13 de septiembre de 1998

LA PÁGINA DE TOMI (2ª jornada liga de las Estrellas)

Los resultados de la segunda jornada fueron los siguientes:

Atleti 2 - Salamanca 0. Poco a poco.
Vamos mejorando, sin lugar a dudas, aunque todavía quedan algunas cosas por pulir. El partido se disputó ante 40.000 fieles en el Coliseum Madrileño por excelencia, y con la presencia de unos 200 seguidores aproximadamente de las Brigadas Charras en las gradas, los cuales apenas crearon incidentes dignos de mención (por no notárseles, apenas siquiera se les oía, pero bueno).
Sin duda alguna, el primer tiempo fue mucho mejor que el segundo, al menos en mi opinión. Los míos jugaron como quiere Sachi, en 25 metros, muy juntitos, si bien el equipo no tuvo demasiada frescura en ataque, debido, por un lado, al excesivo abuso del pase en largo sin demasiada precisión, y, por otro, a la no muy fina tarde que tuvieron tanto Lardín como José Mari (con especial mención al sevillano, que no tuvo su día, ciertamente), si bien voluntad derrocharon a raudales, todo hay que decirlo.
Sin embargo, en defensa apenas pasábamos apuros, salvo en 2 ocasiones en las que Molina estuvo francamente acertado; una, en una internada por la izquierda del Cuco Silvani, que acertó muy bien el guardameta valenciano, y otra, en una buena jugada de la delantera charra, con dejada de tacón de un delantero a otro incluida, pero que, Molina, realmente inconmensurable, acertó a atajar sin mayores dificultades.
Por parte colchonera, me gustó, eso sí, el último cuarto de hora, en los que el Salamanca estuvo embotellado en su área, y en los que el gol se mascaba en el Calderón. Sin embargo, con este resultado se llegó al descanso.
En el segundo tiempo Sachi quitó a Ngejus (un hombre que aparte de currelar, poca cosa, oiga) y sacó a Juninho, al cual, a los 5 minutillos, ya le habían tenido que hacer un claro penalty (no protestó ni Dios, señal inequívoca del acierto arbitral), que transformó con maestría Jugovic, uno de los mejores del encuentro. Lo tiene todo; clase, visión de juego y lucha ... ¿se le puede pedir más a un jugador?
Y, a los 10 minutos, Aguilerita roba un balón en el borde del área charra, da una magistral asistencia a Kiko (no entiendo el empecinamiento de TODOS y cada UNO de los medios de comunicación en darle la asistencia a Juninho, o son todos ciegos, o no me lo puedo explicar), que el "Maestro", con un genial regate en el área pequeña a un defensor del Salamanca al que destrozó la cintura, batió fenomenalmente al magnífico, por otro lado, Stelea. Era el 2-0, la sentencia al encuentro, y, por la manera de ejecutarse el gol, al menos en ese momento, nos hizo olvidar por completo al "Capo Carroñeri" por Excelencia. Todo el mundo sabéis a quien me refiero. Va fan culo, maricón, Va fan culo.
A partir de aquí, expulsión de Torrisi, por doble amonestación (justas ambas tarjetas, tendrá que moderar su ímpetu el italiano), imprecisiones a go-go por parte colchonera, e impotencia a raudales por parte del Salamanca, cuya única ocasión clara fue un extraño despeje de bolea de Mena, hacia atrás, que Molina, que debía estar pensando todavía en Ilie, no atajó de forma incomprensible, y que un tal Lunari envía fuera cuando le quedó el balón a huevo en el borde del área ... ¡pequeña! Gracias, hermano.
¿Lo mejor del Atleti? Su colocación en el campo, siempre perfecta, mayor solidez defensiva, y Serena, que se va a convertir en una de las sensaciones de la Liga. Al tiempo. Sube la banda de puta madre, centra todavía mejor, y, además, pega unos pepinazos de narices. ¿Alguien da más?
Lo peor, la falta de claridad de ideas en ataque. Ahí, salvo Kikogol, los demás tienen que sentar un poquito el perolo, ya que se les va la olla con facilidad. Por parte charra, pues como el popular villancico navideño: "tocan, tocan, y vuelven a tocar ...", el balón, aunque sin demasiada efectividad atacante. Aun así, no dieron mala imagen los charros, no.

Pucela 0 - Vikingos 1. Sopor.
En Valladolid viendo el encuentro entre los pucelanos y las vikingas. Sin duda alguna, el empate debió de ser el resultado de este encuentro, si el árbitro, Losantos Omar, hubiese visto en la segunda parte un penalty de enciclopedia de Illgner sobre Isailovic, al que solo le faltó darle por culo en el área, y que el colega pasó millas de pitar.
Para colmo, expulsó (¡milagro!) de una puta vez al "Puto Chimpancé", el "graciosillo" del Roberto Carlos, para los amigos, por primera vez en España. Y, lo más cachondo, es que esta vez quizá fue demasiado riguroso el trencilla, ya que, si bien la primera amarilla es evidente, por una entradita de las suyas sobre Chema, el bravo jugador ex - colchonero, la segunda parece (y digo parece, ya que yo no veo tan claro como la peña presupone) no llega a tocar también al citado jugador.
De todas formas, era el minuto 88 de la segunda parte, con lo cual, el mayor perjuicio es que se perderá el partido frente al Barsapasta, porque otra cosa ... Valga esta expulsión por todas las que le perdonaron de forma inadmisible en la pasada campaña. Que le pregunten al Barsa, si no, por los métodos empleados por el Macaco, con 2 jugadores sacados en camilla en un mismo encuentro.
Los vikis, por otro lado, se adelantaron en el marcador a los 10 minutejos, en una fenomenal internada de Morientes por banda derecha, recorte genial incluido, magnífico centro sobre el Judas (Mijatovic, para los amigos) que, ante la oposición de 2 defensores vallisoletanos, logra llevarse el esférico y batir de disparo raso y cruzado al magnífico Cesar. A partir de aquí, los vikingos, a sestear, y a vivir del cuento, y los de Pucela, a achuchar, con mucha voluntad, pero con poca claridad de ideas. La salsa, desde luego, la puso el colegiado en este encuentro. Si no, no pasarían de 2 líneas la crónica del mismo. Seguro.

Deportivo 1 - Valencia 0. Engordar para morir.
Este el lema que debería estar escrito en letras de oro en la camiseta de los valencianos. Todos los años lo mismo: ganan un partido, y ya empiezan a hablar de Liga, de UEFA, de un gran Valencia ... Al siguiente partido, la cagan, fijo. Ayer, sin ir más lejos, no se llevaron 5 chicharritos del Depor (que jugó de puta madre, todo hay que decirlo) porque Djalminha no tuvo su día, penalty fallado incluido (cada vez que le piten un penalty al Depor en Riazor en contra del Valencia, deberían los jugadores pasar directamente de tirarlo, porque están negados los coruñeses; estoy convencido que en Riazor no reclama ni Dios un penalty cuando se enfrentan a los Ches, fijo).
El primer gol llegó a los 4 minutos, y aunque el autor del mismo fue Shurrer, el tanto había que ponérselo en el haber de Irureta, ya que la jugada previa que precede al fenomenal testarazo del bravo defensa argentino, es para enmarcarla. Un saque de falta sin mayor trascendencia, se convirtió en una magnífica demostración de que en el fútbol esto de la estrategia sigue siendo sumamente importante.
A partir de ese momento, recital gallego por excelencia, que cuajó, en especial en el primer periodo, un sensacional partido, y al que solamente le faltó el que Djalminha hubiese tenido una pizquita de suerte para haber conseguido algún tanto. Llevaba el jugador brasileño una camiseta de Superman debajo de la suya para celebrar los goles, aunque esa camiseta se la debió de regalar el mismísimo Lucifer, disfrazado con los colores valencianistas.
El Valencia achuchó algo en la segunda parte, pero fue más por lo ajustado del resultado, y los nervios que con este tipo de marcadores siempre conllevan después de fallar un mogollón de goles, que por el fútbol valenciano en sí. Por cierto, dicen que en España no hay mediocampistas ..., y, ¿Fran, qué es, entonces? ¿Acaso un extremo reconvertido? Inexplicable, señor Clemente, realmente inexplicable.

Oviedo 1 - Alavés 0. Firmes.
Empiezan los carbayones en el presente campeonato liguero, dispuestos a no sufrir los avatares de la campaña anterior, logrando empezar ganando en casa (siempre es importante, para que no te tomen tu campo como la casa de "Tócame-Roque") al correoso equipo vasco. El tanto fue conseguido por un canterano, un tal César, de fenomenal testarazo, ante el que nada pudo hacer el ex mallorquinista Kike. Resultado justo, pues.

Mallorca 2 - Espanyol 0. El "Super" anda.
Me refiero a los ensaimadas, claro está, que quieren que de nuevo el Luis Sitjar vuelva a ser ese feudo inexpugnable que fue ya la temporada pasada. ¿Las claves? Presión a "tutti-plane", contragolpes mortales, firmeza defensiva, y un tal Cuper, el cual continua demostrando que quizás sea ahora mismo el mejor entrenador que pisa territorio español. Eso sí, el partido bien se podía haber jugado en el Campeonato de Clausura de la Liga Argentina, ya que por haber, yo creo que había hasta más peña en las gradas con la camiseta albiceleste que con la de sus respectivos equipos.

Barsa 1 - Extremadura 0. No convencen.
Pero ganan, que es lo importante, la "naranja blaugranizada" frente a los sencillotes extremeños.
Figo adelantó, con una soberbia vaselina, a los catalanes a los 23 minutos de juego, tras magistral pase en profundidad de Rivaldo, que fue el mejor jugador blaugrana, realizando jugadas realmente extraordinarias. Me quedo, en especial, con una, en la que se regateó a todo Almendralejo, pero que, desgraciadamente para los intereses culés, quedó finalmente en la nada. Sin embargo, no jugaron bien los blaugranas (me refiero a los de la capital Condal). Pero como tienen tanta calidad en sus jugadores, lanzan unos contragolpes realmente mortales.
En la segunda parte dieron un recital de los mismos, sin acierto final, eso sí, de cara al marco extremeño. Es de destacar también el valor extremeño, que en la segunda parte jugó abiertamente a por el empate (quizás también aquí estuvo la clave del recital blaugrana a la contra), y a fe que, en el minuto 91 de la segunda parte, apunto estuvo de conseguirlo, pero Soto, con Hesp ya batido, mandó el balón fuera del marco defendido por ... 2 defensas blaugranas.
Sin lugar a dudas, la asignatura pendiente de Van Gaal. Ayer hicieron 3 cesiones los defensas que pusieron en pie de guerra al público del Camp Nou, que, dicho sea de paso, junto con sus camisetas y con sus respectivas bufandas, parece que empieza a ser obligado ya también un pañuelito blanco, para dar el coñazo a Van Maal cuando las cosas no funcionan como quieren ...

Athletic 2 - Racing 0. Sin complicaciones.
Vencieron los bilbaínos a los de Santander, en un partido típicamente norteño. Lucha, alocamiento, brega, goles de cabeza ... A los 13 minutejos Imaz remataba con la cabeza un gran centro de Javi González, mientras que, al borde del descanso, Urzaiz, tras jugada embarullada en el área santanderina, logro batir de tiro cruzado de nuevo a Ceballos, sentenciando el encuentro en el primer periodo. Por cierto, destacar que Fernández Marín se comió un penalty de libro de un tal Neru sobre Urzaiz, que hubiese puesto aún más, si cabe, el marcador en clara ventaja local. En el segundo tiempo, el Bilbao jugó más pensando en el Rosenborg, y el Santander, pensando en la novia, con lo cual, fue un coñazo supino ...

Betis 1 - Zaragoza 3. Pedazo de equipo.
El líder de la competición española se paseó en el campo bético, al que dio un repasito de aquí no te menees, en especial un hombre, Milosevic, que, aparte de meter golazos como los que mete, juega y hace jugar al fútbol a todo su equipo. Ya entiendo porque Antic estaba emperrado en ficharle para el Atleti ...
Así, Marcos Vales, otro grandísimo jugador, adelantó a los maños en internada en el área por banda derecha, cruzando de forma inapelable el balón a Prats, que tampoco tuvo su noche, todo hay que decirlo. Y es que no falla, tío que toca Clemente ... Con este resultado se llegó al descanso.
Y nada más comenzar el mismo, vino el auténtico jarro de agua fría, ya que en apenas un minutejo, Milosevic envía en profundidad sobre Jarnelli y éste bate a Prats por el primer palo (eso, en mi tierra, es una cantada del portero, pero bueno, no hay que quitar mérito a los maños).
Sin embargo, como al cuarto de hora de la segunda parte, se encendió una pequeña luz en la esperanza verdiblanca, y en el corazón del pobre Lopera, que este año no gana para disgustos (bonito detalle el suyo de sentarse en un fondo como un socio más, que no se puede sentar en su localidad debido a las obras del Villamarín), al resolver Oli de un magnífico disparo un barrullo en el área de Juanmi. Pero poco dura la alegría en la casa del pobre, y Milosevic puso el broche de oro a su magnífica actuación metiendo un gol que lo firmaría cualquier crack que se precie de serlo en el mundo. El toque sutil con que bate a Prats picándole el balón al segundo palo, sin apenas ángulo, tras la jugadita que se había echo el colega, es realmente para enmarcarla.

Tenerife 2 - Erreala 2. Vierklau tiene familia en Donosti.
Fijo. Pero vayamos por partes. La primera fue de claro dominio chicharrero, que se adelantó por medio de una sensacional vaselina de Juanele batiendo a Alberto (este año, de momento, la defensa donostiarra no es la que era, ni mucho menos). Con este resultado se llegó al descanso.
En la reanudación, la Real apretó los dientes, y con la inestimable colaboración de Montoya (quién coño ha enseñado a este pibe a colocarse en los lanzamientos de esquina, por Dios), Jauregui marca el empate tras saque de esquina de De Pedro, jugador, por cierto, que debió de irse a la ducha antes de tiempo tras una criminal entrada que hizo sobre un jugador chicharrero.
A mí, este tío me encanta, pero se cruzan los cables excesivamente ... Krauss tiene que atarse los machos con él. Sin embargo, Makaay de nuevo adelantó a los canarios, de certero cabezazo, ante la pasividad de la defensa vasca. Y, cuando el partido ya tocaba a su fin, una genial acción de Sa Pinto, el balón rebota en el cuerpo del dichoso Mono Montoya, y Vierklau, incomprensiblemente, decide a introducirse el balón en su propia meta. Holanda ha descubierto un nuevo delantero centro, sin duda alguna.

Villarreal 1 - Celta 1. Fútbol Total.
Magnífico primer encuentro el que se jugó en el nuevo Madrigal entre el Villarreal y el Celta. Cualquiera de los 2 pudo ganar, pudo perder, pudieron salir goleados, se vieron mogollón de piques, el balón fue de área a área ... realmente fue una exhibición de fútbol en su más puro estilo. A los 9 minutos ganaban los locales con un golazo de Craioveanu, sin embargo, Mostovoi demostró porque es el nuevo Zar de Vigo, y en una jugada realmente guay, cedió el balón a huevo para que Penev hiciera lo que mejor sabe hacer, que no es otra cosa que introducir en la portería esos balones que a todo el mundo les parecen tan fáciles.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8