9 de marzo de 2014

CELTA 0 - ATLETI 2. Villa hizo de Diego Costa.


 Sí. Ese chaval acabado, que no da un puntapié a un bote y que seguramente no vaya a ir al Mundial, porque la memoria en este país es muy frágil y muchos de los caducos y trasnochados periolistos le estén enterrando a cal viva, resulta que ayer, que era uno de los partidos en los que realmente le necesitábamos más que yo una cañita en un día de resaca para empezar a ser persona, no nos defraudó en absoluto, y anotó los dos goles que sentenciaron el partido. El primero de ellos, en una jugada también para valorar la figura de Gabi, que roba un balón que casi nadie daría importancia en el centro del campo, sigue presionando al lateral “Jonny perdió su balón”, fuerza con dicha presión el error de éste, y todo lo demás corre cuenta del Guaje, que está rápido, concentrado, incisivo y matador. Parece que no anda por ahí, pero sí, señores, lo que siempre les comento: el que tuvo, retuvo.  Esto era ya en el minuto casi 20 de la segunda parte. Y decidió un partido muy clásico del Atleti en la presente temporada: primera parte de control sin morder demasiado arriba (salvo un tiro desde Pamplona de Raúl García que casi sorprende a Joel y otro de Koke que desvía lo justo el buen guardameta local), segunda parte decidida a por el encuentro y, esta vez sí, el Cholo estuvo inmenso en los cambios que realizó, especialmente en la entrada de Sosa, que aportó muchísimo en los minutos que estuvo en el terreno de juego.

Por su parte, el Celta se disfrazó un poco del Atleti, fue un equipo duro (que no violento, Sr. Vikingotti), intentó tener sus chances (siempre perfectamente solventadas por Courtois, el par que tuvo, vamos, tampoco se vayan a creer) pero todo el tiempo dio la impresión de que el Atleti, en cuanto diera el primer zarpazo, sería el definitivo. Si, para colmo, dos minutos más tarde de ese primer tanto que tan mal les he relatado, en una perfecta jugada de ataque protagonizada por Gabi, centro maravilloso de Sosa y remate letal de Villa, aprovechándose de un majestuoso movimiento en ataque de todo lo que haces lo haces bien Raúl García. Empieza a ser tan determinante el navarrico, que ya su titularidad no sorprende ni a la manada de dóbermans que ladraba en su contra en la maravillosa grada del Calderón. Ya saben lo que dice el refrán: ladran, luego Raúl García.

Y ahí se acabó el encuentro. Un partido que se resolvió relativamente más fácil de lo esperado, frente a un buen rival que tuvo como hándicap que su delantero centro Charles, en muchos momentos, especialmente de la primera parte, confundió la velocidad con el tocino, dando más coces que jugando al fútbol realmente, y tres puntazos de oro que nos llevamos y que nos sirven para seguir a tope en la lucha por seguir soñando.  Ya saben cómo funciona esto: ¿Qué nos echan una paletada de tierra para enterrarnos? Nosotros damos dos puñetazos hacia arriba y seguimos respirando. Con siete pares.

EL CRACK DEL PARTIDO: Muy buen encuentro de Alderweild, especialmente atinado en el desplazamiento del balón en largo cambiando la orientación del juego, buen partido de Gabi y Mario Suárez, a pesar de las tarjetitas con que decidió obsequiarles esa caja de sorpresa llamada Mateo Lahoz, Diego Ribas que fue de menos a más, bien el resto, pero sobresaliente David Villa. Se demostró que se puede contar con él. Si hay ocasiones, él se encarga de los chicharros.

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO: Imagino que para la gente que llenó las gradas de Balaídos. Uno conoce bien esa ciudad y a su gente, y es muy difícil que presente un aspecto así. Dice mucho del tirón recuperado por los nuestros.

ÁRBITRO: Mateu Lahoz. La rula que se toma antes de los partidos le hizo un efecto inmediato, porque todavía ando explicándome el por qué le sacó la tarjeta amarilla a nuestro capi Gabi por decir “mano” nada más comenzar el partido (que, por cierto, la mano era, para más inri). Menos mal que solo se debió de tomar una ruleja, porque, cuando se le pasó el efecto, ya arbitro con bastante normalidad. Sí. El público local vio unas 345 manos nuestras, pero, créanme, las que realmente fueron, eran absolutamente involuntarias. Y no es pasión de madre, no.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO (+ 28 GRADOS).

Partido de obligado cumplimiento, no se toca. Ya todos son muy importantes, sí, pero el Atleti es el Atleti, y no podemos estar regalando grados sin ton ni son.

Y el martes, un encuentro maravillosamente clave. La Champions vuelve al Calderón, y por todo lo alto. El Milán viene a morir. El pasado sábado reservó prácticamente a su once de gala. El Atleti tiene una cita con la historia. Sigamos escribiéndola, pues.

6 comentarios:

VJ+AC dijo...

Qué bien está Raúl, coño. De David no voy a decir nada porque no se puede dudar de él. Si la jornada pasada Gabi se sacó un tiro de los que me gustan, esta jornada ha sido Filipe, lástima que no haya acabado en gol.

Ahora toca Milán.

sentir1907 dijo...

La primera parte estuvo un poco complicada , menos mal que en la segunda salió a relucir la máquina colchonera ¡¡ , y que bien nos vino esta victoria por nuestros intereses ¡¡
Además me alegré mucho que ganásteis aparte porque soy anti-fútbol gallego ¡¡¡
Saludos ¡¡¡

Roberto mollet romero dijo...

¡Ya está aquí el tan ansiado 4º capítulo de @UPP_LaSerie! Risas, aventuras, personajes nuevos y temazos!

https://www.youtube.com/watch?v=Zi4zOkujBwk

Paul Marble dijo...

No sé si vieron el partido a través del Digital +. Si lo hicieron y escucharon los comentarios se quedarían atónitos con los comentarios del narrador hacia David Villa. Poco menos que lo tildó de acabado. Curiosamente, en la segunda parte, tras los goles, hablaba de la calidad a raudales que destilaba el asturiano.
Como dice el Cholo: “no les hagan caso”.
Un abrazo y ¡FORZA ATLETI SIEMPRE!.

Tomi Soprano dijo...

Yo lo veo siempre a través de Digital +, pero suelo escuchar a tu "amigo" (no tanto mío) Petón, que, cuando no está zampando bollos sin parar, suele decir algo coherente de vez en cuando. De todas formas, en Digital + suele comentar también los partidos Manu Sarabia, que suele hablar del Atleti siempre de putísima madre. Fue un gran futbolista, y de comentarista es un tipo que me encanta.

Paul Marble dijo...

Hablo del narrador, no del comentarista. Como tal, Sarabia está bastante bien.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8