15 de enero de 2007

Celta 1 - Atlético de Madrid 3. Imperiales

Hay que joderse con el equipo éste. Yo no creo que sea cosa de jugar fuera o en casa. Ni de presión, ni de mandangas similares (bobalidades para justificar lo injustificable utilizada por los mercenarios de turno, la más de las veces). Señoras, señores, la clave es la CAMISETA. Si señor. La puta camiseta. Cuando juegan con la del año pasado, se sienten identificados con dicha temporada y son el equipo perruno, cansino, que aburre a los muertos vivientes y hacen que vuelvan a sus tumbas, sin ideas, sin ambición, oséase, casi cualquier partido que hemos jugado en el Coliseum Madrileño por Excelencia durante el presente campeonato.

Sin embargo, cuando juegan con la rojiblanca de este año (que a mi cada día me gusta más, lo siento por los puristas de las pelotas) son ese Atleti que todos queremos ver: ambicioso, temible, con una velocidad endiablada, manejando bien el balón, presionando, alegre, demoledor, oséase, vésae casi cualquier partido jugado fuera del Coliseum Madrileño por Excelencia durante el presente campeonato.

Ayer enseguida se vió que el Atleti salió en plan Imperial, a aplastar sin piedad a su rival, con un fútbol vertical, con todos los jugadores muy metidos en el encuentro y en lo que tenían que hacer, en plan conquistadores de nuevos territorios. Y a fe que Balaídos cayó sin demasiada oposicíón. Ya al minuto pudo marcar el Kun, a no ser por un puto linier que nos dio una tardecita con los fueras de juego ... En pleno asedio inicial colchonero, penalti claro de Tamas sobre Torres, lo lanza él mismo, Pinto la para, pero el rechace le cae de nuevo al Niño para que, a placer, cabecee a la red mandando al balón lejos del alcance de todo Dios. Se veía venir.

Lejos de reaccionar los vigueses, apenas inquietaron la meta de Pichu (a mi me gustaba más Cuéllar, pero bueno, notable su partido, por cierto) y una buena combinación Agüero-Torres hace que el de Fuenla cruce el balón de manera inapelable ante Pinto, rematando como mandan los cánones, es decir, cruzando el balón, como siempre digo. 0-2, y aquello era coser y cantar. Maniche pudo hacer el 0-3 (la parada de Pinto es soberbia), Agüerito en una espectacular galopada que su remate cruzado se fue lamiendo el palo también. El Celta, por su parte, aguantando el temporal como podía, pero, francamente, ayer dieron una imagen paupérrima. El Atleti está como 5 o 6 velocidades por delante de ellos. Si encima, la pareja Torres-Kun Agüero (22 y 18 años les contemplan, señores, ahí queda eso) cada día se entienden mejor, miel sobre hojuelas. 0-2 al descanso, y gracias, porque pudieron ser más.

Salida en la segunda parte más entonada por parte viguesa, pero una fenomenal galopada de Don Fernando Torres por banda da el pase de la muerte al Kun para que remache con clase el 0-3 que sentencia el match. Fin del partido, los vigueses que tienen que dar gracias a la Copa porque Aguirre decidiera sabiamente reservar a nuestros 2 puñales favoritos para la guerra de Pamplona, y a otra cosa, mariposa.

El tanto vigués llegó por medio de Nené (¿Por qué le pita la peña allí? ¡Pero si fue el mejor de ellos!), más producto de nuestra relajación (excesiva relajación, a veces me desesperan) que por juego local. La verdad es que ayer vi el peor Celta que recuerdo en años. Un equipo sin ángel, sin alma, sin corazón ... Como la imagen de su entrenador en el palco ayer. Clavadita.

Pues nada. Que ahí estamos. Ha sido un buen aperitivo ante el empacho osasunero que nos espera esta semana. Pero eso será ya otra historia.

EL CRACK DEL PARTIDO: Don Fernando Torres. Ya he venido advirtiendo que su evolución como jugador está siendo en la de algo más que un simple goleador sin más, que cada día que pasa, es más jugador de fútbol. Cuando cae a banda con el balón controlado, es sencillamente imparable. No hay defensa que le pueda parar. Además lo hace como mandan los cánones: se va en velocidad, con la cabecita bien levantadita siempre, atento a los movimientos de sus compañeros, profundiza hasta el fondo, aprovecha su cuerpo para ganar la posición al rival y centra perfectamente al compañero en cuestión. Si encima está afinado de cara al gol, ya ni os cuento. El día que se nos vaya (que espero que sea cuando se retire), bien que le echaremos en falta, pero mientras esté aquí, uno seguirá yendo al campo incondicionalmente, porque es una delicia verle jugar, luchar, fajarse, pelearse con todo Dios, superarse a sí mismo cada día. Él sabe que su crecimiento va directamente proporcional con el de su Atleti. Y su Atleti cada día va a más, como él.Por parte viguesa Pinto, que, como ya he dicho en infinidad de ocasiones, es un porterazo como la copa de un pino.

LA DECEPCIÓN DEL PARTIDO: Lo dejo desierto en el Atleti (aunque, Maletti, con trabajo solo no vamos a ningún lado, un pelín más de calidad, por favor, solamente un pelín), y el Celta en general, que fue un mero espectador más del encuentro, sin más.

ÁRBITRO: No me acuerdo quién era, osea que buena señal. Bien en líneas generales.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO (+10): Apunto estoy de olvidarme la puta ropa de invierno al fin, y empezar a gozar de la primaverita. ¿Seremos capaces de llegar a estar en manga corta y todo?

Pues lo dicho. Que prueben a jugar el sábado que viene con la misma camiseta en casa, joder ... Que lo digo en serio. Si algún día alguien me hiciera caso ...





--
Un saludo.

Tomi. Gruppo Baramba.

http://www.cronicasdeltomi.blogspot.com/

¡NI UN SOLO ATLÉTICO PUEDE VOTAR A GALLARDÓN!.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8