23 de enero de 2008

Copa del Rey. Cuartos de Final (Ida). Valencia 1 - Atleti 0. Con lo que han sido ...

… y para lo que hemos quedado. Los unos, y los otros. Lo de ayer fue una auténtica película de terror, en el que prácticamente casi todos los tipos que salieron al terreno cumplieron perfectamente su papel, árbitro incluido.

Vale que el Atleti jugó desde el minuto 25 de la primera parte sin su único hombre con algo de coherencia y sentido dentro del campo, capaz de llevar la manija de esta banda con algo de sentido, pero aún así, es absolutamente deleznable que no se crease ni una mísera ocasión de gol durante todo el encuentro. Somos una peña que, ante la más mínima adversidad (aunque sea grave, como la de ayer) nos dejamos llevar a la deriva … y que salga el sol por donde salga. Vamos, el Racing de Maguregui, a nuestro lado, parecería el Santos de Pelé.

Claro que, lo de esos de blanco que dicen ser del Valencia también tiene delito, no se vayan ustedes a creer. Empezaron el partido como a cámara lenta, viendo a ver si surgía algo. Así. Sin más. Igual es que estaban confiados en el primoroso momento de forma de Pablo, que ayer regaló el gol a Silva haciendo lo que a cualquier defensa del mundo le dicen que no debe de realizar jamás: despejar un balón hacia el centro del área.

Pero del tanto tampoco es justo señalarle a él en exclusiva. Silva se “anticipa” a cuatro defensores nuestros, que me recordaron a como cuando en el cole de pequeño pedía el profe voluntarios. Ni Dios salía.

Después, fue una demostración del quiero y no puedo por parte local. Vicente tiene el punto de mira puesto en Sebastopol. Villa cada día es más Pancho Villa: la revolución la quiere hacer él solito. En mi vida he visto a una peña echarse tantas broncas los unos a los otros. El ambiente que se respira en Valencia es inmejorable, qué duda cabe.

Y luego, están los desequilibrados mentales, que también los hay por uno y otro bando. Como nuestro Seitarado está ingresado en Ciempozuelos, ya hemos encontrado su sustituto. Y puede que le supere y todo en su grado de inestabilidad mental (y mira que era jodido). El tal Reyes ese, que le hizo una entrada a Miguelón (porque mira que está cebado el colega, le salen los pelotazos por los mofletes al colega, aparte de llevar como un extraño tanga atado a la cintura … vaya cuadro el partido de ayer por uno y otro lado, mi madre), faltando menos de 10 minutos, que si el esperpento ese del Clos le pilla con la vena hinchada como estaba en el primer periodo, no es que le expulse, es que se convierte en la reencarnación de Aníbal Lecter y se lo papea allí mismo. Lo más grave de todo, que no me hubiese importado en absoluto.

¿Qué quién es su pareja de baile? El tal Marchena ese, que simuló un desmayo en el que, aunque solo fuera por el respeto que produce el hecho de que en realidad ha habido peña que la ha palmado ya desgraciadamente por circunstancias similares, debería de caérsele el careto subnormaloide que tiene de vergüenza. Por cierto, el uno y el otro, tienen 2 cosas en común: la ciudad en la que nacieron, y el Club en el que se “desarrollaron”. Sobran más comentarios.

Lo peor de todo, que la eliminatoria ha quedado abierta. ¿Qué puede pasar en el Calderón? Pues no lo sé, la verdad. Lo del domingo me dejó demasiado tocado, y lo de ayer, sinceramente, ni sentí ni apenas padecí. Lo suyo sería que no pasara ninguno de los dos. Ojala que así pudiese ser.

EL CRACK DEL PARTIDO: Falcón, por parte nuestra (mejor que Abbiati de aquí a Lima, lo digo, lo mantengo, lo reitero y me moriré indicándolo), junto con la segunda parte de Valera, y Baraja hasta que se lesionó, por parte valenciana. Y, por supuesto, la afición del Valencia, por un lado, por no liarse a silbar a su equipo como se merecían por ser incapaces de anotar un chicharro a un alma en pena con diez como fue ayer el Atleti, y a los desplazados de los míos por otro, que se les oyó durante toda la retransmisión un minuto sí, un segundo también. No sé yo hasta que punto merece esta peña este seguimiento.

LA DECEPCIÓN DEL PARTIDO: Pufff … Mejor pillamos la alineación, y nos reímos más. Podemos citar, cómo no, a nuestro inefable Pernía (ya es que me producen hasta nauseas verle su forma de maltratar el balón), a Pablito y su semana fantástica, a piernas de seda Perea, al único mediocentro del mundo que conozco que, en vez de bajar el balón al suelo y luego facilitar el pase (¿El pase he dicho? Já … Qué chiste), pasa el balón botando. Estoy hablando, evidentemente, de ese fenómeno estratosférico denominado Cléber Santana, o memez análoga similar. ¿Y de Maxi? ¿Hablamos de Maxi? ¿De qué juega Maxi? ¿Qué hace Maxi en el campo? ¿A qué se dedica Maxi? ¿En qué emplea su tiempo libre Maxi? Claro que, Luis García … Virgen del amor hermoso. ¿Qué le pasa a Luis García? ¿Ese es Luis García realmente? ¿Qué le hicieron en el Liverpool a Luis García? ¿Por qué no disputa un balón dividido jamás Luis García? Salen al campo como boxeadores que se tambalean en el ring, dando tumbos de un lado a otro del campo. Por parte local también podría citar a unos cuantos, pero, desde luego, quién ha visto y quién ve a Villa. Otro que anda perdido en su mundo.

ÁRBITRO: Clos. Colegio Aragonés. Vergonzosa y vergonzante su manera de expulsar a Motta así … Por la puta cara. Sin mayor razón aparente. Con tres minutos le sobraron al colega para inventarse las dos amarillas, una por recibir un manotazo de Caneira, y otra por una entrada normal en el centro del campo sin mayor consecuencia. Menos mal que solo hay dos árbitros del puto colegio aragonés de los huevos, porque lo de esta peña con el Atleti empieza a ser, no sé si sospechoso, pero, desde luego, bastante sangrante. También perdona la expulsión de Reyes, es decir, también nos perjudicó al no hacerlo. Y a Pernía también tenía que haber echado, si me apuras. A Maxi y Luis García no hace falta. Esos ya andaban autoexpulsados solos.

¿Lo más cojonudo de todo? Es que estoy plenamente convencido de que vamos a pasar. Para mí que lo de estos es contagioso. O eso, o ando más trastornado que Reyes dando un discurso sobre la léxica del castellano en la Real Academia de la Lengua Española. Tampoco lo descartéis.




Un saludo.
Tomi.

1 comentario:

drarenas dijo...

Ahí esta la clave..Maxi..¿que hace este buen hombre? ¿llevar el brazalete de capitán? porque os juro que excepto el gol al sevilla, no recuerdo ni una jugada de "la bestia". Y luisito..madre mia luisito, a cobrar talegos y a pasar desapercibido..¿y el gitano? (usease Reyes)...como no cobra la prima del Madrid está cabreao o que...madre mia, madre mia...la que nos espera esta segunda vuelta.....puffffff

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8