19 de septiembre de 2011

Atleti 4 - Racing 0. ¡Qué bellos son los domingos!

¿Qué más da que al día siguiente sea lunes y haya que trabajar? ¿Quién ni siquiera piensa en ello? Uno (al que la edad le ha obligado a cambiar ya todas sus costumbres cotidianas) aprovecha dicho día para levantarse temprano e irse a correr al parque, y a disfrutar de un día tan maravilloso como hizo en Madrid ayer. Después, come fuera con su familia, y, de paso, va levantando la vista para ver cómo España se termina de merendar a los gabachos en la copa Davis sin apenas despeinarse (lástima que la final no haya sido contra Serbiaí, me hubiese hecho mogollón de ilusión ganarle en su tierra a Djokovic). Después, empieza una apasionante tarde de sillón-ball. Ideal para echarse la siesta fue ver de fondo el Zaragoza-Espanyol (aunque justo al final estuvo emocionante del carajo), para, a las 18 h. empezar con las emociones fuertes de verdad.

Y la verdad es que emoción, lo que se dice emoción, no tuvo mucha el Atleti-Racing, salvo si eres seguidor colchonero, ya que resulta sencillamente emocionante el ver jugar así a nuestro equipo, con esa tranquilidad, con esas ganas de hacer las cosas bien, y con una serie de jugadores en el plantel que empiezan a demostrar que son auténticos primeras líneas de verdad. Tras el merecido homenaje a los chicos del Ciudad Real-Atleti de balonmano, por lo bien que nos hicieron disfrutar a todos los que estuvimos viéndoles en el palacio de Vista Alegre, los del Atleti a secas de fútbol hicieron uno de los encuentros más completos al mismo tiempo que plácidos que uno recuerda desde años ha en el Calderón. Fútbol de muchos kilates, de alta escuela. La línea ascendente del equipo cada día va a más. Con un Diego, otra vez más, omnipresente dirigiendo el percal, la máquina rojiblanca se engrasó y el rodillo empezó a funcionar de verdad. Y, como este año tenemos a un auténtico killer de verdad, de los de antes, en nuestro ataque, pues resulta cuestión de tiempo el que alguna logre enchufar.

Ya hubo un aviso en un pase de Diego que dejó solo a Tiago, éste quiso dejar con el pecho a Falcao y el colombiano no llegó al balón por un pelo. Poco después, llegó el primer tanto nuestro, de manual para enseñar a cualquier chaval que quiera ocupar el puesto de delantero centro de cómo se debe de mover dentro del área, cómo debe arrastrar a los defensas, buscar posteriormente el espacio libre, controlar el balón, armar su zurda en apenas una baldosa y sacar un latigazo seco ajustado al palo frente al que nada pudo hacer Toño. Radamel empieza a dejar claras sus credenciales, pero no se olviden, por favor, de la elaboración del tanto entre Reyes y Arda Turam, otra de las grandes sensaciones para el que esto les escribe. Hacía muchísimo tiempo que no veía a un tipo tan bien dotado técnicamente como lo es el turco. Un auténtico placer verle jugar.

Poco después llegaría el segundo, en un claro penalti que hicieron sobre Diego, y que, de nuevo Falcao, transformó con una maestría digna de manual. Con este resultado se llegó al descanso.

Tras el mismo, Manzaneque quitó a Diego y sacó al terreno de juego a Adrián. Sinceramente, pensé que notaríamos la ausencia del brasileiro, pero Arda pilló los mandos de la nave, y la condujo hasta yo diría que aún mejor o igual de bien que Diego. Así, otra genial asistencia del turco sobre Radamel hizo que batiese con maestría picando el balón sobre Toño y firmase su primer hat-trick en España (llegó en realidad a conseguir 5 tantos ayer Falcao, lo que pasa es que le anularon dos, ojito al dato). Debut en casa en competición liguera, y baloncito firmado por sus compis que se lleva ya el pibe. Huele a crack total por todos lados. Además, el colombiano tiene una virtud muy valiosa en estos tiempos que corren hoy en día: no es un tipo para nada vanidoso ni engreído. No va perdonando vidas por ahí, no reprocha nada a sus compañeros, no le protesta absolutamente nada a los árbitros. Él se dedica a lo suyo, y punto. Y como el jugar al fútbol lo hace como una puta máquina, pues da gusto el pagar una entrada por ver a un tipo así con la rojiblanca puesta. Que Dios nos lo conserve muchos años, o, al menos, que lo intente, que estando los delincuentes en el palco, ya se sabe …

El broche de oro final lo puso otro de mis jugadores debilidad, Adrián, que remató de cabeza otro maravilloso centro del turco, que estuvo espléndido toda la tarde. Como espléndida estuvo luego la selección de basket. Y, a todo esto, que los vikis palman frente a los granotas (Ballesteros, eres mi puto ídolo). De postre, vi un precioso Athletic- Betis (partidazo de verdiblancos, qué manera de jugar al fútbol también de los de Mel) ¿Alguien se acordó de que al día siguiente era lunes?

EL CRACK DEL PARTIDO:

Radamel Falcao. Ahora todos los vikingos de la oficina empiezan a no reírse tanto de mí cuando les dije que no era tan caro el colombiano por 40 kilos. Eso sí, que nadie se olvide de Arda ni de Diego.

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO:

Filipe Luis tiene que ser más profundo cuando sube la banda, ya que la mayoría de sus centros tienden a ser intrascendentes. Y Reyes, o se acopla a la nueva forma de jugar del equipo (tiene cualidades técnicas de sobra para hacerlo), o para mi es carne de suplencia. Que espabile. Y es la primera vez en mi vida que veo que un rival no tiene ni siquiera una triste ocasión de gol que llevarse a la boca. Courtois fue un simple espectador más.

ÁRBITRO:

Un tal Iglesias Villanueva. Tenía un juez de línea en la primera parte con el banderín un tanto suelto, que nos costó la anulación de un tanto legal. Por lo demás, sin complicaciones.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO ( - 1 GRADO).

Le subo dos grados, porque yo personalmente a los equipos de Cúper les tengo un pánico horroroso (aún tengo pesadillas con los griegos el año pasado). Se nos dan siempre fatal.

El próximo rival, el Sporting, que viene sin estrenar su casillero de puntos. El equipo tiene que seguir en esta línea de juego, y con esa intención y filosofía del mismo. Tiene muy buena pinta todo este año. Y ya es hora de que disfrutemos, pero de verdad.


6 comentarios:

sentir1907 dijo...

¡ Me gusta el futbol , los domingos por la tarde en el calderon ¡¡¡

Emilio dijo...

Ha vuelto el fútbol al Calderón, Don Tomi. Habíamos perdido la esperanza de volver a verlo con regularidad, nos contentábamos con poco, un controlcito, un remate meritorio...Quite, quite, ha vuelto el fútbol y parece que para quedarse y para que usted lo cuente tan bien como suele.

Sin ánimo de lanzar campanas al vuelo (ya sabe usted lo duras que son ciertas caídas), esto tiene muy buen pinta, sí señor.

Un abrazo

Adal dijo...

Creo que vamos por buen camino y que este año podemos mejorar los resultado de anteriores temporadas en Liga, jugando y marcando así tenemos que terminar más arriba del séptimo puesto, prefiero no aventuar en cuál.

Me uno a la Ballesterosmanía, uno así en cada partido y Mourinho acaba comiendo Sugus de piña con bacalao en su tierra.

Un abrazo

Julio dijo...

Estamos todos encantados, don Tomi. Qué dure la fiesta, eso es lo que hace falta. Desde luego que el presente es esperanzador.

Estoy de acuerdo con usted en que Arda tomó las riendas del encuentro en la segunda parte. Me gustó mucho el turco y eso que creo que aún no ha terminado de encontrar el sitio.

Aquí tiene el enlace de la fotografía del Ratón y del Cacho. Para enmarcarla!

http://www.resultados-futbol.com/foto/ayala-heredia-vaya-crak_275583

Un abrazo.

miguel diaz dijo...

Que tal Tomi,

Completamente de acuerdo con el tema Reyes, con Arda Turán y Diego, ha perdido presencia. Esperemos que Manzano le encuentre un buen sitio. También coincido con tu apreciación sobre Filipe Luis, tiene que atreverse más, porque calidad le sobra. Aunque creo que con Silvio, la banda derecha será más protagonista que la izquierda.

En cuanto a este Atleti, cuándo fue la última vez que se vio sacar el balón jugado desde la defensa?

El equipo irá a mejor todavía.

un abrazo
miguel

Anónimo dijo...

Radamel,Radameeel.
Radamel,TE QUIEROOOOO.

No me olvido de mis citas, pero me he roto el puto gemelo y no tengo movilidad. Hay pendientes unas birras y unas bravas y unos zarajos y unas anchoitas. Y UNAS RISAS, COJONEEEES.

Un abraxo de Stéfano il bello Torrisi.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8