16 de septiembre de 2011

Atleti 2 - Celtic 0. Paciencia y buena letra.

Uno les reconoce que siempre ha tenido una caligrafía bastante penosa, hasta el punto de que más de una vez y más de dos he sido llamado por profesores para que les leyese el examen que había escrito, ya que no me entendían ni papa. Siempre lo achacaba al hecho de ser zurdo, y coger el boli de una forma bastante extraña (es, para que s e hagan una idea, parecido a cómo puede llegar a ser un control de Perea en un balón que le llueva del cielo, un fenómeno paranormal, extraño, inquietante).

Pero logré mejorar mi forma de escribir (que no mi ortografía, que siempre ha sido impoluta, todo un lujo en estos tiempos que corren de chateos, tuiteos, mensajeos y demás), a base de esos cuadernillos Rubio que tenían un renglón arriba y otro abajo, para que no te salieses de la misma, y en el que tenías que poner las mismas frases que en ellos estaban escritos, todo con “paciencia y buena letra”, según me comentaba siempre mi profesor. Y, por lo que estoy viendo a mi equipo en esta temporada, es lo que el profesor Manzaneque está intentando inculcar a los míos, por ahora, por qué no decirlo, con buen resultado. Jueguen, toquen, busquen la mejor opción, con paciencia, moviendo el balón de un lado a otro, y con buena letra, cuidando el balón, raseándolo, apoyándose en paredes con sus compañeros, jugando bien al fútbol, en definitiva, que es el principal objetivo que tiene este deporte.

Así se jugó durante todo el primer periodo, aunque todo te resulta mucho más fácil si consigues un tempranero gol (a los 3 minutos concretamente) obra de Falcao (cómo no, de cabeza, ya les advertí) tras un fenomenal saque de esquina de Diego. El colombiano ya sabe lo que es marcar en el Calderón. Buena señal.

Pudo, eso sí, empatar casi en la siguiente jugada el Celtic, en una fenomenal contra iniciada por Samaras (buen delantero el griego este) y que el Pulpo Courtois se encargó de atajar con sus tentáculos cuando un animoso escocés se plantó solo solito solo delante de él. La verdad es que del Celtic que uno tiene tan buen y entrañable recuerdo siempre ayer no había nada de nada. Ni ningún peligro, ni ninguna agresividad, ni ningún MacAlgo (larga vida a MacNulty, aunque sea de Baltimore, forever The Wire), ni siquiera su preciosa equipación lucieron. Tampoco vinieron los escoceses que se presumía, y, para qué negarlo, tampoco el Calderón respondió como yo esperaba (25.000 personas siendo generosos). Se lo dije en la primera jornada: me gustaría saber qué cuentas hacen los delincuentes para calcular el número de abonados que hay este año en el Club. Las sillas vacías no engañan, y ahora ya no hay tanta peña de vacaciones. A ver qué excusa buscan pues.

Por cierto, que Manzano aprovechó este encuentro para rotar a los laterales, a los centrales, a los interiores … pero no al portero. Todos ya tenemos más o menos claro que Courtois tiene que ser el titular, pero, qué quieren que les diga, uno esperaba que en Europa League y en la copa se le diesen los galones a Joel. Porque, si no se hace así, el año que viene vamos a tener el mismo problema que éste: queremos que sea titular un portero sin ninguna experiencia en el campo. Craso y grave error.

El segundo tiempo, sin embargo, el Atleti salió completamente desenchufado del mismo, y los escoceses, sin llegar a crear un peligro aparente, pero sí que se hicieron con el control del partido. La cosa pintaba fea, porque cuando mi equipo está en un partido de estos de “no sé si darte o echarme para atrás”, mientras se lo piensan, los rivales nos suelen zurrar de lo lindo. Sin embargo, una preciosa jugada entre Antonio López (que es mucho más interior que lateral), Arda Turan y Diego acabó en un bellísimo tanto para nuestras filas, que se celebró en el Calderón por todo lo alto, más que por la tranquilidad que daba en sí, por la extraordinaria elaboración del mismo. El turco (muy trabajador y participativo toda la noche) es un tipo de esos que parece que no se esconde, que viene con ganas de hacer cosas, y que cuando pilla el balón y enfila a un rival, se va a por él sin andarse con absurdas menudencias. Así, se marchó hasta la línea de fondo, y, como mandan los cánones, dio el pase de la muerte hacia atrás para que Diego batiese con remate colocado y al primer toque al guardameta visitante. El brasileño estuvo de todocampista total durante toda la noche. Arriba, abajo, ofreciéndose continuamente, tirando paredes, disparando a puerta, trabajando, pidiéndola, participando, sintiéndose importante ... Un placer ver a un tipo con tanta personalidad sobre un terreno de juego. Va en muy buen camino para volver a ser lo que fue.

Y, a partir de ese momento (minuto 68 more or less) el Atleti ya se gustó. Sacó Manzaneque a Adrián, y dejó sus ramalazos de la calidad contrastada que tiene. Sacó a Reyes, y se dejó el disfraz de coche de choque en el banquillo, y se puso a jugar al fútbol como a mi me gusta. Y con el trabajo siempre efectivo de Gabi y los movimientos continuos de Falcao, el Atleti se convirtió en un equipo con pero que muy buena pinta.

Eso sí, que nadie se lleve a engaños: el rival era el que era, y, encima, había reservado sus mejores hombres por su encuentro del próximo finde ante el Rangers (que no el Queens, mi querido Manzaneque, esa geografía). Pero, qué coño, si vamos sacando puntos y demás, y las huestes rojiblancas no pierden la ilusión, quién sabe … Ya saben, despacito y con buena letra, hasta yo he logrado tener una caligrafía medio decente. Igual terminamos también viendo a un equipo que, por fin, juegue al fútbol de verdad.


5 comentarios:

Julio dijo...

Un victoria importante, don Tomi. Para sumar puntos en la liguilla y también de cara a coger confianza en la competición doméstica.

El Atleti aún debe jugar mejor que ayer. Han de ponerse bien físicamente muchos futbolistas, entre los cuales están los más importantes. Paciencia y buena letra, como dice usted.

Un abrazo, compañero.

Emilio dijo...

Disfraz de coche de choque, jajaja. ¡Qué grande es usted Don Tomi!

Coincido con Don Julio en que el equipo anda pesado físicamente, cosas que tiene eso de hacer la pretemporada en los primeros partidos de liga.

Me gustó el equipo (sin caer en exageraciones). Me parece que existen muchas más alternativas y que Manzano intenta hacer que todos se sientan importantes. Dicho lo cual....pongamos velas a los santos que conozcamos para que Falcao no se lesione (que no todo iban a ser flores en este paraíso de la planificación deportiva que tenemos entre manos).

Un abrazo amigo...

miguel diaz dijo...

Qué tal, Tomi

Aunque me he retirado del mundo blogger, no puedo evitar seguir leyéndote y escribir muy rápido como veo el tema:

Manzano alineó a 4 no titulares. Eso demuestra confianza en el equipo y disposición de competir durante toda la temporada al máximo. Además, en esta fase de Grupos, complica el estudio de tus movimientos a futuros adversarios.

Los teóricos tres desequilibrantes (Diego, Falcao y Turán) llevan 15 días juntos y es el primer partido completo que juegan los tres juntos.

El juego de toque y posesión obliga a circulaciones de balón y salidas horizontales (se soluciona con el empleo de la salida por las bandas con Luis Filipe y Silvio), esto tiende a cerrar más al equipo contrario y complica la circulación a medida que el balón se adentra en campo contrario, para ello se necesitan jugadores técnicos con control y pase. También obliga a un mayor movilidad y, en consecuencia, desgaste físico de los jugadores (lo que se notó especialmente entre los minutos 50 y 65)La ventaja es que si se pierde el balón, normalmente el equipo estará colocado y será más difícil sorprenderlo. Ni Koke (la técnica no es su fuerte), ni Gabi tuvieron su mejor día, lo que unido a la presión del Celtic, propició mayores pérdidas de balón de las que serán habituales.

Manzano conscientemente no hizo jugar al equipo el juego que será más habitual ver, y que será de mayores llegadas por banda (Silvio y Luis Filipe) buscando la referencia de Falcao (que fijará a los centrales) para aprovechar mucho más las segundas jugadas (Reyes, Diego, Turán, Gabi o Tiago).

En cuatro partidos este Atleti ha jugado más fútbol, que el anterior Atleti en cuatro años. Los resultados llegarán.

Un fuerte abrazo

miguel

Tomi Soprano dijo...

Don Miguel, es un placer volver a leerle. Tanto le añoraba y también escribe y con tanto fundamento que espero, deseo y celebraría con tanto gusto como celebré ayer el chicharrito de Falcao, su vuelta al ruedo de este mundillo de los blogueros rojiblancos. No deje usted de avisarme cuando eso ocurra, por favor.

Un fuerte abrazo.

sentir1907 dijo...

Grande Atleti ¡ este es el atleti que yo quiero ¡¡
Por cierto a ver si me escribes mas en mi blog capullin ¡ que me da mucha alegria cuando veo tus comentarios en mi blog ¡
Por cierto el tatuaje ese es tuyo ?

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8