18 de enero de 2010

Atleti 3 - Sporting 2. ¿Gafe? ¿Qué gafe?

Vamos hombre. Es lo que me faltaba. Uno que ha visto ganar una Liga, ha levantado 5 copas del Rey (yo, con mis propias manos y todo, miserables), que recuerda como si fuese ayer el partido de la Intercontinental y los chicharros de Ayala e Irureta, que estuvo en Lyon en toda una final de la Recopa y ahora resulta de que, porque falla 2 encuentros por motivos de la mierda de salud que tengo últimamente encima (yo no sé si son resfriados, virus, ataques de ansiedad o pitopausia de esa, probablemente sea una mezcla de todo a la vez), aquí ahora a todo quisqui le ha dado por decir que si soy gafe y patatín y patatán. A todos estos patanes sin fronteras les recuerdo que el último partido que vi en el Calderón fue contra un tal Sevilla, y que ganamos heroicamente en el último suspiro (curioso, Capo, tu sí que no estabas en ese encuentro, y con el 4-0 al Espanyol tampoco), humm … Y Don Paul, a saber …

El de ayer, de todas formas, si se hubiese jugado a las 16,30 h., hubiese tenido un sabor de lo más añejo. Porque fue un partido como los de antes del Atleti, en los que nuestro equipo los ganaba con cierta comodidad, a pesar de que el Sporting no le perdió jamás la cara al encuentro y dejó una grata impresión por el Calderón. Hay entrenadores que dejan tanta huella y moldean tan a su antojo a sus equipos que estos acaban adquiriendo por entero su propia personalidad. Preciado es un tipo valiente, honesto, que no especula, que va por la vida sin ningún tipo de complejos y de frente. Justo exactamente cómo actúa su equipo en un terreno de juego. Así da gusto.

Pero yo vuelvo a mis enfermedades. Porque la tardecita que pasé ayer fue de las de aúpa, con temblores, estómago cerrado, un cansancio atroz, ansiedad … Un puto asco. Y mira que tomé aspirinas, jarabes y qué se yo más. Pero nada. Solo hubo una persona que logró que al final se me pasasen todos los males. El Kun Agüero.

Deberíamos de movilizarnos desde ya para evitar que nuestro Kuncito se vaya de nuestro lado. Como futbolista la mejor manera de definirle, encuentro que es esta: un genio, así, sin más. Y listo como él solo. Porque sí, Escándalo Forlán (que mejora su nivel en su juego una barbaridad con Agüero de compañero) nos adelantó con un buen tanto, lleno de clase y de saber estar, pero el salto que efectúa el Kun en la jugada despistando a casi 3 defensores sportinguistas es sencillamente eso, una genialidad más.

Lo malo es que nuestro Atleti mezcla las genialidades del Kun con alguna que otra barbaridad de alguno de los de siempre. Y ayer le tocó el turno a Asenjo. Para mí que se le cayeron las lentillas, porque el hombre es imposible que no viese al jugador sportinguista, al cual arrolló cuan Fernando Alonso haría si se topase con su buga a toda hostia cruzando Hamilton un paso de cebra cualquiera. Mortal de necesidad. Y empate que te crió.

El segundo tiempo, sin embargo, empezó bastante más entretenido que el primero, que para el que esto escribe fue un tanto coñazín. El Sporting que sale ante todas, pero, ay, amigos, el Atleti ayer tenía puesto el disfraz de otros tiempos ya demasiado lejanos, y utilizó su mayor y mejor arma histórica con suma maestría: el contragolpe. Nuestro contragolpe. El sistema que nos inculcó Mr. Látigo Marcel Domingo y que jamás debimos de abandonar (lo de Antic queda excluido, obviamente). Precisamente en una contra que me recordó un montonazo a otra que hicimos en el año del doblete frente al Barcelona, en una combinación tiqui-taca entre Simeone, Caminero y Penev, llegó 2-1 a nuestro favor, en una contra de manual conducida por Reyes (que sigue hiperenchufado y haciendo las cosas como Dios manda), apertura a banda a Ufaljusi, centro a Forlán, dejada de este y gol de Assunssao. El hombre pilló tal alegría que fijo que se fue cantando al vestuario eso de “Yo soy aquel negriiito, del África Tropical, y al fin he conseguido un golito sin iguaaallll”. Animalico.

Mientras, el Kun seguía haciendo de las suyas, es decir, regates y jugadones por doquier. Ayer porque el portero sportinguista estuvo de cine, pero bueno, si no era él, al final aparecía Ibraim para aprovechar sus genialidades y conseguir su primer tanto con la rojiblanca. Esa celebración golpeándose el corazón a mi me pone a cien, no lo puedo evitar. Y ahí se acabó el partido. Un encuentro con olor a puritos, a chicles, a caramelos,a cafés, a copas de coñac. Con un Sporting como siempre, creándonos problemas y más problemas. Con un Atleti resolutivo, seguro de sí mismo, tranquilo. El 3-2 fue una anécdota, más que nada para ser fieles a nuestra historia y terminar los últimos dos minutos terminando sufriendo un poquillo. Ah, y debutó Tiago. Poco que decir de él, aunque parece que sabe que el balón es redondo y esas cosas. Que no es moco de pavo para estos tiempos de Cléberes que corren …

EL CRACK DEL PARTIDO: Aunque del verdadero crack de ayer ya os he hablado un poco en la cronicucha que he parido, hoy está sección la tiene que ocupar Maximiliano Rodríguez, más conocido como Maxi. A pesar de los pesares, de alguna que otra lamentable actuación portando nuestro brazalete de capitán y demás, tenemos que reconocer que su rendimiento en global en el Atleti ha sido notable, que no ha dejado de marcar nunca goles (estando bien, estando mal o estando regular) y que solamente la maldita lesión de Murcia impidió que tocase el techo que todos los Atléticos hubiésemos querido que tocase. Desde aquí mi reconocimiento a tu trayectoria, mis mejores deseos para ti en el futuro, y que sepas que, al menos, en el corazoncito del que esto te escribe, siempre tendrás un pequeño hueco en él. A por ellos, Fiera.

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO: Asenjerejé, famoso bailaor rociero, que ayer dio una exhibición (otra nueva exhibición) de cómo hacer el gilipollas en un terreno de juego y no morir en el intento.

ÁRBITRO: Teixeira. Es uno de mis favoritos, pero ayer se comió un penalti de libro sobre Raúl García (el que se le reclama sobre Assunsao era juego peligroso, sin más), aparte de que uno de sus linieres nos perjudicó gravísimamente al impedirnos 3 manos a manos a nuestros delanteros que eran completamente legales. Estos putos ayudantes con tics …

TERMÓMETRO ROJIBLANCO: (- 10 grados).

No lo subo. Partido de obligado cumplimiento, se siente. Las Navidades ya quedaron atrás, y ahora hay que ajustarse de nuevo el cinturón, y de verdad …

Y el jueves, la Copa. Ojito con las relajaciones y demás. Me da en la nariz que va a ser una eliminatoria con muchos goles y diferentes alternativas. Así que ya sabéis, prepararos para sendos empate a cero coñazum máximum y penaltis a go-gó. Pues no soy yo nadie pronosticando …

12 comentarios:

Tomi Soprano dijo...

Señor Carabo:

La foto con la que adorna la crónica, sepa usted que es una provocación en toda regla. Váyase usted olvidando del prometido aumento de sueldo, hala.

Cárabo dijo...

jajajajajajajajajajajaja pues no es chula ni na... :-)

Tomi Soprano dijo...

Bueno, mientras os ganemos, puedes poner la foto que te salga del guano. Eso sí, como algún palmemos, ojito, mi querido ideólogo. Mucho ojito. Mira que te hago devolver la camiseta de Ultra Boys que te regalé.

Anónimo dijo...

jajajaj tomy, tus subditos se revelan al poder.

"TOMY GAFE, VETE CON EL GETAFE".

Capo dixit.

Paul Marble dijo...

¡Gafe!
Y sube algo el termómetro, hombre; que ya llueve menos.
Fíjate cómo recupera Ujfalusi la bola antes de soltarla para Reyes en el segundo gol. Y dónde arranca Assunção. Golazo.
¡Carabo dimisión!.

J.Dorado dijo...

Coño, ahora por lo menos con un par de parkas te quitas el frío... jaja.

Por cierto, te añado a la mi lista de blogs.

Un saludo

J.Dorado
http://laalacenacolchonera.blogspot.com

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

sobre los gafes o no, no creo en ellos. He probado de todo en este sentido durante más de 30 años y no da resultados.

Sobre Agüero, si se va este verano, yo me doy de baja con él.

un abrazo.

jose1903 dijo...

A mí me llamaban mis colegas gafe porque cuando estaba abonado rozábamos segunda y cuando me fui a la mili (95-96) ganamos el doblete. Aunque ahora que lo pienso desde entonces no hemos ganado nada. Bueno... sí... el ascenso. Un saludo

atletista sin solución dijo...

¿Su enfermedad no será consecuencia de tanta victoria seguida?

La primera parte del Atleti no me gustó mucho, no me termino de acostumbrar a que el equipo que tenga al Calderón tenga tanto tiempo el balón.

¿Dónde se recogen firmas para que Agüero sea del Atleti toda la vida?

Sólo le deseo que se mejore, que le quiero en el Calderón a las 22:00 del jueves, sin falta.

Saludos.

Anónimo dijo...

buena cronica, gafe de los cojones!!

verlavidavenir dijo...

y no hablar nada de Ibrahima,muy fuerte señor Tomi
en fín un saludo

Abuelito Chus dijo...

Me hago responsable parcial de esa condición, en la algarabía tras el final del partido del Copa se me ocurrió como coña y veo que ha faltado tiempo en mi ausencia (tan cobarde soy que no te lo hubiera dicho) para que el grupo 51 te lo traslade.

En fin, el Sporting curró y mereció algo más. No aprovechó el cierto dominio del centro del campo (más posesión) y sus ocasiones.

Me sigue defraudando Quique. Sigo pensando que no sabe leer los partidos correctamente, lo cual se vió clarísimamente en los cambios del partido de copa.

Sigamos confiando en la cantera. Especialmente en la defensa...

Un abrazo y mis disculpas.

Abu

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8