27 de noviembre de 2008

ATLETI 2 - PSV 1. BUENOS DÍAS, SEÑOR PLATINI ...

Mi equipo está ya en Octavos, y con posibilidades de ser primero de grupo (siempre y cuando no utilice otra de sus sucias artimañas en la visita a “su estadio”), Sr. Platini. ¿Qué le parece? Y todo eso, a pesar de su caprichoso e injusto cierre de nuestra casa, Sr. Platini.

Eso sí, para mi ayer fue un día de contrastes: sentí felicidad por el pase, por el buen juego desplegado en la primera parte, producto del cual vinieron los dos tantos de Simao Maravillao y Maxi cogió su fusil, por la concentración y las ganas que tuvieron de superarse mis jugadores ante tantas absurdas zancadillas realizadas por “sus partes”, por el planteamiento valiente y decidido que tuvimos, por seguir invictos en Europa y seguir líderes de grupo …

Pero también sentí tristeza. Mucha tristeza. La principal fue por no poder disfrutar en mi casa, con mi gente, con los que lloro, me abrazo, río, me emborracho, convivo y disfruto durante todos los encuentros que disputa mi equipo. Ver el Calderón vacío impresiona, creerme. Quizá más inclusive que cuando está lleno. Pero en este caso fue una impresión completamente negativa. Fue como ver un jardín sin flores, una discoteca sin pibas, un concierto de música enlatada, un desfile sin soldados.

Me vino a la cabeza el recuerdo que tuve cuando se murió Don Vicente Calderón, mi presidente. Recuerdo que nos enteramos mi hermano y yo, a eso de las 22,30 h., decidimos vestirnos e ir a la capilla ardiente instalada en el estadio, a darle nuestro último y emocionado adiós. Recuerdo también una noche fría. Pasar por toda la galería de dentro del estadio y ver la impresionante exhibición de coronas de flores de todos los equipos de España. Las lágrimas de mi hermano cuando pasó delante de su tumba, y la emoción en el estómago que tenía yo cuando también pasé detrás de él.

Pero más que todo esto en sí, lo que más me impresionó fue que, luego, al salir de la despedida, nos hicieron pasar por las gradas del estadio y lo contemplé vacío, triste, solemne, con las luces de los vomitorios encendidas. Esa imagen me impresionó sobremanera, y se me quedó grabada en mi memoria para siempre. Su obra, con todo su esplendor, parecía llorar la marcha de su creador. Y ese metálico silencio se me introdujo en mis entrañas, produciéndome una sensación de vacío que jamás olvidaré.

Ayer también tuve ese vacío. Y eso que ayer no se murió nadie, pero se le dio una importante puñalada al fútbol en general, y a los Atléticos en particular.

Probablemente, ese vacío también lo notaron nuestros jugadores en la segunda mitad (calamitosa y lamentable donde las haya, el espíritu de Pajaritos sobrevoló de nuevo sobre nuestras cabezas). Forlán andaba más preocupado de ajustarse la puta cintita del pelo que de marcar a su pareja de baile, y acortaron distancias los holandeses, invitados de piedra en esta tragicomedia y que tampoco jamás se encontraron a gusto en este escenario tan tétrico. Mariano volvió a ser Pernía, y nos deleitó con un recital de pases sin sentido que ni en sus mejores tardes.

Cómo no, nuestro ínclito Aguirre se sumó a la fiesta al quitar de nuevo al Kun (mucho más entonado y participativo que en anteriores encuentros). Es su nueva moda, su nuevo automatismo. Es como cuando a un tonto le das un lápiz y un sacapuntas. Todo el puto día sacando punta al mismo lápiz … hasta que se quede sin él. Y entonces me acordaré de alguien, claro está …

Menos mal que la seguridad de Coupet (tapando bocas, como debe de ser), la fiabiidad de Ufaljusi, el buen hacer de Simao, ese individuo digno de realizarle una serie propia denominado Seitarado y el trabajo de Raúl García (absurdamente cambiado también) sostuvieron al equipo, que me da a mi en la nariz, anda físicamente como Ronaldo después de celebrar uno de sus cumples.

¡¡Callad!! Escucho algo por la radio … “… al Estadio Vicente Calderóooon, dónde acuuuuden a millares …”. Es nuestro himno. Es nuestra gente. Es el espíritu de Don Vicente que reside en nuestros corazones y se manifiesta. No quiere que su obra ande sin música. Platini, jódete. No lo has conseguido. Inclusive a puerta cerrada, ahí están, estos son. La magia continúa. Otra vez será. Que pase usted un buen día, Sr. Platiní.

24 de noviembre de 2008

NUMANCIA 1 - ATLETI 1. LOS MÉTODOS TERGIVERSAN LA JUSTICIA.

Pues sí. Esto es como cuando a uno le matan a un ser querido, y en vez de denunciar el hecho y que la justicia se encargue del resto, pilla un 42 y decide eso de que “la justicia soy yo” (Clint Eastwood reloaded).

Eso nos suele pasar este año. Con el Madrid, en el 98, y de penalti, si bien, fuimos tan bobos que el disparo nos lo dimos nosotros mismos. Frente al Liverpool, el justiciero sí que se equivocó y metió la pata hasta el fondo, aunque el resultado fue el mismo: nos quedamos muy tocados. Y ayer (eso sí, con toda justicia) pero le sobró al tema el ensañamiento de la misma. En el 94, y de penalti … injusto. ¡Joder! ¡Qué pite el que sí que hizo Assunsao faltando un cuarto de hora! Se hace justicia igual, me puedo cagar en la puta madre de estos tranquilamente, y aquí paz, y después gloria.

Pero es que este equipo, aunque se le vea que cuando tiene aptitud sea infinitamente superior al rival (como lo fue ayer en todo el primer periodo), tiene una falta de ambición sencillamente exasperante. Y mira que nos cuesta puntos el tema, pues nada, que si quieres farlopa, Pocholo …

Y así se escribe la historia de los equipos que aspiran a la Intertoto. Da igual que la jornada nos pusiera a huevo el escalar posiciones. Da igual los tropiezos de nuestros rivales. Tenemos un problema: ellos no son nuestros rivales. Los nuestros son el Valladolid, el Sporting, el Depor … Los que aspiran a posiciones UEFA e Intertontos. Así lo transmite este equipo, y así es mi obligación escribirlo.

En fin. Deportivamente, muy superiores en la primera parte (sin hacer encaje de bolillos), 2 buenas ocasiones de Escándalo Forlán, y a la tercera, acertó, tras mágica asistencia de Simao. 0-1, y al descanso.

En la segunda, el equipo que va reculando, la falta de ambición y el dejarse llevar es nuestra bandera, hacemos un penal que no nos pitan, nos tiran 2 disparos a los palos … pero nadie es capaz de dar ahí 2 voces y poner al equipo firme.

Y lo que tiene que pasar pasó. Para variar, en el 94, el árbitro se inventa un penalti, y los sorianos logran el justo empate. Reitero, nada que objetar porque lo merecieron con creces. Pero la próxima vez, please, dejad el arma en casita y que sea el juez el que dictamine la sentencia. Porque tampoco nos merecemos los aficionados esta nueva vuelta de rosca a nuestro debilitado corazón. A mi me dejan estas historias como si hubiese corrido la maratón de New York a la pata coja. Y empiezo a estar harto de esto, la verdad. Muy harto.

EL CRACK DEL PARTIDO: Escándalo Forlán. El único que tiene ambición, se desmarca, golea y demuestra personalidad en el campo. Y San Leo Franco que estás en los cielos, que salvó un gol absolutamente increíble!!

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO: Mariano volvió a ser Pernía. Esa puta manía de hacer faltas absurdas al borde del área, sencillamente, me exaspera. Pero también no hay que perder de vista al Kun, que parece hibernado en el vientre de la Gianina esa. Y, a nivel colectivo, esa falta de ambición, de decir, aprovechando los tropiezos de nuestros supuestos rivales, el tener un par de bemoles y dar un puñetazo en la mesa para decir ¡aquí estamos! La personalidad en este equipo (y lo vengo diciendo mogollón de tiempo) brilla por su ausencia.

NUMANCIA: Más que merecido el punto conseguido. El premio al trabajo, a la humildad y al tener claro en cada momento lo que cada uno de sus peones tiene que hacer. Un punto que les sabe a gloria. Enhorabuena por él.

ÁRBITRO: La perra andaluza esa del Ramírez Domínguez. De vergüenza ajena el penalti que nos pita. Lástima de cáncer que le pudra las entrañas …

TERMÓMETRO ROJIBLANCO: + 2º grados.

Lo bajo 2 grados. No me puedo explicar cómo se nos han ido estos puntos, la verdad. El barco a la deriva en que nos convertimos termina hundiéndose. Y el patrón andará tan feliz por ello. Porque el Sr. Aguirre tiene mucha culpa de no trasmitir a los suyos esa ambición que todo equipo que se presupone grande tiene que tener. Jugamos con mentalidad osasunera. Y así nos luce el pelo.

Bueno. Al menos, una alegría con nuestra victoria en la Copa Davis. Tres chavalitos fueron a los leones … y se los devoraron. Tres chavalitos españoles. Y nosotros, en el mejor año de la historia de nuestro deporte, sin ningún jugador nacional en nuestras filas. Me dan ganas de llorar. Y el juvenil, que con 10 y en la segunda parte, jugándose el liderato en casa del Mandril, va palmando 4-1 … y termina ganado 4-5. Claro, que no tenemos cantera. Me voy a acostar, chicos …

17 de noviembre de 2008

ATLETI 4 - DEPORTIVO 1. ¡¡YO SOY MARIANO!!

Y el Depor juega Champions, ¿verdad?. Lo digo porque ayer el Atleti se puso el disfraz que emplea en dicho torneo para realizar un muy buen encuentro frente a los deportivistas. Y sí, liderados por un Mariano Pernía sorprendente, incansable, atinado y que confirmó la mejoría que le vengo observando en los últimos 4-5 partidos.

Fue un Atleti concentrado, dispuesto, bien colocado, trabajador sin balón y con una actitud tanto con como sin esférico francamente loable. Seguramente, el partido más cómodo en lo que va hasta la fecha en nuestra casa.

Claro que, cuando se sacan los mejores y se tiene la mosca tras la oreja, todo tiene pinta de que, si hay calidad en el equipo, las cosas tienen más posibilidades de salir. Por eso mismo hay que dar caña cuando el equipo se lo merezca, y aplaudirles cuando también se hagan menester de los mismos.

Y si el Depor hubiese salido con más chispa y menos contemplativo, sin lugar a dudas, era una buena ocasión para pescar en el Manzanares. Río revuelto, people de uñas … Pero no fue así, y tal como se desarrollaba el mismo desde que el árbitro ordenó el comienzo, más tarde o más temprano tenía la sensación de que el gol llegaría. Y llegó.

En un córner al que por fin Simao tira con algo de sentido, apareció nuestro conejito de la suerte Heitinga para batir a Aranzubía de un remate … con el corazón. ¡Qué mejor manera de celebrar tu cumple, colega! (felicidades, pues).

A partir de ese instante todo fue coser y cantar. El balón era nuestro, Escándalo Forlán empezó a hacer de las suyas (lástima de ese remate es-pec-ta-cu-lar que se estrelló en la mismísima escuadra), pero el uruguayo suele ser de los que avisa una vez, y la siguiente no perdona.

Otro remate al palo por allí, un sustito del Depor por allá, y al descanso, a comentar el partido con mi amiguete Deportivista Oto, invitado de honor (como no puede ser de otra manera) por el Grupo 51.

Él lo veía claro. No daba un duro por el Depor. Yo no tanto, porque ese ritmo tan sumamente cansino de los equipos de Lotina suele terminar contagiando al rival, y ahí, el tema, en cualquier jugada, podía peligrar. Pero Lopo se encargó de disipar dudas. Le regaló el balón a Forlán al poco de iniciarse la segunda parte, el Uruguayo se marcho como poseído por Pern … digoooo, por el demonio (que hoy no toca meterse con Mariano, Tomi, que no, joer), y batió por debajo de las piernas al cerebro del Deportivo ayer. 2-0, y el tema estaba prácticamente visto para sentencia.

¿Qué por qué digo lo de Aranzubía? Sencillo. Fue el encargado de la construcción desde atrás de todo el juego ofensivo de los coruñeses. Evidentemente, así acabaron, claro. Defender eso lo hace … hasta el Atleti.

El 3-0, jugada para enmarcar, dejada del Kun y Maxi pilló su fusil y ametralló sin piedad al guardameta vasco. El Atleti, con el freno de mano echado, jugaba a placer. Y el cuarto tenía que caer. Jugadón de Don Mariano en banda, dejada para Escándalo Forlán y dicho y hecho. Sinceramente, daba gusto verlos jugar.

Y poco más. El del honor Deportivista fue obra de Filipe, tras asistencia de Valerón (que demostró en lo poquito que jugó que el que tuvo, retuvo), y coser y cantar. Demasiado fácil, pero nos la jugábamos. La jornada era propicia para nosotros … y para el Depor, si hubiese sido listo. Superioridad incontestable rojiblanca en todas las facetas de este deporte tan extraño denominado fútbol. Y que no lo es tanto, cuando las cosas se hacen con un mínimo de coherencia y de saber estar, ¿Verdad, Sr. Aguirre? ¿Habrá aprendido la lección? Suenan pajaritos en mi cabeza … veremos si no se nos convierten en halcones. Al loro, que el Espanyol sabe algo ya de esto.

EL CRACK DEL PARTIDO: Pues estuvieron todos a un excelente nivel (Heitinga, que apunto estuvo de anotar otro, Ufaljusi, Perea fue un coloso con y sin balón, Maniche, por supuesto, Escándalo Forlán). Pero se lo voy a dar a Mariano. El caso es que este finde he estado en casa de tranki (el viaje a Liverpool lo voy a pagar con creces, pero no me arrepiento) y tuve la ocasión de emocionarme viendo Espartaco (peliculón del Kubrick de diez). Y me llamó la atención la escena en que que Craso pregunta cuando gana la batalla al ejército de los esclavos que quién es Espartaco. La respuesta de los supervivientes es unánime: se empiezan a levantar todos indicándole “¡¡Yo soy Espartaco!!”, grita uno. “¡¡Yo soy Espartaco!!”, contesta otro. “¡¡Yo soy Espartaco!!” dice un tercero. Y así sucesivamente. Ayer en el Calderón, pasó algo parecido: “¡¡Yo soy Mariano!!”, expresaba el de abajo. “¡¡Yo soy Mariano!!” decía el del al lado. El de atrás respondía “¡¡Yo soy Mariano!!”. Y es verdad. Ayer, hasta yo exclamé: “¡¡Yo soy Mariano!!”.

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO: El Kun. Apagado, sin chispa, tristón, medio ido del encuentro … Algo pasa en la cabeza de este chico. Y puede que Aguirre tenga algo que contarnos al respecto. En fin, esperemos que sea una simple racha pasajera, sin más.

DEPORTIVO: Cada vez que pilla el balón, sinceramente, me recuerda a cuando veía “La Moviola” en el inolvidable Estudio Estadio (el de antes, claro, no en la tertulia bananera vikingoidal que se fue en las últimas temporadas). Lentos hasta decir basta. Sinceramente, el peor equipo que ha pasado por el Calderón. Y si el que tiene que sacar y construir el juego desde atrás es Aranzubía, mal camino llevan. Supongo (y espero) que fuese una pájara pasajera, sin más.

ÁRBITRO: No sé ni quién era, así que muy bien. Partido de guante rojiblanco.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO: + 4º grados.

Ahora sí que echamos el freno, que andaba yo despistadillo con esto del termómetro. De momento, lo dejamos como está. La jornada ha sido muy propicia … para no decir el adiós definitivo a los de arriba. Pero cuidadito, que nuestro margen de error es ínfimo. Y hay demasiada peña por medio para que pinchen todos. Soria será otra prueba de fuego (o de hielo, más me temo).

Qué sosota me ha quedado la croni, ¿qué no? Es que cuando es todo tan sencillo y tan fácil de contar … Al final va a tener razón y todo el capullo de mi colega el Querubín, que dice que estoy mucho más inspirado cuando el Atleti palma que cuando gana y juega bien. ¿Será miserable el tío?

13 de noviembre de 2008

ATLETI 0 - ORIHUELA 0. CON LOS OJOS CERRADOS.

Si tuviese que hacer un día una crónica de un partido sin poder presenciarlo, sin duda alguna, me arriesgaría con este. De hecho, tenía el presentimiento de que acabaría como lo hizo: 0-0, después de haber fallado mogollón de ocasiones de gol, bronca en la grada y pase a la siguiente eliminatoria.

Fijaros, es muy fácil de imaginar. Equipo local que se trae una ventaja, que da cierta tranquilidad para manejar el partido de vuelta, pero que, de no acabar de rematar la faena, con el paso de los minutos se te puede ir complicando. No tiene más que coincidir con que la gente se vaya impacientando, nuestros jugadores se contagien de la dichosa ansiedad general, y el rival vaya quitándose los complejos iniciales de equipo de Segunda B y se vaya desmelenando poco a poco.

Sigamos. Ambiente frío, poca peña en las gradas, partido relativamente tranquilo, Atleti controlando la situación pero con el freno de mano echado, rival ordenado más preocupado de no salir goleado que de otra cosa. Ocasiones van cayendo, pero nadie termina de anotar un tanto. Con el paso de los minutos, se empiezan a ver las carencias del equipo. Ayer, especialmente, una fue sencillamente sangrante en el Atleti: nos falta un tío que de el último pase final en condiciones.

Sigo imaginando. Es el típico partido que tiene que ser una tortura china para los jugadores que están en nuestro punto de mira. Fijo que Luis García vuelve a ponerse el disfraz de García Luis, y empieza a fallar cosas sencillamente infallables. A la grada le puede dar por ensañarse (con razón, ojo) como en el caso de Luisito … o de cachondearse, como el caso del inefable Marianico (impresionante el fondo norte ayer venerándole como si de Maradona se tratase a la hora de lanzar un córner).

Mientras, como diría mi coleguita Nacho, el rival a “ver la vida … venir”. De vez en cuando da un sustillo, pero sigue en sus trece de no perder el orden bajo ningún concepto.

Total, descanso, y el bocata. Mientras tanto, en el Calderón empieza a hacer de las suyas ese puto frío húmedo que se te cala en las putas entrañas. Comienza la segunda parte, y según transcurre la misma, la tónica (con Beefeater, please) del primer tiempo. Ataques y ocasiones clarísimas malogradas por los míos, el gol sigue sin entrar, la grada se impacienta, y el rival empieza a creerse que puede hacer algo.

Mientras, fijo que Aguirre, como es un cagón, empieza a ver la cosa chunga y decide tirar de artillería. Para doblegar a todo un Orihuela, el colega saca a los Simao, Maxi y Maniche. Ni por esas, oiga. Esta crónica ya estaba escrita, y por mucho que lo intente, ni usted va a poder cambiarla. Eso sí, se confirmó la noticia: Aguirre reservó a Forlán en Pamplona para lo de ayer. Jugó todo el encuentro. Y luego se quejará de que la peña se acuerde de sus familiares más entrañables … Angelito.

Ya no se fallan ocasiones. Empieza el recital de despropósitos sin control. Pases sin sentido, controles con las espinillas, remates descerebrados, aceleramiento general …Y a estas, el rival empieza a inquietar más. Y la grada se revuelve de su asiento como si tuviese en vez de una almohadilla un saco de alfileres bajo sus posaderas.

Finalizo. Al final bronca total, la gente pide la hora, susto final con paradón antológico de Coupet incluido, pañolada, “Aguirre, cabrón, fuera del Calderón”, el Frente desatado animando (ole sus cojones ayer, es muy jodido en un encuentro así tirarse todo el tiempo haciendo honor al “ … y en las buenas y en las malas, nunca para de animar …”), pitido final, ovación para los invitados, echando hostias para casa que mañana hay que madrugar, y el viernes, la emoción del sorteo. Al fin y al cabo ya es lo único que importa: el sorteo.

EL CRACK DEL PARTIDO: Coupet y su extraordinaria parada en el último suspiro, Pableras y Domínguez. Y por encima de todos ellos … el bocata de tortilla francesa con bonito de mi vieja. Eso sí que merece la pena, qué carallo …

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO: García Luis sigue en su línea, sencillamente exasperante hasta decir basta, el recital que dio Sinama de remates al limbo (calcetines de colores para el Pongol, please, el rojo con la botita izquierda, el verde con la botita derecha), y el desatino también en los metros finales de Forlán (si bien su trabajo fue encomiable, hay que reconocérselo también).

EL ORIHUELA: Pues perfectamente plantado en el campo, pero se dio cuenta demasiado tarde de que podía haber intentado algo más.

Y poca historia más. Es curioso como un partido que se tenía que haber ganado por 4-0 tranquilamente, acabas con los putos huevos de corbata. ¡¡VIVA LA COPA DEL BUEY!!

11 de noviembre de 2008

ASÍ NOS VEN POR AHÍ: 14.- REAL CLUB DEPORTIVO LA CORUÑA (Otomano)

Hoy toca el turno a otro de mis mejores amigos que, precisamente por su forma de ser y de comportarse conmigo, hace que cada día que pase quiera y envidie más a esa tierra denominada Galicia. Eso sí, no le hagáis nunca nadie una putada. Puedo asegurar y aseguro que es de los que perdonan, pero jamás (y cuando digo jamás es JAMÁS) olvidan. Su lista negra de jugadores/periodistas/utilleros/barrenderos etc. es sencillamente interminable. Os dejo con sus opiniones.

*******
INTRO - "El dueño de este blog, tras dejarme como plato de segunda mesa el año pasado para cederle el honor de contestar esta encuesta a un tal Dirty o chorrada parecida viene ahora a mí y me pide que le conteste. Y viene con respeto y me dice "Otomano, unas palabras para mi blog". Y así lo hará el Otomano, pero algún día y tal vez ese dia no llegue nunca … me devolverá el favor …"
Otomano

1.- Nombre (o Nick), lugar de nacimiento, de residencia actual y equipo del que eres seguidor. Otomano. Resido en un lugar de la sierra de Madrid. Y soy seguidor del Deportivo de La Coruña. Web: http://rcdeportivo.blogspot.com (clicar en la foto)

2.- ¿Eres socio o abonado de tu equipo? En caso afirmativo, indícame número y antigüedad, please. Socio y abonado desde la 2000/2001. El número no lo recuerdo ni tengo el carnet aquí (lo usa mi familia para ir cuando les apetece) pero anda por el 11.000 y pico.

3.- Generalmente, cuando el Atleti acude a tu estadio, esperas ver …. Mi caso es un tanto especial, soy un deportivista en el exilio por temas de curro, así que no lo puedo ver siempre. Espero que gane el Deportivo, aunque el año pasado me amargastéis el día de Reyes y en la Copa siempre nos echáis fuera.

4.- Generalmente, cuando tu equipo acude al Calderón, esperas que …Pues también ganar, qué coño ! Aunque para mí lo más importante es que aparece mi equipo por cerca de mi lugar de residencia y también puedo verlo.

5.- ¿Lo consideras un partido más, o aún seguimos creando una expectación especial? A nivel general, el Atlético en Riazor es un partido relativamente importante. Está desde luego por debajo de Madrid o Barça … ni que decir tiene que por debajo de ese equipo de drogadictos del Sur de Galicia que puebla la 2º división (y ojalá siga allí por mucho tiempo); y creo que está más o menos al nivel de Sporting (que aparecen muchos asturianos y hay cierta rivalidad) o Sevilla (hay hermanamiento blues/biris).

Para mí siempre es algo especial porque cuando el Deportivo estaba en 2º y todos teníamos un equipo preferido en 1º, el mío era el Atlético de Madrid de los Reina, Melo, Capon, Panadero, Pereira, Irureta, Leivinha, Leal, Heredia, Ayala, Rubén Cano (y tú Tomi ya sabes que no he tenido que tirar de google para esta alineación).

6.- ¿Qué piensas cuando oyes que dicen que somos la mejor afición de España? Pues ¿que quieres qué te diga? .. Una leyenda urbana como otra cualquiera fomentada por el periodismo capitalino de Madrid.

No puedo considerar la mejor afición de España a una que cuando hay que poner pasta para comprar acciones del equipo deja que se las quede todas una famila. Tampoco puedo considerar la mejor afición de España cuando ha llegado todo un Atlético de Madrid con la gente que mueve y la población que tiene alrededor a tener "tan sólo" 27.000 socios (año 93).

En cuanto a animar, exaltarse y todo eso … en dura pugna con los sevillanos (ambos) y gaditanos.

7.- ¿Cuál es el jugador que más te ha impresionado que le hayas visto jugar en nuestro equipo? El Otomano no tiene amigos ni conocidos … así que llega a un foro atlético y dice lo que siente. Le duela a quien le duela: HUGO SÁNCHEZ.

8.- ¿Has estado en el Calderón? ¿Qué te pareció el campo? ¿Qué te pareció la gente? Sí. Bien. Muy bien.

9.- Todos tenemos equipos que más o menos nos resultan más simpáticos que otros. Referente a nosotros, ¿Qué tal te caemos? Ambivalencia. Todo viene del asco y la repulsión que le tengo al execrable expresidente Gil. Si tenemos en cuenta que el Atlético era al 90% de Gil, pues me cae de puta pena.

Los aficionados me caen bien. Y en algunos casos muy bien. Suelo hacer frente común con ellos contra la vikingada de mi curro.

10.- ¿Qué significa para ti ser del Deportivo? Ser del equipo de mi ciudad, del estadio donde comencé a ver fútbol. Tengo numerosos recuerdos asociados a todo ello desde la lejana época de 2º (Rayo, promoción con el Celta, gol de Vicente, promocion Tenerife, goles de Stoja) hasta la 1º donde he visto cosas que nunca hubiese soñado en los 70/80 (ganar la liga, la Copa, jugar en Europa, equipos míticos en Riazor).

11.- ¿Seguimos siendo un grande en tu opinión? En cuanto a gente e impacto mediático sí … pero … son 12 años sin un título. Y si quitamos ese "año maravilloso" son más de 30 sin una liga. Cuando yo era pequeñajo y empecé a ver fútbol el Atlético disputaba el 1º-2º puesto al Barça o Madrid, ganaba copas, quedar 4º era un año malísimo . Creo que el gilismo ha supuesto la decadencia del equipo y la afición atlética se ha resignado a ello.

12.- ¿Recuerdas algún enfrentamiento directo contra tu equipo que te traiga un especial recuerdo?. Muchos … El Dirty te dijo el gol de Serena en Riazor en la semi de Copa. Yo añadiré el partido que ganamos en el Calderón el año del campeonato 99/00 con un recital de contraataque de Makaay en el estadio del equipo que históricamente mejor ha hecho las contras de la liga española.

Y otro el 3-2 en Riazor de hace unos años, la única vez que me he ido de un estadio antes que acabase el partido cuando a falta de 10 minutos marcó el Atleti el 1-2 (tenía que hacerme los 600 Km de vuelta en coche) y va el Deportivo y remonta con 10 jugadores.

En cuanto a jugadas … el golazo que marcó el Niño dejando sentado a Naybet en un regate largo en el "carril del 8" (creo que vuestro 1º año en primera de esta época) y otro chutazo de Kostadinov en el Calderón (prácticamente lo único que hizo el pobre en el Deportivo).

13.- Un deseo para nosotros. Que echéis a los Gil y su camarilla.

14.- Un deseo para tu equipo. Solucionar la situación económica. Para ello creo indispensable quedarnos en 1º, porque si no, corremos riesgo serio de desaparecer.

15.- Si yo te digo Atleti, la primera palabra que se te viene a la mente es… No es una palabra, es una imagen. Camiseta entallada años 70 con cuello camisero, numeros estilizados, pantalón azul ajustado y un tipo moreno con greñas (llámale Heredia, Becerra, Ruben Cano, Panadero, Leal, Ayala, …)

16.- Un jugador que temas del Atleti …Cleber Santana. Ah no, que lo cedieron al Mallorca ! :-DDDDD. Ahora en serio . Kun.

17.- Un jugador que tengamos que estar al loro de tu equipo … El mexicano Guardado, que parece está en buen momento de forma.

18.- Lendoiro sí, Lendoiro no … Son incuestionables los primeros 13 años de Lendoiro. Incluso diría que insuperables.

Pero a partir del campeonato de Liga el equipo ha entrado en una espiral de endeudamiento difícilmente sostenible. Unamos a eso que aparte de lo que cobra él, tiene una gestión absolutamente oscurantista con sus hijos y yernos cobrando del club en diversos cargos (director de la revista, director de la zona vip …). Además perjudica los ingresos del club el que esté peleado con todo hijo de vecino (prensa, La Voz de Galicia, Ayuntamiento, xunta) porque nadie quiere meter un duro en patrocinio o recalificaciones de estadio … creo que hay que irse planteando el relevo.

19.- ¿ Crees que debe de haber una Selección Gallega independiente de la Española compitiendo con los mismos derechos que cualesquiera de los demás? En caso afirmativo, indícame cuáles son las razones. Si. Soy gallego y me gusta oir mi himno en las competiciones oficiales y ver mi bandera. Escocia o Gales la tienen. ¿Por qué Galicia no?

20.- Dime cuál es el puto secreto de que todos los años ganéis a los putos vikingos en Riazor sin apenas despeinaros … (en el Calderón es más valioso que el de la fórmula de la Coca-Cola, te lo puedo asegurar). No es sin despeinarse, hay que estar allí y verlo. Creo que parte del secreto está en los propios vikis: Se acojonan vivos. Son muchos años sin ganar en Coruña y eso les pesa. Une a eso el ambiente en Riazor que comenzó siendo anti-Fernando Hierro (somos una afición muy muy rencorosa, Hierro se retiró en 2004 sin que Riazor le dejase de recordar un partido del año 1988 con el Pucela en que se cargó a Fran) y acabó siendo absolutamente anti-madridista. Y a unos jugadores nuestros que saben lo que se espera de ellos.

21.- ¿A qué cojones esperas para pagarte unas cañas, mamonazo? Ya sabes que cuando quieras … en la previa del próximo partido que estaré allí. OK?

10 de noviembre de 2008

OSASUNA 0 - ATLETI 0. ¿CÚANTO DURAN LOS PARTIDOS EN MEXICO?

- Duran 35 minutos, ¿No?
- ¡Qué va, hombre! Duran 90, como aquí, como en todos lados …
- ¿Seguro?
- Claro, joder.
- Entiendo, entonces, que debe de ser que Escándalo Forlán andará con una sobrecarga de partidos de la hostia, y claro, lo reserva …
- Empezó así, sí … Pero ahora, por culpa de una lesión, estuvo casi un mes descansando …
- Jo … ¡Claro! ¡Ya está! Seguro que el miércoles que viene hay un encuentro trascendente en el que nos jugamos la vida. Fijo que, además, el rival es de los de aúpa.
- Cierto. El miércoles jugamos Copa del Rey, pero frente al Orihuela, un Segunda B …
- Habrá que remontar, pues …
- 0-1 en la ida …
- Ándale … Manito, es que el Osasuna será, entonces, un rival temible y temido. Yo recuerdo hace poco que, precisamente, de la mano de mi compatriota, ese equipo jugó Champions …
- Previa de Champions, sí … Y el Osasuna va el último en la actualidad. Colista de la clasificación …
- Entonces, déme un tequila más, guey …
- No te molestes. Dile que deje la botella aquí.

(extracto de conversación entre un servidor y un compatriota del rey de los cagómetros esos que tenemos por entrenador, ayer, 19:30 h.).

Pues nada. Dicha conversación es perfectamente aplicable a lo sucedido ayer en el Indargorrinómetro (calladitos ellos todo el encuentro, que monos los cerditos cuando están tranquilitos retozándose en su piara, oiga).

En 55 minutos de la vida de una persona se pueden conseguir muchas cosas. En las de un equipo de fútbol, también.

Porque lo de ayer así fue. Una primera parte en la que merecimos palmar, y por más de un gol (grande Coupet en el penalti que le paró al sucesor del Niño, según la prensa vikingoidal vaticinó en su día), y una segunda en la que, a partir de que salió el Uruguayo, todo cambió por completo, y se pudo ganar el partido con cierta comodidad, de no ser por la ansiedad propia de los jugadores sabiendo que ya el tiempo nos apremia y que las ocasiones no terminaban de entrar. Probablemente (y digo probablemente, pero tampoco me hagáis excesivo caso, probablemente también serán elucubraciones mías), por lógica, cuando más tiempo estén los mejores en el campo, más posibilidades habrá de llevarnos los tres puntos a la buchaca. Máxime jugando en el campo del último. Esto lo veo yo, lo ves tu, y lo ve mi prima la de Sebastopol, que lo más parecido que haya visto a un balón en su puta vida será a uno de los cojones que se supone tendrá su novio. Lo ve todo el mundo, menos el mediocre de siempre.

Para colmo, ese cambio que debió hacer en Liverpool (Ever Banega), precisamente en ese instante (minuto 43 segunda parte), y que no realizó, ayer sí que lo efectuó. Un punto es un punto, qué coño. Y la Champions, cada día más lejos. Sencillamente genial. Pues nada. Que siga la fies. La mediocridad nos rodea, pero el problema está claro: tenemos el epicentro de la misma metido en nuestra propia casa. ¡Larga vida a la Intertoto!

EL CRACK DEL PARTIDO: Coupet. Al fin demostró la categoría de portero que yo le había visto durante mogollón de años de soledad en el cuarto de estar de mi casa viendo partidos de Champions soñando con que algún día mi equipo también estaría. No solo por el penalti, estuvo todo el encuentro valiente, decidido, seguro y superconcentrado. Lo dije en su día y lo mantengo: la portería está bien cubierta.

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO: El comandante del barco que nos lleva de forma inexorable camino de disputar (apasionadamente, eso sí) un puesto de clasificación para la Intertontos. Qué haríamos nosotros sin él …

OSASUNA: Voluntad y presión, carente de calidad por completo. Van los últimos por algo. Claro que, el rival que tuvo enfrente durante 55 minutos, anda por el centro de la tierra.

ÁRBITRO: Burrul. Fiel representante de la teoría de lo poquito que les cuesta a todos pitarnos un penalti en contra. Un penal que para mí no es ná, pero bueno. Está claro que no es el culpable de todo. Ni mucho menos.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO: + 4º grados.

Alucinante, ¿Verdad? He subido un grado. Ya perdonarás, pero se lo prometí a mi colegui el mexicano … ¡Otro tequila, por favor!

Y cómo acabo yo esto. Si mi ordenata hablara, diría que hay que ver qué dueño con cara estreñío le ha tocado por castigo contemplar cada vez que le enciendo y me pongo a escribir gilipolleces sin sentido. Mi contrarréplica fue letal. Me puse de fondo de pantalla una imagen del Señor Aguirre. ¿Será hijoputa? Se me ha puesto ahora en estado de hibernación. Malditos cacharros …

6 de noviembre de 2008

LIVERPOOL 1 - ATLETI 1. THIS IS ANFIELD.

El estadio por fuera parece más una fábrica de cemento que otra cosa, la verdad. No da la sensación de ser el templo que es en realidad. Pocos bares alrededor del mismo, salvo un mogollón de casas de esas de chalets adosadas, y una fantástica tienda de merchandaising para comprar mogollón de cosas. Dentro ya es otra cosa. Dentro ya sí que impresiona lo bonito que es. Esa gradona que ocupa The Kop flipa cantidad. Es muy cerradito, y lo que más chana es que te puedes poner tranquilamente en manga corta luciendo los colores de tu equipo sin pasar nada de frío (si, ya sé que las 345 pintas que llevaba encima también ayudan lo suyo, pero en serio, dentro del campo no hacía nada de biruji). El césped no es que esté bien, es que está sencillamente impecable. En mi vida he visto en ese aspecto un campo igual. El momento mágico de la noche, sin lugar a dudas, el You’ll Never Walk Alone, cantado también por muchos de nosotros, y a continuación, como no podía ser de otra forma, nuestro himno entonado a todo trapo, y respetado también por ellos. Aún así, a nivel de animación a mi me defraudaron un poco los ingleses. Igual es que les tengo en un listón muy alto, no sé. Por cierto, como anécdota, decir que ese campo era inicialmente del Everton y fue comprado por el Liverpool (están los dos separados por un escaso kilómetro). Sí, la verdad merece muy mucho la pena ir para allá.

This is Liverpool.

Una ciudad de muchos contrastes, sinceramente. Aparentemente es muy tristona, como apagada. Su gente parece seria, pero luego en el trato son muy agradables. Con nosotros se portaron de puta madre. Sus garitos son superauténticos, supercuidados hasta el más mínimo detalle. Y te permiten cantar y beber y divertirte sin mayores complicaciones. Por supuesto, estuve en The Cavern (tanto en el Pub como en el sitio en donde dan los conciertos). Sencillamente apoteósico el sitio, bastante grande y con el mismo encanto y la misma magia con la que fijo debutaron los Beatles allí. Había un cantautor haciendo versiones de ellos sencillamente antológicas. Al final se lió a tocar canciones conocidas acoplándolas a nuestros cánticos. Fue un momento sencillamente emocionante. Disfruté como un enano. Comimos por ahí en un sitio de esos de comida rápida, de esa que llena mucho y no tienes muy claro qué pollas te estás papeando. Me resultó curioso el ver que mucha gente comía por allí, en la calle (gente no del Atleti, se entiende, sino lugareños de allí). Y las pibas … Ayy, las pibas. La mayoría llevan unos tacones finísimos y muy alargados con los que no sé ni cómo pollas pueden andar por esas calles. Y los taxis molan mogollón, pueden ir hasta 6 personas. En definitiva, un sitio aparentemente muy tristón, con un clima que yo sinceramente no aguantaría, pero con muchos rincones con mucho encanto. El centro es pequeñajo, se patea en un pis-pas y está lleno de pubs. A mi me gustó mucho todo. Eso sí, que no se me olvidé. Los putos baños, coño. No es que sean estrechos, es que en algunos no podía ni siquiera darme la vuelta para mear, joder. En uno de ellos, como llevaba una mochilita, no tuve más remedio que ponérmela encima de la cabeza como un fakir para poder intentar una maniobra de salida de allí. Imaginaros el careto del guiri que había meando fuera cuando salí de esa guisa. Sí, ya sé, no tengo un cuerpo danone, y mi barriga es mi barriga, pero coño, que no había forma humana, ya digo, de ni siquiera darse la vuelta. Parecía un trailer dándose un rulo por un circuito de Karts. Y si los limpian, ya puestos, de vez en cuando, serían ya la repolla.

This is the Match.

Pues el resultado es aparentemente justo, bueno para nuestros intereses, aunque claro, la forma en la que se produjo fue de nuevo una vuelta de tuerca más de prueba de fidelidad de nuestros colores. El Liverpool dominó pero no encontró la forma de meternos mano, entre otras cosas, porque nuestra defensa estuvo sencillamente soberbia, destacando por encima de todos Pernía (trankis, no me duran todavía los efectos de las birras, creo), aunque tanto Antonio López como Perea o como Heitinga estuvieron también hechos unos jabatos. Pudimos hacer historia, pero bueno, hay que intentar mirar en positivo y pensar que seguimos siendo líderes del grupo. Nos adelantamos con el chicharro de Maxi, y en la segunda parte nos limitamos a defender con cierto orden, algo inaudito tratándose del Atleti.

This is the UEFA.

Mafia. Corrupción. Basura. Bazofia. Matan el fútbol con sus manipulaciones. Lo del penalti que nos pita el árbitro es sencillamente vergonzante. Él pita, de hecho, claramente el saque de puerta, pero el linier no. Y lo que es un elemento simplemente consultivo para a ser uno decisivo. Así, por arte de Platini. No tiene bastante con cerrarnos nuestra casa injustamente. Que va. Ahora al señorito no le gusta que agotemos y defendamos nuestros derechos, y por recurrir al TAS, nos lo paga así. Espero que el Atleti nunca tenga la decencia de invitar a este tipo a nuestra casa. Yo lo declararía, de hecho, persona non-grata. Y pido perdón a las personas por compararle con ese individuo.

This is Aguirre.

Un cagón. Un mediocre. Un pibe que no entiende de respeto. Porque con su alineación, dejando al Kun en el banquillo en un encuentro en el que pudimos dejar sentenciado ya nuestro pase a la siguiente ronda, y sabiendo (o deberiendo de saber, más bien) lo que significaba ese encuentro para todos los Atléiticos, es una auténtica falta de respeto a los casi 4000 pibes que viajamos hasta allí. Y luego, para colmo, no se le ocurre otra cosa que cambiarle por Forlán. Ya no digo nada de no haber agotado los 3 cambios, que esa es otra. Todo el mundo hubiese sacado en los últimos minutos a Banega. Se pierde un poco de tiempo, se gana en manejo de balón, y mientras tu lo tienes, uno no pasa peligro. Todo el mundo menos el Sr. Cagón Aguirro. Le recuerdo, mi querido incompetente, que usted ya no está en Osasuna, y que los Atléticos odiamos profundamente la forma de jugar de esos equipos. Entérese ya de una santa vez. ¿No es mucho más lógico haber intentado ya ayer conseguir el pase y dedicar los dos partidos que quedan a rotar a todo Cristo viviente, sin problema alguno? Encima del castigo que se supone es para el chaval no disputar de inicio ese encuentro. El poco afecto que le tenía se está convirtiendo en un odio profundo. Es triste reconocerlo, pero es así.

This is You’ll Never Walk Alone.

Pues sí que lo cantamos, junto con los ingleses, y fue sencillamente espectacular. Otro momento memorable, inolvidable, emocionante y sincero. Algo que ya tengo dentro de mi corazón, y que jamás se borrará.

This is Fernando Torres.

Liverpool’s Number Nine. Parece ser que hay gente enfadada con él porque se alegró cuando marcó Gerrard. ¿Qué coño queríais que hiciera, ponerse a llorar, joder? Eso sí, podía haber tenido el pequeño detalle de bajar a saludarnos al final del encuentro. Como sí que lo hizo Reina o Xabi Alonso, por poner 2 ejemplos. De vergüenza (salvo Heitinga y Escándalo Forlán, chapeau especialmente para el holandés) ajena el que los nuestros no se acercaran a nosotros a aplaudirnos. Qué trabajo les costará darnos esos 2 minutos de su vida. Y luego dicen que no les sacamos cánticos a los jugadores. ¿Acaso alguno se lo merece realmente? Anda y que les follen.

This is an desastre.

La vuelta, digo. Un caos de impresión. Entiendo las medidas de seguridad y que sean superestrictas, pero no puede hacérsenos pasar a casi 3000 tíos por una puerta (por una sola puerta, ojo) para embarcar. Mi vuelo salió al final a las 4 de la mañana. Así que, para amenizar la espera, pues nos fundimos las libras que nos quedaban en … ¡acertaste, Bart Lancaster! ¡Más birras, como no podía ser de otra forma! Por cierto, que en uno de los aviones del FA, mi amigo el Recetas (con el que me encontré en Liverpool, de hecho, me encontré con bastante peña histórica del FA, honor y gloria para todos ellos) me comentaba que estaba todo indignado porque ¡no le dejaban fumar en el avión! :-DDDDD. La verdad es que es un putadón, ya que allí no puede fumar en ningún lado. ¡Ni siquiera en el partido! Yo, al final, me pasé la prohibición por los cojones. Me encanta ser superespetuoso con estos temas, pero por ver un partido del Atleti sin fumar, si que no paso, señores. Afortunadamente, los Steward pasaron de mi o se hicieron el tonto, lo que más rabia os dé. Pero yo, fumar, fumé. Vaya que si fumé.
We are Supporters Atlético de Madrid.

Sé que este comentario no va a gustar a mucha peña, pero me la suda. Ayer demostramos que en muchos momentos logramos enmudecer Anfield. Ahí queda eso. El nivel de animación fue sencillamente impresionante (a mi me duele cantidad la garganta todavía, de hecho). Todos fuimos un solo corazón, latiendo el de todos juntos de forma completamente armónica y acompasada con un solo propósito, que nuestro himno y nuestos cánticos sonasen con más fuerza y nitidez que nunca. Y lo conseguimos, vaya que si lo conseguimos. Me quedo con la imagen final de los hinchas del Liverpool, al finalizar el partido, haciéndonos reverencias todos por nuestro comportamiento y aplaudiéndonos a rabiar. Hasta los más atrevidos se lanzaron a gritarnos “¡ATLETI ATLETI!”. El broche de oro a un día sencillamente inolvidable.

Dicen que un jugador de fútbol no es un tío completo si no ha jugado un partido en Anfield. Pues lo podríamos prolongar perfectamente a un hincha o seguidor de fútbol. Afortunadamente, los Atléticos nos doctoramos el pasado miércoles. Y si a nivel deportivo la cosa fue más bien ni fu ni fá (aunque aún estamos invictos en la competición), a nivel emocional y de afición fuimos de Cum Laude. Decidamente, uno de mis sueños se ha visto hecho realidad. Y dicen que por estas cosas vale la pena vivir, ¿No? Pues vivamos y sigamos orgullosos de ser Atléticos. Por mucho que Aguirre no nos entienda, que Platini nos putee o que cada partido sea una prueba todavía aún más dura que el anterior. Ingenuos. Jamás podrán con nosotros. El sentimiento Atlético es sencillamente indestructrible, infranqueable. Muchos nos han visto nacer, nadie nos verá nunca morir. ¡FORZA ATLETI!


3 de noviembre de 2008

ATLETI 2 - MALLORCA 0. CON LA MENTE PUESTA EN ANFIELD.

La verdad es que es así. Es muy jodido para mí como aficionado a esto del fútbol el contemplar un partido frente al Mallorca, sabiendo que en dos días voy a visitar uno de los templos sagrados de este mundillo como es Anfield. De hecho, en mi mente no para de resonarme una y otra vez el You’ll Never Walk Alone. Es como si fuese la canción del verano, esa con la que te machacan insistentemente en cualquier sitio y que terminas aborreciendo por completo. Claro que, este sí que no va a ser el caso en lo que a mí respecta.

Y mientras ultimas los detalles del viaje con tus colegas, resulta que se juega un partido de liga. Clásico partido de Liga del Atleti. Minutos iniciales agilipollados, el Mallorca siendo dueño de la situación, pero a poquito que nuestro centro del campo se entona, lo demás viene rodado. Y viene así porque cuando cuentas en tu delantera a un asistente como Forlán y a un genio como el Kun Agüero, todo resulta mucho más sencillo. El primer gol fue buena prueba de ello. Una auténtica joya, un diamante en bruto. Maniche conecta con el Uruguayo, este de primeras asiste de cabeza al Kun, mágico control y exquisito toque en vaselina que se cuela sin remisión ante la portería defendida por Moya. Ya solo por esta jugada mereció la pena haber ido el sábado al Coliseum Madrileño por Excelencia.

Sin tiempo de reaccionar, internada soberbia de Antonio López, Forlán remata en semifallo, pero los buenos hasta cuando fallan terminan acertando, porque el resultado fue una asistencia sobre el Kun para que anotase el segundo tanto de la tarde. La cosa parecía sentenciada.

Seguramente, por la emoción del partido que se nos avecina (Aguirre, no me enfade usted y no me reserve absolutamente a nadie en Anfield, los 3000 tíos que nos desplazamos allí nos lo merecemos), la segunda parte nos dedicamos a tertuliar, a sestear y a verlas venir. Todos los que estábamos allí, menos Don Leo Franco que estás en los cielos (se me numeren todos los que decían que no tenemos portero, por favor) que realizó un par de intervenciones sencillamente escalofriantes. Así me gusta, Leo. Tapando siempre bocas. Como debe de ser.

Y poca historia más, la verdad. El Mallorca tuvo un par de ocasiones clarísimas de gol, pero la diferencia que hay es que no tienen un goleador. Nosotros tenemos al Kun, algo mucho más valioso que un simple goleador.

Me hacen gracia los periolistos cuando dicen que tenemos Kundependencia. Pero qué listos son, coño. Cualquier equipo del mundo que tenga a un jugador así la tendría. Cualquiera. ¿O es que hay alguien hoy en día que le pueda suplir con garantías? Hala a chupar candados, hombre …

Y ahora que dicen que si Escándalo Forlán se fue enfadado. La historia de siempre, vamos. Que resulta que los jugadores, cuando son sustituidos, tienen que ir dando gracias a todo el mundo, repartiendo besitos por doquier y ser más felices que Guti con su nuevo consolador programable. Lo dicho. Tengo la ración de candados baratita …

EL CRACK DEL PARTIDO: Antonio López. Estuvo soberbio toda la tarde, subiendo, bajando, centrando con criterio. Y eso que el hombre sigue sin jugar en su sitio por culpa del inepto del Sr. Aguirre. Aunque si hubiese puesto a Leo Franco que estás en los cielos, a ese genio denominado Kun o al superconcentrado Perea tampoco hubiese pasado nada, cierto es.
LA DECEPCIÓN DEL PARTIDO: El único, el inigualable, el desquiciante, el desequilibrante (para nuestros cerebros), el inefable. El Anticristo Pernía. Otro auténtico recital de balones perdidos, al contrario, entradas fuera de tiempo, desastre cubriendo su posición. De verdad que no me puedo explicar cómo ese pibe puede estar aquí. Al menos una buena noticia: creo que este año acaba al fin su contrato. Prometo ir a Neptuno a celebrarlo.

ÁRBITRO: Bien, en líneas generales. No ví nada raro especialmente para mencionar.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO (+ 3º).

Si señor. Subo 2 grados más. Eran 3 puntos cruciales para no terminar de perder esperanza alguna. A ver si las lesiones nos respetan un poquito más, a ver si Aguirre hace las rotaciones con algo de cabeza, a ver si le echan pelotas y ganan en Pamplona, a ver si podemos sentenciar nuestra clasificación en Anfield, a ver sí … Hay tantos “a ver sí” …


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8