14 de noviembre de 2006

Sharapova, yo te consuelo, mujer...

Sharapova "fan" del futbolista Fernando Torres

A la rusa lo que más le dolió fue no cumplir con su sueño de conocer al futbolista del Atlético de Madrid, una obsesión de la tenista en su visita a la capital española.

Fue la "semana negra" de Maria Sharapova: fracasó en su intento de conquistar el número uno del mundo, vivió en estado de alerta por la posible presencia de acosadores y, lo que más le dolió, no pudo cumplir con su sueño de conocer al futbolista español Fernando Torres, una obsesión de la tenista en su visita a Madrid.

"¿Mi próximo objetivo? Tener unas vacaciones maravillosas. Y olvidarme del tenis", dijo con sequedad el sábado tras caer ante la belga Justine Henin-Hardenne y perder la oportunidad de ser la mejor jugadora del planeta. Fue muy fiel a sus palabras y se olvidó del tenis de inmediato. Tanto, que fue la única jugadora que faltó a la fiesta oficial del torneo. "Nos avisó a último momento que no iría", admiten en la organización.

También comenzó sus vacaciones de inmediato, porque hoy abandonó Madrid a primera hora con rumbo desconocido y el fracaso personal de no haber podido estar con Torres, un delantero de 22 años del Atlético de Madrid apodado "El Niño", pero que, a juzgar por la insistencia que Sharapova pone en conocerlo, para la rusa es "el hombre". Sharapova, de 19 años y elegida en 2005 por la revista "People" como una de las "50 personas más bellas del mundo", pasó como una exhalación el 12 de mayo por Madrid.

Tomó examen a varios modelos candidatos a ser recogepelotas durante el torneo, concedió entrevistas y asistió a una fiesta de "Hugo Boss", patrocinador del torneo. Pero su meta más preciada, según pudo saber dpa de fuentes cercanas a la jugadora, era otra: quería tener a Torres en esa fiesta. Y Torres había dado el sí, todo, por fin, encajaba. Pero el futbolista finalmente se retrasó en sus otros compromisos y no pudo llegar al selecto encuentro en una de las azoteas más exclusivas de Madrid.

Por eso Sharapova llegó a la capital española el 30 de octubre con la meta de, esta vez sí, lograr su encuentro con Torres. Visitó el estadio Bernabeu -"me gusta el futbol, disfruto de los partidos de alto nivel", dijo-, se fotografió con David Beckham, Ronaldo -un viejo conocido de la rusa-, Iker Casillas, Fabio Cannavaro y otros jugadores. Pero eso era el blanco Real Madrid, y su pasión pasaba por la camiseta rojiblanca número 9. El encuentro debía producirse esta semana, y había predisposición en el entorno de Torres para concretarlo. La idea era que fuera el domingo, ya que el Atlético jugaba la noche anterior. Y entonces intervino inesperadamente Luis Aragonés, arruinando cualquier posibilidad de que Sharapova y Torres se conocieran. Fue el viernes, cuando anunció que Torres, por primera vez desde que él es entrenador, quedaba fuera de una convocatoria. "Hay cuatro delanteros en mejor forma que él", dijo el seleccionador español, sin saber que estaba destruyendo los sueños de la más "glamourosa" de las tenistas.

Los agentes de Torres se comunicaron con el torneo de Madrid y cancelaron todos los planes. "En esta situación es mejor no aparecer en un acto público", argumentaron. Y se acabó el sueño de Sharapova. Mientras la rusa se ausentaba de la exclusiva fiesta de la noche del sábado, Torres convertía un gol para el 3-1 del Atlético sobre el Villarreal y se lesionaba, aunque sin gravedad. Sharapova ya sabe lo que tiene que hacer, esperar 12 meses: el año próximo Madrid será también sede del Masters de la WTA, y, salvo giros inesperados, todo indica que Torres seguirá jugando en el Atlético.

Suele decirse que la esperanza es lo último que se pierde.



--
Un saludo.

Tomi. Gruppo Baramba.

¡No me pregunten por qué
los colores rojiblancos
van con mi forma de ser.

Ni merengues ni marrones
a mí me ponen las rayas
canallas de los colchones.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8