1 de diciembre de 2011

Celtic 0 - Atleti 1. ¡¡Clasificados!!

Les reconozco que, tras la dolorosa a la par que injustísima derrota de Udine, tenía mis serias dudas sobre si lograríamos la clasificación final o no, pero al final, al menos aquí, en Europa, el objetivo se va cumpliendo y ya hemos conseguido el pase a las eliminatorias de muerte súbita directamente. Les recuerdo que el largo y tortuoso camino empezó allá por el mes de Julio, pero, de momento, seguimos con paso firme en la competición.

Además, logramos la clasificación en un campo mítico, en un ambiente, eso sí, menos mítico, y frente a un rival que lo único que conserva de mágico es su uniforme y al déspota con aires de genio mosqueado Samaras, uno de esos tipos que uno tiene la impresión de que podría haber llegado a ser mucho más de lo que ha sido, ya que de talento y clase anda sobrado. Ahora que ando viendo la 5ª temporada de la serie “Perdidos” (cuyo título encaja a la perfección con la situación en la que se encuentra en los últimos años en Liga el Atleti, completamente perdido por la clasificación), cada vez que le enfocaban me recordaba a mi personaje favorito de la misma, James Swayer. Ya ven. Enfermo que está uno.

No me voy a pegar una crónica megachachichupipiruli del partido de ayer, porque no lo merece. El Atleti jugó un partido serio, que no brillante, mereció ganar, en algún achuchón de esos típicamente británicos, en los que tienes a once pibes metidos en tu área colgando balones y sacando córners sin parar como posesos, nos pudieron empatar, Courtois estuvo bien, Godín no le dio por hacer cesiones a lo Laudrup, pero seguimos teniendo un defecto que nos está costando demasiados disgustos ya este año: necesitamos 1452 ocasiones de gol para conseguir uno. En el caso de Salvio, multipliquen esa cantidad por dos, por favor.

Curioso el caso del argentino: tiene velocidad mezclada con atolondramiento, regate mezclado con torpeza, interesantes gestos técnicos mezclados con churrimorenas tipo Perea, es incansable en su lucha, incordia hasta llegar a molestar la vista de los propios seguidores rojiblancos, pero, a la hora de definir, es sencillamente malo hasta decir basta. Ayer, al minuto de juego, falló un tanto, desde el borde del área pequeña, con la cabeza, con un balón manso, perfectamente a hueving para introducirlo en la portería, pero nada, que el muchacho se empeña en echar todo lo que pilla fuera de la misma, y, lo que es peor, en algunos casos tiende hasta, inclusive, realizarlo cuanto más lejos, mejor.

Conste que yo soy de los que piensa que estas cosas, con entrenamiento, trabajo y confianza, se pueden y se deben mejorar. Recuerdo, por ejemplo, que Futre tenía menos gol en sus orígenes iba a decir que el propio Salvio, pero eso sería ya exagerar en plan sevillano. Sin embargo, lo que son las cosas, se cruzó en su camino un tal Don Luis Aragonés (en pie, por favor) y le empezó a convencer de lo contrario, haciéndole jugar cambiado de banda y ensayando unos contra uno. El portugués no es que pillase la bota de oro a partir de entonces, pero sí que mejoró sus números anotadores considerablemente. Ahí es donde se ve la mano de un grande entre los grandes, señor Manzaneque.

Así que, el partido discurrió entre ocasión va, ocasión viene, bajo la batuta de un sensacional Diego (el crack de la noche), balones que se pasean por el área escocesa, el portero que hacía de vez en cuando una de las suyas, su defensa que tampoco era para tirar cohetes, hasta que apareció Arda, recogió un rechace desde el borde del área, pegó un zambombazo al balón lleno de clase, un defensor escocés se disfrazó de nueve, agachándose ante el balón en vez de dejar que le diese el mismo, su portero que no reacciona a tiempo, y chicharrazo que te crió.

Celebré el gol de una manera especial, más que por lo que significaba en sí (que también), por el hombre que había conseguido el mismo, mi Arda Turan, jugador que, como saben, está empleándose a fondo en conquistar cada día que pasa un poquito más mi corazón colchonerito. Era el 0-1, mediada la primera parte, y la cosa anduvo durante el resto del encuentro más cerca del 0-2 que del empate.

Manzano sacó a Falcao por Adrián, y el colombiano provocó una ocasión en la que el balón da en un defensa escocés de forma involuntaria dentro del área (para mi no es penalti, conste en acta) y, al final, aunque estaban algunos de los ingredientes para que aquello se hubiese convertido en una batalla épica (escenario, viento infernal, jarreo de lluvia constante, el portero local que sube también a rematarlo todo), todo aquello se transformó en nuestra primera victoria visitante en 3 meses, ¡y con la puerta a cero!

Así que, enhorabuena a los premiados, porque el grupo no era tan fácil como se presuponía, y a ver si conseguimos el primer puesto (condición aconsejable aunque no imprescindible). Aunque, bien pensado, siempre que los nuestros salgan con la rojiblanca puesta, la victoria debe de ser imprescindible, qué carallo, nos juguemos lo que nos juguemos, y máxime en el Coliseum Madrileño por Excelencia, oséase, el Vicente Calderón.

Así que me despido no sin antes congratularme de cómo mola volver a jugar un encuentro normal, frente a un rival noble y pundonoroso, en un entorno ya normal, y sin posteriores machachonas y absurdas tertulias analizando si al nene con el siete le duele mucho el tobillito (no le dolió en exceso nada más acabar el encuentro, que se piró a Londres a lucir modelito o después al día siguiente en la gala de los premios del AS, qué cosas que tiene la vida), se ha peinado esta vez hacia la derecha, hacia la izquierda o si estamos ante el mejor equipo de la historia o del universo. Qué bonita es la vida apartada de fuleros. Gracias, Dios, por hacerme terrenal y normal.

7 comentarios:

VJ#1 dijo...

Joder, ¿de Mario Suárez no dices nada? Cada vez que tocaba el balón yo hablaba un idioma nuevo... A Salvio se le vio con muchas ganas, aunque eso por sí solo no sirva para ganar nada.

El Celtic es un grandísimo histórico, pero hoy en día no está para Europa. El Atleti hizo un partido no demasiado brillante, que ganó gracias a dos errores del rival, lo cual no es muy halagüeño... tampoco las condiciones eran las mejores.

Si en vez de Mario Suárez hubiese un tío que pasase bien... en fin. Para éste parece que el entrenador no tiene rotaciones.

Emilio dijo...

Pues a mi Samaras, jugador que siempre me ha gustado por otra parte, se me parece a Morientes en plan rockero, Don Tomi. Supere usted ese nivel de enfermedad, oiga.

Un abrazo

Tomi Soprano dijo...

VJ1, hoy me he levantado de buen humor, y no tenía ganas de amargármelo. Eso se me da mejor los lunes. De todas formas, usted, del cual presumo que es uno de mis mejores seguidores, sabe que el Sr. Suárez me parece un jugador terriblmente intrascendente, blando como una gominola, y que no le veo absolutamente ningún mérito para estar donde está, salvo que sea familiar de Manzaneque.

Don Emilio, me gusta también su comparación, si señor. Sería un Morientes pero con más mala leche. :-))

Un abrazo.

VJ#1 dijo...

¿Intrascendente? Si pasase desapercibido sería un mal menor, pero sus errores pueden costar muy caro...

Y yo le comentaba a un amigo que en le primer partido de la temporada, contra Osasuna, todos los balones de ataque pasaban por sus pies y que le vi en forma... madre mía, qué sería de nosotros sin los fichajes de este año.

Tomi Soprano dijo...

VJ#1, a mi el año pasado no me disgustó. Y si le digo mi lista de grandes cracks que fueron unos chascos de tomo y lomo, fliparía. Así a vuela pluma Kezman, Ibagaza, ¡¡Pernía!! ... Y este año también confiaba ciegamente en Gabi. La putada es que la venda se está desenrollando jornada tras jornada.

Julio dijo...

El último párrafo es el que más me ha gustado, don Tomi. Nada que añadir.

Aún no me había sentado a ver el partido y, por el rabillo del ojo, como Andújar vi a Salvio echar el balón fuera. Oiga, no me lo creía. Pensaba que había pitado fuera de juego. En fin.

Me alegro por el Atleti, por usted y por Turan de que marcara ayer su primer gol como rojiblanco. Espero, eso que sea el primero de muchos.

Abrazos.

sentir1907 dijo...

Oleeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee ¡¡ ese atleti clasificados practicamente ¡ sabes algo ? quiero que ganeis la europa league sin lugar a dudas , pero si no la ganaba mi atleti ¡ queria que la ganase el celtic ¡ tenemos cierta afinidad con los escoceses , nos vestimos de verde y blanco gracias a ellos ¡ Pero claro esta mi glorioso atleti esta antesssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss , aunque rojiblanco.... esos colores no sean muy gratos para mi ¡¡ jajajajaj pero bueno es a rayas no es como los de los vecinos de aki ¡¡ jejeje Saludosssssssssssssssss ¡¡

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8