13 de diciembre de 2003

Celta 2 - Atleti 2. ¿Y ESTA ES LA LIGA DE LAS ESTRELLAS?

Quien viera el encuentro del pasado sábado en Balaidos, desde luego, diría que no. Un encuentro de la liga de las estrellas no tiene un campo semivacío de gente. Un equipo que está entre los dieciseis primeros de Europa, no puede realizar un juego tan deleznable y mezquino en su casa como hizo el Celta el pasado sábado. Otro equipo que aspira a disputar la próxima temporada dicha competición no puede jugar de una forma tan calamitosa al fútbol como lo hizo el pasado sábado. Y es que en este puto país hay mucho iluminado de entrenador.

Yo es que hay cosas que no entiendo, la verdad. Empieza la liga un equipo completamente renovado, con un esquema de juego parecido a un 4-5-1 que no hay por donde cojerlo. Esto nos cuesta hacer un arranque de Liga pésimo donde los haya, hasta que el clamor popular le obliga a mandar a tomar por culo ese sistema y jugar con un "sencillo" 4-4-2, en los que el equipo toma una racha de resultados espectaculares.

Pues bien, no logro entender qué extraña alucinación mental, qué luz extraña deslumbró a nuestro querido entrenador, para volver a realizar un planteamiento tan deleznable como el del pasado sábado, que, por momentos, se convirtió en un 1-3-259-1, o algo parecido.

Aún así, el equipo, al menos, empezó como siempre: con buena actitud, con ganas de hacerse dueño y señor del encuentro, y además, tuvo la fortuna de que en un córner el Cholo, al cuarto de hora, adelantó a los míos en el marcador.

Pero, a partir de ahí, a este equipo le entra una especie de lobotomía en la que alguien les debe de decir que el partido se ha terminado o algo así, porque se echa de una forma miserable y rastrera para atrás, hasta que le pasa lo que le pasa, que empieza el rival a subírsele a las barbas, y le termina remontando un partido que era completamente suyo, con tantos conseguidos por Luccin y Milosevic, respectivamente, y, cómo no, con la estrecha colaboración del Mono Burgos, que se traga lastimosamente el primer tanto, y que en el segundo tanto se queda paralizado. Sr. Burgos, hubo una jugada similar en la segunda parte en la que ese naúfrago en la isla desierta que es mi Niño, remató también al borde del área pequeña de sensacional taconazo de espaldas un centro que no acabó en gol porque Cavallero, a pesar de que estoy convencido que se tiró a la aventura, le salió bien por eso, PORQUE SE TIRÓ. Decididamente, no es su año, Sr. Burgos.

Y qué decir tiene del Sr. Rodrigo. Cada vez que le veo jugar, me acuerdo del Pianín, no lo puedo evitar. Es que es malo pero con avaricia, vamos. Eso sí, el pobre pibe que le marque no le olvidará fácilmente, y no por sus regates, sus cintas, su velocidad o su presión, no ... ¡Por los moratones que se lleva! Y no de las patadas que le da el brasileño, no ... ¡De los putos balonazos! Este hombre pilla el balón, le entra un defensor contrario y ¡zaca! ¡balonazo que te crió! ¿Que le vuelve el balón al brasileiro y le vuelven a intentar quitar el balón? ¡Otro balonazo y aparta, estúpido! Ya me imagino cómo conseguiría los goles en Brasil, con los defensas huyendo despavoridos, dejándole libre el camino hasta la portería hasta que rematase y aunque casi le diera al portero, este también escapara a tiempo de tanto moratón sin ton ni son ... De Mortadelo y Filemón, vamos ...

Menos mal que, al final, el iluminado se bajó de su pedestal y colocó el esquema que no debió nunca tocar, amén de que sí que acertó en una cosa: el banquillo a Mussampa no le sienta mal. Al menos, se notó su presencia en el campo y le dio otro aire al equipo, al igual que Paunovic.

Y tuvo que ser el mejor jugador que tiene el Atleti en estos momentos (por todo: por aptitud, por ambición, por lucha, por corazón y por calidad), Lequi, el que se sacara de la manga un golazo para empatar un encuentro que ... bueno está, pero que, desde luego, salvo por el juego del propio jugador argentino, por un lado, y de Luccini, por el lado celeste, no creo que se elija como muestra de la que llaman liga de las estrellas, no ... Eso, desde luego.

-- Un saludo.

Tomi. Frente Atlético. Vieja guardia. LCJ2.
4-4-2, SR. MANZANO. CUATRO-CUATRO-DOS. REPITO: CUA-TRO/CUA-TRO/DOS.
NIUSERO DEL AÑO 2003-2004.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8