27 de octubre de 2008

VILA-REAL 4 - ATLETI 4. INGRESADO.

Habitación 1903. Parte médico del paciente José Tomás Rodríguez Balllesteros, más conocido por Tomi, aunque asegura que su verdadero apellido es Tomi-Carabanchel.

Sin lugar a dudas, es uno de los casos más apasionantes de locura mental transitoria más apasionantes que jamás ha visto el que subscribe, más conocido por Doctor Abdul Farlópez.

Es un paciente que no responde a nada ni a nadie en concreto. Les describo, y ustedes saquen sus propias consecuencias, eminencias:

Parte médico a las 19 h.:
El paciente presenta un cuadro de aparente normalidad. Eso sí, sufre algunos desvaríos nerviosos-esquizofrénicos cuando contempla la alineación del Club Atlético de Madrid (del cual se declara ferviente seguidor, motivo de estudio psicoantropológico donde los haya), y ve que juega un tipo con el que presenta un grado desquiciamiento en grado dos, un tal Mariano Pernía, mientras que el paciente grita que quiere ver a un tal Antonio. También pregunta con cierta inquietud, en dónde se encuentra un chaval denominado Camacho, y el por qué se ha llevado a un tal “Kun Kun Kun Kun” (al quinto “Kun” se le tuvo que suministrar 400 gr, de valium) si no le va poder contemplar. Ninguna de las eminencias en psiquiatría allí presentes logramos salir de nuestro estado de incredulidad.

Parte médico a las 19:22 h.:
El paciente presenta un cuadro de euforia descontrolada tras continuar con la terapia de contemplar un acontecimiento deportivo. Grita, salta, se emociona, sus ojos se disparan, exclama que se quiere casar con un tal Simao, y que Escándalo Forlán es el hijo que siempre quiso tener. Si no fuera porque sabemos que esas euforias suelen traer como consecuencias estados de depresión altamente agudas, igual le hubiésemos dado el alta y todo.

Parte médico a las 19:30 h:
El paciente, de repente, está inquieto. Nos comenta que un tal Undiano Mallenco se ha cepillado el partido, al expulsar a un jugador por el que dice se ha jugado un montón de su crédito como persona denominado Forever Banega. Ante los movimientos psicotrópicos que presenta el paciente, pido que le tomen medidas para la camisa de fuerza. A todo esto, yo que empiezo a ver que todo se me va de las manos, me meto un tiro de farlopin dosificatum. Controlo la situación, o eso creo.

Parte médico a las 19:45 h.
El paciente, al fin, está tranquilo. Ve todo claro. Cree en sí mismo. No grita, no balbucea, no se estremece … Sonríe. Este estado le dura 15 minutos.

Parte médico a las 20:05 h.
El paciente se alborota. Dice que es imposible que el portero de su finca sea incapaz de atajar nada. Le indicamos que con que sepa repeler a los visitantes extraños está bien. Pero nos contrarréplica que el problema no es que los repela, es que les da un empujón para que le roben su casa.

Parte médico a las 20:15 h.
El paciente ha entrado en crisis profunda. No se controla, no se cree nada de lo que le indicamos, no hace caso a nadie ni a nada. Le sacamos con la camisa de fuerza del salón de estar en donde se encuentra la televisión y nos pide cenar. Anda en un estado de depresión profunda.

Parte médico a las 20:40 h.
El paciente sufre deliriums tremens, sin lugar a dudas, producto de la fuerte dosis de antidepresivos que lleva encima. Dice escuchar desde el comedor voces que le indican que “oye goles … joder … el quinto … A la mierda Aguirre” (transcripción literal). Le mantenemos en calma en su sitio, y continua con su cena.

Parte médico a las 20:42 h.
El paciente vuelve a estar excesivamente inquieto. Deja su cena, dice que no tiene más ganas de comer. Nos indica que por favor le llevemos al comedor, que le parecía haber escuchado “Gol del Atlético de Madrid”. Se piensa que es el 5-3. Ante tal insistencia, y por no provocar un altercado de orden público en el psiquiátrico de Carabanchel, eso sí, siempre con sus correas ajustadas de la correspondiente camisa de fuerza, accedemos a su petición.

Parte médico a las 20:44 h.
El paciente entra en un estado como si de un orgasmo se tratase. No obedece a ninguna orden, a ningún pinchazo de tranzquilium, anda en un estado entre la euforia y la pérdida de sentido mental fuera de lo común. Ante nuestra indecisión, decidimos apretarle más las cuerdas que sujetan su camisa de fuerza … y yo decido meterme otra raya. Empiezo a no dar crédito a lo que veo.

Parte médico a las 2045 h.
El paciente tiene una sonrisa entre la paranoia y la locura que no responde a tratamiento posible. Lo malo no es eso … Lo malo es que yo he pasado a ser compañero de habitación. Me está bien empleado, por intentar ver, analizar, comprender y sentir un partido del Club Atlético de Madrid. Esta habitación es de cuatro ¿personas? Nos quedan 2 plazas de más. ¿Algún voluntario?

EL CRACK DEL PARTIDO: La única vacuna por la que respondía el paciente más o menos racionalmente era por una importada de Portugal denominada Simao Maravillao. Sus efectos son entusiasmantes.

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO: La vigilancia del psiquiátrico. Dentro de todos los desvaríos de nuestro paciente, en uno llevaba razón: el portero ese era incapaz de atajar a ningún intruso. O los rechazaba sin sentido alguno, o los admitía. Qué ganas de llorar que me entran, por Dios … Yo que confié mi vida en él.

EL VIRUS DE LA LOCURA: Te deja la cara amarilla. Es un virus que siempre nos ha terminado dominando, pero esta vez, nadie tiene muy claro ni cómo ni por qué, no fue así. Están abriendo una planta entera para todos ellos poder ingresarlos. Al menos, el virus está localizado, y se encuentra aislado en un poblacho de una provincia denominada Castellón, obedeciendo al nombre de Vila-Real.

PSIQUIATRA DE URGENCIAS: Undiano. La única eminencia que hay en este campo dentro de la locura y la sinrazón que nos domina. Se pasó con la dosis que le suministró a Forever Banega, pero, por lo demás, admitimos barco como animal de compañía.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO: + 1º grados.

Me intento recuperar de lo mío. Dicen que hasta he subido un grado de aptitud y todo. Dicen que no garantizan nada, que temen que recaiga por un empacho de ensaimadas mallorquinas que pueda padecer el próximo sábado. Les digo que da igual, que confíen en mí. No hay nadie quién entienda nada, es un mundo de locos. ¿Quién es quién para juzgarme?

Parte médico del paciente a las 22:07 h.
Andamos los dos tranquilos en nuestra habitación. La putada es que, por buena conducta, nos han puesto una tele para esta noche. Andamos viendo el Madrid-Athletic. Iban 2-0, y ya van 2-2, y encima, visten de rojiblanco ... ¡¡¡¡SOCORRROOOOO, DOCTOOOORRRR!!!!

Parte médico a las 22:19 h.
Gol de Higuaín. Por qué hostia puta habré hablado de él. Hasta mañana, Don Ramón.


10 comentarios:

Miguel dijo...

Banega os hundió y Pellegrini, empeñado en emplear a esos inútiles que son Cani y Mati -quitar a Pires debería ser delito-, os dio vida.

Lo de Aguirre no hay quien lo entienda.

otomano dijo...

Dos jugadores influyeron mas que nadie en el resultado:

- Banega por su pasada de revoluciones al ser expulsado (justamente, que Undiano poco tiene que ver) que dio vida al Villarreal.

- Cani, por no serlo (ver 3º gol Atletico donde deja pasar a Simao en vez de derribarlo) que dio vida al Atlético

http://rcdeportivo.blogspot.com

atletista sin solución dijo...

Eres un crack. Si no se tratara del Atleti sería para partirnos de risa, desde luego.

Te veo optimista. Yo también lo soy, creo que no son tan malos. El problema es cómo y quién soluciona el problema.

Abrazos, amigo.

Hele Atlética dijo...

Pero que colgao estas jajajaja. En fín, a ver que pasa ahora que ha acabado el tourmalet este de los cojones...

Un beso
Hele

Billie dijo...

¿Qué pasa León? ¿Tan mal estás? no me estraña. No me juego contigo ni un pavo, ya te he contestao' en el PA, yo a este equipo le veo una capacidad de mejora absoluta pero... dime Tomi, con la mano en el corazón. ¿No crees que ayer si nos dedicamos a jugar al fútbol en vez de hacer el pencas, no ganamos de calle? Igual que cuando nos pusimos a jugar al fútbol contra el Madrid. Tenemos un gran equipo pero nos empeñamos en no hacer lo que sabemos.

Lo que me jode es que pudiendo pelear este año, otra vez, por la champions, a la que nos descolguemos, se pierde la ilusión y la fe y se acaba sexto y sacando pecho, encima.

He leído lo de Banega en el blog de Helena. Tomi, si no le perdonas el gapo al Kun no le puedes perdonar la entrada a Ever, ese tío ha ganado un mundial sub-20. Tomi, ni a un juvenil, si me dijeras que no tenía cartulina y le sacaron la roja directa, todavía, pero con una amarilla, esa entrada, por Dios.

Venga, no agobio más, un abrazo, de corazón y cuídate.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

los puntos no engañan. Estamos cuatro puntos por encima del descenso y nos quedamos ya a ocho puntos de la Champions y a diez del líder. Muy grave.

un abrazo.

drarenas dijo...

A partir de ahora es usted Mr. Tomi. Esta crónica es para enmarcarla. Por cierto, hagan hueco en el frenopático que vamos para allá...creo que somos unos 45.000...creo que tenemos cita el finde que viene en una clinica llamada Caldejón o algo así. Vamos a ver que tal los electroshocks.

miguel diaz dijo...

Tomi, estas como una regadera

Lo de Banega es de "castigo físico", como en los barcos de Her Majesty de las películas, hay que pasearle por los infantiles y alevines del atleti para que le inflen a collejas. Entre él, Leo (que no sabe blocar, nunca supo) y Aguirre que pasará a la historia del fútbol por sus contribuciones a este deporte (el gilicorner, el lateral a pie cambiado, el cuatrivote, la defensa de corner en zona, etc) se cargaron al un habitualmente anárquico Atleti. un abrazo. miguel

Angel dijo...

Que buena la historia del post!!!. Yo hubo un momento del partido que estaba grogui, con el 3-2 y, sobre todo con el 4-2. El gol de Simao apenas lo celebré de la rabia que tenía dentro y que no era capaz de esteriorizar, pero si que salté con el gol de Raúl García, aunque realmente no sabía si alegrarme o cagarme en el padre de alguno de los que vestían de rojiblanco por lo que nos hacen pasar...

saludos!!

cochise dijo...

¡Qué locura de crónica!. Apoteósica, tron. Una montaña rusa dura unos minutos, y esto va pa...
Bueno, que si hay hueco, allá que vamos... Como se suele decir, nos vemos en el psiquiátrico.
Que no cambien de doctor.

Un saludo, Tomi.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8