28 de agosto de 2016

Leganés 0 - Atleti 0. Por donde amargan los pepinos ...


Segundo partido de la pretemporada con puntos que está disputando el Atleti, y otros 2 perdidos frente a un recién ascendido que te crió. Si. No me he equivocado en absoluto. De pretemporada. Porque lo que hemos hecho antes, en lo que a nivel de encuentros disputados con un mínimo nivel de exigencia y competitividad se refiere, ha sido una auténtica chirigotada. Y de mal gusto, como estamos empezando a comprobar. No es de recibo que nuestro crack su primer partido que dispute en este comienzo de año sea en la segunda jornada de liga. Mi enhorabuena al iluminado de turno que se ha encargado de organizarla. Por cierto, ¿He dicho “Segunda”? Antoine, eso ni de cachondeo, que los Atléticos ya hemos vivido un descenso con un auténtico equipazo como el que pueda tener ahora, y no nos apetece para nada recordar dicha circunstancia. Quizás, si tu, al igual que han hecho otros cracks que llegaron hasta la final de la Copa América, por ponerte un ejemplo, hubiesen adelantado su vuelta de vacaciones un poquito (que ganáis muchos talegos, colega) a lo mejor ahora andaríamos con un poquito más de ritmo y de tino. Así que, gilipolleces, las justas, por favor.

¿El partido? Un calco al del Alavés, pero con menos ocasiones. Leo, por otra parte, con auténtico estupor, resaltar, con su habitual alegría y alboroto (cada vez que gana su equipo y pincha el nuestro, claro), por otro lado, el partido realizado ayer por el Leganés por parte de la prensa madridista. Queridos pepineros, un consejo. Que sí. Que defendisteis bien y tal. Pero sin crear una puñetera ocasión de gol, no os mantenéis en Primera ni de cachondeo. Hacedme caso.

¿El Atleti? Pues más de lo de siempre. Una alineación exageradamente previsible por parte del Cholo, con su legión de mediocentros por bandera, un primer tiempo en el que apenas hacemos ocasiones de gol (un escarceo de Gameiro, un fantástico pase de Gabi a Griezmann con un remate de volea espectacular del francés, que repelió no menos espléndidamente Serrantes, y poco más, Nicolás), y el partido que estaba intenso y tal, pero vamos, hay que exigirle bastante más a nuestro equipo.

En la segunda parte, la cosa parecía mejorar, especialmente en una gran acción individual de Gameiro que repelió de nuevo Serrantes con otro paradón. ¿El premio para el francés? Sustitución por un apático Fernando Torres, cuando estaba siendo el jugador más bullicioso del Atleti en ataque. Ver para creer. El Cholo sacó de nuevo a Carrasco, que tuvo otra gran ocasión con el mismo final de siempre: paradón del puto Serrantes de los huevos, y, en el 91, un gran centro de Luis Filipe fue cabeceado por el Niño mal, tirando a fatal, cuando lo tenía todo para marcar, haciendo fácil la parada del guardameta local. No tenía muchas ganas ayer Fernando de hacer muchas cositas por el equipo. Pues nada. A ver si al nene se le pasa pronto el cabreo.

¿Conclusión? Otro día de mala hostia en la oficina (puto parón de las Selecciones por medio, para hacer más sangre), y mucho que trabajar, reflexionar y, como bien me dijo ayer mi amigo Carlitos, sobre todo, que mejorar. Dos puntos más perdidos que esos que duelen por donde amargan los pepinos …

EL CRACK DEL PARTIDO: Obviamente, el tal Serrantes ese, de cuya existencia ni sabía uno (palurdo que soy, conste) y el maravilloso encuentro de Luis Filipe durante toda la noche-putas en la que jugamos últimamente los partidos gracias al ínclito Sr. Tebas de mis entretelas.

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO: Saúl, Koke, Gabi, Augusto, el Cholo y sus putos mediocentros (por no hablar de sus cambios, tanto dar el coñazo por Gaitán ¿para qué, si puede saberse? ¿Para sacarle diez minutos?) …. Demasiada poblada esta sección hoy. Hay hostias, vamos.

ÁRBITRO: Sánchez Martínez. Bien. Sin complicaciones, salvo que Oblak pudo haber visto tarjeta por una coz que le soltó a Guerrero, creo recordar.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO (- 1 GRADO).

El termómetro es así, y premia con un gradito el puto conseguido. Y es que anda como el equipo, en plena pretemporada. ¿A qué no se lo esperaban?

Dicho todo esto, señores, tranquilidad y buenos alimentos, que esto no ha hecho más que empezar. Por una vez, y sin que sirva de precedente, el parón nos va a venir bien, y este equipo puede, debe y va a dar mucho más de sí. Que para cortarnos las venas tenemos aún demasiado tiempo, joder … “Enamorado del Atleti, no lo pueden entender”

22 de agosto de 2016

Atleti 1 - Alavés 1. Crueldad intolerable.


La verdad es que el Atleti no haya ganado este partido suena a broma pesada. Muy pesada. Dominio y control absoluto del juego, yendo de menos a más (eso, por la tontería que tenemos de salir a “desgastar” a los rivales para luego machacarlos, mira que bien nos salió ayer, y es que, este año, el 1-0 ya no nos vale, señores, se acabó el chollo (que no el Cholo). Era un partido de haber llegado al minuto 70 con 2-3 goles a nuestro favor. ¿Por qué no se hace así? Yo algunas cosas sí que tengo claras:

<![if !supportLists]>-          <![endif]>Me parece absurdo a la par de ridículo el que, jugando en casa frente a un recién ascendido como el Alavés, tengas que poner de inicio a ¡cuatro! Mediocentros como son Gabi, Tiago, Saúl (partidito el suyo ayer, ya puestos) y Koke. ¿Qué es lo que queremos controlar? ¿A qué hostia puta tenemos tanto miedo? ¿Es cuestión de desgaste del rival? ¿Y por qué no mejor primero sentenciamos, y luego desgastamos? Es que claro, si contra los vascos jugamos así, cuando venga el Barcelona, imagino que Augusto también será titular, y, Thomas, claro … Eso sin descartar tampoco la vuelta de Kranevitter. Por favor. Así pasó: un primer tiempo de mucho dominio, de mucho control, pero de nula profundidad, salvo un destellito de Carrasco en un disparo desde fuera del área que dio en el palo, y una de Gameiro tras una asistencia de Koke que se le marchó a la Almudena, lo menos. Más de lo mismo de todas estas anteriores temporadas, vamos.
<![if !supportLists]>-          <![endif]>En la segunda parte, salió un tal Fernando Torres, un tal Gaitán, un tal Correa, mandó a 2 mediocentros al limbo, al apagado Carrasco a hacerles compañía, y la cosa, cambió, y mucho. El asedio fue total, se jugó por bandas, se crearon ocasiones a gó-gó (otra de Gameiro que no sé cómo sacó el portero, otra de Godín en un córner muchísimas aproximaciones, otra de un irreconocible ayer Saúl, una del puto Correa que desaprovechó nauseabundamente por esa obsesión que tiene por dar el gol al compañero y nunca intentarlo él - me tienes hasta la polla, macho-, un palo posterior del Niño en jugadón personal), se combinó, se trianguló, se intentó de todas las formas posibles … Y, a todo esto, lo que digo es que si jugando en 45 minutos así se es capaz de crear todo esto, a lo mejor, jugando 90, somos capaces de construir el doble, e igual, solo igual, logramos ir a un puto final de partido contra el todopoderoso Alavés de Munich con un resultado algo cómodo. Pero no, no hay manera.

Allá ya en el 93, se produjo el milagro de que una confusa jugada en la que Torres no sé si da al balón con la mano o no previamente, si le hacen penalti, si le hacen falta fuera del área, o lo que pollas se les ocurra que pueda pasar en una jugada, el caso es que el árbitro pitó pena máxima y Gameiro, al fin, la enchufó.

Ya de por sí no me había gustado el partido, pero era verdad que se hacía justicia en el marcador. Ja, justicia. Resulta que un tal Manu Alejandro, tira desde Mendizorroza, Oblak que andaba jugando al parchis con la muchachada del Frente, y empatito que  te crío. Y hombre, a pesar de todo lo que les he contado, el tema me parece de una crueldad intolerable. ¿Seremos capaces de poner remedio a todo esto? La solución es sencilla. Cholo, te toca.

EL CRACK DEL PARTIDO: Me quedo con los buenos minutos de Gaitán, pero sin lugar a dudas estrena temporada el de siempre, Don Fernando Torres. Ya se pueden poner ustedes como quieran, pero hoy por hoy, sigue siendo el nueve del Atleti. Y, para los bobitos, conste que a mi Gameiro me encanta.

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO: Decepcionante Oblak en el tanto visitante, pero el suspenso global se lo lleva Saúl. Malísimo encuentro el suyo. No pacha nada.

ÁRBITRO: Don Pablo Mármol (oséase, Iglesias Villanueva). Salvo el descojone final que fue el supuesto descuento que realizó del encuentro, y las dudas que tengo por el penalti (no he visto la TV, ni ganas que tengo) por todo lo demás bastante correcto el arbitraje suyo.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO (- 2 GRADOS).

Quién nos lo iba a decir, que iba a empezar la cosa ya en negativos …. Ya podemos ir espabilando, y en serio.

Y una pregunta que les dejo a ustedes, que saben mucho más de fútbol que yo, en el tintero … ¿La pretemporada del Atleti ha sido normal? Ya no lo digo por resultados, sino por número de encuentros y exigencia de los rivales a los que nos hemos enfrentado. A mi me ha parecido una de las más paupérrimas que les recuerdo, francamente. En fin, el sábado a Leganés. ¡¡Todos a Butarque, Viva el Hooliganismo!! Los años han pasado, el Frente sigue igual …

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8