26 de mayo de 2007

Barsa 1- Getafe 0. El carácter del campeón.

Un equipo campeón lo tiene que ser basándose en varias premisas, porque, como diría aquel, cada partido es un mundo, cada encuentro una guerra diferente, y según se den las circunstancias, un equipo tiene que tener un abanico diferente de recursos para afrontar determinadas situaciones. Y el Barsa el sábado pasado tiró de una que por no menos espectacular resultó menos efectiva: la garra.

Anotó muy rápido, lo que le hacía presagiar un partido muy cómodo. Nada más lejos de la realidad, pues el Getafe estuvo durante todo el encuentro perfectamente plantado sobre el terreno de juego. Esto nos dio como resultado un primer tiempo muy intenso, en el que los madrileños emplearon en exceso el juego subterráneo, pero que jamás puede ser esto justificación posible para la autoexpulsión de Ronaldinho, que una vez más, se tomó la justicia por su mano y deja a su equipo sin sus servicios cuando más falta le van a necesitar. Sigo diciendo que cada día me recuerda más en su "carácter" al Sr. Zidane.

Pero el Barsa, en un segundo tiempo espléndido de garra, de carácter, de personalidad y de ganas de superarse a la adversidad, apoyados por su público, que se dio cuenta de que su equipo le necesitaba y respondía a sus gritos de aliento, al final se llevó el partido. Sensacional Deco, que se echó el equipo a la espalda dando la cara en todo momento. Fenomenal Messi, cuya movilidad trajo en jaque a toda la defensa getafensa. Muy bien Raiki quitando a Belleti (que estaba rozando la expulsión en su excesivo ímpetu por defender la blaugrana) y sacando a Oleguer, que sacó un balón prodigioso de tacón cuando el tanto del equipo pistacheril se mascaba.

Pero el Getafe también me gustó. Le hizo emplearse muy a fondo al equipo blaugrana, no se descompuso en ningún momento, tuvo sus opciones y también pudo empatar el match. Sin embargo, el campeón tiró de recursos y sacó uno que por no poco utilizado no deja de ser efectivo y gustar al espectador: la garra, la casta, el orgullo de vestir una camiseta y la fe en crecerse ante la adversidad. Ese es el camino.O uno de los caminos.

EL CRACK DEL PARTIDO: Deco. Realizó una segunda parte para enmarcar. Uno de los jugadores con más personalidad que he visto sobre un terreno de juego. Por parte visitante el duo Casquero-Manu del Moral resultó bastante incisivo.

LA DECEPCIÓN DEL PARTIDO: Lo dejo desierto. Cuando 22 tíos lo dan realmente todo en pos de conseguir una victoria, es lo justo.

ÁRBITRO: Pérez Burrul. Para mí estuvo bien en lineas generales. Él no tiene la culpa del juego subterráneo empleado por los getafenses, y casi siempre lo señalizó sacando sus correspondientes tarjetas a quién lo mereció. La expulsión de Ronaldinho, incontestable.

----
Un saludo.

Tomi. Gruppo baramba

www.cronicasdeltomi.blogspot.com

NADA QUE DECIR

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8