15 de enero de 2010

Atleti 5 - Recre 1. El partido que jamás debió de existir.

Puede que esté cegado por la rabia contenida que aún tengo por no haber ayer acudido in situ al choque, debido a un extraño virus que invadió mi cuerpo y que hizo que llegase a mi queli después de un durísimo día de currele hecho un waltrappas total y con fiebre. O quizás sea que aún no he podido olvidar el asqueroso, repugnante y nauseabundo a más no poder encuentro que realizó mi equipo en Huelva hace una semana. Porque, está claro, uno en la vida puede ganar, empatar o perder. Pero tiene que mantener siempre un respeto mínimo a la profesión que representa, al Club que le paga, al escudo que porta y, especialmente, a la gente que les sigue allá por dónde va. Y todos estos principios fundamentales fueron literalmente pisoteados en el encuentro de ida. Ayer, enmendaron el error. Bienvenido sea, pues, pero, por favor. Sin euforias desmedidas, sin grandes alardes, y sin demasiadas tonterías. Que uno ya está muy harto de tanta tomadura de pelo.

Futbolísticamente hablando, el de ayer fue un partido puro y duro de Copa, con todo lo que esto conlleva. Nunca me podré explicar el por qué la gente llena más los campos en la Liga que en esta competición. Lo de la Liga es como fútbol prefabricado. Lo de la Copa es diferente. Es fútbol en vena. Es muerte súbita. Es vivir o morir, el todo o el nada. Es el “impossible is nothing”. Pasas del cielo al infierno en un solo viaje. De 0 a 100 en una sola pedalada. Es tragedia, comedia, desolación, euforia. Todo mezclado durante una hora y media. Todo tal y como sucedió ayer.

Salió el Atleti concentrado, seriote, con ganas de resolver, y pronto, que tengo demasiado trabajo, oiga. Y al descanso ya se fue con la eliminatoria empatada. ¿Qué diablos se ha pensado usted? Llegada que hacíamos, chicharro que te crió. Que si Simao pilla un rebote dentro del área, que si el Kun cuela una asistencia de Escándalo Forlán, que si Ufaljusi clava un chicharrazo de cabeza a la salida de un córner … Mientras, el Recre, a verlas venir, aunque algún que otro susto también nos dio.

Después del descanso todo ya parecía coser y cantar. Lo más difícil estaba hecho (esto es cierto), y ya era cuestión de marcar un chicharrito más, solo uno más, y pa casita, que hace un frío del carajo. Los que nos creemos que sabemos algo de fútbol sabíamos que esto era jodido, que no iba a ser tan fácil. Los que conocemos, encima, bien al Atleti, sabíamos que ni de cachondeo, vamos. No hay pasión sin sufrimiento, no hay sufrimiento sin pasión. Está en nuestros genes. Así hemos nacido, así viviremos. Porque somos así, no le demos más vueltas.

Y sí. Llegó el cuarto. Un subrealista tanto de rebotes, el balón está allí, ahora acá, me da en la chepa, píllala tu, yo no llego, y por qué no tu, joder, que yo no quería, y tanto en propia meta. Parece todo resuelto. Ja, ja y más ja. Estando en tu equipo Perea haciendo de Onésimo, o Assunsao de Luis Pereira, chungo cubata. Y eso que De Gea estuvo soberbio, sensacional. El chaval a mi me da una sensación de seguridad y de saber estar que todavía no me ha dado Asenjo. Y sí, sale a veces mal, pero joder … sale. Tiene personalidad. Y esto último es importantísimo en esa especie de locos tarados denominada porteros.

Y mientras, Quique viendo cómo se adueñan de nuestro campo, y sin sacar a Raúl García. Creo en él, creo en su trabajo, en su fe, y hasta en sus historias de gacelas y leones. Pero tiene que estar más vivo a la hora de los cambios, y leer mejor los encuentros. Ni supo hacerlo en Huelva, y ayer lo hizo … demasiado tarde, ya que el Huelva logró el tanto que nos mandaba a freír espárragos tras el ataque Beckembeaueriano que le dio a nuestro Attontsao.

Otra vuelta de tuerca más. Quique sigue sin hacer el cambio. Y Assunsaco en el campo con amarilla. Es como decirme a mí un día de verano en la playita, después de haberme dado una opípara comilona, que no me tome un gin-tonic. Lo lleva usted enfocao, camareta. Yo me tomo el pelotazo igual que nuestro querido negrito ve la segunda amarilla y se va la puta ducha, por Dios.

Y sí. Ahora con diez. Supera eso. Y falta un cuarto de hora. Me quiero morir. Y pasa el tiempo, el Recre deja pasar el mismo, el Kun se deja el alma en el campo, y falta. Joder, qué posición más buena para Simao. ¿A qué me recuerda? ¡Coño, ya está! ¡desde ahí mismito se la clavó a Casillas en el derbi del año pasado! ¡Qué buena pinta tiene, madre! Faltan 5 minutos. O metemos esta, o ya sí que lo llevamos en chino.

Creedme. Si a alguien le tenéis que enseñar un vídeo de cómo se lanza una falta, pillad este lanzamiento del portugués. Lo tiene todo. Colocación, clase, maestría, potencia, precisión. Brutal de necesidad. Uno de los goles falta más espectaculares que han presenciado mis ojos. Ya estamos otra vez clasificados. Ya nos hemos subido de nuevo al tren. Ese que perdí en Huelva y que pensé que jamás llegaría. A ese que me he reenganchado a última hora. De ese que me echó el revisor cuando estaba ya viajando en él. Por Diossss, qué estress de vida. Con ustedes, la Copa del Rey. Y el Atleti, que como me dice una fantástica amiga mía de y del Zaragoza, si no existiese … habría que inventarlo.

12 comentarios:

Paul Marble dijo...

¡Bravo! (pañuelo blanco en mano). Sublime tu descripción de la Copa.
¡FORZA ATLETI!

atletista sin solución dijo...

Sí señor.

Estoy completamente de acuerdo en que el Atleti no puede permitir partidos al filo de la eliminación por un nefasto partido de ida.

Puede ocurrir alguna vez, pero en el Atleti ya es demasiado frecuente esto.

Creo que se debe ser más exigentes con los futbolistas, por parte de todos, afición, entrenador y dirigentes, pero sobre todo por parte de ellos mismos.

Yo tampoco fui, un poco por todo. La maldita hora a la que ponen los partidos, la decepción del partido de ida, en fin, todo eso que ya sabemos. Y eso que a mí también me encanta la Copa. Pero, creo que se comete una injusticia con los aficionados que vivimos fuera de Madrid con estos horarios inhumanos.

De todas formas nos llevamos un alegrón.

PD: Invita al optimismo ver a De Gea, Domínguez, Ibrahim. Que tenemos cantera, oiga.

Santi Riesco dijo...

Aún me estoy recuperando de lo del negrito y el gin-tonic. Me meo, tío.
Yo ayer lo vi en casita con mi hija recién nacida. Disfrutamos como locos.
La Copa siempre me ha fascinado. Llevo cinco años insistiendo en el blog.
A ver este domingo con el Sporting con qué ganas salen.
Saludos.

Paul Marble dijo...

Pues lo siento, don Atletista sin solución: la ida contra el Celta es el jueves que viene a las 22:00.

Tomi Soprano dijo...

Putos horarios del orto ... Brrrrr ...

juninho dijo...

No paro de reirme con lo de cubata despues de la comida en verano....
Lo de ayer es muchos de los partidos que realizo el Atletico el año pasado, ofensivamente monstruoso sobre todo cuando esta el Kun e infame defensivamente todo esto aumentado en el torneo de copa.
No parece De Gea mejor portero que Asenjo? o es un espejismo.
De Geas , Domingues y Kunes, ese deberia de ser nuestro slogan.
Post ingenioso y genial como siempre.

jose1903 dijo...

Yo estuve a punto de no ir, pero me convencieron. Desde que nos acercamos al campo para tomar unas cervezas se olía a remontada (en serio). Para variar a todos nos parecía factible y creíamos en la remontada, hasta mi colega más pesimista. Una alegría no viene mal para el cuerpo.

José Ramón dijo...

Don Tomi no lo dude, De Gea es mejor que Asenjo.
Y lo del Kun es ambición, ambición y ambición.

Anónimo dijo...

tambien es mala suerte para un partido que no vas, remontamos y hay espectaculo,joder don tommi haber si vas a ser un gafe,jajaja.

JOSE I. FERNÁNDEZ dijo...

Como bien dices al principio de la crónica, estabas cegado por la rabia contenida de no haber acudido.
Te aseguro, que si hubieras estado en el estadio hubieras flipado en colores y tu crónica hubiera tenido un tono bastante más alegre.
El menda lerenda acudió, con dos amiguetes atléticos además aprovechando que el club por una vez regalaba algo, y fue una inyección de adrenalina de las que no se olvidan. Sobre todo porque esta remontada, unida al fiasco de Huelva, indican el camino de lo que sí y lo que no se puede hacer.
Habiendo conocido ya las dos caras de la moneda y, lo más importante, siguiendo vivos, ahora no queda otro remedio que plantarse en la final. Y allí, Dios y Agüero dirán.

Tuve suerte de que el virús que cogiste el jueves lo dejé yo el miércoles por la mañana tras un martes muy puto (igual es el mismo ;)

Lo de Assunçao se vio en casa, en la grada, y en los bares... se ve que no en el banquillo...

Un abrazo amiguete y nos vemos en la final, porque ésta, no me la pierdo.

José Ramón dijo...

Ya lo he dicho en algún otro sitio: Habrá quien se acuerde (y no me parece mal) del partido de ida, yo ahora solo me acuerdo del partido en nuestro estadio y con el paso de los años solo me acordaré del partido en nuestro estadio.
Del partido de Huelva solo me acuerdo de los ronditos que hacían los jugadores del Recreativo, al final del partido, entre los olés del público.
De esos ronditos y de esos olés me acordé cuando el árbitro pitó el final con el 5-1 en el marcador.

Tomi Soprano dijo...

Don Jose Ramón, pues yo no me pienso olvidar de ninguno de los encuentros, porque lo que se hizo en la ida fue uno de los episodios más lamentables (por decirlo de una forma suave) que uno recuerda en este bendito Club (y mira que en la última década los coleccionamos). Y de estas historias también debemos aprender.

Un abrazo, y bienvenido a tu casa, compañero :-)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8