14 de septiembre de 2014

Real Madrid 1 -Atleti 2. ¿Tuxán? ¿Tuján? ¿Tuflán?


¿No querían rival digno? Pues ahí lo tienen. Ración triple de dolor de muelas. Es curioso: ahora que los derbis sí que tienen el máximo nivel deportivo (a ver quién es el guapo que me vuelve a discutir cuál es el mejor derbi del mundo, cuando en éste resulta que se juegan cosas tan intrascendentes como Ligas, finales de Copa y de Champions, casi ná) resulta que en las gradas ha perdido cantidad de sabor, sobre todo por la no presencia del Frente Atlético (la verdad es que por la parte local sigue todo igual de insípida y patética, para qué lo vamos a negar). ¡Qué tiempos aquellos del gallinero en que el 2.500 Atléticos dábamos ejemplares lecciones de animación, frente a la atónita y perpleja mirada de la vikingada! Otro de los grandes valores que se están perdiendo en este rollo del jurgol modelno. Una lástima. La culpa, del vendecamisetas de turno y sus amables precios de las localidades. Que siga la fiesta.

Futbolísticamente hablando, los comienzos ahora de los derbis ya yo son la típica salida en tromba de los locales en las que nos solían arrasar por completo y casi daban el encuentro por finiquitado. Ahora el respeto es máximo. El Madrid intenta controlar el juego sin atreverse demasiado, no vaya ser que …. El Atleti, por su parte, se estructura perfectamente en el campo hasta que empieza a mover sus filas, atormentando a su rival.

A los 10 minutos, sin embargo, un sudor frío arrasó Chamartín. Córner a favor del Atleti. “Te cagas”, decía el uno. “Ya empezamos” decía el otro. “Por qué siempre a nosotros” balbuceaba el de más allá. La fórmula nunca falla. Guante de Koke al primer palo, y esta vez Tiago se adelanta a todo el mundo para cabecear sin piedad el 0-1 en el marcador. No quiero entrar en debates que ni me va ni me vienen, pero ahí el “Santo” poco puede hacer, nada más que eso … Rezar, y aplaudir.

Sin embargo, he de reconocer que el equipo no me gustó nada en la primera parte a partir de ese instante. Ojo. Nada que objetar en misiones defensivas, conste, pero en las constructivas, el equipo fue un desastre, las cosas como son. Y es que cuando Gabi no anda fino, los nuestros se resienten demasiado. El balón comenzó a ser ese extraño enemigo,  lo cual jugando así frente al rival de turno, hace que el tema se complique en exceso. A los 23 minutos Moya se lució en lanzamiento de falta de DumboBale. Un par de minutejos después, jaimitada de Siquieria cometiendo ese tonto pero claro penalti que supuso el empate a uno obra de ese tipo que tantísima pereza me da siempre escribir.

A partir de ahí, los peores minutos colchoneros, casi tumbados bajo la lona, pero que los Benzemás de turno no supieron aprovechar, topándose siempre con un inspiradísimo Moyá.  

No obstante, a los 38 minutos, Jiménez se pudo plantar solo ante Casillas, pero la verdad es que tras contemplar la ejecución de la jugada del mejicano, empecé a dudar siquiera de la condición de futbolista del mismo. Confiemos, no obstante, en la palabra del Cholo.

Poco más que comentar del primer tiempo, en las que todas nuestras esperanzas estaban puestas en el banquillo.

Y, como resulta obvio, el Mono movió sus piezas y el equipo empezó a ser otro. Salieron dos de los nuevos fichajes, Griezmann, que le dio profundidad y rapidez al equipo, y un turco que no recuerdo muy bien su nombre … ¿Cómo se llamaba? ¿Arda puede ser? Si, eso era. Arda. Arda Tudán… Tulán … o Tugán … No no … Tucán .... Joder, que no me acuerdo. Da igual. El caso es  que tiene buena pinta el turco ese, hostia. Qué pausa le dio al encuentro, cómo nos hizo tener la pelota y dominar la situación, cómo avisó en un remate super colocado que salió lamiendo el palo en un buen centro de Griezman (minuto 27 de la segunda parte) y, especialmente, qué golazo metió en el 31, en una primorosa jugada de esos que no sabemos más que dar patadas … Si claro … Al balón, añado. Qué combinación entre Griezman viendo el desmarque de Juanfran, que buen centro mete, cómo Raúl García deja pasar el balón mientras las vikingas andaban haciéndose selfies de esos, y qué remate final duro y ajustado de ¿Tugán? batiendo sin remisión al Natillas. 1-2, que bien pudo ser hasta un 1-3 si Griezman después de ridiculizar al homínido defensa central ese que también me da tanta pereza el escribir acierta a plasmarlo en el marcador. Mientras, la vikingada, a desfilar a casita, que se hace tarde y todavía hay que cenar. Ni siquiera un pequeño achuchón final por parte local les convenció. Mañana les esperará otro día duro en la oficina. “Rival digno” que lo llaman … Ya comprenderán …

EL CRACK DEL PARTIDO: Imperiales Godín y Miranda, nuevo recital de Tiago (¡Qué cinco, madre, qué cinco!), pero la especial mención es para nuestras dos nuevas adquisiciones. Por un lado, Moyá, que les reconozco que no tenía grandes esperanzas puestas en él, pero los que saben de fútbol (mi hermano Manolo en especial, vamos)  me decían que estuviese tranquilo, que era un porterazo como la copa de un pino. Y tranquilo me he quedado, pues. No es Courtois, especialmente  en el dominio del juego aéreo, pero bajo los palos, de momento, no echo de menos al belga, y decir eso son palabras mayores, porque tiene un mérito acojonante teniendo en cuenta las pocas ocasiones que concedemos.
El otro es el turco ese …  El tal Arda Tuñán. Y el caso es que me recuerda a otro que tuvimos no hace demasiado tiempo. Esa manera de desenvolverse en el campo, esa contagiosa sonrisa aún en los momentos más complicados, esa técnica deliciosa, ese trato exquisito al balón, ese aspecto físico culongo tan desenfadado … ¡Turán! Coño. Se llama Turán, y ahora le recuerdo tras su inolvidable recital en Stamford Bridge. Es él, sin duda. Qué pena que le disfrutemos tan de vez en cuando, porque por él merece la pena todo.

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO: El mal partido de Gabi (no ha empezado fino nuestro Capi, pero da igual, nuestra confianza en él es inabordable) y prefiero contenerme y no mentar todavía al que se enfrentaba a su equipo del alma. Contente, Tomi, contente.

ÁRBITRO: Mateu. Buen arbitraje en líneas generales, y no, por favor, no me enseñen esas moñadas de agarroncitos dentro del área, que a mi no me gusta perder el tiempo con esas putas gilipolleces. Yo soy de la escuela del fútbol fuerte y recio de Artechembauer, no lo olviden.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO (+ 4 GRADOS).

Le subo más por la importancia y la dificultad de la victoria, que por el juego en sí mismo, pero ahí lo tienen. 4 gradazos más by de face.

Y el martes, comienza la Champions de nuevo, con un partido hecho a medida para nosotros frente al Olimpiakos en Grecia. Recuerden: “No parar hasta conquistar”.  

4 comentarios:

Paul Marble dijo...

Buenas, Maestro.
Floja primera parte, cierto; pero tengo la sensación que formaba parte del guion preparado. No obstante hubo algunos despistes gordos en un par de contras del madri$ (una el penalti y otra casi gol), que bien nos pudieron costar el partido. Con el Equipo a tope hubiéramos terminado 0-1 con toda la segunda parte para rematarles.
Enorme partido de Tiago. El mejor hasta que Arda empezó a bailarles.
Muy bien los cambios; especialmente el Gabi-Arda que nos dejó atónitos, que varió la posición de Koke y que decidió el partido.
Quiero destacar a Mateu Lahoz: pedazo de árbitro. El tío se equivoca, pero no mira el color de las camisetas. Da la impresión de disfrutar en el campo.
Un abrazo, gracias por la crónica y ¡FORZA ATLETI SIEMPRE!

BV(1+M+J)AC dijo...

Sobre el árbitro, me tocó bastante los 00 la tarjeta que sacó tras el penalty, partiéndose la caja. Muy poco profesional. Del penalty que no nos pitó, no digo nada, siempre que cuando sea al revés tampoco nos perjudique. Pero el codazo que se lleva Miranda (+tarjeta) eso sí que no tiene perdón, hasta Raúl se acerca y le dice "lo has visto" porque estaba a dos metros de la jugada. Y es que parece que ese tío tiene bula para todo.

Quizá hay venido bien el destierro de Simeone, como él mismo dijo, desde arriba se ve mejor y vio claro que tenía que poner a Arda. Contando, claro está, con la tranquilidad de tener en el banquillo a Germán Burgos, estoy seguro que es el mejor segundo de a bordo de toda la liga y sería mejor primer que muchos de los que hay.

Nada más. El objetivo ahora es la difícil plaza del Piraeus del tocapelotas afeminado ése. FUERTE ATLETI!!

sentir1907 dijo...

Tooooooooooooooooooooooooooma merengones guarros ¡¡¡¡¡
Se habéis enterado de una PUTA vez quién manda en la capital de España no ????? y en el cuernabéu donde más duele ¡¡¡ , me encanta ¡¡¡ que orgasmo futbolístico ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
Saludos ¡¡

JOSE I. FERNÁNDEZ dijo...

Qué grande eres con esos nombres que "tantísima pereza te da siempre escribir" :D

Han recuperado el rival digno, sin duda, algo que yo sólo había vivido cuando era un niño y por lo que doy gracias infinitas a Simeone por haberlo recuperado.

Ojo al dato: en el último año (de mayo de 2013 a septiembre de 2014) hemos gando al Real Madrid las mismas veces (4) que en los 21 años anteriores (de 1992 al 2013). Ganar en el Bernabéu siempre es una sensación increíble.

Y toda la razón con lo la pérdida de sabor en las gradas, pero si no bajan de los 70 pavos es normal. Sólo espero que de una vez por todas al sector madridista en el Calderón también le pongan las entradas a ese precio... o más.

Un abrazo Don Tomás, y no seas tan crítico con Ardita, que el año pasado jugó 47 partidos... Esa memoria que te falla. Será la edad :P

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8