26 de febrero de 2015

Bayer Leverkusen 1 - Atleti 0. La remontada empieza ya.


El rival.
Pues a mi me encantó el Leverkusen, la verdad. Oí que en defensa era un equipo muy flojito, pero  como el Atleti no les exigió prácticamente nada, habrá que  esperar al  Calderón, a ver que pasa. Lo que sí que  os  puedo decir es que me dio  la impresión de que los  alemanes tenían  esta  fecha  marcada en su calendario, y se la prepararon en conciencia, recordándome en bastantes ocasiones una muy buena versión de nosotros. La presión que nos hicieron fue bestial. Conocían nuestro punto débil en nuestra banda izquierda, violándola  constantemente mientras el brasileño estuvo en el campo (es flipante, pero fue la primera vez que me alegro de una lesión de un jugador de mi equipo tras la su caraja de ayer … una más). También sabían quién manejaba el cotarro a la hora de contruir el juego, y cada vez que el pobre Turán cogía el balón acudían  como fieras hasta 3 y cuatro tíos en su búsqueda. Además, jugaban al balón muy requetebién, con velocidad, raseando el juego y cuando salían  a la contra era sencillamente espectacular ver como hasta 6 y 7 tíos salían a toda pastilla a la velocidad de la luz. Por si fuera poco todo esto, fueron dueños absolutos de todas las segundas jugadas que proporcionamos. Un equipo muy a tener en cuenta. O, como bien titula Iñako, una puta pesadilla. Un solo pero en los alemanes: incomprensible cómo quedándose el Atleti con 10 y ya con 1-0 en el marcador, no fueron a rematar la faena, aunque, bien pensado, eso en mi pueblo se llama respeto. Nos tienen mucho respeto.

Sus nombres propios.
Leno. Menudo paradón se cascó el menda al borde del descanso en un remate a bocajarro de Tiago. Su mano fue prodigiosa.
Papadopoulos. Un defensa recio y de esos que impone respeto. El careto del menda acojona, además. Tipo duro, si señor.
Spahic. Este es el que estuvo en el Sevilla. Tuvo dos excelentes ocasiones, una a los 11 minutos que sacó Mandzukic bajo palos, y otra a los 27 que dio en la mismísima escuadra tirando desde a tomar por culo y creo que también desviando Moya.
Castro. Español. Yo no le conocía de nada, pero el centro del campo fue suyo. Muy buen jugador también.
Bellarabhi. El que más me gustó de todos. Su despliegue físico fue portentoso. Le quitó un balón a Griezmann en la primera parte cuando el francés se iba en velocidad (y señores, que estoy hablando de Griezmann, que es una puta flecha) en una carrera casi de 80 metros que se me cayeron las pelotas al suelo. Jugó que te cagas, participando en el gol cuando le dejó el balón al Calhanoglu (ya empezamos con los putos nombrecitos) de tacón, para que remachase el tanto ya en la segunda parte. Un jugador sensacional.
Calhanoglu. Metió el gol a los 56 minutos con un obús que le dobló las manos a Moya. Ojito al colega este también.

El Atleti.
Hay una cosa que ha dejado de ser una sospecha para convertirse ya en una evidente realidad. El equipo está mal, tirando a muy mal, fuera de casa. Ya son muchos partidos así. No sé. Ayer, por ejemplo, como bien me dijo mi amigo Rafita, el centro del campo no existió. Y si no existe el centro del campo, implica que nuestra delantera tampoco existe, porque para que sea peligrosa  necesita que la producción del juego funcione.  Igual le echo de menos en exceso, pero para este tipo de partidos ya no tenemos a Diego Costa, capaz él solo de generar situaciones de peligro. Hay  que darse cuenta de esto si como  visitantes queremos comernos un saci.
Otro apunte es que hemos perdido nuestro poderío también a balón parado. Los córners los saca extrañamente Griezman, cuando no se sacan en corto :-¿. No entiendo el por qué se ha dejado de aprovechar nuestro dominio en el juego aéreo. Ya sé que la baja de Koke condiciona un huevo, pero coño, es que hemos pasado de que nos saliera todo a no salirnos nada. Absolutamente nada.
Además, ayer, por ejemplo, jugamos como si en nuestras botas tuviesen una puta cuña en la bota. Todos los balones extrañamente se bombean, no se rasea prácticamente ninguno (excepción hecha de Arda),  en defensa también hemos perdido contundencia (Miranda no está mejorando a Giménez) y, como ya he dicho anteriormente, el dominio de la segunda jugada también se nos ha esfumado, algo importantísimo no, lo siguiente, si no queremos pasar apuros. Mencionar la citada ocasión de Tiago, otra que cabeceó Griezmann a los 8 minutos de juego y una de Torres ya en la segunda parte que remató extrañamente a las manos cuando estaba en inmejorable ocasión para fusilar (le faltó instinto asesino al Niño, siempre le ha faltado, la verdad). Decepcionante, muy decepcionante el momento en el que estamos, reitero, fuera de casa.

Nuestros nombres propios:
Moya. En los balones cruzados aéreos no se entera de ninguno.
Siqueira. Es como el que lanza un dado a una ruleta. Ni puta idea de por dónde te va a salir. Pero cuando sale chungo …
Gabi. Horroroso partido el suyo. Pero horroroso.
Arda. El único que intentó jugar al fútbol ayer.
Saúl. Putas lesiones … Brrr.
Tiago. Vaya expulsión la suya. Que tenemos 553 tacos en los huevos, hostia …
Ansaldi. ¿¿Es que su cesión acababa en Enero??
Simeone. Quiero pensar que quitó a Arda por Torres porque el turco andaba tocado.
Cani. ¿Para qué hostia puta hemos fichado a Cani?

Árbitro:
Un tal Pavev. En su mundo.

El Calderón.
Hay también una realidad evidente: el Atleti en casa juega bien, tirando a muy bien. Si salimos con la concentración que debemos de afrontar esta eliminatoria, y utilizamos nuestras armas, con nuestro público como sé que va a estar, pasaremos. Ni bajas ni hostias. Pero hay que tomarse esto muy en serio, leñe. ¡La remontada empieza ya!

6 comentarios:

VJAC dijo...

Me temo que en el partido de vuelta nos jugaremos una gran parte de la temporada, si no toda; tiene consecuencias deportivas y económicas muy importantes, es decir que parte de la próxima temporada también depende de ese partido.

Sólo espero que tanto los técnicos como los jugadores sean conscientes de ello y saquen la eliminatoria adelante; de la afición lo presupongo, que nadie esté mínimante relajado y por debajo del 100%.

Fuerza, ahora o nunca.

Adal dijo...

La maldición del Plus de nuevo... ;)

Tomi Soprano dijo...

Joder, pues por el Plus nos van a echar todos, Adal ... :-D

Paul Marble dijo...

No, don Tomi. La vuelta (creo) la televisa la 1.
Al lío. Mal partido, obvio. Físicamente estamos flojos, imagino que uno de esos famosos picos bajos de la temporada. Apuesto a que en diez días, contra el Valencia, están como motos. El partido de Sevilla, al menos para mí, es una absoluta incógnita.
Nos queda una vuelta preciosa, pero muy peligrosa. Este tipo de partidos se empieza a remontar desde la fortaleza defensiva. Manteniendo la portería a cero, el primero caerá por su propio peso. Luego irán llegando segundo y tercero. Sin prisa.
Por otro lado, parece que cada vez mola menos jugar la vuelta en casa. ¡Cómo han cambiado los tiempos! Antiguamente, con equipos de similar nivel, solía pasar el que jugaba la vuelta en casa. En la actualidad, cada vez pasan más los equipos que juegan la ida en su campo. ¿Por qué? Evidentemente no hay el caserismo arbitral que había entonces, pero la diferencia creo que está en que los locales salen en la ida con un marcador a favor (el 0-0).
Un abrazo y muchas gracias.

Tomi Soprano dijo...

Don Pablo, yo también vengo observando que hace tiempo cambió la tostada y ahora los que juegan el segundo partido en casa suelen caer eliminados, pero bueno.

Fijo que es el tema del pico físico ese que comenta. No se dónde he leído que el Leverkusen corrió ¡6 Km.! más que nosotros, y, obviamente, no fue porque nuestros guerreros salieran a tocarse la polla. Afortunadamente, eso hoy en día es impensable.

Los próximos dos partidos en Liga nos vendrían de perlas ganarlos, tanto para recuperar bien nuestra autoconfianza como para afrontar la vuelta con los alemanes como motos. Ni que decir tiene. YO CREO.

Paul Marble dijo...

Por supuesto, YO CREO.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8