1 de octubre de 2010

Atleti 1 - Bayer Leverkusen 1. Y nos seguimos complicando la vida.

Da la impresión de que este equipo ha decidido que, en esta Competición, el año pasado ya demostró todo lo que tenía que demostrar, y que su trabajo ha ya sido realizado. No necesita más. ¿Eso que implica? Pues que tenemos una plantilla conformista, comodona, con poco espíritu de Campeón y carente de orgullo. Esa es la impresión, al menos, que me dijo el equipo en el estercolérico primer tiempo que realizó. Sin fluidez en el juego, sin velocidad, con el equipo estático e impreciso, la primera parte fue como ver a un puñado de amiguetes echando una pachanguita contra sus sobrinetes. No se puede reseñar nada por parte nuestra porque, sencillamente, es que no hubo nada, más que un disparo de esos que hace Forlán como pasando de todo y quitándose el balón de encima. Forlán es como el tipo hijo que es una puta máquina en todo, pero que cuando algo no le gusta o no se encuentra a gusto, se pone a berrear, patalear, gimotear, y volver a berrear … Yo no sé ustedes, pero uno en esa situación prefiere salir de najas, que no tiene ganas de comportarse como protagonista de primera página del ya extinguido “El Caso”. Desquicio en su más puro estado (el suyo, y el mío).

¿Y el Kun, me preguntarán ustedes? Pues no se sabe muy bien qué pasa con el Kun. Que si juega frente al Barsa, que si en Valencia se queda en Madrid, que si con el Zaragoza está ya recuperado, y ayer ni convocado. ¿Será cosa del Doctor Requesón? ¿Será cosa de Quique? ¿Será cosa del Kun? Las cosas del Atleti, sin más. No le den más vueltas.

No sé … Yo no sé qué pasará por la cabeza de los socios del Atleti cuando ven al equipo así, pero a mi me dan ganas de irme a tomar por el puto culo y aprovechar mi tiempo en otra cosa que me resulte más aprovechable, más entretenida y que no me ponga del mal humor que aún hoy me dura hoy, porque, sencillamente, tengo la impresión de que se están riendo en mi puta cara y, conforme está la cosa, tengo el coño para pocos ruidos, ya perdonarán.

¿El Bayer? Pues un equipo correctito, que salió al terreno de juego con respeto al Campeón, pero que, según fueron transcurriendo los minutos, se empezaron a dar cuenta de qué campeón ni qué niño muerto … Estos son unos mataos. O, más bien, unos putos niñatos. Y se adueñaron de todo el campo. Y tuvieron el balón. Y con paciencia, empezaron a construir, hasta que encontraron su justa recompensa: el gol a la salida de un córner. Con este resultado nos fuimos al descanso, aunque, los lindos muchachos de rojiblanco, más bien continuaron con él, que es diferente.

En la segunda parte, imagino que Quique les tuvo que decir o dos, o tres, o cuatro, o cuatrocientas cosas bien dichas (yo les hubiese dicho aún unas cuantas más, aún queda cupo), quitó al hibernado Forlán y a Raúl García (mal también ayer), sacó a Tiago y Fran Mérida, y esto, unido a que Simao decidió echarse al equipo encima (gracias, portugués, por, al menos, dar la cara ayer), hizo que volviésemos a empezar a demostrar el por qué estamos hablando del campeón de la Europa League, y empezó a apretar de lo lindo, con un Assunsao omnipresente, un Ufaljusi de escándalo subiendo la banda, un Luis Filipe participativo y un Diego Costa que se dejó hasta la última gota de su sangre.

Tiago, por su parte, se adueñó del centro del campo, y Fran Mérida se movía y lo intentaba todo. Unas veces le salía, otras no … Da igual, estaba ahí. Estaba vivo. Aire fresco en su más puro estado con la entrada de ambos-dos, y contagioso entusiasmo. Es como si hubiesen tomado una pócima mágica en el descanso. “Están locos estos Atléticos”, pensarán los alemanes … ¿Conclusión? Prontito llegó el empate, tras un penalti que el incombustible Hyppia cometió sobre Fran Mérida … o que Fran Mérida hizo que cometiera Hyppia … Yo no lo tengo todavía nada claro el tema.

Y el Atleti apretó, achuchó, movió el balón con velocidad, desbordó por bandas, tuvo ocasiones de gol (increíble el gol que falla Reyes completamente solo con todo a su favor, está claro que la cabeza no es lo suyo, que cada cual lo entienda como le parezca), hasta que se desfondó (no andamos muy allá tampoco en este aspecto). Y al final tablas en el marcador. Bayer, cuatro puntos, Rosenborg y Aris, 3, y Atleti 1 … Y tenemos solo uno solo, porque hemos jugado simplemente 45 minutos de cada encuentro que hemos disputado. Pues nada. Espero que muchos mediten el cómo se puede disputar así una segunda parte, y cómo se puede perder el tiempo así en la primera. Pero que se anden con ojo, porque un servidor pasa de seguir haciéndolo. Que se de por avisado todo el mundo.


3 comentarios:

Santi Riesco dijo...

Te leo y me contagias la mala leche que destilaste ayer por culpa de estos tíos. Ciertamente es incomprensible lo de la primera parte, pero parece mentira que un tío con callo como tú no se relaje un poco más (la verdad que era para bajar y meterles un pepino a cada uno por el orto. O por el culo, qué cojones).
Sigo en desacuerdo contigo respecto a Diego "Rantamplán" Costa. Es posible que corra mucho, que sude, que se esfuerce... pero eso lo puede hacer también un fontanero ¿no? No me digas que aún sigues creyendo que este tío es futbolista profesional. En fin, ojalá me equivoque y tenga que comerme mis palabras.
Lo de Simao tampoco lo tengo tan claro. El "juvenil" luso no me pareció omnipresente en la segunda parte (de la primera, ni hablamos) ni tampoco me pareció que se echase a la espalda nada más que un poquito de vergüenza torera porque con Tiago y Fran Mérida la cosa empezó a funcionar y se notaría escandalosamente que está deseando irse al Benfica free-total en el mercado de invierno.
Por cierto, hoy no has citado a De Gea, que cumplía su primer año como titular y fue de los pocos que jugó los 90 minutos.
Habrá que confiar en estos tíos. A lo mejor ganamos algún partido ¿no?
Abrazos.
La palmera de chocolate, al final, nos la llevamos a casa. Para haberlo sabido...

Sergio dijo...

Saludos amigo, como estas.

Me gustaría proponerte algo sobre el blog, cuando puedas contacta conmigo en sergio@elbanquillovisitante.com

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Sin el KUn y sin Forlán, somos poco menos que nada de nada. un abrazo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8