14 de abril de 2014

Getafe 0 - Atleti 2. Paso de gigante.

Ya sé que debemos de ir de final a final, pero el triunfo ayer en Getafe suena a música celestial. Por primera vez, tengo la sensación de que el título de Liga puede ser nuestro de verdad. Ayer vencimos con relativa comodidad frente a un Getafe espantoso, en mi humilde opinión, y que tiene una importante empanada mental al confundir intensidad con agresividad mal hecha. Si solamente en eso se va a notar la mano de Contra, van a Segunda de cabeza, porque lo que es jugar al fútbol, no lo hacen ni un pimiento.

 

El Atleti, por su parte, controló el partido a su antojo de principio a fin, siendo, una vez más, Courtois prácticamente un simple espectador, salvo en un remate a bocajarro de Juan Rodríguez, ya en la segunda parte, que solventó con su solvencia habitual el belga. No  realizó nuestro equipo un fútbol fluido pero si efectivo, a pesar de que siempre me daba la impresión de que el balón no rodaba con claridad en el maltrecho césped del Coliseum, que yo creo que habría  un 50% de aficionados seguidores  de cada equipo (y eso que el melón de su presidente sigue con la manía de poner esos precios, si no ayer hubiese hecho un taquillón del doce, así le va él y a su equipo), lo cual, considerando la paliza del miércoles  pasado, tiene un mérito acojonante.

 

El primer aviso serio lo dio Godín, tras un centro de Koke, cuyo remate lo sacó Codina como pudo. Dio igual, era crónica de una muerte anunciada. Allá por el minuto 40, Juanfran lanza un centro hacia el área, Codina salió a pedirle un autógrafo a Godín, y el uruguayo le dijo que se esperase, que antes tenía  que rematar el tanto a la red. La temporada que está haciendo Godín es un auténtico flipe, y esa celebración con toda la peña del FA señalándose su escudo es sinónimo de que algo muy grande está a punto de suceder. Delirio total. Cada victoria cada vez  va teniendo un sabor más especial.

 

En la segunda parte el Getafe intentó inquietar un poco al Atleti, pero apenas lo consiguió, hasta que en el 65 los azulones cometen un doble penalti sobre Diego Costa y Miranda, y el árbitro señala la pena máxima y expulsa a Alexis. Diego Costa lo lanza como de costumbre, es decir, mal, y el rechace de Codina tampoco lo puede aprovechar Raúl García. No sé cuántos penaltis tiene que fallar más el bueno del de Lagarto para que sea otro la primera opción a la hora de lanzar las penas máximas. Tendremos que seguir esperando, pues.

 

Faltando seis minutos llegó la sentencia definitiva, en un precioso balón que Adrián le puso a Diego Costa, éste se lanzó a por el balón como si se tratase de la final del Mundial de fútbol y del último minuto con  empate a cero en el marcador, y consiguió el tanto y dejarse la rodilla frente al poste de la meta local. La sangre y las manos a la cabeza de Luis Filipe exclamando “madre mía” hizo presagiar lo peor: falsa alarma, no es más que un simple golpe para la pantera. Eso sí, para mi que el palo de la portería en la que se  chocó ha quedado completamente desnivelado. Los cuidadores del campo del Geta aún continúan revisándolo.

 

Poco más que contarles. Esto pinta de cine. Es la primera vez  que lo veo muy al alcance. Comienza la cuenta atrás. Queda una jornada menos, y seguimos de líderes. Es lo que cuenta.

 

EL CRACK DEL PARTIDO: Me gustó muchísimo Koke, pero se lo doy al gran  Godín. Un central comprometido, concentrado, rápido, muy peligroso en ataque, seguro en el  cruce, y hasta con  ataques de raza cuando le da  por subir el balón con él controlado hacia adelante que resultan sencillamente entusiasmantes. Sin lugar a dudas, uno de mis elegidos.

 

LA DECEPCIÓN DEL  ENCUENTRO: El Getafe. Son carne de segunda. Lo siento, pero es lo que vi. El cambio de entrenador no es que les haya sentado mal. Lo siguiente.

 

ÁRBITRO: Fernández Borbalán. Para mi se pasó en la expulsión de Alexis, pero por lo demás, no estuvo del todo mal el hombre.

 

TERMÓMETRO ROJIBLANCO: (+33 GRADOS).

Estaba bastante desactualizada la cosa. Andábamos por 28, había que subirlo 3 grados por la victoria en Bilbao, la victoria del Vila-Real era de obligado cumplimiento, y, como ando generoso, le damos un par de gradejos más por el triunfo de ayer. Como pueden comprobar, el verano se ha instalado en su totalidad  en la ribera del Manzanares. Pónganse morenos, pues.

 

Y el viernes santo, el Elche. Nuevo pasito más para la cuenta atrás. No podemos  fallar. Y no lo vamos a hacer. Estoy completamente seguro de ello.

 

10 comentarios:

Paul Marble dijo...

Partido muy serio ayer. El rival estuvo controlado en todo momento. Se jugó a medio gas, ya que el esfuerzo de la Champions nos dejó algo tocados.
El partido de Getafe supuso el debut de los Dalton en "desplazamientos". ¡Bien por ellos!
Bien por la temperatura.
Un abrazo y vayamos ahora final a final, disfrutando de cada momento, pero siempre hacia la victoria.

Tomi Soprano dijo...

Los Dalton van a vivir la página más maravillosa de nuestra historia, ya lo veras ...

Paul Marble dijo...

¡Ojalá! De todas formas, en sus casi ocho años no les ha ido nada mal. Ni con el Atlético, ni con la Selección.
Cuando les contamos que el Atlético ha estado en Segunda, creen que les estamos engañando.
Un abrazo.

sentir1907 dijo...

Yo creo que los cules no son rivales ya para vosotros , hay que preocuparse más de vuestros queridos vecinitos , los blanquitos guarros esos .....
Saludos ¡¡¡

Paul Marble dijo...

Dos nuevas perlas del Cholo:
"Yo les invito a todos a ir a la cancha el viernes. No hay Semana Santa, no hay vacaciones. Vuelvan de donde están. Si están en Marbella vuelvan. De allá donde estén, de allá donde elijan ir vuelvan. Ese día hay que estar y no hay otra solución".

"Yo, si sería sinceramente hincha del Atlético de Madrid hablaría con mi mujer ...Le diría vamos a Valencia a Levante ... a la playa un ratito ...Nos vamos el día antes ... Si no hay plata dormimos en el auto. Nos comemos un sandwich y nos vamos a la cancha. Hay que ir. ¿Cómo no van a venir?. No hay otra cosa. De acá al 18 de mayo no hay otra cosa. No se puede dormir, no se puede comer ... Hay que ir a la cancha. Vestido de rojiblanco, con las banderas ... Hay que ir".

Anónimo dijo...

Aparte de que no ha ido nunca con nosotros, nosostros no podemos presumir ni sacar pecho. Queda muchísimo por remar y no hemos ganado nada todavía. Sin ir más lejos el próximo rival en casa se juega mucho, aparte de ser un buen rival. ¿Quién nos dice que estamos libres de repetir un espanto como los de Almería o Pamplona?

No existe nada más allá del partido del viernes. Humildad, máxima concentración y máxima intensidad desde el minuto cero.

Nos estamos ganado el derecho a soñar y a que ningún periodista o árbitro resentido decida nuestro destino. Mucho cuidado con todos ellos.

¡¡¡¡¡VAMOS ATLETI, LA LUCHA NO ACABÓ, MÁS FUERTE AHORA!!!

Paul Marble dijo...

Final a final.

Anónimo dijo...

Y es que cuando uno ve las cosas posibles es cuando más peligro hay. Te dejas llevar por la confianza y entonces viene la gran cagada y si metes la pata a estas alturas ya no hay vuelta atrás. Y da mucho miedo acordarse del partido de Pamplona o de Almería. Y da mucho miedo sabiendo los arbitrajes que recibimos. Y da mucho miedo teniendo la actitud periodística hacia nuestro equipo.

Por eso, solo podemos trabajar el triple cada día, ser humildes y traducirlo en 95 minutos a pleno pulmón el viernes.

Tomi Soprano dijo...

Yo lo del Cholo es que ya no tengo palabras para describirlo ... Por cierto, Don Pablo, si no pasa nada raro, seré uno de los que se va a pasar la Semana Santa en el Calderón. Le mantendré informado ...

Paul Marble dijo...

Pues nos tomamos una … s cuantas. Me parece que el viernes va a estar el Calderón a reventar. Se lo merecen nuestros muchachos.
Manténgame informado.
Un abrazo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8