12 de abril de 2015

Málaga 2 - Atleti 2. Un punto que suma.


Pero para la lucha por el tercer puesto, ya que desgraciadamente, este empate sí que ya no sirve para intentar seguir vivo en la lucha por el título, como a mi me hubiese gustado. ¡Qué le vamos a hacer! Afortunadamente, los objetivos que quedan para el Club me resultan también altamente gratificantes, por lo tanto, nadie se tiene que quitar las pilas y desengancharse, ya que se prometen emociones fuertes.

El partido empezó como viene siendo norma de la casa. Control total por parte del Atleti, que dio más sensación de peligro, frente a un Málaga que era incapaz de pasar de medio campo. El Niño tuvo dos buenas acciones para adelantarnos en el marcador, pero en una controló mal y le robaron la cartera cuando estaba solo frente a Kameni, y en otra su volea terminó en las nubes cuando se encontraba en buena situación para anotar el tanto dentro del área. Daba igual, a los 24 minutos un nuevo saque de banda de Popeye Gámez (qué sabia la afición del Málaga, que pita a Jesús después de haberse tirado toda una vida dándolo todo por su Club, mientras que vitorea a Isco cuando es producto de la cantera del Valencia y apenas estuvo un par de temporadas con los locales, catetismo en su más puro estilo) hizo que Kameni se confiase en alcanzar el balón y se lo terminase comiendo estrepitosamente, para que Griezmann, siempre con la caña, nos adelantase en el marcador. “Lo más difícil ya está hecho”, pensé. Como siempre, me cubrí de gloria , porque, por una lado, el Málaga reaccionó bien a nuestro tanto (y el Atleti reculó en exceso, para variar).

Ya en el minuto 32, Samuel avisó en un disparo a bocajarro que rechazó en Miranda, hasta que, sobre el 36 de juego, un saque de esquina a favor del volcado equipo andaluz hizo que empatase el encuentro en un remate de no se quién (yo por más que veo la jugada no logro adivinar en quién hostia puta da el balón, aunque los de la guadaña lo vieron con una nitidez asombrosa y, cómo no, vociferaron eufóricos el gol en propia puerta de Fernando Torres,  ¡qué  asco de país!). Con este resultado se llegó al descanso.

La segunda parte fue sencillamente trepidante, una delicia para el espectador. El Atleti salió decidido a por la victoria, pero el Málaga no se arrugó ni un ápice ante el empuje colchonero.

A los 8 minutos de este segundo tiempo, Koke pudo adelantarnos de nuevo en el marcador tras una asistencia de Torres, pero su cabezazo salió fuera cuanto tenía todo de cara para marcar. Cuatro minutos después fue Torres el que hizo lucirse a Kameni en una acción individual, y apenas un minuto más tarde, de nuevo los mismos protagonistas Torres vs. Kameni, tuvo en el camerunés el mismo vencedor parcial.

Sin embargo, el Cholo se dio cuenta de que el Atleti estaba demasiado volcado hacia la portería malagueña, y sacó a Saúl por el Niño para intentar sujetar un poco el cotarro en el centro del campo. Esta vez sí, el cambio estaba bien tirado, pero nos salió el tiro por la culata, ya que Samuel puso el 2-1 en el marcador batiendo con maestría a Oblak,  picándole el balón al guardamenta esloveno tras aprovecharse de un majestuoso pase de Amrabat, que le dejó solo cuando nadie esperaba que saliese esa genialidad del marroquí. Corría el minuto 25 de esta segunda parte.

La cosa pintaba bastante jodida por aquel entonces, a pesar de que Simeone se puso el disfraz de kamikaze quitando a Gabi por Raúl Jiménez (como no podía ser de otra forma), hasta que en el minuto 77 de juego, entre el mejicano, Gámez y Saúl fabricaron el tanto que supuso el empate de Griezmann, en perfecto remate cruzado y en posición legal (francamente, de principio a todos nos engañó, ya que parecía muy claro el fuera de juego).

La cosa en ese momento estaba ya para cualquiera. Pudo ponernos por delante de nuevo Saúl, pero Kameni despejó su remate, y puso poner por delante al Málaga el puto Amrabat, en un disparo escalofriante desde fuera del área que obligó a Oblak a realizar un paradón impresionante desviando el balón a córner. Al final, tablas en el marcador, resultado justo, y, aunque odio los empates, esta vez sí, este puntito si que suma (siete de treinta).

EL CRACK DEL ENCUENTRO: Espléndidos minutos de Saúl (no pinta nada en el banquillo) pero hay que el galardón hay que dárselo a Griezmann, porque sus goles nos están manteniendo vivos últimamente, visto que de Mandukic está con sus días difíciles y Torres no termina de despegar, por parte colchonera, y, por supuesto, a Amrabat, por parte local. Fue una puta pesadilla de principio a fin. Qué manera de bajar el balón al pasto, qué forma de proteger el mismo, dio asistencias, remató … me dio la tardecita el colega. Un partido para enmarcar del marroquí. Dicen que vale 3,5 millones de euros. Yo ayer me hubiese gastado 30 sin dudarlo un instante.

LA DECEPCIÓN DEL PARTIDO: Kameni y su pedazo de cantada en el tanto nuestro, y Koke porque hay que  exigirle mucha más presencia en este sprint final al vallecano. Sin él a tope va a ser muy difícil el que logremos nuestros objetivos finales.

ÀRBITRO: Mateu Lahoz. Sobresaliente arbitraje del valenciano.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO (+ 9 GRADOS).

Lo subo el gradito prometido, ea.

Y el martes, el no va más hasta la fecha. La ida de los cuartos de la Champions frente al que ya dan de nuevo sus atláteres de turno como nuevo campeón de Liga y de Campions, los aborrecibles hombres de blanco. En fin.  Mejor que vengan así. Forza el Atleti, Forza Campeón ….

4 comentarios:

Gracias Luis dijo...

Buenos días, gran partido de fútbol se vio, puedo ganar cualquiera, me gusto el Atleti y mucho el Málaga, jugaron realmente bien, este año hay varios equipos que están a un gran nivel, no llega para luchar arriba pero dando la cara, nadie se lo reconociera ya que solo se tiene ojos para los dos de siempre, que les den.
Lo de ganar la liga es una utopía, pero se ha luchado y se seguirá luchando, hasta el final, la tercera plaza hay que defenderla.
El martes vuelven a venir crecidos, ya han olvidado la ultima de las muchas curas de humildad de este año, mejor, me gusta.

Anónimo dijo...

Seguro que en el siguiente partido el Málaga no juega verdaderamente bien. Más bien jugará verdaderamente mal.

Anónimo dijo...

Una opinión anónima, snob y ventajista no es importante. Lo importante es el Atlético de Madrid y los retos que afronta pero lo que si que es triste es ver como aficionados que presumen de veteranía y casta se conforman como borreguitos con esa tercera plaza que los enemigos del Atlético de Madrid quieren reservarnos para no molestar.
Allá cada uno pero conmigo no cuenten para hacer del Atleti un comparsa más.
Luego vienen compromisos como el de hoy en una competición de 13 partidos en la que incluso sin ganar casi ninguno puedes ser campeón de la misma y nos quieren hacer creer que esa pantomima vale más que una liga con 38 partidos con campañas mediáticas en contra y árbitros, también en contra.

Eso sí, en días como hoy, quien esté presente en nuestro estadio como atletista (porque hoy espero mucho biqui infiltrado) y no acabe sin voz y sin haberse vaciado y desposeído de todo lo que tiene dentro que nos haga un favor Y NO VUELVA A PISAR NUESTRO HOGAR.

Paul Marble dijo...

¡Vaya cruz con los anónimos! Si no teníamos bastante con el anterior, ahora viene este pandereta y utiliza el odioso termino de "atletista", lo cual le delata como madridi$ta, además de tontaina.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8