casa, ¿Eh?

Un fuerte abrazo, amigo. Me alegro un montón de volver a saber de usted.

Tomi Soprano dijo...

¿El Rayo-Valencia se juega hoy, Don Pablo?

Paul Marble dijo...

Sí, a las 22:00 de la "tarde". Horario bonito para estas fechas.

Paul Marble dijo...

El partido de vuelta debiera jugarse a las 18:00 de la tarde con entrada gratis para todos los niños. Los que tenemos el abono total (no iremos ni 5000) lo entenderíamos perfectamente.

Tomi Soprano dijo...

La vuelta creo que se juega a las 20 h. (que tampoco es mala hora) y ciertamente, entradas a 5 pavos y niños gratis. No creo que nadie, para este partido, se indignase por eso.

Un abrazo, amigo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8