5 de noviembre de 2010

Rosenborg 1 - Atleti 2. Tiago, qué bueno que volviste.

De paso, has conseguido que el titular de esta crónica cambiase por completo, porque lo del partidito de ayer … Tela, telita, tela. Y eso que mejor no nos pudieron comenzar las cosas: tras un buen centro de Raúl García (que jugó pegado en banda derecha, donde demostró en el primer tiempo sus buenos desplazamientos de balón, así como su falta de velocidad para defender ocupando esa posición, Quique y sus inventos, ya saben), a punto estuvo de llegar Diego Costa para remachar el primero. Y, justo después, otro fenomenal cambio de juego del navarrico fue a parar a las botas de Simao, y este puso el gol en bandeja al Kun, para que, en claro fuera de juego, por cierto, consiguiese el 0-1. La cosa empieza rodada … para cualquier equipo, menos para el Atleti, claro está.

Y el caso es que, en el primer tiempo, al menos, se controló el partido, a pesar del recital de balones al contrario que dio Tiago durante el desarrollo del mismo. El propio jugador portugués marró una ocasión clarísima por precipitarse en el remate, y Diego Costa tuvo otra ocasión cantada. Mientras, los noruegos, a lo suyo: balonazo buscando a sus tanques, y a ver si cazan segunda jugada. Un recurso demasiado pobre como para poder ponerte en serios apuros, salvo cuando Perea empieza con sus cosas: que si mido mal un balón para despejar de cabeza y me la trago, que si hago una absurda e innecesaria falta al borde del área … Lo dicho: las cosas de Perea.

Lo del segundo tiempo, sin embargo, es algo difícil de poder expresar. Es como si Quique hubiese dicho a los jugadores que se quedasen en el descanso, y hubiese decidido que 11 de los 20 animosos colchoneros que estaban ayer en las gradas animando a nuestro Atleti (honor y gloria para ellos), como premio a su fidelidad, podían disputar la segunda parte. Sinceramente, me recordó al Atleti verbenero de viejos tiempos. Desconcierto total, pases sin sentido alguno, pérdidas constantes de balón, despropósito va, despropósito viene, la banda de Antonio López parecía el Retiro cualquier domingo soleado a las 12 de la mañana, con todo Cristo campando a sus anchas … Hasta De Gea se contagió del esperpento general, y se tragó un balón por debajo de las piernas que supuso el empate a uno nada más comenzar este periodo. Y pudo ser peor, mucho peor, porque los noruegos, con lo que les he dicho, zambombazo al área y a buscar segunda jugada, nos creó más problemas que tiene hoy en día la Pantoja con la justicia española. El único que mantuvo un poco el tipo fue Domínguez. De los demás, prefiero no hablar, porque no saldría nada bueno de mi boca. Fue tal el camarote de los hermanos Marx en que se convirtió mi equipo, que hasta otra vez De Gea salió estúpidamente a por un balón que se perdía por la línea de fondo, lo quiso proteger, se confió y el jugador noruego le robó el balón y casi nos hace recordar a un tal Vieri metiendo un maravilloso gol en el Calderón frente al Panathiniakos en Copa UEFA, si mi sufrida memoria no me falla. Menos mal que Christian ahí demostró que era un delantero sideral, mientras que el colega del Rosenborg es un compañero del metal. Ver para creer.

Quique dio entrada a Forlán, y, ¡coño! Al menos, un jugador del Atleti que intenta bajar el balón al suelo y combinar con un compañero. También sacó a Mario Suárez, que ¡al fin le vi algo! El chaval se adueñó del centro del campo y no rifó ni un solo balón. De hecho, tan decisiva fue su entrada como el propio tanto de Tiago. Les reconozco que estaba deseando escribir algo bueno del chaval, porque me cae de cine. Veremos lo que dura.

A todo esto …¡Qué ven mis ojos! Diego Costa, en una (en la única) buena acción individual que realizó, a punto estuvo de anotar el injusto 1-2. Mientras, los noruegos, a lo suyo: otro compañero del metal (¿o era el mismo? Qué se yo uno rubio y alto, joder) falló un gol a puerta prácticamente vacía y desde el área pequeña. Entre estas acciones y su entrañable entrenador (es la vida imagen del prototipo de abuelito que todos hubiésemos deseado tener), el Rosemborg estará siempre dentro de mi corazón.

Y, en medio de tal desbarajuste de partido, llegó el minuto 84. Tiago roba un balón en el centro del campo, hace un caño por aquí, un par de regates por allá llevándose el balón con fuerza y calidad, avanza, Forlán le tira el desmarque, pero el portugués decide soltar un latigazo impresionante desde fuera del área que se cuela por toda la escuadra del guardameta local. Un gol digno de entrar en los anales de la historia de los mejores tantos conseguidos en Champions, logrado en un partido digno del Poliderpotivo Municipal de Orlittlehouse (Orcasitas, para los no iniciados). Esperemos que este tanto le sirva al portugués para consolidarse definitivamente en el puesto y demostrar todo el fútbol que lleva dentro, que, por la belleza, plasticidad y clase con la que consiguió el mismo, parece que es bastante.

Por lo tanto, se aclara el grupo, y, siempre y cuando ganemos al Aris Salónica en casa (prepárense, el autobús del Sr. Cúper está a punto de partir), en teoría, nos jugaremos el primer puesto en Alemania. El objetivo, por lo tanto, tiene pinta de cumplirse. Eso sí, con la deplorable imagen mostrada en el segundo periodo, dignificamos muy poquito nuestra imagen de actual Campeón del torneo, y, sinceramente, es una pena, oigan. Una pena.


5 comentarios:

atletista sin solución dijo...

Ayer, me llegué a desesperar con los nuestros. No sé si achacarlo a la falta de fuerzas, de ganas, fragilidad mental. Pero, es que durante una hora el equipo estuvo desaparecido.

Hasta De Gea se contagió de la apatía general, como bien dices. Desastre total del cual nos salvó el golazo de Tiago.

Pero, el equipo, sigue transmitiendo muy malas sensaciones.

Don Tomi, un placer leerle como siempre.

No, gracia a vo´ dijo...

"Sinceramente, me recordó al Atleti verbenero de viejos tiempos" Eso mismo se me pasó por la cabeza Tomi. Por un momento Simao se disfrazó de Nano y Raul García de Álvaro Novo.

Rescato el enorme golazo de Tiago (a ver si levanta vuelo dps de esto) y los tres puntitos.

Saludos!!

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

En esta competición, tenemos el santo de cara. No recuerdo que el Atlético tuviese tanta suerte como en la pasada campaña y en ésta en la europa League. Ojalá esta suerte siga el domingo. un abrazo.

sentir1907 dijo...

Que siga la racha ¡¡¡¡ , TIAGO GRANDE ¡¡¡ , ademas de darle los tres puntos importantes en la europa league , fue un golazo... ¡¡ TEMBLAD MERENGUES ¡¡¡ , Kasilla reza para ke no te limpie las telarañas con golazos asi ¡¡ jajajajajaajja el cuernabeu se va a llevar una sorpresa.........ya veras cuando deis la campanada...¡¡ SUERTEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE ¡¡¡ MIRA SI SOY COLCHONERO QUE PASA POR CONCHA ESPINA COMO PASA UN FORASTERO .... ¡¡ GRANDE SABINA ¡¡

Jah Soldier dijo...

El gol de Il Capo fue al PAOK:

http://www.youtube.com/watch?v=-Tem_IyMg-4

Del partido nada más que comentar.

Muy entrañable, la cabecera de la desaparecida cárcel de Carabanchel.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8