20 de marzo de 2017

Atleti 3 - Sevilla 1. El Atleti enseña al Sevilla cómo se aguanta la presión.


Esa dichosa presión, que,  cuando ya empiezan a faltar pocas jornadas para que acabe esto, empieza a asomar. Uno pasa de repente de ir como una flecha por la vida a estar cansado, a pesarle 2 toneladas las piernas, a no salirle nada, a dudar, de propios, de ajenos ... Uno, a fuerza de escuchar casi de forma tan cansina a la par que insidiosa el ya manido “Ya caerán”, o es muy fuerte mentalmente o al final se lo termina creyendo.

Bien lo sabemos los Atléticos tras la temporada en que ganamos la Liga a las 2 grandes morsas. Es muy jodido simplemente seguirles el ritmo, con que imagínense al final vencerles. Hay que luchar contra todo: árbitros, presión mediática, prensa … hasta que, al final, todo se resume en una cosa: uno lucha contra sí mismo. Si uno es capaz de aislarse de todo y seguir confiando en sus fuerzas, en sus posibilidades, en su potencial real, termina resistiendo. Si se deja vencer, malo. Por eso es tan enorme el trabajo del Cholo Simeone con este equipo. El fue (y es) la clave de todo esto. ¿El Sevilla? Pues tenía muy buena pinta, la verdad, pero lo de Leicester fue un palazo, y todos sabemos que lo jodido no es caer, sino levantarse. Veremos.

Desde luego, ayer el Atleti venció la presión que tenía porque debía que ganar este encuentro por lo civil o por lo criminal de la mejor manera posible, disfrazándose de la mejor versión que encontró de sí mismo. ¿El resultado? Un partido francamente estupendo. Jugando al fútbol. Con decisión. Con poderío. Presionando, no concediendo, emboscando al rival cada que tenía el balón. La primera parte fue un aluvión colchonero. Qué coño. Y la segunda también. El Sevilla, por su parte, andaba en su mundo de melancolía por la Champions. Es cierto que cayó, sobre el papel, con un rival inferior a su presunta categoría. Tan menos cierto como que, si fuesen inteligentes, se darían cuenta de que era su primera participación en Champions en millones de años, y que, si se sabe encauzar, todo suma, te elimine quien te elimine. Afortunadamente, no es mi problema.

El mío inicial fue la lesión de Vrsaljko. Pero ahí salio Juanfran, con la ilusión de un juvenil, a comerse el césped, el Calderón y la Giralda se le hubiese puesto a tiro. Sin una mala cara. Sin un mal gesto ante su suplencia. Hablando dónde hablan los futbolistas: en el terreno de juego. Es usted muy grande, señor Juanfran Torres.

Y las ocasiones comenzaron a llover. Vaselina antológica de Gameiro que repele el larguero por allí, que si Luis Filipe crea peligro por todos lados, que si Juanfran es un puñal por allá, que si la movilidad de Griezmann no saben ni por dónde pillarla, que si Carrasco se sigue divirtiendo a la par que nos divierte … Minuto 36, falta que provoca él mismo. La pone como los ángeles Antoine, y Godín, emperador Godín, golito a placer de cabeza que te crio. Mucho se habla  de los goles de cierto espantapájaro  del barrio de Concha Espina, y de orígenes aún más cochambrosos. Muy poco de los muchos que lleva nuestro faraón. Bendita ignorancia.

La segunda parte fue un recital total colchonero. Jugadas al primer toque, movimientos constantes en ataque, presión letal, que si Griezmann se queda solo ante Rico, que si Gameiro, tres cuartas de lo mismo … Al final , minuto 60 de juego, el espíritu de Pantic se despereza de su prolongada siesta, se mete en el cuerpo de Griezmann,   y nuestro siete favorito lanza una falta cerca del área de forma antológica, poniendo el 2-0 en el marcador, y dándonos también el goal-average (todo suma, si señor). La cosa pudo ser peor para los sevillistas, a poquito que Torres hubiese estado un poco más inspirado en sus  remates, pero fue muy previsible en las dos veces que se plantó ante Rico. El que no fallo, sin embargo, fue Koke, que anotó a placer faltando ya 14 minutos para el final del encuentro, tras una nueva excelente combinación rojiblanca.

A falta de seis minutos, tercera llegada sevillista a nuestro área (la primera, de Ben Yedder, en la que hizo el ridículo total, casi tanto como el árbitro a no amonestarle por simular el penalti), otra segunda del cervatillo rabioso del Sanabria, que remató bien de tacón, y la  tercera del interesante Correa, que anotó el gol del honor tras irse de Savic con la misma facilidad que Urdangarín (y tantos y tantos golfos otros en este puto país) se escaquea del talego. Faltaban 6 minutos para la conclusión del encuentro. 3-1 final, muy corto para lo que se vio en realidad, que no fue más que, ni más ni menos, una hermosa lección colchonera de cómo se aguanta la presión que se avecina. ¿Aprenderán algún día los fantoches de Nervión?

EL CRACK DEL PARTIDO:
Excelente encuentro de todo el equipo en general, pero me quedo con Godín, que estuvo espectacular en defensa, y decisivo en ataque. Pues no le queda ni ná de cuerda al seño Don Diego …

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO:
Esa facilidad con la que un delantero encara a nuestro amado Señor de la uña y le deja siempre plácidamente tomándose un té mientras nos anotan gol tras gol, me desespera, la verdad. En fin.

ÁRBITRO: Gil Manzano.
Salvo el ridículo que hizo con el piscinazo del  tal Benn Yedder ese, no estuvo mal del todo.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO ( - 8 GRADOS).

Lo subo un par de gradejos, va, que si no el íntimo de Cerci, nuestro buen amigo Don Gracias Luis, no va a haber quién le aguante. Ya lo dije en la anterior crónica: la cacería no ha hecho más que empezar.

Y ahora, un bendito, dulce a la par que meloso parón con nuestras amadas selecciones. Que no se nos lesione nadie, por Dios . “Gracias, Atleti querido. Gracias por las emociones, y todas las sensaciones, que nos hiciste pasar”.

8 comentarios:

JotaCe dijo...

Muy buenas D. Tomi y cía. Pues sí, gran partido y gran crónica D. Tomi, como nos tiene acostumbrados. Destacar como embotamos al Sevilla durante todo el partido, no pudieron, o supieron, o no los dejamos hacer nada. 1 borrón más a la cuenta del señor de la uña, que manchó un resultado que debió ser más abultado por las ocasiones que tuvimos.
Y como punto negro, la lesión de Sime, que parece que no será tan grave, pero lo suficiente para perderse los cuartos de champions y el derby, una lástima porque estaba a un gran nivel. Suerte que Juanfran está igual que siempre, e incluso le puede haber venido bien la suplencia.
En cuanto al termómetro... ¿la de ayer no era de obligado cumplimiento? ;)
Salud y abrazos

Gracias Luis dijo...

Buenos días amigos, gran victoria de principio a fin dominado por los nuestros, si cierto menos el mojón de Savic, presión, juego, goles, que lastima no tener un 9 de esos que hemos tenido no hace mucho, madre mía todo lo que seguimos perdonando...

Mala suerte para el croata, se había afianzado en el puesto, pero uno es verdad que es muy de Juanfran, espero vuelva por sus fueros.

Como no hablar del vértigo de los palanganas, lo ha descrito usted Don Tomi a la perfección, eso no es nada nada fácil de asimilar y sobrellevar, y si tu entorno es una mierda y te crees más de lo que realmente eres, batacazo asegurado.

Estoy con Don Pablo es importante para la liga un Valencia y un Sevilla fuertes, sigo pensando que lo del Sevilla tiene mucho mucho merito, con un presupuesto muy inferior y vendiendo sistemáticamente a sus estrellas cada año, pero con los pies en el suelo palanganas, que jugar en la liga de los mayores es muy muy complicado.

El termómetro un par de graditos muy respetables, victoria de obligado cumplimiento, claro que si, somos mucho mejores que ellos, pero las circunstancias apoyan ese par de grados.

Bendito parón, pues que quiere que le diga nunca se sabe, yo lo odio, y ojo a la semanas que se nos avecinan, emociones fuertes y creo que nos pilla en nuestro mejor momento, así que NO PARAR HASTA CONQUISTAR.


Un saludo.

Paul Marble dijo...

Buenos días a todos, incluido don Tomi.
En el gol sevillista, querido amigo, creo que fue nuestro querido Juanfran el que se fue arriba (en todos los sentidos), dejando un espacio que aprovechó Correa para romper a Savic. El partido estaba siendo una fiesta y nos descolocamos un poco. Nada preocupante.
Importante: la Grada estuvo inmensa. Necesitábamos un partido así, para darnos cuenta de que la Grada a tope da puntos y pasa eliminatorias. ¿Oyeron anoche al Cholo? Pues eso.
Nos quedan dos meses y poco que se presentan muy bonitos.
Un abrazo.

¡FORZA ATLETI SIEMPRE!

Tomi Soprano dijo...

¿Incluido Don Tomi? ¡Pero qué clase de provocación es esa! :-DDDDD

Voy a ver si pillo ahora lo del Cholo, señor defensor de los que no se cortan las uñas.

Tomi Soprano dijo...

Por cierto, que leyendo ese nido de amargados sin fronteras que es tuiter, quién diría que la grada estuvo bien, Don Pablo ... :-O

Paul Marble dijo...

La Grada estuvo muy bien, don Tomi. Sabe usted que soy muy exigente y así lo sentí el domingo. ¡Ojo!, cuando hablo de la Grada hablo del Fondo Sur.

Tomi Soprano dijo...

Tranki. Yo me fío de usted totalmente, Don Pablo.

Gracias Luis dijo...

Lo de las redes sociales Don Tomi hay que tomárselo como un entretenimiento más, sino lo tienes que dejar en el minuto 1.

El ambiente fue muy bueno, no solo en el fondo sur, el resto dentro de lo que somos también estuvo bien.

Si los chicos del fondo están entonados es fácil que el resto les siga.

Se ha demostrando una vea más que se ganan partidos desde la grada, y que es básico esa comunión fondo sur resto del campo, y nuestros enemigos lo saben y así llevan muchos años intentando enfrentarnos, pero por desgracia hay mucho mucho atlético que sigue consumiendo basura, como también hay mucho ultrilla que ve al resto del campo como el enemigo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8